Consorte experta en venenos – Capítulo 11: ¿Dónde quieres que su señoría vaya?

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


Han Yunxi, se quedó estupefacta al ver la detestable expresión en el rostro de aquel hombre, quien nuevamente elevó su espada hacia su cuello.

— ¡Date prisa! —dijo impaciente, canalizando su espíritu vicioso.

Recuperando el control de sí misma, Han Yunxi se maldijo internamente desde lo más profundo de su corazón, ¿qué tan patética estaba siendo?

Después de tomar un profundo aliento, controlo cada uno de sus sentidos.

—Echa esa espada a un lado. No será mi culpa, si a causa de ella pierdo la concentración y mi mano resbala ocurriendo un accidente.

— ¿Está amenazándome? —el hombre entrecerró sus ojos.

—Usted puede tomarlo de esa manera si le parece —aunque este hombre era un deleite para la vista, Han Yunxi no era una tonta enamoradiza, valoraba su vida sobre todas las cosas pero, era verdad que el estar siendo amenazada, le hacía más difícil enfocarse en su tarea.

Si ella hubiera levantado la mirada justo en ese momento, le habría visto entrecerrar sus ojos, hasta convertirse en rendijas, le dirigió una mirada lo suficientemente aguda como para atravesar su carne, pero, ¿qué importaba si él era feroz? ¿Quién lo mandó a necesitar la misericordia de otra persona?

Lentamente, retiró la espada. Han Yunxi no dijo nada y se concentró en su trabajo, utilizó un hisopo de algodón para inspeccionar la herida. Para eliminar las toxinas venenosas de un cuerpo se pueden utilizar dos procedimientos, el primero es expurgar el veneno y el segundo consiste en diluir los restos

Expurgar el veneno, significa encontrar una manera de expulsar o eliminar el veneno del cuerpo y diluir los restos, se refiere a disolver las toxinas que no pudieron ser expulsadas, si es necesario, se hace uso de ciertas drogas u otras toxinas para disolver el veneno restante. De las dos técnicas, Han Yunxi, tiene gran habilidad en la expurgación de venenos.

Ambas técnicas tienen su propio procedimiento, la primera usa la acupuntura y el segundo la medicina. Aunque Han Yunxi es una especialista en acupuntura, prefiere usar ambos métodos, para este caso, la acupuntura es suficiente para expulsar la mayor parte del veneno, luego aplicara varios medicamentos, para que el cuerpo pueda absorber las toxinas restantes que se filtraron en la sangre. Después de un examen exhaustivo, Han Yunxi estaba convencida de que un veneno de este tipo podría ser expulsado por completo. Aunque era una lástima que no tuviera todos los ingredientes que necesitaba.

Sin emitir un sonido, extrajo sus agujas. A cada sección del cuerpo le corresponde un acupunto diferente que, a su vez, puede variar según el envenenamiento, un doctor ordinario necesitaría un poco de tiempo para encontrarlos pero, para ella era una tarea bastante sencilla.

—Esto va a doler, así que soportarlo.

El hombre no le respondió, pero no apartó la mirada.

—Han Yunxi se supone que es una mujer fea, entonces ¿cómo hizo para que su apariencia rivalice con cualquier señorita noble de la capital? Se suponía que era débil y cobarde, entonces ¿qué es este imponente coraje con el que se enfrenta al peligro? Ella es claramente, la inútil señorita de la familia Han, ¿por qué entonces sus habilidades de acupuntura son tan exquisitas?

Han Yunxi no tenía idea de la sospechas del hombre que estaba tratando. En este momento tan delicado se encontraba en otro lugar donde, difícilmente, una persona podría interrumpir su trabajo. Su delicadas cejas se juntaron en concentración, de su cuerpo emanó un aire serio y profesional. Mientras el hombre la miraba, más cautivado se sentía, incluso llegó a pensar que ella no era tan molesta cuando estaba concentrada en una tarea.

A medida que más y más agujas fueron colocadas dentro sus acupuntos, de la herida comenzó a brotar sangre negra, los fluidos se hicieron más espesos, casi al punto de ser nauseabundo, pero Han Yunxi no levantó ni una ceja, mientras seguía limpiando la herida, para prevenir que el líquido infecte algún corte en el cuerpo.

Ella no se detuvo hasta que de la herida brotó sangre roja y fresca, en ese momento Han Yunxi retiró sus agujas, limpio nuevamente la lesión, aplico un bálsamo para coagular la sangre y vendo todo con gasas. Su comportamiento, durante todo el proceso fue diestro, ágil y ordenado, un camino sistemático que duró menos de dos horas.

Aunque no quería responsabilizarse por la vida de este hombre, eliminó todo el veneno que pudo. En cuanto a las huellas de toxinas que quedan en su cuerpo…sin tratamiento adicional, sería decisión del cielo si sobrevivía o no. La medicina que ella había aplicado a su herida era solo para reducir la inflamación, mientras inhibía temporalmente los efectos del veneno. Si ella le dijera que faltaban medicinas, no habría forma de quitarse de encima este hombre. Esta era la residencia del Duque de Qin y hoy era su noche de bodas, su marido debía regresar en cualquier momento. Si alguna vez se enteraba de que estaba allí con otro hombre, ¡estaba muerta!

Este chico, mientras antes se vaya mejor, será lo mejor si no vuelve nunca.

Han Yunxi entregó un sobre con uno cuántos paquetes de hierbas medicinales y dijo seriamente, —Tome este medicamento una vez al día y se encontrara bien en pocos días, dese prisa y salga.

¿Quién se imaginaría que ese hombre levantaría una ceja y le respondería?

—Han Yunxi, está es tu noche de bodas ¿A dónde quieres que su Señoría vaya?

— ¿Nani?1


[1] nani (纳尼) -el significado del texto literalmente dice “nani”. Una exclamación prestada del japonés. ¿Nani? = “¿Qué?”

[*Las traducciones originales y más actualizadas son de volare translations. Se respeta el señalamiento de la página traductora al inglés]

| Índice |

One thought on “Consorte experta en venenos – Capítulo 11: ¿Dónde quieres que su señoría vaya?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *