Cenicienta – Capítulo 41: Noche (2)

Traducida por Den

Editada por Sakuya


Porque me metí en la cama, el dobladillo del negligé se subió y sentí las sábanas en mi piel desnuda. Estaba tan sorprendida que rápidamente me toqué la cadera.

¡No está aquí! ¡Mis bragas no están!

Esto se siente familiar.

¿Quizás los lazos estaban sueltos? ¿Se salieron cuando me metí en la cama?

Temerosa me toqué la cadera, pero solo pude sentir mi desnudez. Revisé mi alrededor, pero el resultado fue el mismo. No se habían deslizado dentro de las sábanas.

¿Qué debería hacer?

¿Realmente podía darle la bienvenida a Volker en un negligé de un dobladillo sospechoso y sin bragas, la primera noche?

La puerta se abrió y mi rostro se puso blanco de los nervios.

— ¿Fredericka…?

¡Wa wa waaa! Ese barítono era Volker, ¿no es así?

¿Marie podría haber regresado porque se olvidó de algo?

Incluso si olvidó algo, ella definitivamente no regresaría. Se suponía que no debía volver a las habitaciones hasta que Volker o yo la llamáramos por la mañana.

Soy tan consciente de su voz que estoy un poco avergonzada.

— ¿Fredericka, estás dormi…da?

No pude escuchar ningún paso porque el suelo estaba cubierto de una alfombra de felpa oscura, pero podía oír su voz acercándose. Hubo una interrupción, tragó saliva.

¿Las encontró? ¡Cómo me lo imaginaba!

¡Mis bragas!

Me puse rígida bajo de las sábanas.

¡¿Por qué soy así?! Aunque creo que soy una persona firme y estable, siempre fracaso en momentos importantes como este.

¡Padre, Madre, Fredericka ha hecho algo terrible!

Tenía miedo de haber sorprendido a Volker y estaba demasiado nerviosa para responder. Pero escuché una risa tranquila y la cama se hundió un poco.

—Señorita Fredericka, en realidad, recogí esto la noche anterior, ¿es suyo? —dijo su profunda voz mientras me acariciaba el hombro.

Nunca podría olvidar esas palabras. Me puse rígida cuando su mano acarició el lóbulo de mi oreja. Las palabras se deslizaron suavemente en mi corazón y me hicieron relajarme junto con su mano acariciándome.

—Fredericka, no lo había pensado en ese momento, pero quedé fascinado por tu sonrisa cuando me dijiste: “estoy contenta de que las haya recogido”. Desde entonces, amé tu sonrisa. ¿Por qué no dejas de esconderte y me enseñas tu cara?

¿Eso…? ¿No estás sorprendido?

Me giré y quité el futón que cubría mi cara.

Volker estaba sentado en el borde de la cama mirándome. Sus ojos eran amables, dulces y pacientes. Mi corazón apretó.

—Ven, Fredericka.

Extendió ambos brazos hacia mí como siempre hacía y salté hacia los brazos de Volker como un cachorro bien entrenado.

—Volker…

Me gustas.

Me gustas.

¡Te amo!

¿Por qué Volker tenía una expresión de sorpresa en su cara cuando estaba a punto de abrazarlo?

¿Era por el negligé? ¿O porque no llevaba mis bragas y se notaba?

Pero no me importa, estoy abrazada en sus poderosos brazos y me siento segura.

Me siento feliz.

Rápidamente comenzó a besarme.

Su lengua lamió mi boca. Mi mandíbula se sentía débil y no podía cerrar la boca. Saliva corrió por una esquina de mi boca.

¿No es raro que Volker me lama tanto? Nuestras lenguas se rozaban la una contra la otra, la mía era chupada.

¿Cuánto entrenaron la Guardia Real sus bocas y lenguas? Esta sensación en la boca es muy obsesiva.

Estaba en el regazo de Volker, mientras me besaba, su mano grande me acariciaba las nalgas. Las nalgas deben ser consecuencia del dobladillo alto del negligé. Con frecuencia sus dedos recorrían mi trasero y mi cuerpo reaccionaba.

¡Un lugar así, de ninguna manera! Aunque quería decirlo, mis labios estaban ocupados y los únicos sonidos se perdían entre gemidos.

¿Por qué solo el trasero y la boca? ¿En qué estaba pensando?

¿Estaba bien?

El musculoso pecho de Volker se frotó contra mis pechos. Me dolían los pechos. La piel estaba sensible y sentía un hormigueo. Cuando intentaba cubrir mi pecho, mi trasero era atacado. Pero mis pechos eran molestados cuando protegía mi trasero. Así que no podía evitar el placer y me estaba quedando sin aliento.

—Fumu, n ~u, ~u~, Vo~lker —grité. Hasta mi propia voz me sorprendió. ¿Qué clase de dulce voz fue esa?

— ¿Fredericka…? —Volker dejó de besarme. Me besó la frente y el pelo, mientras me escuchaba. A Volker realmente le gustaba besarme mucho.

—Ha~ estoy un poco sin aliento… Solo un poco más despacio…

Intenté respirar hondo, pero el aire no era suficiente.

—Lo siento; estoy un poco nervioso.

Me acarició suavemente la cabeza y la nariz. Encontré la mirada directa de Volker un poco embarazosa, no podía ser directa como Volker.

—Realmente me aprecias mucho, ¿no?

Como respuesta, acarició mi frente y mordió mi nariz, me abrazó fuertemente.

— ¿Por qué eres tan linda, Fredericka? ¿Qué voy a hacer contigo?

Me abrazó más fuerte mientras mordía mi oreja y chupaba mi cuello. Una extraña voz emergió de mí, no sé si fue linda pero no me importa lo que Volker haga conmigo.

—Fu~ an, Volker, estaría bien si estuvieras ebrio [1] de mí. — ¿Podía decir esto porque ya estaba ebria de Volker?

Separó mis piernas y mi cintura desnuda fue expuesta a Volker. Su mano se movió a mi lugar secreto donde su dedo recorrió la costura que ya estaba mojada con miel desbordada. Después de acariciar la carne exterior y dejando que su dedo se cubriera de miel, lo introdujo en mí.

— ¡Hyan~! —grité. Aunque, sabía que estaba ahí, la sensación de su dedo en mi cuerpo todavía era inesperada, grité fuerte.

Volker sacó su dedo.

— ¿Duele? —preguntó. Incluso la sensación de él sacando su dedo fue dulce.

—Ah~ no, no duele…

Tranquilizado, Volker empujó lentamente su dedo en mí para explorar.

Ah… Si lo haces tan lentamente… ¡Es extra!

Lentamente frotó las paredes vaginales, insertando y sacando con cuidado el dedo, la parte interior es apretada. ¿Huh? ¿Hay algo surgiendo de mi interior?

— ¡N ~a~ ya, a~a, ~!

Mi interior apretó alrededor del dedo de Volker. Mi cuerpo estaba electrificado, mis poros se abrían y sudaba. ¿Qué está pasando?

— ¿Se siente bien?

Hubo un sonido de succión cuando frotó su dedo dentro de mí con más fuerza.

Algo estaba tratando de tragarme con más fuerza que antes. Le pedí apresuradamente a Volker.

— ¡Oh! ¡Oh! Espera, es… algo… ¡aterrador!

Debido a mi repentino movimiento, el dedo de Volker se movió a una posición.

— ¡N a~, kya a~a ~! —gemí cuando las chispas brillaron frente a mis ojos, pero no hubo truenos, solo la sensación de electricidad corriendo a través de mí『biribiri y gyungyun』Un éxtasis inesperado me visitó.

— ¿Fredericka?

No tenía el control sobre mis músculos, Volker tuvo que ayudarme cuando estuve a punto de caer. No tenía fuerzas y mi cabeza era pesada. Sin embargo, mi vagina seguía apretando y relajando. Esto… se sintió muy bien.

— ¿Estás bien, Frederick? —preguntó Volker mientras me dejaba en la cama. Me miró ansioso. Qué extraño, mi cuerpo está muy cansado, pero hacía mucho calor entre mis piernas. ¿Así se sentía llegar al clímax?

Asentí, pero no pude deshacerme de la expresión de preocupación del rostro de Volker.

— ¿Debería llamar a alguien? —preguntó mientras salía de la cama y se ponía su bata.

—No, estoy indispuesta…

Solo que me vine por el dedo de Volker. ¿Podía decir eso en nuestra primera noche juntos?

Cuando miré a Volker, tenía un “estoy preocupado” claramente escrito en la cara. Lo más probable es que quiera detenerse y cuidar de mí. Ese era el tipo de persona que era Volker. Debería decirlo, ahora somos una pareja y no debería haber ninguna vergüenza.

—Los dedos de Volker se sentían tan bien… Solté una fuerte voz… —dije tímidamente.

La mandíbula de Volker cayó, pero inmediatamente se cubrió la boca y miró hacia otro lado. ¡Estaba avergonzado! ¡Así que podía ser tímido…!


Notas:

[1] La palabra japonesa utilizada aquí era melomelo メロメロ – significa estar ebrio de amor, enamorarse, abrazarse y así sucesivamente.

| Índice |

4 thoughts on “Cenicienta – Capítulo 41: Noche (2)

  1. YukiMiketsu says:

    Y a esta cenicienta se le caen las bragas en vez de la zapatilla de cristal xD
    Gracias por este maravilloso capitulo…. haaaa se puso buenoooo!!!! aunque volker siempre lo esta 😉

  2. Lirio Alicia says:

    Jajajajajaja Fredericka no logra mantener sus panties en su lugar 😅😅😅
    Amo a Volker 😘😘😘😘
    Gracias por la droga 😆😆😆

Responder a Evita Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *