Emperatriz del Bisturí – Capítulo 2

Traducido por Maru

Editado por Nemoné


Apenas pudo dejar de llorar y calmarse. Su padre, el Marqués, fingió toser y dijo:

—Lo siento mucho. No sabía que sería tan duro para ti.

Toda la familia pensó que lloraba desconsolada por el castigo que había recibido. Ji Hyun respondió rápidamente.

—No. Yo era la única que estaba equivocada.

La verdad era que, Ji Hyun no tenía ni idea de por qué fue castigada en primer lugar en ese momento de su vida.

Bueno, debo haber hecho algo mal. Probablemente tiré algo que no tiene precio o molesté a las personas que están por debajo de mí.

Era bastante incómodo admitir que en el pasado fue realmente una persona horrible. ¿De qué serviría ser bonita como una muñeca, cuando su personalidad era como un pedazo de mierda?

Debería estar agradecida de que en este punto de mi vida, no haya hecho todavía nada importante que pudiera conducir a un grave incidente.

El año que vivían en ese imperio era el 283. Ese año ella solo tenía dieciséis años y todavía no había causado ningún problema grave. Eso era algo por lo que estar agradecido.

Eso fue antes de que hiciera algo malo, así que puedo cambiar todo. Definitivamente no repetiré mi vida pasada y viviré feliz con mi amada familia durante mucho tiempo.

Con ese pensamiento, tomó su decisión. Sin embargo, en ese momento, la expresión con la que la miraba su familia, era de extrañeza.

¿Por qué esa personalidad tan infantil cambió tan de repente?

Era tan distinta a su yo anterior. Su irritación se había ido de sus acciones, reemplazada por un tono de voz suave que no pertenecía a alguien que solo tenía dieciséis años. Si alguien que no la conociera bien la viera así, asumiría que era una persona completamente diferente.

¿Fue el confinamiento de diez días demasiado duro para ella?

Al Marqués le preocupaba que el castigo de su hija fuera demasiado severo.

Pero en el pasado, sin importar qué tipo de castigo le diera, no se vio afectada en lo más mínimo. No solo no le dolió, sino que nunca se arrepintió.

Verla sentarse tan tranquilamente era muy agradable de ver, pero al mismo tiempo los desconcertó.

Bueno, probablemente volverá a sus viejas costumbres lo suficientemente pronto como para no dudarlo.

El Marqués le dedicó una expresión amarga a ese pensamiento.

Sería maravilloso si continuara actuando como una buena persona, pero probablemente solo duraría un par de días como máximo. Ella era su hija, pero aun él sabía que, a diferencia de su bonita apariencia, tenía una personalidad maliciosa. No se podía hacer nada al respecto. No importaba cuánto intentara enseñarle o castigarla, era inútil. No había nada que pudiera hacer. Todo fue en vano.

¿Podré alguna vez verla madurar antes de morir?

Sintió una profunda frustración, pero no tenía ni idea ni podría haber imaginado en este momento la rapidez con la que se cumpliría su deseo.

Desde ese día, su hija cambió por completo.

♦ ♦ ♦

—Mary, yo haré el resto.

—Es-Estoy bien.

—No, me siento más cómoda haciéndolo. Tienes mucho trabajo que hacer. Así que puedes ir y hacerlo.

La sirvienta estaba realmente confundida y se preguntó si la persona que estaba ante ella era realmente Elise.

Sin embargo, mirar esa cara de muñeca confirmaba que era definitivamente ella.

—Oh, gracias por el pastel de antes.

Mary se sorprendió una vez más. Elise nunca agradeció a nadie porque sentía que estaba por debajo de su dignidad hacerlo gracias a su gran orgullo.

Realmente era la señorita, ¿verdad? Recordó todos los cambios que había mostrado en los últimos días. Había cambiado tanto, que parecía una persona diferente.

Incluso se ha disculpado con nosotros.

Después de esa cena, Elise había hecho algo completamente increíble. ¡Se dirigió a todas las personas con las que fue especialmente cruel y se disculpó!

Todo el mundo estaba sorprendido por sus acciones, pero nadie creyó realmente que ella hubiera cambiado. Eso era algo que hizo impulsivamente y no duraría. Volverá a ser la misma de siempre más pronto que tarde y mostrará sus verdaderos colores. No es fácil cambiar tu personalidad tan radicalmente después de todo.

Sin embargo, de hecho sí que hubo un cambio desde ese día.

No hace rabietas como antes y también muestra consideración hacia las personas que están debajo de ella…

Mary se quedó mirando el rostro de la señorita Elise.

Incluso descubrió que la madre de Han estaba enferma y le dio dinero para tratarla…

Eso no fue lo único que hizo Elise.

Cuando se enteró de que una de las criadas más mayores, Mery, estaba embarazada, incluso le trajo un regalo. También le prescribió medicamentos cuando se enteró que la criada Yuni estaba enferma. Las personas que recibieron su benevolencia, obviamente fueron conmovidas, así que no tenía sentido explicarlo.

¿Ha poseído un ángel su cuerpo?

Mary, que todavía era una niña, en realidad pensó eso. Después de todo, Elise, que era tan bonita como una muñeca, realmente parecía tierna, como si fuera un ángel de verdad.

Si de verdad un ángel ha poseído su cuerpo… Por favor, Señor Ángel, no deje su cuerpo y quédese ahí.

La señorita actual era tan amable y gentil que quería servir a su lado para siempre.

♦ ♦ ♦

—Ah, es la hora.

Ju Hyun, que estaba a punto de escribir algo en un pedazo de papel, miró el reloj y luego se puso en pie. Hacía un mes que Ji Hyun entró en el cuerpo de Elise. Después de hacerse familiar con su entorno, comenzó algo nuevo. Se llamaba ser filial.

—Padre. Soy yo.

Después de llamar a la puerta, entró al estudio de su padre.

—Oh, ¿viniste?

—Sí. Debe ser muy difícil trabajar en los deberes de la finca. Pensé que te sentirías cansado, así que preparé personalmente un poco de té para ti.

Su padre comenzó a toser ante dichas palabras.

Lo que ella hizo no era nada especial. Todo lo que hacía era prepararle un poco de té o un postre. También charlaba con su madrastra a veces. Eran cosas muy simples, pero había muchas dudas de la sinceridad detrás de cada acción.

En mi vida pasada era huérfana, por lo que aunque quisiera, no podría hacerlo.

Solo cuando se fueron se dio cuenta de lo maravillosos que eran sus padres, pero ya era demasiado tarde. Como la huérfana Song Ji Hyun, no supo cuánto esperó este momento.

—Padre, ¿ocurre algo? —preguntó Elise perpleja por la expresión torpe de su padre.

—Ah, No… Pensar que me harías té… Me siento muy feliz —Hizo una pausa—. Ah, pensar que habría un día en que tomaría té hecho por mi propia hija…

Su padre tosió un poco. Su expresión mostraba lo conmovido que estaba por ese simple acto de cuidado.

Al ver su reacción, Elise sintió que su pecho se apretaba. Solo era una taza de té.

De ahora en adelante, lo haré para ti más seguido. No, haré algo aún mejor.

— ¿El té satisface tu gusto?

—Oh, sí. Es delicioso. Incluso el té del palacio real no sabe tan bien. ¿Cómo lo preparaste para conseguir tanto sabor?

El Marqués no solo la estaba halagando. Realmente era cierto. El té que su hija preparó no perdía con el preparado por las damas del palacio. No, de hecho, era mejor.

—En el pasado, cuando encontraba tiempo estudiaba cómo hacerlo.

No es mentira. Pensó para sí misma.

En su primera vida, después de que convertirse en emperatriz estudió el arte de preparar té con el fin de complacer a su esposo y obtener el afecto del Emperador. Esta habilidad terminó siendo inútil en ese sentido.

Sin embargo, la habilidad en la que se centró en el palacio no se perdió, en comparación con la mayoría de los sumilleres profesionales.

En su segunda vida como Song Ji Hyun, la cirujana, no tuvo la oportunidad de preparar ningún té de verdad, pero afortunadamente su habilidad no se había oxidado en absoluto.

—Me despediré. No te presiones demasiado, padre.

—Ah… Puedes quedarte más tiempo.

El Marqués lamentaba verla partir.

—No, está bien. Si me quedara solo me interpondría en tu trabajo. Te veré más tarde en la cena. Espero que tu trabajo salga bien.

Luego cerró con cuidado la puerta para que el ruido no lo distrajera de sus quehaceres. Al verla, el Marqués se conmovió una vez más.

Pensar que mi hija podría cambiar tanto. Incluso trata de cuidar mi salud.

El solo hecho de mirar a su hija lo hizo tan feliz, pero ahora que ella mostraba un comportamiento tan filial hacia él, ¿cómo podía no estar encantado?

Tenía tanto miedo de que esta felicidad se alejara de él, que tomó un sorbo del té de su hija para preservarlo el mayor tiempo posible.


[Maru: Bueno, yo también desconfiaría al principio si veo un cambio radical como ese xD. Pero Elise ha pegado un cambio real a mejor :).]

[Nemoné: Yo ya quiero que vaya a hacer lo que le gusta. ¡Vamos Elise, la medicina espera por ti!

Por cierto, ya está su capítulo siguiente en la edición 12 de Kovel Times. El 4 estaría en la siguiente a esa (13) :)]

♥ ❤ ♥

| Índice |

2 thoughts on “Emperatriz del Bisturí – Capítulo 2

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *