Consorte experta en venenos – Capítulo 15: ¡Muy Interesante, Muy Justo!

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


La Gran Concubina Yi era una mujer despreocupada y tranquila que disfrutaba de la belleza y la limpieza. A un lado del pasillo había instalado una habitación solo para flores. Su fragancia entró en la habitación y casi hizo que Han Yunxi olvidara que estaba en el reino de los dragones y los tigres1.

En cuanto entro, vio a la Gran Concubina Yi descansando perezosamente en su silla. Para ser una mujer de 40 años, estaba muy bien conservada y su par de bonitos ojos de fénix le dan la apariencia de una reina.

Tan pronto como entró en la habitación, ella fijó su mirada en Han Yunxi. Esta nuera era realmente hermosa, mirarla hizo que la Gran Concubina Yi se sintiera menos irritada que antes. Si no fuera porque fue la Emperatriz Viuda quien la había hecho casarse con Feiye, tal vez le hubiera gustado.

Mientras la Gran Concubina Imperial la observaba, Han Yunxi se mantuvo callada y caminó tranquilamente al lado de Long Feiye.

—Feiye, ¿a qué hora volviste anoche? Ni siquiera le dijiste a tu mufei aun cuando estuve esperando todo el día —le dijo, con pereza.

— ¿Ocurrió algo? —Respondió Long Feiye mostrando, finalmente, un rastro de emoción en su tono.

—Nada en particular. No te había visto en mucho tiempo, así que te extrañé —la Gran Concubina Yi, sonrió.

El corazón de Han Yunxi se volvió frío. ¿No se dieron cuenta esta madre e hijo de que hubo una boda ayer? ¿Qué intentaban mostrar al cantar la misma vieja melodía? Ella había tenido alguna esperanza para Long Feiye antes, pero ahora se había extinguido por completo. Si así es como iban a ser las cosas, entonces ella no podía empujar su suerte. Dejaría que los eventos fluyan como son. No es como si ella no hubiera experimentado desastres antes.

Inesperadamente, Long Feiye sacó un pañuelo blanco de su manga y se lo ofreció.

—La gota de sangre en el pañuelo, por favor que mufei eche un vistazo.

Tan pronto como lo sacó, todos los presentes miraron. Han Yunxi era la más cercana y tuvo la mejor vista. El pañuelo estaba doblado pulcramente en un cuadrado grueso, el lado que se veía en la parte superior estaba perfectamente impecable, tan blanco como la nieve.

Solo una mirada fue suficiente para hacerla bajar la cabeza en decepción. Se preparó para el inevitable interrogatorio de la Gran Concubina Yi. En el lateral, Murong Wanru soltó un largo suspiro. Sabía que el Duque de Qin nunca tocaría a esta mujer. Solo entraron juntos porque estaban aquí para reunirse con la Gran Concubina Imperial. Murong Wanru lanzó una mirada a la anciana mama, quien se apresuró a tomar el pañuelo y lo ofreció con las dos manos a la Gran Concubina Yi.

Ella le dio una mirada antes de poner una cara larga.

—Nueva esposa, ¿qué te pasa? ¿Exactamente cómo sirvió a Su Alteza cuando regresó anoche?

Mientras hablaba, levantó el pañuelo para inspeccionarlo. ¿Quién se imaginaría que un movimiento tan casual revelaría una mancha rojiza en la tela?

— ¡Ah!

La Gran Concubina Yi no pudo contener un grito. Cuando se detuvo para mirar de nuevo, vio una mancha de sangre. Han Yunxi, inconscientemente, levantó la cabeza y vio la misma mancha: ¡eran gotas de algo rojo!

Esto… ¡Cielos!

Ella dio una mirada de incredulidad hacia Long Feiye. Como antes, el hombre no tenía expresión en su rostro, parecía una especie de estatua de hielo. A pesar de esto, su corazón se llenó de un calor sin nombre.

Long Feiye, eres muy interesante, ¡muy justo! ¡Realmente, muchas gracias!

—Mufei ya lo ha visto. Que venga alguien para que nos envíe al palacio.

Las órdenes de Long Feiye eran algo que incluso la Gran Concubina Yi no se atrevía a desobedecer. La vieja mama se apresuró a llevar un plato para recibir el pañuelo. Todavía mostrando una expresión de asombro, la Gran Concubina Imperial se separó a regañadientes de la tela. Le dirigió una mirada significativa a Murong Wanru, como preguntando.

—Han Yunxi no pudo haber hechizado de alguna manera a mi hijo, ¿verdad? ¡Mi hijo nunca ha sido movido por unas hermosas miradas antes!

Esa mancha roja era como una espina en el ojo de Murong Wanru, picándola hasta el punto del dolor. ¡No podía creerlo! ¡Ella nunca lo creería!

La tela se guardó y se ofreció té caliente en su lugar.

—Su Alteza Wangfei ofrece respetuosamente este té a la Gran Concubina Imperial —anuncio la vieja mama en voz alta.

Con Long Feiye respaldándola, Han Yunxi se sintió mucho más segura que antes. Levantó la taza de té y la ofreció respetuosamente como parte de la ceremonia.

—Chenqie2 Han Yunxi saluda a Mufei. ¡Que mufei viva por miles y miles de años!

La Gran Concubina Yi no pudo evitar que sus ojos vagaran antes de lanzarle una mirada a Long Feiye. Aunque estaba confundida, estos no eran sus planes originales, no era su intención el aceptar dicho té, pero debía mantener la compostura frente su hijo.

Aceptando el té, lo bebió de un trago antes de recuperar un broche de pelo de jade azul como regalo, que ella personalmente coloco en el cabello de Han Yunxi. Ella mantuvo su tono ligero.

—Este Mufei no tiene tareas particulares para ti. Solo recuerda esto: no importa lo que digas o lo que hagas, no te preocupes por esto o por Su Alteza.

—Sí, Chenqie recordará esto en su corazón —respondió con sinceridad Han Yunxi.

—Puedes levantarte —dijo la Gran Concubina Yi, agitando una mano para que Wanru viniera —Wanru, eres un miembro menor de esta familia. Ven a servirle una taza de té a tu cuñada.

—Sí.

Murong Wanru siguió obedientemente esas palabras, viéndose un poco triste, era como si alguien la hubiera acosado. Levantó una taza de té caliente y caminó lentamente hacia Han Yunxi, su mirada, débil y delicada, ocultaba un amargo resentimiento.


Notas:

[1] Reino de dragones y tigres (龙潭虎穴) – huxue longtan, literalmente ‘grupo de dragones’, ‘agujero de tigres’, también conocido como un lugar potencialmente peligroso.

[2] Chenqie (臣妾) – una forma humilde de autodirección para una mujer de menor rango, equivalente a decir “tu sirviente”.

| Índice |

2 thoughts on “Consorte experta en venenos – Capítulo 15: ¡Muy Interesante, Muy Justo!

Leave a Reply to Tuturu Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *