Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 46

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya


Xuanyuan Huan solo tenía una concubina, y todavía no tenía una esposa principal. El compromiso previo del Príncipe Heredero ya había sido abolido, así que, naturalmente, tenía que elegir una nueva.

Inmediatamente, todos los ministros y funcionarios se prepararon para la batalla y comenzaron alistar a sus hijas.

Mientras su propia hija o pariente consanguíneo sea elegida para convertirse en la esposa principal del Príncipe Heredero, sus propias posiciones definitivamente se elevarán como un Fénix que vuela. Quizás en el futuro, ¡incluso podrían convertirse en la madre de la nación!

El Emperador emitió un edicto: Todos los ministros y funcionarios de la corte deben venir con cualquier hija soltera para asistir al banquete vespertino, y Baili Hongzhuang fue incluida naturalmente.

Cuando Baili Hongzhuang escuchó las noticias, sus ojos no pudieron evitar mostrar interés.

El Príncipe Heredero escogía una esposa principal, y ella, el desecho abandonado, ¿no sería ridiculizada por todos?; realmente no sabía lo que este Emperador estaba pensando. No es como si le importara si ella viera al Príncipe Heredero seleccionando una nueva esposa.

— Maestra, ¿asistirá al banquete vespertino?

Incluso cuando la boca de pequeño negro comía con entusiasmo un bocadillo, no se olvidó de preguntarle a Baili Hongzhuang.

Baili Hongzhaung tomó un sorbo de té, su cara exquisita y elegante revelando una sonrisa tenue y magnífica.

—Dado que se ha ordenado que todos deben ir, entonces naturalmente yo también.

— ¿No se burlarán?

La cara de pequeño negro era amarga. Realmente no quería ver a su ama ridiculizada. El estado de la esposa abandonada del Príncipe Heredero era demasiado embarazoso.

Al escuchar eso, la sonrisa de Baili Hongzhuang se ensanchó, su rostro orgulloso pero juguetón.

—Si se van a burlar, entonces ¿no sería mucho más interesante la situación de Baili Yuyan?

Todos sabían en sus corazones que ella sería abandonada por el Príncipe Heredero.

Desde el momento en que la declararon basura, estaba destinada a no convertirse nunca en la esposa principal del Príncipe Heredero. Pero Baili Yuyan en realidad lo sedujo deliberadamente, pero el Príncipe Heredero la arrojó y la abandonó. Esto era mucho más embarazoso que su propia situación.

—Además, no pienso ir con la identidad de Baili Hongzhuang.

Sus pupilas negras como la tinta, brillaban con nitidez. ¡Es hora de que revele su verdadera apariencia!

Pequeño negro y pequeño blanco se sobresaltaron, sus ojos de agua límpida se ondularon con agradable sorpresa.

Después de esperar tanto tiempo, ¡finalmente llegó la hora de que la maestra muestre sus verdaderos colores!

— ¡Muy bien!

El rostro sonriente de Baili Hongzhuang era brillante y bello, mientras cruzaba las manos.

La ex Baili Hongzhuang, todas las humillaciones y remordimientos que has tenido que soportar, ¡te ayudaré a devolver, uno por uno!

¡Haré que todos aprendan que no eres basura!

Comparado con la indiferencia de Baili Hongzhuang, Baili Yuyan quería morir ahí mismo.

En este momento, ni siquiera quería salir a ver a otra persona, y mucho menos asistir al banquete vespertino solo para ver al Príncipe Heredero elegir a su esposa principal.

Desde aquel día en la Plaza del Doctor Divino, se había convertido en el chisme que todos discutían. Incluso la actitud de su propio padre no era tan buena para ella como antes. No solo eso, sino que la misma madre, que le dijo que fuera, parecía haber desaparecido por completo, sin dejar rastro alguno.

¡Esta vida, había terminado!

Si el Príncipe Heredero no la quería, ¡entonces tenía miedo de que nadie se atreva a casarse con ella alguna vez! Esos magníficos días como una mujer orgullosa, eran historia, ¿ahora ella había caído en tal estado?

No quería salir a ver a nadie hasta que se hubiera desvanecido de la memoria de todos.

¡Nunca pensó que una fiesta de selección destruiría sus planes! Ella debe ir, pero no puede ir. Su corazón simplemente estaba demasiado cansado.

♦♦♦

El tiempo de tres días se desvaneció.

La luna brillaba en la punta del sauce, vientos fríos como el agua.

Las hijas de los funcionarios y ministros, se arreglaban y preparaban cuidadosamente para asistir al banquete vespertino.

| Índice |

One thought on “Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 46

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *