Diario de Observación – Capítulo 7: Bertia, 14 años (1)

Traducido por Kiara

Editado por Raine


En uno de los salones compartidos entre la escuela media y la elemental, conocido como la sala especial, es un lugar donde una pequeña cantidad de personas puede reunirse y socializar juntas. Allí, Bertia y yo almorzamos tres meses después de graduarme de la división de la escuela secundaria.

—Entonces, Su Alteza, ¿cómo es su relación con la heroína? No he escuchado ningún rumor sobre ustedes llevándose bien.

Estábamos charlando y bebiendo té, después de que hubiéramos tenido nuestro postre, Bertia de repente me miró fijamente y empezó a cuestionarme sobre esta supuesta heroína.

—¿Hmm? ¿Heroína? Aah, la chica pájaro. ¿Cómo lo describo? Nuestra relación ni siquiera ha alcanzado el nivel en el que nuestros nombres sean presentados. Por lo que ni siquiera me lo sé, de manera que si tuviera que describir nuestra relación, ella sería una persona sospechosa que apenas conozco.

La niña pájaro, la hija del barón Inderon, Heronia Inderon.

Como Bertia seguía hablando de la “heroína”, hice una investigación sobre ella. Es por eso que, honestamente, sabía más que su nombre.

También sé que Bertia, que habitualmente interactúa conmigo y con mis ayudantes cercanos, a veces y de manera involuntaria llamaba a la niña pájaro que siempre venía y nos hablaba, la baronesa Heronia, “heroína” en lugares públicos. Por lo que, desde entonces, su apodo oculto se había convertido en “heroína”.

A diferencia del significado oculto que Bertia tiene cuando la llama “heroína”, la gente a su alrededor la llama de esta manera sólo para acortar su nombre completo porque su nombre es [Hero]-nia [In]-deron. [Hero] + [In]. “Heroin”. [1]

Para Bertia, debe ser la cuartada perfecta.

Bueno, debido a eso, aunque sí conozco a la baronesa Heronia, comúnmente conocida como “heroína”, hay muchas reglas sociales que me impiden decirlo. Incluso si sé de ella, si no hemos sido presentados por alguien, o si no nos hemos saludado, tenemos que actuar como si fuéramos extraños.

Hablar de ella con otras personas puede estar bien, pero no importa con qué frecuencia nos conocimos o con qué frecuencia tuvimos una pequeña charla, no puedo interactuar con ella como si fuéramos conocidos y por lo tanto no debemos llamarnos por nuestros nombres.

Es por eso que incluso ahora, Heronia y yo seguimos siendo extraños. Aunque no sé si ella entiende esto.

—¡¿Cómo podría ser esto?! Incluso después de haberte guiado a todos esos lugares donde debieron ocurrir los eventos. ¡Después de la reunión al inicio del año escolar, ¿por qué siguen en el nivel de desconocidos?

¿Hmm? ¿Fui guiado dices? Como era de esperar, todo aquello no fue una coincidencia, ¿verdad?

Durante el tiempo entre la inscripción de Bertia en la división de la escuela intermedia y hasta que me gradué, en varias ocasiones Bertia me llamó para encontrarnos, y allí estaba siempre  la baronesa Heronia.

Pensar que Bertia me invitaría a un lugar donde sea más probable que me encuentre con la baronesa Heronia, la heroína… En verdad, era un favor hacia mi linda prometida, así que realmente no me importaba realmente encontrármela, porque después de que nos “conozcamos” formalmente, sólo necesitaba ignorarla, puesto que creo que es conveniente mantener nuestra distancia y no quiero que se convierta en un problema. Pero, siento que la situación no sería tan interesante si hiciera eso.

Así, al final, cada vez que escuchaba la voz de la baronesa Heronia o veía su figura, sonreía y abandonaba el lugar inmediatamente.

—¡Eso es porque quería que Su Alteza fuera feliz! ¡Eso también es por el bien de los ciudadanos en este mundo! Pero como soy una villana, no puedo mediar directamente entre Su Alteza y la heroína. Por eso pensé, que al menos ayudaría para que los eventos comenzaran de forma normal…

Notando la presión en mi sonrisa, ella hizo todo lo posible para poner una excusa aunque, como su prometido, esto no representa nada más que un asunto incómodo.

El único mérito, es que pude pasar tiempo con ella, aún cuando está haciendo un gran esfuerzo inútil que a veces resulta interesante y algo lindo.

Si bien la baronesa Heronia es una persona bastante amable e interesante, no es tan interesante como Bertia, así que realmente no la admiro… Recientemente, incluso hay una parte de mí que piensa que ella es un poco molesta.

En primer lugar, me preocupa su salud mental, no le había enviado ninguna rosa pero aun así ella dijo “Su Alteza, gracias por las hermosas rosas que me envió antes. Estaba tan contenta que no pude evitar colocarlas cerca de mi ventana para que todos las vieran”. Además, aunque no somos cercanos, ella me contaba acerca de su ave, el espíritu de la luz, y decía “Pi-chan no se siente atraído fácilmente por las personas, pero Su Alteza parece ser diferente. A ella le debe gustar que esté cerca de Su Alteza”. En ese momento, al escucharla decir eso, el espíritu pájaro quería apresurarse a demostrármelo y se precipitó hacia mí con gran ímpetu.

Yo quedé perplejo y casi lo golpeo por reflejo. Aunque fui capaz de mantener la calma y sólo me alejé medio paso para esquivarlo, la cosa parecida a un pájaro no pudo detenerse a tiempo y se estrelló contra la pared.

Al final, no pudo volar correctamente por un tiempo, pero eso no fue realmente mi culpa. Sólo lo esquivé por medio paso. Fue culpa de la baronesa Heronia que instó a esa cosa que se parece a un ave. Es por eso que cuando ella gritó detrás de mí “No, no te preocupes y tampoco necesitas disculparte. Ah, pero tengo algunos problemas con mis estudios, y me encantaría que me enseñaras más tarde”, la ignoré y me fui del lugar.

Para empezar, si esa cosa realmente intentó chocar contra mí, había una alta posibilidad de que me lastimara, por lo que lo único que hice fue esquivarla como defensa propia, no hay nada malo en eso.

Nuestra interacciones generalmente no están ligadas a algún tipo de sentimientos. Y, aunque creo que su discurso en realidad coincide con la historia de la vida pasada que me comentó Bertia y podría ser interesante observarla por un tiempo, en este momento no tengo ni una pizca de interés en ella.

En primer lugar, durante la mayor parte del tiempo su tono de voz es tan monótono como si estuviera siguiendo un guión, por lo que no es nada interesante ni destacable. Es como si un programa de comedia que tiene muchos actores interesantes tuviera un nuevo personaje que actúa siguiendo el guión y que no pudo seguir el flujo del escenario.

Bueno, es más como si sólo estuviera siguiendo por la fuerza el “escenario” en el supuesto “juego otome” del que siempre habla Bertia. Es lo único que está haciendo, seguir el guión, ¿verdad? Pero realmente no me importa y no tengo ningún interés en ello.

—De hecho, le pedí a Joanna-sama y a los demás que presentaran Heronia-sama a Su Alteza. Pero siempre me rechazan diciendo: “Bertia-sama, esa clase de amabilidad puede herir a las personas a tu alrededor, ¿sabes?” o “No hay nada peor que recibir la ayuda de la pareja en los amores ilícitos”.

Estoy seguro de que lo que dicen es porque no saben cuál es el verdadero motivo de Bertia, por lo que pensaron que estaba compadeciéndose de la baronesa Heronia por querer tener un amor ilícito conmigo y de que le gustaría tener algunos recuerdos felices a mi lado, por lo que malinterpretan su favor como un acto de bondad.

Entonces, estoy seguro de que Bertia, que está descorazonada e inclina la cabeza en este momento mientras intenta imitar el discurso de lady Joanna, no entendió nada de lo que están tratando de decirle.

—Bertia, tengo mis propias razones para mantener la distancia con la baronesa Heronia, por eso no tienes que esforzarte tanto y sólo mirarme, ¿de acuerdo?

—Su Alteza, ¿hizo eso porque hay una razón oculta? Por supuesto que lo hay, Su Alteza no dejaría que una princesa adorable se fuera de esa manera. Estoy segura de que hay algún tipo de estrategia.

—Por supuesto. No dejaré sola (pasaré por alto) a una princesa linda (tonta) así. Estoy haciendo mi mejor esfuerzo todos los días, ¿sabes? [2]

Le dije lo que pensaba a la preocupada Bertia en forma de una verdad a medias. Parecía que se le escapaba una aureola, así que creo que ella lo malinterpretó espléndidamente. Ni siquiera necesito decir que dije una media verdad. Estoy tomando mi distancia principalmente porque me parece molesto, y no quiero estar cerca de una persona sospechosa. Además, no quiero acortar el tiempo que dedico para observar a Bertia y es una razón válida. Además, en mi caso, “tonta” es igual a “linda princesa”, lo cual se refiere a Bertia y en realidad no quiero pasar por alto o dejar de ver cualquier cosa interesante que ella haga sola. De manera que, incluso si no aclaro el malentendido, no dije ninguna mentira sobre ella, ¿verdad?

Ahora que lo pienso, recordé que no pasaré por alto ninguna de las acciones interesantes de Bertia. Tengo algo que necesito decirle.

—Ahora que lo pienso, Bertia, recientemente mis compañeros siempre están hablando de ti.

—¿Hmm? ¿Sobre mi? ¿De qué tipo de cosas hablaron? No tengo ningún recuerdo de hacer nada.
—Creo que es porque hay muchas cosas sucediendo recientemente. Incluso el año pasado también hubieron muchos acontecimientos. —Sonrío irónicamente cuando miré a Bertia inclinando su cabeza sin tener idea de lo que había sucedido.

—A partir del año pasado, comenzaste a esforzarte en interactuar con ellos, ¿no?

—Ah, sobre eso. Hice todo lo posible por evitar el harem inverso y sus rutas de conquista.

Finalmente, al darse cuenta de lo que estoy hablando, su expresión se iluminó y levantó su pecho como si la estuviera felicitando.

¿No sabe cuánto se quejaron mis ayudantes cercanos por sus actos?

Fue en el verano del año pasado.

♦ ♦ ♦

Carlos tenía el rostro rojo y lleno de lágrimas mientras se quejaba ante mí por Bertia,  quien sólo Dios sabe de dónde sacó la información de que Carlos estaba enamorado de la candidata a prometida de su hermano mayor, lady Anne.

—¡No es un asunto de risa tener admiración por la posible novia de mi hermano mayor! ¡Además que no debería ser conocido por nadie! Hice lo mejor que pude para olvidar rápidamente mis sentimientos y éste es el resultado. Su Alteza, Bertia-sama es su prometida, ¿verdad? ¡¡Haga algo con ella!! ¡Antes de que estallen los sentimientos de mi corazón!

Mirando al usualmente frío Carlos abriendo la puerta con gran ímpetu y suplicando desesperadamente, sin querer sonreí con ironía.

Por cierto, el propio Carlos no lo notó, pero en el lado opuesto de la puerta aún abierta, Bertia y lady Anne, quien tiene el rostro rojo también, estaban de pie.

Al parecer lo persiguieron. Probablemente, ya que su amor quedó expuesto, Carlos comenzó a entrar en pánico, se escapó de inmediato sin decir nada y sintiéndose preocupadas por él, las dos lo siguieron hasta aquí. Esperé que notara la presencia de ambas, pero él continuó hablando sin darse cuenta sobre el amor que siente por lady Anne mientras lloraba de emoción y suplicaba. Habiendo perdido el momento para detenerlo, sólo pudimos escuchar su acalorada confesión.

—Me enamoré de ella a primera vista en el momento en que la conocí. Sólo escuchando su voz, mi corazón… y mi cuerpo comienzan a calentarse. Pero dada su posición, no puedo hacer nada. Quiero decir, ¿no es un hecho? Ella es la candidata a prometida de mi hermano mayor. Desde su perspectiva, es mejor casarse con mi hermano mayor que conmigo, el segundo hijo de un duque que no puede heredar su posición. Y después de tener ese pensamiento, es aún más difícil para mí actuar. Desde que empecé a pensar en ella, mi vida se volvió insoportablemente difícil. Por lo tanto, para olvidarme de ella, decidí salir con varias mujeres, pero fue en vano. Por alguna razón, su figura sigue apareciendo en mi mente. Sé dolorosamente que no hay un reemplazo para ella y, aun así, vuelvo a hacerlo pensando que algún día me olvidaré de ella. La amo profundamente, pero a medida que mis amores se profundizan, mi odio también crece. Me refiero a que… ¡tan sólo piénsalo! Habiendo robado mi corazón hasta este grado, ella sigue destinada a casarse con mi hermano mayor. Pensando en el futuro donde miraré a su figura convertida en la de la esposa de mi hermano, me hace sentir que mi corazón se está desgarrando.

La confesión de Carlos está sobrecargada de amor hacia un ser querido que no está aquí, o al menos eso cree él.

Sobre el amor que profesa Carlos, tenía un ligero indicio por la forma en que Carlos miraba a lady Anne, su reacción cada vez que se encontraba con ella, la velocidad de parpadeo que se incrementaba hasta aproximadamente en 1.2 veces, su temperatura corporal que crece levemente, sus reacciones enlentecidas en 0.01 segundos para evitar parecer emocionado… pero no sabía que era hasta este punto.

Creo que nadie se dio cuenta de que el mujeriego Carlos estaría tan dedicado a una sola persona hasta este grado. Hasta que escuché la noticia directamente de Carlos ahora, incluso lady Anne no lo sabía. Creo que notarlo es más difícil de lo que parece porque Carlos suele ser bueno ocultando sus propias emociones.

Al final, recibiendo la confesión acalorada de Carlos, no sé si es por el rostro de lady Anne sonrojado hasta el punto de la explosión, o quizás porque quería escucharlo directamente de Carlos, pero en este momento, Bertia gritó de repente, cerrando la puerta tras ella.

—¡Y te haces llamar hombre, Carlos-sama! Si estás tan obsesionado con ella, ¿por qué no intentaste robársela a tu hermano? ¿Puedes llamarte a ti mismo como un objetivo capturable actuando así?

— ¡¡Es porque no puedo darle más felicidad que mi hermano!! Incluso si mi casa tuviera más títulos aparte del de duque y de alguna manera pudiera vivir como un noble con eso, al final solo será una versión inferior del de duquesa y el valor de eso es… ¡¡¿A-A-A-A-Anne?!! —Carlos que, hasta entonces seguía mirándome, se volvió para replicar al escuchar la voz de Bertia y finalmente, notó la presencia de lady Anne. Con la mirada perdida como si hubiera visto un fantasma, Carlos comenzó a abrir la boca como un colorido pez en el mar… Incluso yo siento pena por él.

—Allí es donde debes decir: “Incluso con eso te haré feliz. Por favor, elígeme como tu pareja.” Ciertamente, para vivir, se necesita tener una cierta cantidad de riqueza. ¡Pero sólo con eso, ella no sería feliz! En un mundo donde el matrimonio por razones políticas es un hecho, es obvio que ella busque el amor. Cuando una persona que sinceramente nos ama, prueba ante nuestros corazones que es mejor que cualquier otro caballero, ¡no hay nada más fabuloso que eso! Para las damas, ése tipo de actos es una especie de moe[3]… ¡¡Me refiero a admiración!! Si somos capaces de vivir nuestra vida con alguien que piense tanto en nosotras, creo que seríamos felices, incluso si perdiéramos nuestra posición. —Sosteniéndole ambas manos, Bertia trató de convencerlo pero Carlos aún no se había recuperado del daño letal sufrido y no tuvo ninguna reacción a sus palabras. —A partir de entonces, si pueden ser felices depende del valor del hombre. De ahí en adelante, depende de ti y el cuánto estés dispuesto a comprometerte y cuánto amor estés dispuesto a dar para hacerlos a ambos felices. Admito que tratar de robar a la prometida de tu hermano mayor no es un asunto simple pero, dado que aún es sólo una candidata, ¡no es algo tan difícil de hacer! Aparte de eso, se rumorea que el hermano mayor de Carlos-sama es un gran mujeriego, a diferencia del mujeriego falso que se supone que eres tú. Y Anne-sama está bastante preocupada con eso. ¿No te arrepentirás si tu amada Anne-sama es robada por esa clase de persona? ¡No quiero que te arrepientas y te vuelvas más mujeriego de lo que eres ahora! Como antes, cuando Anne-sama finalmente se convirtió en la novia de tu hermano mayor y no podía ser feliz debido a la unión política. Tampoco quiero que sueltes un suspiro y murmures “No tengo ningún derecho a consolarla cuando ni siquiera luché por su felicidad” mientras muerdes tus labios y miras a la distancia con ojos tristes formando una lamentable foto… escena.

¿Bertia dijiste “foto”? Y dijiste… ¿antes? Eso es, sin duda, algo de tu vida pasada, ¿verdad?

—¡Si quieres actuar, ahora es el momento! Incluso Anne-sama prefiere casarse con alguien que realmente la ama por sí misma, en lugar de casarse con un caballero que no la ama, incluso si eso significa no convertirse en una duquesa.

—¿Eh? ¿Umm? ¿Sí? —Lady Anne asintió con la cabeza cuando la conversación de repente giró hacia ella.

Ah… los ojos de Carlos, que se habían vuelto huecos como un abismo sin fondo, recuperaron su brillo.

—¿Es eso cierto, Anne?

—¿Eh? Quiero decir… ah… —Recibiendo las miradas llenas de expectativas de Carlos y Bertia, la mirada de Anne comenzó a vagar por toda la habitación.

A pesar de que está angustiada, no pudo negarlo porque Carlos la está mirando con ojos suplicantes. Además, lo que Bertia dijo no está totalmente fuera de lugar. Mientras pensaba en eso y disfrutaba de la escena frente a mí, mi mirada involuntariamente se encontró con la de la señorita Anne. Sólo pude sonreír irónicamente a sus ojos que están pidiendo ayuda. Después de todo, esta situación absurda fue traída por mi novia Bertia. Tal vez sí debería ofrecerle una mano.

—Ambos, dejen de preguntarle a una doncella con tal actitud. Mira, Lady Anne se ve como una manzana madura debido a todo esto. —A mis palabras, Bertia parecía insatisfecha, pero Carlos parecía haber notado que no era la mejor actitud y se disculpó con lady Anne. —Ah, por cierto, Carlos, es cierto que las posiciones sociales son importantes, pero al ser alguien cercano a mí, serías uno de los colaboradores más cercanos del futuro rey, por lo que tu posición debería ser muy alta.

—¡Oh, eso es cierto! Al igual que lo que dijo Su Alteza, incluso si no puede superar la posición de duque o convertirte en un conde, al ser uno de los ayudantes más cercanos del rey, obtendrá una posición social adecuada. Estoy bastante segura de que la familia de Lady Anne no se quejaría.

—No, pero ni siquiera sé si podría convertirme en una ayuda directa del rey.

—¡¿Qué está diciendo?! ¿No depende eso de lo duro que trabajes para lograrlo? ¿No es así, Su Alteza?

—Eso es correcto. Como me gustan las personas con talento, Carlos, ya eres un candidato adecuado. Lo que te falta es que trabajes para conseguir, tanto en ser uno de mis ayudantes cercanos, como en conseguir el derecho a casarte con lady Anne. —Cuando les muestro mi sonrisa, los ojos de Carlos se abrieron de par en par. —Ah, pero primero deberías confesar tu amor a la señorita Anne y comenzar a hacer lo mejor para que puedas ser útil para mí. Si viera un potencial en ti, incluso podría prestarte mi ayuda.

Carlos asintió mientras me miraba. De ahora en adelante, depende de su determinación y trabajo duro. Al notar mi intención, el habitual frívolo Carlos cambió. Ahora su mirada está llena de una fuerte resolución.

—Anne, siempre te he admirado. Eres como una flor de clase alta y renuncié a ti al pensar que no había manera de poder poseerte. Pero si hay una pequeña posibilidad de hacerlo, entonces apostaré todo por ello. Quiero ser alguien que pueda cuidarte. Por eso, ¿podrías mirarme a mí a partir de ahora? —dijo Carlos, mientras se arrodillaba frente a lady Anne, sin una sola duda en sus ojos.

Al darse cuenta de que Carlos es sincero al respecto, a pesar de que está preocupada, Anne puso sus manos sobre la mano de Carlos.

—Soy hija de un noble, no soy tan ignorante como para no entender el significado de un matrimonio político. Pero si es posible, entonces me gustaría vivir feliz casándome con alguien a quien amo y me ame a cambio, como lo dijo Bertia-sama. Aunque todavía no entiendo cómo es y qué significa del todo amar, estoy muy feliz por los sentimientos de Carlos-sama hacia mí. Por eso, si desea trabajar duro por mi bien, de ahora en adelante pensaré cuidadosamente sobre el futuro. ¿Es éste tipo de respuesta aceptable?

Lady Anne parecía inquieta, en contraste, Carlos sonrió felizmente aún más que antes, como si viera un destello de luz en un mundo sin esperanza.

—Por supuesto. Sólo con escuchar esa respuesta, creo que incluso puedo convertirme en un subordinado de un rey demonio.

¿“Rey demonio”? No te refieres a mí, ¿verdad, Carlos? Mirándolos a los dos con una sonrisa en la cara, noté que Carlos se estremeció de repente por un rato. Él debe estar tan feliz que su cuerpo comenzó a temblar.

Bueno, gracias a que sucedió algo así, Carlos pudo confesar su amor a su amada princesa, y yo hice un mejor amigo/candidato a ayudante cercano, el cual ahora es más trabajador que nunca. Es un resultado que hizo felices a todos.

A excepción de que, después de eso, Carlos a veces tendría problemas con Bertia a su alrededor, así que vendría y se quejaría y yo siempre lo ignoraría, a menos que fuera algo realmente interesante.

Por cierto Bertia diría “Soy un cupido de amor. Se siente muy bien después de hacer una buena acción” en lo que respecta a sus acciones de ese día.

¿Qué es un cupido de amor? Incluso ahora no lo entiendo.

♦ ♦ ♦

[Traducido por Reino de Kovel]

El caso de Nert es lo contrario al de Carlos.

Lady Silica, la amiga de infancia de Nert y la amiga de Bertia, está siendo dirigida por Bertia en este momento. Nert está muy sorprendido por eso.

Lady Silica es el tipo de persona que es estricta y es buena cuidando a las personas. Por esa razón es por la que exactamente no puede dejar solo a Nert, quien es inteligente pero no sociable y siempre está encerrado en su habitación.

Ella siempre prestaría atención a lo que hace Nert y cuidaría de él:

“Nert-sama, no sólo leas tu libro, trata de hablar con tus amigos. Si no lo haces, te dejarán solo otra vez.”

“¡Espera un segundo, Nert-sama! ¡No leas tu libro mientras comes! Mira, porque no estás viendo lo que estás comiendo, estás haciendo un desastre. Realmente eres una persona tan descuidada.”

“¡No terminaste tus vegetales otra vez! Si sigues haciendo eso, no crecerás, ¿sabes? Ya no eres un niño, termina toda tu comida.”

“¿Por qué hay bolsas negras debajo de tus ojos? ¿Te quedaste hasta tarde otra vez? ¡Qué poco saludable! ¡Y sal de tu casa alguna vez! Si sigues quedándote en casa, te empezará a crecer moho, ¿sabes?”

… Simplemente no hay final para los ejemplos. Ella sigue cuidando de Nert.

Por otro lado, dado que sus palabras tienen ese tipo de tono estricto, cualquiera pensaría que su atención es más como una especie de regaño o que él siempre la está haciendo enojar y disculpándose con ella. Pero ese tipo de cosas siguen ocurriendo desde que él se concentra en lo que hace y tiene la disposición de no notar su entorno.

Desde mi punto de vista, su acción de cerrarse a sí mismo en su propio mundo, está bien siempre y cuando no moleste a nadie y, por lo tanto, sólo debería ser dejado en paz. Aunque, al final, parece imposible para lady Silica que siempre presta atención a Nert.

El mismo tipo de conversación seguirá repitiéndose entre ambos.

Fue un día de verano cuando ocurrió tal acontecimiento diario.

Nert, que había estado irritado por el calor, finalmente perdió la cabeza contra Silica, quien lo aconsejó como siempre.

—¡Ahrg! ¡¡No me gusta que estés a mi lado porque das miedo! ¡Ya que siempre estás enojada conmigo, entonces no te acerques a mí! Es mejor para los dos de esa manera.

Lady Sílica, se sorprendió cuando Nert le respondió de una forma tan inusual. Su sorpresa es tan grande que su expresión facial siempre compuesta ha cambiado totalmente pero, sin darse cuenta, Nert sigue gritándole.

—En primer lugar, ¿qué eres de mí? ¡Sólo somos amigos de infancia, así que no te inmiscuyas en mis asuntos! ¡En serio es muy molesto! Es precisamente por eso que no hay nadie que esté dispuesto a casarse contigo.

No sé por qué Nert se rompió en ese momento. Tal vez era sólo la combinación del mal genio que tenía ese día, las continuas noches de insomnio, el acabar de recibir una carta llena de insultos de parte de su padre, el Primer Ministro Gram, y el clima de hoy extremadamente caluroso.

Pero si tengo que decir algo es que, no importa cómo lo pienses, la respuesta de Nert está más allá de la línea en ese momento. Lady Silica se quedó sin habla mientras agarraba el dobladillo de su camisa. Se mordió los labios y las lágrimas comenzaron a caer de sus ojos.

Al ver esa escena, en ese momento… Bertia explotó.

—¿Puedes parar con eso? ¿Por qué estás culpando a Silica quien solo se preocupa por ti que eres una persona tan descuidada? ¡¿Quién te crees que eres?!

La voz desvergonzada que brotó repentinamente congeló a todos los presentes. Bertia continuó:

—Tal vez hay una parte en la forma de hablar de lady Silica que es un poco dura pero ella es una persona increíblemente gentil, ¿sabes? Especialmente hacia Nert-sama. Su dedicación hacia ti está en el punto en que mis amigas y yo nos quedamos sin palabras. E incluso con todo eso, ¿por qué no entiendes que, a pesar de como lo dice, ella te dice todo eso por lo gentil que es y por lo mucho que te ama?

—¿Dedicación? ¿Amabilidad? ¿Amor? —preguntó Nert.

—¡Be-Bertia–sama! ¡¿De qué estás hablando?! ¡Eso no es verdad! ¡Te dije que no es nada de eso!

— ¡Silica-sama, en este momento es mejor para ti decirlo e ir directamente al punto! De lo contrario, en algún momento sólo pensará que tu dedicación y tu amor son migajas innecesarias, ¡y alguien podría robártelo con dulces conversaciones!

—Por favor, ¡para esto!

—¿Qué quieres decir con…? —balbuceó Nert.

—Nert-sama, es cierto que lady Silica te presta mucha atención y todo lo que hace es por tu propio bien, ¿sabes? Ella puede decir cosas un poco duras pero, aunque te esté molestando todo el tiempo, en realidad va ordenando todo el desorden que haces cuando comes, te detiene cuando parece que vas a ensuciar tus preciados libros y te da un pañuelo para que te limpies las manos antes de tocar tus libros. Cuando tu cuerpo no se encuentra bien debido a las noches de insomnio continuo, ella es quien hace todos esos alimentos nutritivos y tés con efecto relajante. ¿Y quién crees que te cubrió con una manta cuando te quedaste dormido al leer? Incluso las verduras en el interior de las galletas que comiste antes fueron hechas por ella para que un enemigo de las verduras como tú, coma un poco de verduras. Todo ello es el fruto de su implacable investigación, ¿sabes? Si ella no hizo todo eso por amor, ¿entonces por qué fue? ¿Crees que un amigo normal de la infancia haría tanto por ti?

—¡¡Eso no es verdad!! Eso es sólo parte de mi personalidad, así que… ¡De todos modos, nada de eso es verdad! —la sonrojada lady Silica trató frenéticamente de evitar que Bertia siguiera diciendo más.

Mientras tanto, Nert piensa en todo lo que dijo Bertia sobre lo que lady Silica hace y que él ni siquiera había notado. Luego, desde el punto de vista de una tercera persona, Carlos observa con una mirada distante en su rostro que expresa algo así como “Conozco ese tipo de sentimiento” mientras asiente con la cabeza.

¿No es genial Carlos? Parece que has hecho un compañero. ¿Quieres intentar hacer un “Club de víctimas de Bertia”?

—Sé que Silica es una persona amable y cariñosa. Ella siempre me guía cuando me pierdo sin saber qué hacer. Ella también me ayuda cuando tengo problemas y trata de advertirme cuando olvido mi entorno. Pero todo eso palidece en comparación con todo lo que ella hace por ti.

Bertia, “perderse” no es una buena comparación, ya que literalmente estabas perdida. Sé que Silica siempre te ayuda cuando te pierdes en tu camino hacia tu próxima clase.

Es entendible ya que hay momentos y lugares donde no puede llevar a sus sirvientas o seguidores a la escuela. Lo que es terrible para ella, que no tiene sentido de orientación incluso después de inscribirse en la escuela.

¿No es por eso que lady Cynthia y lady Silica siempre están a tu lado para evitar que te pierdas? ¿No es genial que hayas hecho amigas tan confiables?

Oh, sí, también hubo un momento en el que viste a la baronesa Heronia y comenzaste a correr hacia ella sin preocuparte por los que te rodeaban y lady Silica te detuvo cogiéndote del brazo. Recuerdo que fuiste arrastrada a un aula vacía para educarte sobre cómo comportarse como una doncella durante una hora.

Esto es algo que escuché de mi enviado, no que pude observar por mí mismo.

—¡Tal cosa no es verdad! ¡Trato a todos iguales! ¡No le di un tratamiento especial a Nert-sama!

¿Es realmente así? Cuanto más lo niega, más profundamente cae en el pozo.

Todos los demás comenzaron a darles una mirada cálida, incluso Nert parece haberse dado cuenta de algo y su cara comenzó a ponerse roja.

—Silica… Lo siento, no lo noté en absoluto. —Cerrando su propia boca, Nert se disculpó mientras desviaba sus ojos. Bertia, por otro lado, parecía muy contenta y se echó a reír alegremente.

—¡¡Ohh!! ¡Finalmente entiendes sus sentimientos! ¡Eso es genial! ¡Me alegro por ti lady Silica! Tus sentimientos le llegaron al fin.

Sin embargo…

—¡¡Bertia-sama!! ¡Cambie sus palabras ahora! No voy a dejar que se escape fácilmente.

—¿Si… Silica-sama? ¿Por qué estás enojada…? —tartamudeó Bertia. Finalmente, comprendiendo en qué tipo de situación se encuentraba, la cara de Bertia comenzó a encogerse.

Bertia puede sentir que está en peligro por la ira de lady Silica. Sin embargo, parece que todavía no podía entender por qué Silica está tan enojada con ella. Miró a su alrededor inmediatamente buscando ayuda, al final sus ojos se encontraron con los míos.

Sí, estás cosechando lo que sembraste. Por eso, ve obedientemente a que te regañen, ¿vale?

—Su Alteza… —Bertia intentó acercarse a mí cuando me vio asentir, pero fue sorprendida antes de dar el primer paso por lady Silica.

—Su Alteza Cecil, ¿me puede prestar a Bertia-sama por un rato? —con un tono que no permitía ningún rechazo, Silica me pidió permiso.

—Bueno, Bertia está equivocada esta vez… así que no me importa si es sólo por 2 horas. —Aunque Bertia es mi prometida, todavía es libre de hacer lo que quiera. Si no hay ocaciones especiales, no es necesario que me pida permiso… Por supuesto que todavía responderé si me lo piden.

Por cierto, el límite de tiempo de 2 horas no es porque tenga un negocio en particular con Bertia. Es simplemente porque quería que fuera un regaño moderado y tenía algo de lástima por ella. Puedo escuchar a los demás diciendo “¿No es mucho 2 horas?”, pero no creo que lo sea.

—Eso es suficiente. Educaré a fondo a Bertia-sama sobre el corazón de una doncella con mi todo. —Ante la sonriente Silica, aunque no es tanto como Nert o Bertia, siento miedo.

Mujeres: la ira de una doncella no es algo que se deba buscar.

—Su Alteza, sálveme…

—Bertia, es sólo tu entrenamiento nupcial… probablemente.

—Eso no es…

—Ah, ya que serás mi esposa, creo que debería llamarlo “entrenamiento para ser reina”.

—¡Eso tampoco suena bien!

—Discúlpate apropiadamente con tu mejor amiga, ¿de acuerdo?

Incluso cuando las lágrimas comenzaron a salir de sus ojos, Bertia se quedó en silencio.

Para Bertia, Lady Silica es su mejor amiga insustituible. Estoy seguro de que ella no quiere que su mejor amiga se enoje y se pelee con ella.

Los ojos suplicantes que ella me envió lentamente se dirigieron a los de Silica, quien la tomó de la mano. Silica sonrió.

Por un segundo, pude ver la alucinación de una helada ventisca.

—Si te aseguras de escuchar lo que ella dice y te disculpas adecuadamente, creo que te perdonará —le aseguré.

Una pequeña criatura está temblando allí.

Bertia es como una pequeña criatura que tiembla ansiosamente mientras pide perdón a su amo ahora. Honestamente es interesante y lindo.

—Depende de cuán sincera sea Bertia-sama. —Silica, todavía avergonzada, le mostró a Bertia su mejor sonrisa.

Bertia no se ha dado cuenta todavía, pero la actitud de lady Silica comenzó a calentarse mientras lanzaba una mirada exasperada a Bertia que se sentía como diciendo “¿Qué se le va a hacer con esta niña?”.

Originalmente, la posición social de lady Silica es más baja que la de Bertia, por lo que no es necesario pedirle perdón. Si Bertia sólo usara su posición social y le ordenara que la perdonara entonces, con la posición que ocupa lady Silica, ella no podría rechazarla.

Pero Bertia no haría eso. Lejos de hacer eso, ella está tratando de pedir perdón como amiga. Al hacer eso, ella podría disminuir su ira más o menos.

—E… entonces, N-Nert-sama, acerca de esta charla, vamos a continuar ésto en otro momento. Necesito tener una… otra charla con Bertia-sama, así que me disculparé aquí. ¡Adiós a todos! —Lady Silica dio la impresión de haberse recuperado, al sostener fuertemente el brazo de Bertia y abandonando el lugar pero su cara está roja como la remolacha… y ella tartamudeó antes, ¿verdad?

Es muy claro a la vista que ella no se ha recuperado aún de su agitación. Incluso el corazón de Nert está agitado. A pesar de eso, la paz regresó a la sala del consejo estudiantil después de que Bertia y Silica dejaron el lugar.

♦ ♦ ♦

Parece que la conferencia de la señorita Silica duró exactamente 2 horas.

No sé de qué manera la regañó, pero después de eso Bertia se asusta mucho de Silica.

Durante las fiestas de té, la amante de los postres Bertia, incluso le ofrece su postre favorito a lady Silica con lágrimas en la cara. Todo ello mientras mi prometida comienza a murmurar cosas como “El corazón de una señorita es delicado”, “La gente te odiará si no eres considerado” o “Cuando se me dé la señal, necesito callarme”.

Después de eso, Bertia dejó de revelar el enamoramiento de la gente a las personas involucradas o miraba a Silica cuando decía algo que creía que podía estar fuera de lugar.

Creo que Bertia está realmente asustada de ella.


[1] Sí, no tiene mucho sentido si lo pones así. Pero recuerden que esto es una traducción japonés>inglés>español. Sólo tómenlo como que “heroin” es como suena en japonés la palabra en inglés “heroine”.

[2] Nuevamente, Cecil está jugando con las palabras en japonés para decir algo pero, realmente, estarse refiriendo a lo que está entre paréntesis. El siguiente párrafo lo explica mejor.

[3] Moe: El término “Moe” se utiliza en el argot japonés para referirse a los sentimientos de cariño, adoración, devoción y hasta excitación sexual que se personifican en los personajes, valga la redundancia, ya sea de manga, anime, videojuegos, novelas ligeras, live action, doramas, ilustraciones, personajes literarios, etc. que ayudan a resaltar sus características y su propia personalidad. […] El significado de “moe” también se incluye en la idea de “sentimientos profundos hacia un personaje en particular”; también es usada en casos donde simplemente un “me gusta” no es suficiente para expresar aquel sentimiento. San Wiki

Kiara: Lamentamos mucho el retraso que hay con esta novela, pero es realmente difícil tener actualizaciones regulares con capítulos tan largos. Esta vez fueron 16 páginas, por lo que pedimos comprensión con las actualizaciones.

Muchas gracias por leer, y nos vemos en el próximo capítulo.

Raine: Adoro a Bertia, pero Kiara tiene razón. ¡16 páginas! Argh…

♥ ❤ ♥

               

| Índice |

29 thoughts on “Diario de Observación – Capítulo 7: Bertia, 14 años (1)

    • Nemoné says:

      Casi todos lo hacen… Bertia es una lindura. Una lindura que es boba.
      Pasate por Kovel Times edición 13, ya encontrarás el siguiente capítulo ahí.

  1. Lyn says:

    Waaah, no me importa que se tarden, sólo no la abandonen, es genial está novela, me encanta que sea desde el punto de vista del príncipe. *-*

    • Nemoné says:

      ¡Que bueno que te guste! A su editora y traductora les haría feliz leer esto ♥
      Por cierto, pasa por Kovel Times edición 13, ahí ya está el siguiente capítulo (´。• u •。`)

  2. Castro Andrea says:

    Muchas gracias por las traducciones! Llegué aquí por el diario de exploración y ahora entro a ver sus demás proyectos, muchas gracias por su esfuerzo!

    • Nemoné says:

      Sí, ¡gracias Kiara y Raine! ¡Y a ti, por leer!
      Pasate por Kovel Times edición 13, allí ya encuentras el siguiente capítulo

  3. vane says:

    Muchas gracias por el cap. Esta Bertia es un caso, moria de risa. Pero con todas y sus indiscreciones, ayudo a muchos a juntarse.
    Espero con ganas la siguiente actualizacion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *