Diario de Observación – Capítulo 9.1: Bertia 15 años (1)

Traducido por Kiara

Editado por Raine


—Hermano, por favor, ¡haz algo con ella!

—Sean, ¿es lo primero que me dices después de que regreso de un viaje tan largo? Al menos esperaba que fuera un “Bienvenido de vuelta”.

Durante mi segundo año, debido a los deseos de padre, tomé un descanso de cuatro meses durante la primavera, y fui de visita al país vecino para establecer buenas relaciones bajo el pretexto de un intercambio educativo. Mi padre me dijo que sólo hiciera lo que normalmente hago, pero eso sería una restricción para obtener buenas relaciones. Pensando que una forma tan ingenua de actuar no funcionaría, para no desperdiciar los 4 meses que permanecería allí, reuní información y repartí los cebos sobre el impuesto de importación y las tarifas de mantenimiento de la carretera, mientras viajaba. Con eso, chantajeé… digo, negocié con unas condiciones favorables.

Al principio, nadie le prestaba atención a las palabras de un niño como yo y también hubieron personas que simplemente me hicieron a un lado aunque, cuando comencé a usar la información que reuní, sus caras empezaron a ponerse pálidas mientras me escuchaban con más seriedad.

Finalmente me di cuenta de que los humanos son criaturas sorprendentemente sensatas, siempre y cuando conversen sinceramente entre sí. Bueno, aunque antes de poder conversar con sinceridad, tendrías que sentar algunas “bases” e investigación.

Sucedieron varias cosas durante mi viaje, pero regresé a la academia de acuerdo con lo programado pero, en lugar de darme la bienvenida, lo primero que mi hermano hace es hablar frenéticamente sobre… bueno, algo que no entiendo del todo… Como no he recibido ningún dato de mi informante, no tengo idea de lo que está pasando actualmente.

Por supuesto, he recibido informes periódicos, pero como el territorio de nuestro país es amplio, lleva tiempo recibir información sobre la capital cuando estoy en los países vecinos. La información que puedo obtener también era limitada y no podía escuchar ninguna noticia reciente.

—¿Bertia hizo algo interesante otra vez?

Es raro que mi indiferente hermano esté tan nervioso. El último informe del “cuidador de la casa” incluye el plan para hacer que Sean participe en la preparación del Festival cultural, pero no escuché que ella hubiese realizado muchos movimientos interesantes.

—No se trata de lady Bertia sino de la baronesa Heronia.

Mirando a Sean que frunció el ceño de forma desagradable, recordé sobre la chica que sólo es buena por su apariencia normal.

Por cierto, en lugar de ser uno de mis objetivos de interés o protección, es más como una plaga molesta que pensé que debería eliminar, por lo que tengo poca o ninguna información sobre ella. Sólo la reconozco como alguien que conoce a mis allegados y a Bertia.

—Sean, lo siento, pero la baronesa Heronia está fuera de mi jurisdicción. —rechacé a Sean, que vino a pedir mi ayuda como si fuera lo normal.

—¿Puedo preguntar por qué?

—Yo soy el que debería preguntar por qué me pedirías ayuda.

—Es porque todos han estado diciendo que te haces cargo de todos los problemas siempre y cuando alguien te lo pida.

—Tengo mucha curiosidad por saber a quién se refiere con “todos”.

—Lady Joanna se siente muy inquieta. Está muy dolida porque la baronesa Heronia le ha dicho que es demasiado tensa y no es digna de mí, el príncipe Sean. Además, me dijo mientras lloraba que, viéndome al lado de la baronesa Heronia cuando me acercaba a ella, por alguna razón la hacía sentir miedo de que mis sentimientos cambiaran. Verla a ella parecer tan débil cuando siempre se ve tan capaz, hizo que me doliera el corazón. Pensé que tenía que hacer algo para protegerla…

Ignorando todo lo que he dicho, Sean comenzó a contarme lo que pasó y levantó su puño con algunas lágrimas en sus ojos. Su decisión de protegerla es bastante loable, pero ¿confíarmelo a mí?

A diferencia de mí, el primer príncipe perfecto y poco lindo, Sean, el segundo príncipe, es mimado por los adultos porque no puede hacer las cosas a la perfección, por eso puede ser inevitable que alguien poco confiable y mimado le pida ayuda a alguien… pero aún creo que es muy vergonzoso como hombre hacerlo.

Bueno, él está mucho mejor que la última vez ya que lady Joanna lo está educando y conoce los trucos para manejarlo, lo tiene bailando sobre su mano desde entonces: el Sean de antes pensaría que es un hecho que debería ser protegido y nunca pensaría en proteger a nadie.

—Si es así, Sean, debería tratar de protegerla por ti mismo. Usted es el presidente del consejo estudiantil de la escuela intermedia y el segundo príncipe de este país… además de que la señorita Joanna es su amada, también.

Sean, quien parecía frustrado mientras se mordía el labio inferior, ya que no sabía cómo proteger a su dama, notó que algo y se sorprendió.

—Estimado hermano, ¿sabía usted acerca de nuestra relación? Hace solo dos días que comenzamos a salir… como se esperaba de un hermano tan audaz. —Sus ojos originalmente muy abiertos se agrandaron mientras me miraba con suspicacia.

¿Saber si Sean y lady Joanna finalmente están juntos? Por supuesto que no hay forma de que me enterara si están en una relación. Es sólo que de alguna manera siento que los sentimientos apasionados que veo brillar en los ojos de Sean están cerca de “enamorado”. Es por eso que traté de insinuar… pero ya veo, así que finalmente decidieron salir juntos. Con esto no hay más problema para decidir la prometida de Sean.

—De ahora en adelante, como prometidos y socios, ambos serán un pilar para nuestro país. También habrá muchas pruebas. ¿Seguirá pidiéndome ayuda cada vez que no pueda cumplir con tales pruebas? Si es así, no podrá proteger a sus seres queridos, ni a este país.

Sean no siempre puede ser el niño mimado que es, ya es hora de que actúe como el segundo príncipe de este país. Entonces debería actuar en consecuencia y ser estricto con él. Después de todo, soy su hermano mayor.

—Pero en lugar de alguien como yo, ¿las cosas no se resolverán mejor si alguien como tú lo hiciera…?

—Si es así, no podrás experimentar nada, por lo tanto, no podrás crecer. Además, a quien quieres proteger es a lady Joanna de la baronesa Heronia, ¿verdad? ¿Estás dispuesto a dejar que otro hombre sea el que la proteja?

—Eso… es un poco… —Al imaginarlo, la cara de Sean comenzó a preocuparse, lo sé por la expresión de su rostro infantil.

Más aún, ¿no es este el momento de mostrar tu virilidad? Ella está contando contigo ahora mismo no como príncipe, sino como amante, ¿sabes? ¿Qué tal tratar de protegerla a tu manera? Si eso no funciona, está bien pedir mi consejo.

Con esto, espero que Sean madure.

Incluso así, Sean hizo todo su trabajo como presidente del consejo estudiantil a la perfección y parece ser bueno en sus estudios. Sus habilidades son en sí mismas maravillosas, todo lo que necesita es solo confianza y la resolución de hacerlo cuando llegue el momento.

Además, incluso si él falla. yo puedo salvar la situación… y estoy seguro de que lady Joanna parece estar liderando la situación, así que ella podrá hacer algunos seguimientos. Sobre todo porque este caso es algo que lady Joanna ha establecido como tarea para Sean. Estoy seguro de que hay un plan B puesto en marcha, después de todo, ella es lo suficientemente buena como para hacerme desear tenerla como mi subordinada.

—Segundo príncipe… pero…

—¿Pero?

En mi opinión, es ridículo preocuparse por esta “tarea” que ya se ha planeado perfectamente para que la resuelva, pero como Sean no se ha dado cuenta de esto, aún debe sentirse incómodo por tener que resolverlo por su cuenta.

Para una cierta parte de las mujeres, es importante que el hombre parezca “lindo y carismático”, pero como príncipe de un país, me pregunto si esas cosas son realmente necesarias.

Fruncí el ceño mientras esperaba que continuara. Sean, que parecía un pequeño cachorro siendo regañado, echó un vistazo a mis expresiones con los ojos vueltos hacia arriba mientras abría la boca lentamente:

—Incluso he prestado atención varias veces y he intentado mantener mi distancia con ella, pero ella nunca me escucha. Insistiendo en que ella es la mejor candidata para unirse al consejo estudiantil, sigue mirando despreciando y acosando a lady Joanna y a otras jóvenes nobles, mientras actúa como si fuera una especie de damisela en apuros, llorando en frente de los espectadores… ha sido especialmente peor en el tiempo en que estuviste ausente. Hice lo mejor que pude para suavizar las cosas cada vez, pero con un razonamiento retrasado, ella hizo que pareciera que realmente estoy de su lado. Me hace sentir que no sé lo que es correcto.

Me siento aliviado al ver que Sean, con lágrimas en el borde de sus ojos, hizo todo lo posible por resolver la situación a su manera.

Por lo que escuché de Bertia, el objetivo número uno de este año parece ser Sean. Estoy seguro de que está en una posición similar a la mía hace dos años. No, de lo que deduje de la historia de Sean, sucedieron varias cosas fuera del “escenario” aún más problemáticas. Además, debido a que Sean tiene ese lado suave en él, en el que los problemas no son una opción y vive ignorándolos y eludiéndolos, su cerebro debería estar bastante atormentado por saber cómo tratar con ella.

—Además, hermano mayor, ¿estás seguro que no tiene nada que ver contigo? Después de todo, el objetivo número uno de su ataque parece ser lady Bertia. Lady Joanna puede parecer estricta, pero es amable por dentro. A pesar de que está preocupada por sus propios problemas, cuando mira a Bertia le duele todavía más el corazón. No puedo soportar mirar cómo su corazón es golpeado así.

—¿Bertia es el objetivo principal de su ataque? ¿Cómo se volvieron las cosas de esa manera?

Tan pronto como escuché el nombre de Bertia, mi frente se arrugó un poco. Estamos hablando de la baronesa Heronia que ha estado entrometiéndose con muchas damas nobles. Por supuesto, ella se entrometerá con la auto proclamada villana de la historia, pero nunca esperé que fuera especialmente malo para Bertia. Al parecer pasé por alto un poco la magnitud.

Bertia es mi prometida así que es obvio que esta situación sí está dentro de mi jurisdicción. Debes proteger a tus seres queridos.

Sean, que hizo todo lo posible para lograrlo, no tuvo éxito. Su expresión preocupada comenzó a suavizarse una vez que comencé a prestarle un oído.

Lamento decepcionarte lady Joanna, pero le echaré una mano a la “tarea” de Sean.

Aun así, será sólo hasta el punto en que Sean pueda proteger a su amante y yo pueda determinar la situación de mi novia y ayudarlo si es necesario. Ya que, en primer lugar, lady Joanna fácilmente podría cuidarse de alguien como la baronesa Heronia tan sencillamente como agarrar su mano, pero en lugar de hacerlo, usó una metodo indirecto y le pidió ayuda a Sean dándole esta especie de “tarea”. Si no cuido las cosas perfectamente, en lugar de estar feliz, ella estaría extremadamente furiosa.

—Puede que no sepa cuál es la razón, pero he oído varios rumores sobre que lady Bertia destruye las pertenencias de la baronesa Heronia o que tiene un comportamiento ofensivo y le solicita a otras damas que la aíslen o que  actúa igual de corrompida como su padre el marqués Nochesse… todos estos rumores están siendo esparcidos alrededor de la escuela.

—Esos rumores no se esparcen por sí solos, ¿no será más bien “alguien los está esparciendo alrededor”?

—Sí, alguien está esparciéndolos alrededor.

¿No significa eso que ella trató de difundir malos rumores sobre Bertia, pero al final fue descubierta y ahora se convirtió en la esparcidora del rumor?

Ella está cavando su propia tumba… ¿Qué estás tratando de lograr, baronesa Heronia?

—Lady Bertia es en realidad muy famosa entre los estudiantes de secundaria. Y aquellos que la admiran comenzaron a tener una impresión negativa de lady Heronia. Especialmente los miembros de su club de fans, “La Sociedad de Aprecio a Lady Bertia”, están enfurecidos y las fricciones con la facción de la baronesa Heronia se está volviendo más y más comunes… y la persona que está encima de eso es lady Joanna.

Lady Joanna es agresiva para ser alguien que estuvo llorando y parecía estar angustiada, ¿eh?… Estoy seguro de que su actitud frente a Sean es “Aunque tengo miedo, trato de actuar con firmeza”.

Sin embargo, parece que durante mi ausencia, ocurrieron muchos problemas en la sección de la escuela intermedia con Bertia en medio de todo eso. Es posible que tenga que observar la situación y recopilar información.

—Ya veo… entonces voy a echar un vistazo. Al igual que Sean, quien está protegiendo a su amada Joanna, también necesito proteger a mi propia novia.

Sean dejó escapar un suspiro de alivio. Al ver esa actitud de alivio, me hace querer darle algunas advertencias:

—Pero, sólo ayudaré en el problema que se relacione con Bertia. Lo digo de nuevo: necesitas proteger a tu propia amada. Además, también es tarea del consejo estudiantil resolver las disputas entre estudiantes: Sean, ya no estás en el lado que necesita protección, por lo que debes organizarte. —borré la sonrisa de mi rostro y miré a Sean seriamente.

—Sí. —Sean, quien estaba relajado volvió a inquietarse, pero aún así respondió determinadamente.

Sí, ahora él tiene una buena expresión en su rostro y comienza a actuar como un hombre.

—Ahora, ya que necesito desempacar las cosas, dejémoslo aquí por hoy.

Tras echar un vistazo atrás, mi asistente ha detenido sus manos debido a la visita del segundo príncipe. En primer lugar, no hay necesidad de que yo, como el príncipe heredero, arregle mis cosas, pero como “alguien” de la nobleza ha visitado, mi asistente no puede continuar con su trabajo: mientras Sean esté aquí, no hay forma de que puedan arreglar esta habitación.

—Lamento molestarte cuando acabas de regresar, estimado hermano. —Habiendo tenido un poco de margen de maniobra, Sean miró a nuestro alrededor y sonrió con ironía.

—No hay problema, también estoy feliz de verte después de tanto tiempo.

—Oh, sí…

—¿Hay algo más?

—Estimado hermano, bienvenido de nuevo. He estado esperando por tu regreso seguro.

Sonreí para responder.

—Sí, estoy de vuelta. Me alegro de que estés bien también.

♦ ♦ ♦

Entonces, ¿qué debo hacer?

Ahora que he terminado de ordenar mis pertenencias, enviar mis saludos a los maestros y a mis padres, debería empezar a pensar en el conflicto entre Bertia y la baronesa Heronia.

Después de decidir que hacer, escuché de mi informante que las cosas están progresando tal y como lo describió Sean: la baronesa Heronia está haciendo algo estúpido hacia Bertia, pero en lugar de que la gente la evite, hay un cierto grupo de estudiantes que la siguen apoyando y las cosas han empeorado.

Aunque, a diferencia de Bertia que tiene personas que la siguen por su carisma, por la información que obtuve, la gente sigue a la baronesa Heronia por el poder de su espíritu de luz.

Respecto a esto, creo que es mejor tener una solución lo antes posible. En teoría, nunca pasa nada bueno si estás involucrado con algo oculto, o no humano.

Por ahora, creo que debería escucharlo directamente de Bertia. También siento que no la he visto en mucho tiempo.

—Zeno, ¿podrías entregarle esto a Bertia? —Le di un ramo preparado y la carta de invitación de almuerzo a Zeno, quien se inclinó adecuadamente y salió de la habitación.

♦ ♦ ♦

Recibí la respuesta de Bertia casi de inmediato.

Debido a la preparación del Festival cultural, he oído que está bastante ocupada, así que pensé que podría llevarle algo de tiempo, pero parece que ella se había preparado desde antes porque había oído hablar de mi horario de regreso.

Y luego ha llegado el momento esperado. Aunque lo digo como algo especial, sólo es el almuerzo habitual en el salón… Aun así, ya que ha pasado mucho tiempo desde que vi sus acciones interesantes, me emocioné sin darme cuenta.

Durante mi programa de intercambio, he estado rodeado de personas sencillas y, para ser honesto, es realmente angustiante: sentí que me iba a morir por causa del aburrimiento.

—¡¡Usted sólo debe aceptarlo y ya!! ¿Sabes cuántos problemas le ha traído a Bertia-sama? Para decirlo sin rodeos, no ponga sus manos sobre alguien que ya tiene una novia o una prometida. ¡¿No conoces la vergüenza?!

En mi camino para encontrarme con Bertia en el salón, de repente escuché el grito de una mujer. Naturalmente volví mi vista hacia la fuente: está en la esquina del jardín que pasamos para llegar al salón, en medio del lugar donde los estudiantes disfrutan de su comida, hay una mesa que ha estado dando diferentes vibras.

Hay alrededor de tres damas nobles rodeando a una mujer que está sentada en una silla mientras sostiene su taza de té. Y esa mujer es… Ah, es la baronesa Heronia, después de todo… sentados en su mesa hay dos compañeros masculinos más.

Hice lo mejor que pude para recordar quiénes son… Deben ser unos estudiantes bastante populares, por su apariencia y por tener un rango noble decente. Y, si no me equivoco, uno de ellos es el prometido de la chica que le está gritando a la baronesa Heronia. Mirándolo desde ese punto, es la perfecta carnicería de un triángulo amoroso pero, de alguna manera, lo primero que gritó la mujer no es acerca de su prometido almorzando alegremente con la baronesa Heronia…

—Te dije que completaras y enviaras los documentos que te entregué al final de la semana pasada. Se trata de la distribución de roles en el Festival cultural. No lo has olvidado, ¿verdad?

—¿Ah? ¿De qué hablas? No recibí nada de eso.

—¡No mientas! ¡Es un papel distribuido por parte del consejo estudiantil! Te lo he dicho innumerables veces para que no lo olvides. ¡La única que no ha presentado nada eres tú! ¿Sabes cuántos problemas estás causando al consejo estudiantil?

—Por eso he estado diciendo que no sé nada de eso. ¡Ah! Tal vez sea lady Bertia, quizás esté tratando de hacerme una broma…

—¡¿Eh?! ¿Qué estás diciendo? ¡Lady Bertia no es esa clase de persona! Arrojar tu responsabilidad de esa manera a otras personas… ¡Eres de lo peor!

—Eso no es… sólo estoy… —Con lágrimas en los ojos, la baronesa Heronia comenzó a actuar como una oveja asustada. Y los dos estudiantes a su lado intentan consolarla.

Esos dos estudiantes se ven extraños, sus miradas parecen perdidas… Incluso en esta situación, los chicos todavía miran a la baronesa Heronia con una expresión inusualmente feliz. Parecían estar a un paso de la adicción a las drogas.

Cuando entrecierro los ojos puedo ver que el ave que descansa sobre el hombro de la baronesa Heronia comenzó a emitir un aura misteriosa. No es, hasta cierto punto, una magia poderosa pero emite pequeñas ondas de interferencia mental. Bueno, en realidad no es una interferencia mental tan fuerte, siempre que se alejen de ella, deberían volver a la normalidad en poco tiempo.

—Qué cruel… Incluso cuando no sé nada…

Una dama que llora en silencio, unos jóvenes abrazándola para consolarla y las otras damas que la miran desde arriba… Con un solo vistazo, podría parecer una víctima que llora, con el acosador oprimiéndola…

Sin embargo, la realidad es que uno de los que la abraza es el novio de la chica que la está mirando fijamente, y los estudiantes que están almorzando alrededor los miran como si pensaran “¿De qué demonios está hablando esa chica cuando está siendo abrazada por el novio de la otra chica?”. Estoy seguro de que también hay muchas personas que la presenciaron tomando los documentos.

La chica frente a la baronesa Heronia expresó su descontento por su irresponsabilidad. En contraste con eso, la baronesa Heronia, con lágrimas en los ojos, reclamó que todo es culpa de Bertia e insistió en que ella misma es la víctima… No es un bonito paisaje para ver.

Podría ser lo mismo para los estudiantes que los rodean, aparte de los estudiantes miserables que apoyan a la baronesa Heronia, todos la miraron con fríamente y frunciendo el ceño.

Es hora de dejar de mirar a esta farsa.

Después de todo, tengo un tan esperado almuerzo con Bertia.

Quise pasar por alto toda la situación al ponerme detrás de un árbol para no dejar que otro alumno se diera cuenta de que estoy observando a la baronesa Heronia pero cuando intenté escapar de ese lugar, de repente…

—¿Qué es todo este alboroto? —una voz clara reverberó en el jardín.

El entorno comenzó a calmarse. Allí, aparecieron las figuras de lady Silica y lady Cynthia junto con Bertia.

Bertia, que apareció con una mirada de descontento, el ceño fruncido y… con los ojos llenos de satisfacción, estoy seguro de que está pensando algo como “¿No parezco una villana? ¿No soy increíble? Tal como se esperaba de mí”.

Por otro lado, lady Cynthia y lady Silica miraron a la baronesa Heronia con una expresión severa ya que están lo suficientemente molestas. Ella se entrometió con el prometido de alguien mas y ahora incluso intenta hacer de su amiga un villana. No importa que se vea como una víctima… No, es porque parece una víctima que eso las enfureció.

—Heronia-sama, así que eres tú otra vez —Silica expresó con un tono agudo.

—Ya estamos en el último año de secundaria. ¿No es hora de que aprendas tus modales como noble? —Cynthia continuó con voz molesta, escondiendo su boca detrás de un abanico y emitiendo un aura de odio a su alrededor, el aire parecía haberse enfriado.

—Silica-sama, ​​Cynthia-sama… No he hecho nada, pero estas personas comenzaron a…

Me pregunto si ella se dará cuenta de que decir esas cosas mientras se aferra al pecho del prometido de alguien más, no le da ninguna credibilidad.

La cara de las chicas que rodeaban a la baronesa Heronia se volvieron sombrías.

—Bertia-sama, Silica-sama, Cynthia-sama, le pregunté porque no presentó los documentos requeridos. Como eso podría causar inconvenientes para el consejo estudiantil, mi enojo me venció…

Con la aparición de Bertia, las chicas se han calmado un poco. Al mirar la situación sin pensar mucho en ello, se ven como las malas, así que intentaron justificarse frenéticamente.

No podía creer que la razón principal de la pelea no fuera porque intentaba robarle a su prometido, sino porque podría haber preocupado a Bertia y a los demás. Pero me convencí una vez que miré con atención a las desesperadas chicas, quienes tenían una mirada fría en sus ojos que parecía decir “hemos renunciado a nuestros prometidos”.

—Bertia-sama, todo esto debe haber sido trazado por ti. ¿Cómo pudiste hacerme una cosa tan cruel? —llorando profusamente, la baronesa Heronia se levantó del asiento y miró a Bertia.

| Índice |

3 thoughts on “Diario de Observación – Capítulo 9.1: Bertia 15 años (1)

Leave a Reply to Gisell Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *