Lucía – Capítulo 29: Damian (2)

Traducido por Maru

Editado por Tanuki


Un carruaje negro azabache cruzó las calles de Roam.

Echando un vistazo más de cerca al pequeño carruaje de madera negro, se podía encontrar el símbolo de un león negro dibujado en él.

El carruaje negro era tan fascinante que la gente dejó de hacer lo que estaban haciendo para mirarlo cuando apareció por primera vez. Continue reading

No quiero ser amada – Capítulo 85: La traición

Traducido por Maru

Editado por Sharon


La duquesa sabía que no podía evitar que Rihannan se fuera. Convencida de que la situación era inevitable, dio un paso atrás.

—Espero su regreso seguro, mi reina.

Rihannan asintió y siguió a la condesa al carruaje que viajaba al palacio. El lugar en el que residía la reina madre estaba ubicado en la montaña fría y se usaba principalmente para relajarse durante las temporadas de verano.

También era el lugar donde Rihannan descansó para cuidar su cuerpo mientras estaba embarazada. Continue reading

No quiero ser amada – Capítulo 84: Se lo debo a ella

Traducido por Maru

Editado por Sharon


—Cuánto tiempo sin verte, duquesa Cesley. Escuché que has vuelto a tu propiedad, pero aquí estás —sonrió la condesa.

—Sí. —La duquesa sonrió con rigidez—. Por orden de Su Majestad, he venido a servir a la reina, condesa Lausana.

Su conversación fue breve, pero Rihannan notó por el tono de la duquesa que sentía poco cariño por la otra mujer. Ella era el tipo de persona que trataba a todos con palabras amables y sonrisas, pero hacia la condesa, mostraba clara hostilidad. Continue reading

No quiero ser amada – Capítulo 83: Pensé que le gustaban los hombres

Traducido por Maru

Editado por Sharon


—Dios mío… ¿qué es todo esto…?

Al día siguiente, después de la partida de Igor, se presentaron numerosas ofertas. La seda hecha de materiales raros y los accesorios de primera línea descansaban silenciosamente sobre la mesa. Como dijo Igor, se había preparado de antemano.

Rihannan no tuvo más remedio que admitir que Igor nunca tuvo planes de arrastrar a la princesa de Crichton por el pie y cortarle el cuello. Si no, ¿por qué había renovado el Palacio de la Reina para la princesa hasta este punto?

—No tendrá que preocuparse por la falta de joyas por un tiempo después de la boda. ¿No es así, mi reina? —Los ojos de la duquesa sonrieron con una luz centelleante.

Rihannan se rio entre dientes.

—Es verdad.

Cogió una tela azul bellamente confeccionada. Desde la superficie, parecía simple, pero la textura de la tela hablaba de mucha profundidad. Estaba segura de que el diseñador pensó mucho durante la composición.

—No sé por qué me dijo esto ahora… hubiera sido genial si me hubiera informado antes —dijo Rihannan.

También podría haber sido más fácil decidir sobre los artículos que necesitaba para la preparación.

La duquesa sonrió.

—Tal vez Su Majestad se sintió avergonzado de decir sus pensamientos en voz alta.

—¿Perdón?

—De lo contrario, ¿por qué tuvo tantos problemas para decir algo cuando tenía muchos regalos preparados para la mujer que le gusta? —dijo la duquesa mientras una sonrisa juguetona cruzaba sus labios.

—No… creo que ese sea el caso.

—Mi reina, las mujeres no son las únicas que sienten vergüenza y timidez. Además, el rey nunca se había involucrado en una relación romántica. Probablemente esta es la primera vez que le dio un regalo a una mujer.

—De ninguna manera.

—¿No me cree? —preguntó tímidamente—. Hablo en serio. No estoy segura si lo sabía, pero todos pensamos que iba hacia el sexo opuesto y que no tenía interés en las mujeres. Algunos habíamos perdido la esperanza. Descubrir que pronto se casaría con una mujer realmente nos sorprendió. Esto era algo que tampoco esperábamos.

Y entonces sonó un golpe justo cuando Rihannan separó los labios, lista para responder que era ridículo.

Una de las muchas sirvientas entró en la habitación y entregó un mensaje:

—Su Majestad, la dama de honor de la anterior reina está aquí y solicita la presencia de Su Majestad.

Rihannan y la duquesa se miraron con cara de sorpresa. La visita era repentina.

—¿La dama de honor de la reina? ¿Por qué de la nada? —preguntó la duquesa bruscamente.

Rihannan se preguntó lo mismo mientras la sensación de disgusto la llenaba. Parece que la reina estaba esperando extáticamente su visita más de lo que pensaba.

—Su Majestad, ¿qué le gustaría hacer?

—Déjala entrar —respondió Rihannan.

La antigua reina no era una persona que pudiera ignorar. Rihannan le debía mucho.

La figura que entró en la habitación poco después era una cara con la que Rihannan estaba familiarizada. Ella era la esposa del conde Lausana, quien siempre había permanecido fiel a la reina.

La condesa Lausana se inclinó.

—Cuánto tiempo sin verla, Su Majestad. Ha sido largo. ¿Me recuerda?

Rihannan la recordaba, aunque vagamente. La condesa siempre estaba callada. Nunca hablaba mucho, pero la antigua reina la apreciaba mucho. En verdad, el palacio real había sido manejado por sus manos en nombre de la reina que estaba preocupada por los asuntos estatales y nacionales.

—Por supuesto. Ha pasado un tiempo, señora Lausana.

—Le deseo una vida de bendición abundante.

—Muchas gracias.

Mientras ella y la condesa intercambiaban un saludo apropiado, la duquesa miró a la condesa con desaprobación. Entonces, la condesa se volvió hacia ella.

No quiero ser amada – Capítulo 82: La mejor torpeza de Igor

Traducido por Maru

Editado por Sharon


Igor se removió torpemente y solo entonces Rihannan se dio cuenta de que estaba haciendo su mejor esfuerzo para comunicarse a su manera. No parecía que la estuviera obligando a comer, aunque resultó así. Tenía dificultades para expresar sus pensamientos.

Asombrada, abrió los labios ligeramente.

Después de un momento de vacilación, colocó una rebanada de carne en un plato y la cortó en trozos pequeños antes de llevársela a la boca. No estaba tan mal pero podría ser mejor.

Igor levantó la vista y su aura se iluminó. Una leve sonrisa se extendió por sus labios. Continue reading

El Duque que odia las mujeres – Capítulo 39: La pasión de Percy

Traducido por Kiara

Editado por Tanuki


Ayer, inesperadamente me encontré a Percy, fue estresante, pero logré superar la situación sin ser descubierta. Si realmente lo pienso bien, el duque no debería buscarme ya que se casa con Isabel.

—Buenos días, señorita Julia, ¿desea ayuda con algo? Puedo hacer cualquier cosa bastante bien —salté ante la voz masculina. Era Percy, bien vestido, parado justo al lado de la puerta de la habitación, en la parte posterior de la posada que habíamos pedido para su uso. Acabábamos de recibir una entrega de caramelos y los estaba empaquetando con Hannah.

No entiendo. ¿Por qué este chico está aquí tan temprano en la mañana? ¡Prometió regresar en un mes ayer! ¿Qué pasó exactamente aquí? Continue reading

¡No quiero ser Princesa! – Historia paralela 16: La decisión del Shinigami

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


— ¡Al menos, debes sobrevivir!

Dicho esto, mi padre me empujó al sótano contra mi voluntad. Aprovechando la oportunidad, también me otorgó dos katanas.

Me di cuenta de que son las preciosas katanas de mi padre, las cuales, me convierten en el jefe de la familia. Sorprendido, miré a Padre, mientras apretaba mi ojo izquierdo casi perdiendo la visión. Continue reading

El gran deseo – Capítulo 4: El límite entre el sueño y la realidad (1)

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


~ ~ ~

Ella, estaba de pie frente a un retrato.

Se estaba acostumbrando a esta sensación de mareo. además, estaba contenta. Sienna estaba en medio de un sueño. ¿Qué vería ella hoy? Estaba llena de anticipación.

En el retrato, un hombre de mediana edad sostenía una espada en una mano y un cetro en la otra. Su cara parecía sombría. Continue reading