Príncipe Cautivador – Capítulo 26: La vergüenza y el corazón palpitante de Han Xuan Hao

Traducido por Akatsuki

Editado por Sakuya


—Claramente, querías que Bengong te descubriera. Si no lo hiciera, ¿no te decepcionaría? —La voz de Shang Wuxin era fría. Honestamente, ella no podía entender por qué el Lord del Pabellón Han Xing la estaba siguiendo, sin embargo, pudo ver que no significaba daño alguno.

Han Xuan Hao arqueó las cejas. — ¿Por qué Wuxin es tan inteligente? —Mientras hablaba, sintió deseos de acercarse, pero apenas fue capaz de acercarse una pulgada antes de que la mirada glacial de Shang Wuxin lo detuviera. Sintió que, si daba un paso más, Shang Wuxin haría un movimiento para matarlo definitivamente.

—Ya que estás aquí, ayúdame con una tarea. —Shang Wuxin miró a la luna, el tono de su voz era extraño. —Esto usará uno de los tres favores que me debes.

Ella originalmente había estado pensando a quién usar para esa tarea, pero ahora alguien se había entregado a voluntad.

Motivado por el interés, Han Xuan Hao respondió de inmediato. —Lo que Wuxin desee se hará, solo necesita decirlo. No es necesario mencionar los favores. Después de todo, somos socios, ¿verdad?

Dentro de su mente, sabía que si se cumplían los tres favores que le correspondían, Shang Wuxin ya no tendría nada que ver con él. ¿Cómo podría permitir que eso le suceda?

—Para esta tarea, necesitaré que regreses a la capital. —Ella se sintió escéptica de su petición desinteresada, pero como él mismo dijo, aquellos tres favores no estarían implicados, ¿pero por qué intentar convencerlo de lo contrario? Si ella lo hiciera, ¿no se estaría dando con el extremo corto del palo? (¿?)

— ¿Qué? —Han Xuan Hao se cuestionó con incredulidad. La había seguido todo el camino porque quería estar a su lado, pero ahora ella le pedía que regresara. Su corazón estaba tenso, e incluso se preguntaba si Wuxin lo estaba haciendo a propósito.

Shang Wuxin miró a Han Xuan Hao, cuya renuencia era clara como el día, sus labios se movieron. — ¿No quieres? —Sus ojos ladearon con desagrado. Este hombre le debía tres favores y, sin embargo, estaba repudiando sus deudas. ¿Debería deshacerse de él?

¿Cómo es posible que Han Xuan Hao no notara la gruesa intención asesina que emanaban los ojos de Shang Wuxin? Aunque la amargura goteaba en su corazón, habló con una sonrisa —Esta tarea, si Wuxin quiere que la complete, puedo. No obstante, tengo una condición. —Una vez que esas palabras fueron mencionadas, le lanzó a Shang Wuxin un guiño sugerente.

Aquel suave gesto hizo que se congelara mientras su corazón se llenaba de asombro—él era realmente un yaonei1.

Shang Wuxin lo miro, su voz contenía un poco de interés. — ¿Oh? ¿Podrías mencionarlo? —Para él, proponer una condición no iba más allá de sus expectativas, ya que ella también debió de haber hecho lo mismo. Simplemente, ella no sabía cuán considerable sería su condición.

Han Xuan Hao desafió los ojos asesinos de Shang Wuxin y lentamente se acercó, pero conocía sus límites, por lo que se mantuvo. Estando cerca una fragancia muy débil pero aromática llegó a él. No pudo evitar sentirlo, sabiendo que era el aroma natural de Shang Wuxin, le resultaba extraño que un joven hombre emitiera un aroma tan agradable. Sin embargo, realmente le gustaba este aroma.

—De ahora en adelante, ¡deseo que me llames por mi nombre, Xuan Hao! —Reprimiendo el impulso de acercarse más. —Si está de acuerdo, regresaré a la capital y lo ayudaré con su tarea. Así que, en este punto, no creo que seamos solo socios, ¡somos amigos!

Shang Wuxin dio un paso atrás, ampliando ligeramente la distancia entre ellos. Han Xuan Hao ya no podía detectar ese olor sutilmente elegante y sintió una sensación de pérdida, pero continúo sonriendo mientras aún la miraba. Sabía que aquel joven era un individuo extremadamente inteligente, pero su pedido no cruzaba ninguna línea.

Akatsuki
¿Seguro?

Efectivamente, Shang Wuxin solo reflexionó brevemente antes de responder —Entonces, Xuan Hao, le agradezco su ayuda. —La implicación detrás de sus palabras era clara—ella lo había escuchado, lo que significaba que estaba dispuesta—al menos en un nivel superficial para reconocer a Han Xuan Hao como amigo. Por otro lado, no había forma de conocer sus verdaderos pensamientos.

Han Xuan Hao estaba encantado de escuchar su nombre de los labios de Shang Wuxin. Incluso los suyos se arquearon mostrando una amplia sonrisa, sus ojos brillaban, como una exhibición de espontaneidad completamente desenfrenada, tan brillante que era sofocante.

Una expresión de perplejidad apareció en la cara de Shang Wuxin mientras lo miraba. Era simplemente un nombre, entonces ¿por qué este hombre estaba tan feliz? Lo ignoró, mientras su propósito estuviese cumplido, nada más le preocupaba.

—De acuerdo, ¿para qué necesitas que regrese? —Júbilo rebosaba del semblante de Han Xuan Hao. Desde su actual ubicación, no tardaría mucho en llegar a la capital. Y si la tarea se llevaba a cabo rápidamente, todavía tendría tiempo para volver.

Shang Wuxin se le acercó, colocó sus labios junto a su oreja, y utilizó un tono pausado para divulgarle sus planes.

Por desgracia, él solo podía sentir el dulce aroma que emanaba del cuerpo de Shang Wuxin, y junto al cálido aliento que cosquilleaba su oreja, envió su corazón al caos.

— ¿Entendido? —Después de darle instrucciones, vio las mejillas rojas de Han Xuan Hao y dio un paso atrás.

— ¿Ah? —Él estaba bastante confundido. — ¿Qué dijiste?

La expresión de Shang Wuxin mostraba que ella no estaba para nada entretenida, pero se acercó nuevamente y repitió sus instrucciones.

Esta vez, aunque el corazón de Han Xuan Hao todavía palpitaba incontrolablemente, hizo un gran esfuerzo por escucharla. Cuanto más escuchaba, más frío se volvía su rostro.

—Wuxin, puedes estar seguro ello. ¡Definitivamente haré un buen trabajo! —Reprimió la sonrisa servil que amenazaba con florecer en su rostro. — ¡Partiré ahora, así que, cuídese bien!

El hombre se fue con una sonrisa tranquilizadora, y cuando Shang Wuxin lo vio desaparecer, las comisuras de sus labios se levantaron en una malvada inclinación.

♦ ♦ ♦

Cuando regresó al campamento, de inmediato divisó a Leng Yu Feng y Huan Mo Che. En lugar de descansar, estaban de pie en las afueras del campamento, como si la estuvieran esperando. Al ver eso, un indicio de luz penetró en su corazón.

— ¡Príncipe Heredero! —Gritaron ambos. Como estaban fuera de la Capital Imperial, renunciaron a la cortesía obligatoria que normalmente aplicaban.

Shang Wuxin esperó por sus preguntas y, como era de esperar, Huan Mo Che abrió la boca primero: —Príncipe Heredero. De ahora en adelante, sería mejor si se abstiene de alejarse demasiado. Caomin2 no es un enemigo, al menos, no para el Príncipe Heredero.

Para que ambos hombres se ubiquen en las afueras del campamento, Shang Wuxin se dio cuenta de que debió haber sido porque la vieron con Han Xuan Hao.

El lago en el que ella había estado se podía ver desde donde estaban ellos, que era la cima de un terreno alto. El rostro de Han Xuan Hao podría haber estado demasiado lejos como para reconocerlo, pero sus interacciones con Shang Wuxin se percibían fácilmente.

— ¡Ambos deberían descansar! —No dijo nada más y se dirigió directamente hacia un gran árbol, cerrando los ojos una vez que se puso cómoda.

Los dos hombres la siguieron y se sentaron a ambos lados del Príncipe Heredero, con la intención de descansar, pero ambos quedaron cautivados.

Cuando los ojos del Príncipe Heredero estaban cerrados, su afilada y silenciosa aura de muerte disminuía sutilmente, dejando solo a un ser pálido y delgado, similar a un gatito insolente pero seductor. Tanto Leng Yu Feng como Huan Mo Che se sintieron atraídos por el impulso de abrazar al Príncipe Heredero entre sus brazos y protegerlo.

Simultáneamente, se quitaron sus túnicas, y cuando ambos se inclinaron para cubrir al Príncipe Heredero, intercambiaron sus miradas de vergüenza. Al mismo tiempo, ambas túnicas aparecieron sobre el cuerpo del príncipe e instantáneamente aumentaron calor a su cuerpo.

Las pestañas de Shang Wuxin se agitaron brevemente. Los dos hombres que le dieron sus túnicas también cerraron los ojos.


[1] “妖孽” = Un término que se refiere a alguien capaz de engañar para que otros hagan cosas cuestionables, similar a una seducción.

[2] “草民” = Una forma de auto-dirección utilizada por aquellos sin rango o posición, que significa “este humilde plebeyo.”

| Índice |

2 thoughts on “Príncipe Cautivador – Capítulo 26: La vergüenza y el corazón palpitante de Han Xuan Hao

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *