Dinero de consolación – Capítulo 33: El Príncipe Yufa es una buena persona

Traducido por Kavaalin

Editado por Nemoné


El Príncipe Yufa me llevó a pasear por el barco. ¿Cómo debería ponerlo…? Desde hace un rato, el Príncipe me ha estado mirando muy intensamente.

Parecía que en el reino vecino, es extremadamente difícil para una mujer casarse una vez que su compromiso es anulado. Por lo tanto, la anulación del acuerdo matrimonial era considerada como una gran mancha en la honra de las mujeres de allí.

Me pregunto si esa fue la razón por la cual el Príncipe Yufa me ha estado mirando con pena.

—Bu-Bueno, ¿por qué decidió anular su compromiso?

El rostro del Príncipe Yufa lució incómodo tan pronto como me hizo la pregunta, para después continuar.

—Sin embargo, está bien si no quiere responder.

A pesar de que quería saberlo, parecía que también sentía que era una mala idea hacer esa pregunta.

—Ese sujeto me dijo que no tenía intención de casarse conmigo, por lo que me engañó, lo cual condujo a la anulación del acuerdo matrimonial.

El Príncipe Yufa se puso aún más pálido con mi respuesta, y me miró con aún más lástima.

—Por favor, no se preocupe por eso. Para mí esta situación es mucho mejor que encontrarlo engañándome después de casarnos.

—Sí, pero aún así…

—Yufa, está bien. No dejes que esto te moleste. Julia, tú deja de divertirte con todo esto.

— ¿Es así como Su Alteza me ve? No tengo la menor intención de burlarme de nadie, ¿bien?

Su Alteza me fulminó con su mirada.

— ¿Qué? ¿Cree que no me importó nada la anulación de mi compromiso? Quiero decir, no importa lo estúpido que fuera mi ex prometido, siempre había considerado que haría todo lo posible para amarlo, ¿sabe?

— ¿Eh?

¿Por qué me mira tan sorprendido?

— ¿No te comprometiste con Lamore con el fin de obtener ganancias?

—Aun así, estaba decidida a estar con él por el resto de mi vida. Por supuesto, necesitaba amarlo, o esa era el plan que había pensado inicialmente.

— ¿Plan…? ¿Entonces quieres decir que necesitabas amarlo y no que no pudieras?

— ¿Así que se dio cuenta? De todos modos, esa persona es demasiado estúpida como para notarlo…

Su Alteza suspiró profundamente.

— ¿Por qué debería su Alteza preocuparse por tales cosas?

—Te presté mi ayuda para anular tu compromiso porque tú me lo pediste, pero ¿estaría mal que dijera que lo hice porque me preocupo por ti?

— ¿No cooperó conmigo porque quería que lo salvara?

—Eso también es cierto pero, ¿está mal que sienta deseos de ayudar a mi mejor amiga?

La honestidad de Su Alteza realmente me causó una buena sensación. No pude evitar reír a pesar todo.

—Debido a la cooperación de Su Alteza, pude anular tranquilamente mi compromiso, así que, realmente me salvó.

—Entonces, bien por ti…

[Traducido por Reino de Kovel]

Mientras Su Alteza soltaba un suspiro de alivio, pude sentir como el Príncipe Yufa no dejaba de mirarme intensamente, para que seguidamente se girara y entrara en una habitación como si acabara de recordar algo.

Después de un rato, el Príncipe Yufa salió con un gran collar azul,  y con joyas en la mano.

—Ten.

— ¿Eh? ¿Por qué?

—He sido grosero contigo…

No pude evitar sonreír amargamente.

—No hay ninguna necesidad de que me de esto.

— ¿No eres una persona avariciosa?

—Sí. Pero aunque lo sea, no podría venderlo, incluso se me diera un objeto tan valioso.

Su Alteza suspiró una vez más, pero decidí ignorarlo. Una vez que escuchó eso, el Príncipe Uufa se congeló, como si no supiera qué debería hacer a partir de ahora.

—Julia, ¿por qué simplemente no lo recibes?

—Si bien no esperaba que se impactara tanto, si lo recibiera ahora, ¿no sería como si estuviéramos admitiendo que mis acciones lo conmocionaron? Eso es una ofensa, ¿sabe?

El Príncipe Yufa parecía preocupado por la situación actual. Y ahora que lo miraba, así se veía bastante lindo.

—Príncipe Yufa, por favor, no se preocupe por mí. Ya estoy lo suficientemente complacida con haber firmado el contrato por las piedras con usted.

—Pero aun así…

—A pesar de que al Príncipe Yufa no le agradan las mujeres, es muy caballeroso con ellas.

Mientras me reía por eso, la cara del Príncipe Yufa se puso ligeramente roja.

Ah, ¿lo habré hecho enojar?

—Eso, bueno… Entonces, ¿qué tipo de cosas te gustaría ver de mi reino?

—Bueno… Hay muchas cosas por las que estoy interesada. Supongo que me gustaría ver el tipo de ropa que usa el Príncipe Yufa, así como los encantadores vestidos que traían puestos las princesas Lanfa y Mulan.

— ¿Ropa, dices? Bien, sígueme.

A pesar de que estaba tratando de contener su impaciencia, el Príncipe Yufa me mostró las ropas provenientes del reino vecino.

Es verdaderamente una buena persona.

— ¿No tienes conciencia de tus actos?

— ¿Su Alteza? ¿A qué se refiere?

—Quiero decir que pareciera que empeoras día con día.

—No es como si esto hubiera comenzado recientemente.

—Supongo que sí…

Su Alteza asintió ligeramente con la cabeza, mientras decía esa corta frase decisivamente.

♥ ❤ ♥

| Índice |

3 thoughts on “Dinero de consolación – Capítulo 33: El Príncipe Yufa es una buena persona

  1. Ecle Chan says:

    Jajajaja es mejor un acuerdo comercial para hacer dinero ella misma, que unas joyas… jajajajaj simplemente adorable y genial al mismo tiempo.

  2. Lirio Alicia says:

    Jajaja me encanta:
    -Quiero decir pareciera que empeoras día con día
    -No es como si hubiera comenzado recientemente
    -Supongo que si…
    Jajaja rindete príncipe no podrás cambiarla y x el contrario tú serás quien cambie 😅😅😅
    Gracias por la droga 😆😆😆

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *