Un día me convertí en una princesa – Capítulo 9

Traducido por Den

Editado por Nemoné


Comencé a entrar en pánico. Sentía que si no lo satisfacía, este sería mi lugar de muerte.

¿Qué hago…? ¿Qué debería hacer? Claude estaba dándole golpecitos a una cosa alrededor de su muñeca, señalando su impaciencia. Pronto, sin embargo, se detuvo.

— ¿P-Padre?

¡Esto me vuelve loca!

A diferencia de la forma en que respondí, estaba gritando por dentro. Diles que este es mi lugar de muerte. Aunque no tenía las palabras correctas a decir, ¿padre? ¿Padre? ¿A este emperador loco? ¿Crees que todo esto pasará si solo digo la palabra? ¿Por qué? ¡Debería pedirle que me matara! ¡Solo mátame!

¿Crees que me he convertido en la verdadera Athanasia solo porque me acostumbré a que las criadas me llamaran princesa? Debería haber actuado simplemente como “Su Majestad, el respetado gran emperador de Obelia” en su lugar.

—…

Pero me sorprendió. Claude no me mató. Estaba moviendo sus manos al pasarlas por su barbilla con ojos que me decían que continuara. Espera, ¿no he fallado?

¿Huh? Espera un minuto… ¿A Claude no le gustaba Zenit? Brillante y con una sonrisa lo suficiente resplandeciente como para iluminar las zonas a su alrededor. Esa hermosa Zenit.

También, a diferencia de Athanasia, que siempre se mantuvo atrás anhelando el amor, Zenit era la chica encantadora que no dudaba de extender su mano primero. Entonces… Si entonces… no puedo ser como Zenit, y tampoco seré capaz de derretir su corazón como ella… Pero si solo es por interesarlo…

Decidí actuar completamente como una loca.

— ¿Papá…?

Ooooh, la piel de gallina. Claude inclinó lentamente la cabeza mientras estaba sentado allí, sin hacer ningún ruido. Su cabello seguía el movimiento y se mecía hacia los lados. Mi corazón ya latía con fuerza, como si estuviera a punto de explotar en cualquier momento.

¡D-Dónde están tus reacciones! ¡Ahhhh!

¡Sabes qué, lo que sea! Conmigo, que puse mi mente en el modo de “lo que sea, ya no me importa”, sonreí lo más brillante posible que pude y grité.

— ¡Papá!

¡Alguien, por favor, díganme que no he plantado mi nueva bandera de muerte…!

♦ ♦ ♦

Capítulo 2: El rumor de que la princesa es un parachoques es una mentira.

Para decirlo simple, he sobrevivido.

Para decirlo específicamente, comí la última parte de la torta mientras recibía la mirada de Claude y regresé a casa a salvo en brazos de mi hermano caballero.

Allí, todos estaban en pánico y todo era un caos. Bueno, era sorprendente porque yo, que se suponía que debía estar durmiendo en mi habitación, desaparecí.

Lilly hizo una mueca como si fuera a desmayarse en cualquier momento después de verme en los brazos del hermano caballero. Estaba tan pálida que me preocupaba que se desmayara.

Cuando estuve en sus brazos, Lilly se apartó del hermano caballero como si fuera un malvado asesino con veneno. No pude ver su rostro porque mi cabeza estaba enterrada en los brazos de Lilly, pero podía imaginar qué expresión tenía por el temblor en su cuerpo.

Lilly me abrazó tan fuerte que era difícil respirar. Cuando levanté un poco la cabeza, vi a todas las doncellas observando con dagas en los ojos al hermano caballero.

PERO, tampoco quise ponerme del lado del hermano caballero. ¡Es porque se marchó de la habitación, dejándome a solas con Claude!

El tiempo a solas con Claude fue… Dios mío, iba a llorar sangre. ¿Qué otra razón podría haber que yo, totalmente muerta, fuera traída en los brazos del hermano caballero hasta aquí?

Uhuhuh… Wahhh, bast***o. ¿Cómo te atreves a abusar de un niño frágil como yo? Recibe un gran castigo. Uhuhuh… ¡Wahhh!

—Su Majestad ha dicho que llamará a la Princesa de ahora en adelante.

*¡Jadear!* ¡Qué locura! ¿Qué acabas de decir?

No sólo yo, sino que todas las hermanas doncellas expresaron conmoción por las palabras del hermano caballero. ¿Huh? ¿Pero qué es esto? ¿Por qué todos expresan una parte de miedo y otra de alegría? Ah, oh no. ¿Es porque yo, la princesa basura, le interesé a Claude?

¿Qué soy: una niña en un harén que se muere por ver al emperador? ¿Por qué ese bast***o de Claude me buscará de nuevo? ¡No, no! ¡Whaaaa!

¿Pero alguna vez la vida fue como yo quería que fuera? Tenía un destino de ir a las reclamaciones del Emperador y de retirarme cuando él me diga que me vaya.

Todo era un caos cuando regresé, pero después de que ese hermano caballero se fuera dándonos las noticias explosivas, todo era un caos en una forma diferente.

Quería desmayarme, estaba cansada mentalmente.

*¡Bleh!*

— ¡Princesa!

Antes de eso, déjame vaciar mi estómago.

♦ ♦ ♦

Esa noche, me recosté en mi cama, volviendo a planear mi plan.

—Plan A, fallido.

El papel blanco arrugado fue poco a poco coloreado por mi mano en movimiento. Sabía que sería malo que alguien viera esto, así que escribí en coreano.

Taché el “Plan A” de la hoja de papel.

Mi Plan A era: “Vivir en el Palacio Rubí hasta mi último día sin ser atrapada por Claude”.

Pensé que solo tenía que tener cuidado en mi noveno cumpleaños cuando se suponía que Athanasia y Claude se conocían, pero… Eso fue muy estúpido.

Este plan fue un fracaso debido a que me encontré con Claude. Quiero decir, ¿quién hubiera pensado que ese palacio aburrido era el palacio de Claude?

¡Lo que es más, no es el palacio de la emperatriz, sino un harén! ¿Por qué está tan cerca? Los emperadores en este mundo deben ser todos muy… Sin comentarios.

Me quejé un poco mentalmente y moví mi mirada hacia la escritura más abajo de la parte que taché.

“Plan B: preparar mis seguros antes de que cumpla los 18 años y huir”.

Este plan todavía tiene posibilidades. Claude mata a Athanasia a la edad de 18 años. Bueno, aunque conocí a Claude 4 años antes que a cómo se supone que fluía, no sé si el futuro ha sido distorsionado. Al menos, Claude no parece querer matarme en este momento.

¿Entonces, estará bien seguir recogiendo mis preciosidades? Debería hacer cosplay de una doncella y encontrar un camino secreto para escapar. Mantendré este plan entonces.

Y finalmente, el extremo plan C.

Comencé a escribir poco a poco las letras con una expresión seria.

—Hacer aegyo y capturar el corazón de Claude ♡.

Whooo, oh dios mío, qué vergonzoso…

Miré el papel por un rato y luego hundí la cara en mis manos. Uhhhhh… Es una llamada de emergencia. Necesito un escape de la realidad. Estamos hablando de Claude, no de otra persona. ¿Cómo haría que le gustara a Claude? Hah, tendría más sentido si plantara más banderas de muerte durante la puesta en práctica del plan C. Estoy tan cerca de volverme loca.

Iba a tacharlo, pero terminé dejándolo y crucé mis brazos. Estaba bastante segura que había arrugas entre mis cejas.

Pero, no es imposible intentarlo…

No, quiero decir que podría ser el sentimiento de “puedo hacerlo” sin nada que me respalde. Sé cómo transcurrirá la historia, no puedo hacer que Claude se vuelva loco por mí como lo hizo Zenit, ¿pero no podría acercarme un poco más a Claude? ¡Quiero decir, me dejó viva cuando dije “Papá” sin miedo el día de hoy!

— ¡Ack!

Sin embargo, mientras pensaba en lo que había sucedido hoy, me dio vergüenza y pateé la manta continuamente. Oh Dios mío, ¡¿papá?! ¡Urghh, la vergüenza más fuerte que nunca antes he sentido!

—Uhhhhrghhh.

¿Y cuánto tiempo duró? Finalmente levanté mi cabeza de la almohada y me decidí con dificultad.

Está bien. Iré activamente por el plan B y C al mismo tiempo. Está bien, entonces está decidido. Será mejor que limpie esto antes de que Lilly venga.

Y la vergüenza que sentiré durante los planes… *sollozo*. Solo pensemos que es para bien de mi futuro.

—Princesa, es hora de que vaya a la cama.

— ¡Lilly, ayúdame a dormir!

Me calmé en los brazos de Lilly, haciendo aegyo.

♦ ♦ ♦

—Lillian Yoruk, ha sido un tiempo.

No sé cómo pasa el tiempo tan rápido cuando te esperan cosas malas en el futuro. Parece como si solo hubiera pasado un día desde que me fui a tomar el té a solas con Claude… Sin embargo, han pasado 10 días y estoy aquí frente a Claude de nuevo.

—Gloria y bendiciones para el sol naciente de Obelia.

Lo que es mejor es que Lilly está aquí conmigo hoy. *Sniff*. Lo siento, Lilly. Pero estoy muy asustada de Claude. También podría tener un ataque al corazón ahora mismo. Inhala, exhala. Inhala, exhala.

Hah…

En este lugar espacioso estaban Claude, Lilly y Félix, el hermano caballero que vi la última vez. Lo noté antes, pero no hay nadie más a parte de Claude y Félix en el palacio.

—Jim [1] estaba ocupado que Jim no pudo cuidar de su única hija. Aún así, Athanasia ha crecido muy bien hasta el día de hoy, así que tu ayuda no fue pequeña.

—Gracias, señor.

No me hagas reír. No es que no pudieras, ¡sino que no lo hiciste! Eso no es todo. Incluso te olvidaste de mi propia existencia.

—De ahora en adelante, Jim cuidará de la princesa con más frecuencia, no te preocupes.

¡Dun dun dun DUNNNN!

Se escuchó el sonido de un trueno golpeando mi cabeza. Claude estaba sentado en el trono tranquilamente con sus ojos mirándome.

¿Estás s-sonriendo? ¿Este tipo me acaba de sonreír? Pero no es una sonrisa de alguien que mira algo o alguien lindo, sino una sonrisa cruel que parece estar preguntándome qué voy a hacer ahora. Ante eso, sentí un escalofrío bajarme por la espalda.

Retiro lo que dije (mentalmente). Retiro el juramento (también mentalmente). ¡Gracias por no saber ni siquiera que existía! ¡Por favor, hazlo de ahora en adelante también! Lloraré de alegría para agradecerte incluso si cavas un agujero para que me esconda. ¡Uhuhuhuh!

*Sollozo, sollozo* *¡SNIFFFFFF!* *Sollozo*

¿Qué puede hacer Lilly contra este poderoso Claude…? Ella solo podría estar de acuerdo y verme sufrir.


Notas:

[1] Jim es como se llaman a sí mismos los emperadores y/o reyes.

| Índice |

5 thoughts on “Un día me convertí en una princesa – Capítulo 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *