Diario de Observación – Capitulo 8: Bertia, 14 años (2)

Traducido por Kiara

Editado por Raine


[Pequeña nota pre-lectura: *El nombre de Gulgan cambió a Kulgan.]

Tal vez se debió a la guía de lady Silica pero después de aquel alboroto, Bertia se ha contenido un poco. Aunque no por completo.

Una vez, ella arrastró a lady Cynthia a la sala del consejo estudiantil y de repente le pidió a Bard que les enseñara a montar a caballo.

Como Bard actúa como un amable hermano mayor al que realmente no le importaba ayudar, no pensó mucho las cosas y aceptó su petición. Aunque temí que todo fuera una especie de “evento” para ayudar a Bard a tener a lady Cynthia en sus brazos.

Al final, por alguna razón terminé siendo llevado con todos. En ese momento, noté que lady Cynthia ya había dominado la equitación y no había nada más que enseñarle.

—¿Eh? ¿No se suponía que Cynthia-sama era frágil debido a la enfermedad que se extendió por toda la capital? ¿Por eso no hiciste mucho ejercicio y te encerraste dentro de tu mansión, viviendo tu vida leyendo libros todos los días? Ése es el escenario… me refiero, el rumor que he oído hablar de ti.

Bertia inclinó la cabeza ante la imagen frente a ella: lady Cynthia, cabalgando majestuosamente como una amazona sobre el lomo del caballo, no usaba la típica silla lateral que está destinada para las mujeres, más bien se divertía usando su propio estilo.

—¿Eh? No sé dónde escuchaste tal cosa, pero nunca me he enfermado a tal estado. A pesar de que me gusta leer libros, también me gusta montar a caballo. Incluso a veces recorría mi territorio con mi caballo.

A la respuesta de Lady Cynthia, Bertia sigue ladeando su cabeza de un lado a otro, aún más confundida.

¿Por qué ella está pasando por alto cosas tan básicas?, pensé. Me acerqué a ella y le susurré al oído:

—Bertia, ¿olvidaste que la plaga que debía azotar la capital hace unos años fue contenida en muy poco tiempo y no trajo consecuencias?

—¡Ahhhhh! ¡Me olvidé totalmente de eso! —Finalmente entendiendo la situación, Bertia gritó repentinamente y comenzó a sostener su cabeza.

Al final, en lugar de practicar equitación, terminó siendo un viaje a caballo.

Reconociendo la habilidad del otro, Bard y Cynthia comenzaron a tener una carrera en muy poco tiempo. A una velocidad en la que Bertia, que solo aprendió a montar a caballo en una silla lateral, no pudo alcanzarlos. Así que ella terminó cabalgando junto conmigo para estar a su nivel.

A la velocidad que vamos, Bertia está asustada, muy asustada, tanto que sus ojos comenzaron a llenarse de lágrimas mientras me abraza con fuerza. Es interesante, así que hice una pequeña broma como aumentar aún más la velocidad y sostenerla de una manera inestable.

♦ ♦ ♦

Entonces, en otra ocasión, para superar los malos sentimientos de Sean hacia lady Joanna, Bertia creó un plan para que ésta última preparara galletas caseras.

En lo que respecta a ese asunto, además del hecho de que lady Joanna es la pareja política de Sean, ella se siente atraída por él, por lo que decidió seguir con el plan de Bertia.

Para ser exactos, creo que una de las razones por las que aceptó es por sus deseos como doncella de darle un regalo desde su corazón a Sean y la otra es porque el plan de Bertia parecía interesante.

Con esto y aquello, decidieron ejecutar el plan de de hacer un pastel hecho por sí mismas…

Vamos a hablar sobre el resultado primero.

Lady Joanna, quien es básicamente buena en todo, no tiene ni idea de cómo hacer galletas y, como la mala perdedora que es, intentó hacer muchas cosas más pero al final, todas fracasaron: ya sea que estuvieran quemadas como un carbón de leña, que prepara galletas con buen aspecto pero duras como piedra, o que los lugares que debían ser duros son terminaran suaves de alguna manera.

El sabor también varió: de ser demasiado dulce, salado o ácido. No importa cómo lo hicieras, al final no podías pensar en tal cosa como algo comestible y delicioso.

Las galletas que Joanna hizo, provocaron que todas las mujeres nobles que la guiaban, incluida la gran cocinera Silica, inclinaran la cabeza en confusión sobre el misterioso objeto creado por ella.

Incluso si no estaba muy sabroso pero aún comestible, al dárselo a Sean, por supuesto, su respuesta sería bastante deficiente.

Con tan sólo un vistazo, puedes notar que Joanna parece desanimada… Pero creo que eso es bueno en cierto sentido: ella, que tiene mucha confianza en sí misma y es perfecta en todo, hacía que Sean se sintiera un poco incómodo al estar a su lado, pero ahora viéndola con esta apariencia, comenzó a pensar que después de todo ella es sólo una chica normal.

La señorita perfecta Joanna, se ve muy deprimida, incluso el aura a su alrededor es triste y todo porque es la primera vez que ella no puede hacer algo. Tratando de consolarla, Sean comenzó a relajarse y hasta su sentimiento de querer protegerla comenzó a brotar.

Al final, cuando recuperó su espíritu, lady Joanna entendió que “Oh, Su Alteza Sean  quería sentir que podía cuidar de ella en ocasiones” y comenzó a comprender el truco para manejarlo. A veces ella dependía periódicamente de él, o actuaba deprimida delante de él. Al hacer eso, Sean comenzó a ganar confianza como hombre y comenzó a reconocerla como alguien a quien proteger y apoyar.

Incluso si inicialmente era un acto de lady Joanna para hacer que Sean se preocupe por ella, sin darse cuenta, también fue reconfortada por Sean y comenzó a exudar un sentimiento calmado y digno.

Es por eso que, incluso si el plan es un fracaso, el resultado es correcto.

Por cierto, la reacción de Bertia a esto fue un “¡Justo como lo predije!”. Aunque sonaba altiva, realmente no hizo nada y dijo eso mientras evitaba la mirada de los demás.

♦ ♦ ♦

El año pasó con todos esos acontecimientos, y nosotros, los de tercer año, nos graduamos de la escuela media en primavera sin ningún problema.

Luego, a cambio de nosotros que fuimos al primer año de la escuela secundaria, el consejo estudiantil es sucedido por el segundo año anterior, Kulgan y lady Anne.

Al ser de segundo año, los días pasaban normalmente ya que el estilo de vida de Bertia no cambió mucho.

Eso está bien. Eso está bien, pero… estoy visitándola aquí personalmente porque me siento insatisfecho con algo.

Sí. Creo que este sentimiento se llama insatisfecho, molesto o irritado.

Por lo general, no me dejo llevar por mis emociones. Así que rara vez tengo tanto sentimiento negativo sobre mí, pero creo que en este momento estoy sintiendo algo parecido a la ira.

Pero ¿por qué…?

—Bertia. Desde que entré en la escuela secundaria, aunque siempre escucho sobre ti y lo que haces por mis amigos, tengo la sensación de que rara vez te veo. ¿Por qué es así? —tomando un segundo sorbo de té, sonreí cuando le pregunté a Bertia, quién está tratando de llevarse los bocadillos a la boca mientras inclina su cabeza. Luego, actuando como si estuviera pensando sobre el asunto, ella exclamó:

—¡Me acabo de dar cuenta, ahora que lo mencionas! —, y asintió con energía como si se hubiera dado cuenta justo ahora. —Dado que el evento de conquista de Su Alteza se produce principalmente en el primer año de la escuela secundaria, después de que asiste a la escuela secundaria, rara vez se presenta en un evento de este tipo. Esa es la razón por la que la dificultad de su conquista es máxima, y ​​hasta se dijo que era imposible… En contraste, el evento de conquista para Kulgan-sama está en su máximo esplendor ahora que se convirtió en el presidente del consejo estudiantil, y en comparación con él, el evento de conquista del príncipe Sean es menor este año pero será más grande a partir del próximo año. Luego, excluyendo a Su Alteza, los objetivos capturables de tercer año… bueno me refiero al ex grupo de tercer año: Charles, Bard y Nert, tienen un pequeño evento aquí y allá, ya que la noble rival todavía está en la división de la escuela media. Estaba ocupada previniendo todos esos eventos y no pude encontrarme con Su Alteza.

Al verla sonriendo de oreja a oreja, con un sentimiento de orgullo, mantuve la sonrisa en mi rostro y respondí con un bajo:

—Entiendo.

En primer lugar, ella simplemente no sólo no interferiría con mi “evento”. En lugar de eso, parece que está tratando de empujarme a los brazos de la baronesa Heronia. A pesar de que mi novia se supone que eres tú, Bertia…

Argh, ahora sólo puedo apretar mis dientes, ¿por qué? No entiendo. ¿Por qué la sensación de incomodidad no desaparece? Sus acciones suelen ser interesantes, pero ésto no se siente en absoluto interesante.

Además, recientemente estoy aún más irritado por dos cosas que mi amigo me dijo.

Por eso, hoy la invité a comer fuera.

—Ahora que lo pienso, Bertia, parece recientemente que te estás llevando bien con Kulgan.

Kulgan, quien hace su trabajo de espía y a menudo viene a mi casa para reunirnos y contarme los avances, últimamente, con una cara avergonzada, me pregunta mi opinión sobre ciertos asuntos acerca de cuando Bertia le visita.

Todos los días…

—Bertia… le pediste a Kulgan que te dejara llamarlo “Ku-aniki[1]”, ¿verdad?

Cada día, ella acude a la sala del consejo estudiantil y le pide a Kulgan “Por favor, permite que te llame Ku-aniki”, mirándolo con unos ojos brillantes.

Recientemente, Kulgan sostiene su cabeza cada vez que la rechaza y ella comienza a ponerse de mal humor como una pequeña criatura, y él me aseguró que en ocasiones cree ver la ilusión de un par de orejas y una cola de zorro en la espalda de Bertia.

Estoy bastante seguro de que las orejas de zorro y la cola no son una ilusión, sino Kuro quien está detrás de Bertia. Desde que se coloca justo detrás de Bertia, debe haber lanzado un hechizo para que la gente vea su propia cola y las orejas superpuestas sobre Bertia como una broma.

Recordé el escenario cuando esa pseudo-niña espíritu de zorro me hizo una broma sin ninguna expresión.

—Sí, eso es correcto. Es debido a que en lugar de tener un evento de interferencia a causa de una mujer noble rival, la mayor parte de su evento es gracias a problemas debido a su sentido de la justicia y mi evento de interferencia. Pero como ahora sólo soy un pariente lejano suyo, es difícil interferir con la heroína. Por eso, pensé que tendría que mantener una buena relación de hermanos con él, interfiriendo con su evento como una mimada hermana pequeña. Además, incluso en mi vida pasada no tuve un hermano o hermana mayor, así que sería genial poder tener uno.

—Con que es así.

Aunque estoy bastante seguro de que la última parte es su verdadera intención. Sus mejillas empezaron a ponerse rojas mientras hablaba alegremente. Ella es muy linda…

Ahora, con esto, finalmente puedo entender porque ése serio Kulgan me dijo “Para mantener las formalidades, ¿puede llamarme “Ku-oniisama” en su lugar?” con una ligera expectativa, mientras me enviaba una mirada de disculpa.

Pero… como pensé, ésto no es interesante.

—Hey, Bertia. Como mi novia, ¿qué crees que pensará la gente cuando empieces a llamar a Kulgan, quien ni siquiera es un pariente cercano a ti, con un apodo tan familiar?

—¿Eh?

—Las personas de alrededor seguramente pensarían “Aunque lady Bertia Nochesse es la prometida del príncipe heredero, también es cercana a otro hombre” o incluso “Ella es una mujer suelta que está pensando en traicionar a Su Alteza”.

—¡Yo no tengo ninguna intención de hacer eso!

—Incluso si dices que no lo harás, las personas que nos rodean no necesariamente interpretarán tus verdaderas intenciones, ¿lo sabes? Conforme lo exageren más, al final, se convertirá en algo realmente interesante. Incluso tú, que has terminado tu debut social, debes saber lo desagradable que puede llegar a ser un rumor en nuestro círculo social. —A propósito, le muestro una expresión preocupada y le pido un acuerdo mientras inclino mi cabeza.

—No me refiero a… Lo sé. —Bertia lo aceptó fácilmente.

En realidad, hay muchas maneras de evitar éso, e incluso si ella comienza a llamar a Kulgan como “Ku-oniisama”, estoy bastante seguro de que sus brillantes amigas ayudarán brillantemente a sus acciones.

Pero eso no es interesante, entonces creo que ésta es la mejor solución, para mí.

Ahh, pero a este ritmo, Bertia se sentiría realmente mal y es un poco triste…

—Oye, Bertia, si tanto quieres un hermano mayor, podrías llamarme “Cecil-oniisama”.

Por un segundo su expresión comenzó a iluminarse después de haber escuchado mis palabras. Aunque parece haberse dado cuenta de algo y comenzó a negar con la cabeza.

—Su Alteza Cecil, es Su Alteza Cecil. Eres mi pro-pro-prometido. No puedes ser mi hermano.

Ella se ve muy avergonzada cuando menciona la palabra prometido, y claramente declaró que no podemos tener una relación de hermanos.

Tan pronto como escuché esas palabras, siento que el sentimiento irritante dentro de mí comenzó a desvanecerse. Estos sentimientos, tan extraños…

—Entonces, a cambio, puedes llamarme “Ceci”.

—Eh, ¿por qué se volvió así?

—Porque te veías tan sola. Además, quieres llamar a Kulgan como “Ku-oniisama”, ¿verdad? Ahora intenta decirlo.

—No me refiero a eso. Además, es suficiente para mí decir “Su Alteza Cecil”.

—¿Mmm? ¿Cómo dices? ¿Que es mejor llamarme “Ciel” en lugar de “Ceci”?

—¡¡Nadie dijo nada sobre eso!!

—¿Mmm?

—No me refiero…

—¿Mmm?

—He estado diciendo…

—¿Mmm?

—C… ie… l-sama.

Mientras continuo inclinando mi cabeza y sonriendo, Bertia finalmente se rindió y me llamó “Ciel-sama”. Sin embargo, pude escuchar el ligero tono de “Ci” en él. Pero al final, no importa si me llama “Ceci” o “Ciel”, suena mucho mejor que “Su Alteza”.

Si puedo ser codicioso, quisiera que ella me llamara sin el “-sama”, pero eso puede esperar hasta que nos casemos.

Necesito dejar algunas cosas interesantes para más tarde.

—Buen trabajo. —extendí mi mano sobre la mesa, hacia la manzana roja en que se ha convertido mi prometida y le di una palmadita en la cabeza.

Ella se sobresaltó y soltó un “Mya” cuando le di una palmadita en la cabeza. Detrás de ella, Kuro movió su cola de zorro para que pareciera que a Bertia le ha crecido una cola y la está moviendo.

Como si dijera “¿Es esto suficientemente bueno?”, Kuro, la pequeña criada zorro, se asomó por detrás de Bertia con una cara inexpresiva. Sólo puedo responder con una sonrisa irónica.

Kuro, no necesito este tipo de servicio.

—Ahora, vamos a entrar en el tema principal. —Sonreí mientras regresaba la mano que estaba acariciándole la cabeza.

—¿Tema principal…? ¿Pensé que hoy sólo era yo informándole sobre el evento anterior mientras almorzábamos? —Bertia parece confundida mientras inclina la cabeza… ah, ella cree que fue por eso, yo sacudo la cabeza lentamente.

—Bertia, tienes algo que no me has dado, ¿verdad?

—¿Algo que no te haya dado? Me pregunto a qué te refieres.

Fingir ignorancia es inútil, ¿sabes? Tienes algo en mente, ¿verdad?

Ahora, estás moviendo tus ojos de forma poco natural. Ah, ahora mismo, ella retrajo un poco el pecho.

Así que ahí es donde está. Dado que la cadena ligeramente larga con el collar que le di se le está cayendo, creo que ahí es donde está.

—Aunque le diste a los demás, como tu prometido, yo no obtuve nada. ¿No estás siendo un poco fría? Cuando me enteré de ésto por Carlos y los demás, estaba un poco triste.

—Eso no es… No lo es… Es sólo que no creo que lo necesites… además estaba demasiado llena de mí misma y el diseño es…

“Por lo que no es necesario para mí”, ¿eh?…

Además, ¿hay algo con el diseño?

—Pero lo necesito, así que ¿puedo tenerlo?

—¿Eh? Su Alteza, espera un se…

Volviendo de mi expresión deprimida a la sonrisa habitual, estiré mi cuerpo y rápidamente tiré de la cadena que colgaba de su cuello.

Por supuesto que lo hago con cuidado para que ella no sienta ninguna molestia.

—Está aquí dentro, ¿verdad? Mi… no, “nuestra” parte. —Saqué el colgante que está oculto en su escote, el cual se ha convertido en todo un espectáculo.

El colgante está configurado como un reloj con tapa, cuando presioné la parte superior, la tapa se abrió de inmediato. Saqué dos pendientes del interior.

—¡Su Alteza!

—Ah, me disculpo, mantener esta postura debe ser difícil para ti.

Al obtener mi objetivo, cerré el colgante ahora vacío e intenté devolverlo a su escote con mis manos… pensé en hacer eso, pero Zeno y las criadas que estaban detrás comenzaron a toser al mismo tiempo, así que me rendí y solo solté el collar.

Kiara
Pero, Cecil, esa actitud no te la conocía.

¿Qué hago si no me dejan hacer una cosa tan pequeña…? Oh, bueno, esto ya está muy lejos del código del caballero, así que no puedo quejarme.

—Esto se ve hermoso —dije, admirando los dos pendientes que colgaban de entre mis dedos.

Delante de mí esta Bertia, roja como una remolacha, como si saliera vapor de sus orejas, enfurruñada y bebiendo pequeños sorbos de té.

Dejando eso a un lado… Ambos aretes son idénticos en forma pero totalmente diferentes en colores.

Uno de ellos es una piedra de color rojo rodeada de pequeñas piedras de color azul marino. Y la otra es una piedra de color té con leche rodeada de pequeñas piedras de color ámbar.

Y debajo de cada una de las dos piedras, sale una con una cadena roja como si estuviera uniendo a esas dos piedras.

Mmm, así que se refiere a cada uno de nuestros ojos y color de cabello con una cadena roja, la cuerda roja del destino.

Ella piensa en cosas muy lindas a veces.

—Si lo recuerdo correctamente, los otros chicos solo tienen un diseño simple con una sola piedra llena de “poder de protección de elemento oscuro”, ¿verdad? La forma es la misma que éstos, aunque el color varía en función de su propia pareja.

—Quiero decir… ya que Su Alteza estará junto con la heroína, no hay necesidad de una protección para su poder de luz. Además, sólo estamos comprometidos temporalmente, por eso pensé que no había necesidad de dártelo… Ya que realmente no pensaba dártelo, pensé que también podría hacerlo un poco más elaborado. —Bertia trató de hacer una excusa mientras metía los dedos dentro de la taza de té y los hacía girar el interior.

He estado diciendo esto pero, Kuro, no es necesario que retrates sus sentimientos y superpongas unas orejas tristes en su cabeza.

Tengo que admitir que es lindo pero es una opción innecesaria.

—¿Así que Bertia se siente bien incluso si mi comportamiento se convierte en algo parecido al de un adicto?

—¡¡Eso absolutamente no puedo permitirlo!! Porque Su Alteza es Su Alteza, es lo que le hace adorable.

—Entonces, debes protegerme para que pueda seguir siendo yo y así, por mi cuenta, pueda encontrar a la chica que me gusta.

—¡¡Por supuesto!! Apostaré mi orgullo como villana de primera clase y te protegeré para que puedas decidirlo por tu cuenta.

—Está bien. Entonces, voy a tomar esto.

—Sí, por favor, siéntase libre de tomarlo. Es sólo que el diseño es un poco…

—Ah… Ciertamente, si es usado por una sola persona, esto parece un poco pesado como un amor no correspondido. Es por eso que Bertia debería usar la otra mitad de este arete. De esa manera, ya no se sentirá como un amor no correspondido.

—¡Ya veo! ¡Entiendo, déjemelo a mí!

—Está bien, ven, te lo pondré en la oreja.

—Sí.

Con un ritmo rápido de conversación, no le di tiempo para pensar y procedí a actuar: puse el arete de té de leche con piedas de color ámbar sobre su oreja. Tan pronto como lo hice, murmuré “Zeno” con mi sonrisa habitual.

La expresión de Zeno se muestra reticente cuando lanza un hechizo para lograr lo que pretendo. Sintiendo la magia, el cabello de Kuro se levantó. Ella debió haber notado lo que pasa y me miró fijamente.

—¿Kuro? ¿Qué pasó? —Al darse cuenta de lo inusual que se comporta Kuro, Bertia, con una expresión perpleja, miró de un lado a otro entre Kuro y yo.

Mientras hacía eso, rápidamente me puse el arete de piedra roja y azul marino y le pedí a Zeno que terminara la tarea lanzando el mismo tipo de magia.

—No te preocupes, ella solo reaccionó porque le pedí a Zeno que lanzara un hechizo.

—¿Hechizo? ¿Qué tipo de magia es?

—¿Mmm? Es una magia con un elemento de tierra para fijar la posición de los aretes, lo que hace que no se puedan quitar, por lo que no perderemos tan importantes aretes y una magia de agua para que los aretes siempre estén limpios.

—¿Eh? ¿Eh? Incapaz de quitarlo dices… ¡Ehhhh!

—Con esto, parece que nos amamos mutuamente, y no puedo ser tildado como un hombre triste con un amor no correspondido.

—Eso es genial… ¡Espera un momento! ¿Mutuamente enamorados? ¡Esto nos hará ver como una de esas parejas tontas! Si es usado por una sola persona, todavía podemos inventar una excusa de que es una coincidencia. Pero si usamos el mismo patrón, no hay forma de que esa excusa funcione. —Luego de un momento, su mente comenzó a trabajar y finalmente lo notó. Me reí tímidamente mientras la miraba.

Sí, esto es divertido.

—Es atractivo, ya que los dos somos una pareja atada por el destino. ¿No es interesante y bueno?

—¡Eso no es bueno en absoluto! ¡¡La heroína se enojará!! Ella terminará yendo por otra ruta.

—No tienes que preocuparte. Después de todo, Heronia, la heroína, es bastante persistente… hasta el nivel de ser una molestia —dije lo último en voz baja.

—¡¡Aún así, todavía existe la posibilidad de que suceda!! Kuro, quítalo… ¿eh? ¿No puedes quitarlo? ¿Zeno es mucho más fuerte?

Sin ninguna expresión por parte de Kuro, silenciosamente señaló a Zeno haciendo que Bertia se pusiera aún más nerviosa.

—Entonces Zeno-sama, ¡por favor quítalo!

—Me disculpo profundamente Bertia-sama. Si desobedezco a mi amo, él dará mucho miedo después… me refiero a que un sirviente no puede ir en contra de los deseos de su amo. —Zeno se disculpó con todo su corazón mientras se inclinaba. Sin embargo, su mirada está totalmente apartada de Bertia.

—Pero yo… ¡¡Su Alteza!!

—Es “Ciel”, ¿cierto, “Tia”?

—Decir algo así en este momento, un poder destructivo tan increíble… ¡¡No!! ¡¡No es eso!! Hay algo malo en esto…

—Ah, ya es hora de la clase de la tarde. Mi adorable Tia, nos encontraremos de nuevo mañana en el almuerzo, ¿de acuerdo?

—¿Eh? ¡Bien!… Espera un segundo, esto está realmente mal. ¿Por qué el ambiente a nuestro alrededor sería como el de una pareja dulce y amorosa? Su Alte… Ciel-sama, ¡¿me estás tomando el pelo?!

Entrecerré los ojos cuando ella me llamó “Su Alteza” y ella corrigió su discurso de inmediato. Bertia es realmente honesta.

¿Qué? No es como si la estuviera amenazando con mi mirada, ¿sabes?

—Estás pensando demasiado… Bien, entonces debo irme.

Hablar con Bertia es realmente muy divertido. He tardado más de lo que debía, literalmente, si no me doy prisa, podría llegar tarde a la reunión.

—Bertia, no llegues tarde a tu próxima clase, ¿bien?

—Espera… ¡Ciel-sama, escúchame! Por favor, quita estos pendientes.

Detrás de mí, parece que Bertia está diciendo algo, pero realmente no le presto atención y dejé el lugar.

Como príncipe heredero de un reino, a menos que haya una razón especial, no hay forma de que llegue tarde a una reunión.

—¡¡Ciel-sama!!

Se siente bien escuchar a Bertia gritar mi nombre desde atrás.

Como esperaba, hablar con ella en persona es mucho más divertido que escucharlo de alguien más.

¿Aquel sentimiento irritante e insatisfecho? Desapareció sin que lo notara.


[1] Aniki: honorífico japonés que significa hermano mayor, pero también se usa para referirse a un superior, lo usan mucho los yakuzas.

Raine
¿Alguien más se siente mal de ver cómo “Ceci” se juega a “Tia” con una facilidad digna de de un demonio?

| Índice |

7 thoughts on “Diario de Observación – Capitulo 8: Bertia, 14 años (2)

  1. Alis says:

    Jajajaja estaba celoso 7u7
    Dejando de lado sus habilidades de manipulación, realmente no puedo creer que le iba a meter las manos en el escote jajajajajajajajja como lo hubiera hecho se nos muere Bertia jajaja
    Gracias por el capítulo.

    • Kiara says:

      es que me sorprendio bastante lo mucho que su mentalidad esta creciendo, mira que querer tocar directamente.
      Muchas gracias por leer y comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *