Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 36

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya


En el instante en que Baili Hongzhuang terminó, el aire tenso a su alrededor se desvaneció.

Ning Hong se acercó y tomó el pulso de Xuanyuan Huan, sorprendido de ver cuán estable era en comparación con su anterior ritmo caótico.

— ¿Cómo podría llamar a la señorita?

La voz de Ning Hong era mucho más cortés que antes, sin atreverse a considerar a Baili Hongzhuang como cualquier chica ordinaria.

Baili Hongzhuang se inclinó ante él, —Soy su discípula, Hongzhuang.

Ning Hong no sabía por qué, pero cuando escuchó a Baili Hongzhuang identificarse como su discípula, en su corazón solo había rastro de vergüenza.

¡Ha vivido tantos años, pero no podía compararse con el talento de esta niña!

Hongzhuang.

Todo el mundo grabó silenciosamente este nombre en sus corazones. ¡Este es el nombre de aquella que domina el arte de la acupuntura!

—Así que tu nombre es Señorita Hongzhuang, —Ning Hong sonrió — ¿La señorita Hongzhuang vive en la ciudad imperial?

—Esta joven llegó a la Ciudad Imperial no hace mucho tiempo. Hace unos días, abrí Doctor Divino aquí, así que supongo que se podría considerar que intento establecerme.

En los labios de Baili Hongzhuang se dibujó una sonrisa simple pero elegante, como un loto que florece con un encanto fresco y radiante.

Al escuchar las palabras, Doctor Divino, la cara de todos se volvió extraña.

Casi todos ellos habían oído hablar de este establecimiento, pero todos lo vieron como una gran broma. Después de todo, con solo una niña de unos quince años como médico, ¿quién se atrevería a ingresar a ese hospital?

¡Pero en este momento, esa niña pequeña de Doctor Divino es en realidad la misma Hongzhuang parada frente a ellos!

Ahora, todos sabían que las palabras Doctor Divino no eran una broma, ¡sino una realidad digna de su título!

Todos aquellos que habían asistido a la inauguración no pudieron evitar recordar su desprecio por el hospital cuando se abrió por primera vez, pero ahora, lo único que sentían era desprecio hacia ellos mismos.

—Así que el rumoreado Doctor Divino en realidad es dirigido por la señorita Hongzhuang.

La cara sonriente de Ninghong era gentil. Había un verdadero Doctor Divino justo frente a ellos, pero no tenían los ojos para ver su verdadera habilidad.

Baili Hongzhuang se giró, sus ojos aterrizaron en el cuerpo de Pang Tangping.

—Médico Pang, ¿has preparado la apuesta? —Baili Hongzhuang sonrió mientras preguntaba.

La cara pálida de Pang Tangping se puso aún más blanca cuando Baili Hongzhuang habló.

¡Cien mil monedas de oro, eso es todo lo que poseía! ¡Nunca pensó que sus años de arduo trabajo acabarían en las manos de otra persona!

—Pang Tangping, mucha gente ha presenciado tus palabras. No podrías haber querido renunciar a la deuda, ¿verdad? —declaró Ning Hong.

El problema que Pang Tangping había ocasionado, le generó terribles dolores de cabeza. Baili Hongzhuang le ayudó a solucionar una crisis, así que por supuesto no escatimaría esfuerzos para ayudarla.

¡En este momento, todas las miradas aterrizaron en Pang Tangping!

Sintiendo las burlas de la multitud presentes en sus ojos, Pang Tangping deseó poder escaparse. Pero cuando se dirigió a la puerta, la multitud ya la había bloqueado. Sus intenciones eran claras: si no pagaba la deuda, ¡no podría salir!

— ¡Estaba dando un paseo, y no llevo tanto dinero conmigo! —Pang Tangping habló con enojo.

—Eso no importa, se puede resolver otro día —Los labios de Baili Hongzhuang se juntaron en una sonrisa, —Bueno, entonces ahora, ¡puedes empezar a disculparte! Ocurre que todos los doctores están aquí reunidos, lo que hace que sea mucho más conveniente que te disculpes en lugar de esperar algún otro día. Después de todo, creo que el médico Pang no tiene tanto tiempo libre.

La voz de Baili Hongzhuang es suave y tranquila, ni siquiera se podía oír un atisbo de agresión en su tono. Era como si estuviera teniendo una conversación casual.

Pero para Pang Tangping, se sentía como si lo forzaran a un callejón sin salida, dejándolo sin opciones.

| Índice |

2 thoughts on “Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 36

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *