Dinero de consolación – Capítulo 38: Corona de flores

Traducido por Kavaalin

Editado por Nemoné


Mientras me dirigía hacia el orfanato con los regalos, una niña pequeña, que había estado jugando hasta hace un instante, me miró para seguidamente alegrarse.

— ¡La Princesa está aquí!

—Miriam. Les he traído regalos a todos.

Miriam era la niña más pequeña en el orfanato y tenía tan sólo cinco años.

— ¡Woah! ¡Chicos, la Princesa trajo consigo a un montón de chicos que lucen como príncipes!

Los gritos de Miriam resonaron por todo el lugar. Y, en un destello, los niños comenzaron a reunirse mientras algunos asomaban sus cabezas hacia afuera del edificio del orfanato.

—Ah, allí está. —dijo Su Alteza, al ver a Michael, quien se encontraba parado entre los niños.

— ¡Oh! ¡Hermano…!

Michael, quien había estado saludándonos con la mano, frunció el ceño. Era realmente raro que él mostrara tal expresión.

— ¿Eres tú, Michael?

—Príncipe Yufa, ¿ya conocía a Michael?

—Sí. Él es el sirviente de Rudy, ¿no?

En realidad, ahora Michael era nuestro empleado.

—Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que nos vimos, sin embargo, el hecho de que él realmente se fuera del lado de Rudy, quiere decir que le falta disciplina.

—En realidad, Michael es una persona muy capaz, ¿sabe? —dije esas palabras en voz baja mientras caminaba hacia el orfanato.

Michael, con su expresión sombría, se paró junto a mí mientras los niños tomaban los regalos de las manos de Su Alteza y daban vueltas alegres.

— ¿Por qué ese tipo misógino siguió a mi señorita hasta aquí?

— ¿Probablemente porque él es mi fuente de ingresos?

—Entonces, asegúrese de exprimirlo hasta dejarlo seco. Después de todo, odio a ese tipo.

Eso pensé. Después de todo, nunca había visto que Michael pusiera ese tipo de expresión por mi hermano o Su Alteza.

—Profesor Michael, ¿se encuentra bien?

Miriam miraba a Michael muy preocupada.

Es tan adorable.

—Miriam, el profesor está animado ahora.

Michael la tomó en brazos y comenzó a hacerla girar. Miriam lucía emocionada y chillaba de felicidad.

— ¡Profesor Michael! Nos gustaría enseñarle el campo de flores a la Princesa. ¿Nos daría permiso?

Mientras Michael seguía haciendo girar a Miriam, tres muchachos se acercaron a él.

— ¿Un campo de flores?

— ¡Hay un campo de flores en el patio trasero!

— ¡Yo le haré una corona de flores a la Princesa!

—Yo le haré un collar.

Los niños sonrieron alegremente.

¿Por qué estos niños son tan adorables?

Me alejé del lugar con los tres chicos de la mano.

Mientras nos íbamos sin que lo supiesen los tres jóvenes, me dirigí hacia el campo de flores con los tres muchachitos, seguidos de Michael, quien traía en brazos a Miriam.

♦ ♦ ♦

Tanto los niños como Miriam trabajaban arduamente para crear las coronas de flores. Michael, por otro lado, se encontraba acostado a un lado de Miriam, dormitando.

Yo también trabajaba en una corona de flores cuando, de repente, Miriam estalló en lágrimas. Todos nos sorprendimos por esto y corrimos a socorrerla.

— ¿Qué pasó Miriam?

— ¿El profesor Michael te hizo algo?

—No importa si se trata del profesor Michael, ¡lo golpearé hasta la muerte por ti!

Los tres muchachos siguieron presionando mientras Michael negaba con la cabeza apresuradamente.

—Miriam, ¿qué sucedió?

—Ah, yo… Yo, no puedo hacerlo…

— ¿Qué es lo que no puedes hacer?

Cuando le pregunté gentilmente, el rostro de Miriam comenzó a llenarse de lágrimas. Al ver esto, seguí hablándole mientras sonreía.

—Entonces, te daré esta.

— ¡No! ¡Quiero hacer una yo misma para poder dársela a la Princesa!

—Entonces, hagámosla juntas.

Miriam asintió con la cabeza. Acomodé a la adorable Miriam en mi regazo para que juntas trabajáramos en la corona.

El resultado final no era muy bonito que digamos, pero, nada podría reemplazar la felicidad que sentí en aquel momento.

—Gracias, Miriam.

—Je, je, je… ¡La Princesa luce como una novia!

Miriam hizo este comentario después de que los tres chicos pusieran las coronas de flores en mi cabeza. En cuanto a ella, ya que su cabecita era demasiado pequeña, su corona de flores se deslizó hasta su cuello y se convirtió en un collar. Por cómo su rostro estaba enterrado entre las flores, pensaba que le molestaría, pero en cambio, Miriam me sonreía alegremente.

Además, le coloqué a Michael la corona que aún mantenía en mis manos.

— ¿Señorita?

—Realmente no se le ve bien… a Michael…

— ¿Qué se supone que haga cuando mi señorita se comporta de una manera tan adorable?

—Pensaba que se te vería bien…

Al ver mi expresión preocupada, Michael mostró una grácil sonrisa.

Ah, me pregunto si esta es la razón por la que las mujeres chillan cada vez que lo miran.

Michael entrelazó dos flores para seguidamente amarrarlas en mi dedo anular izquierdo. Era un anillo.

—Con esto, ahora se ve completamente como una novia.

— ¿Incluso aunque no tenga una pareja?

—Yo estoy aquí. Si así lo desea, estoy dispuesto a cumplir todos sus deseos.

—Tener a un masoquista como novio es…

—Es una pena.

Michael sonreía antes de estallar en carcajadas. Sentí que Michael, quien, por alguna razón, hasta ahora había lucido desanimado, había recobrado su estado de ánimo habitual.

♦ ♦ ♦

Al regresar fuimos recibidos por vista del Capitán Bähr y el Príncipe Yufa, quienes se miraban el uno al otro.

— ¡Princesa! ¡¿Por qué trajo a ese bastardo hasta aquí?!

—No es como si, el que lo trajera o no, hiciera alguna diferencia, ¿verdad?

— ¡Por supuesto que la hace!

Después de ese pequeño intercambio de palabras, me volteé hacia Su Alteza.

—Necesito ayuda con el mantenimiento del jardín trasero.

— ¿No crees que estás siendo un poco esclavista?

Me tapé la boca con una de mis manos para forzarme a no chasquear la lengua.

— ¿No me vas a chasquear la lengua…?

—Le había prometido que no lo haría, ¿no?

Su Alteza se quedó en silencio por un momento, antes de darle una suave palmada a Michael en el hombro.

— ¿Dónde queda ese jardín?

— ¿Vas a hacerlo? ¡Cómo era de esperar de mi hermano! ¡Te llevaré hasta allí!

Observé como Michael guiaba a Su Alteza hasta el jardín, para posteriormente voltearme hacia el Capitán Bähr con una sonrisa en el rostro.

—Él es realmente conveniente.

— ¡Julia, puedo escucharte! —Se escuchó claramente la voz de Su Alteza proviniendo desde la parte posterior del edificio.

—De todas maneras, no tiene otra opción más que ayudar.

—Princesa… ¿No cree que lo está mandando demasiado?

—Mi lema de vida es que, deberías hacer uso de cuanto esté a tu disposición.

— ¿Qué clase de vida lleva?

El rostro del Capitán Bähr, al agachar la cabeza, lucía como si lo hubiesen forzado a beber veneno.


[Nemoné: Bien… Esa escena de las flores fue muy linda. Michael subió puntos conmigo, ¡cuán encantador es! ]

♥ ❤ ♥

| Índice |

9 thoughts on “Dinero de consolación – Capítulo 38: Corona de flores

  1. Nemoné says:

    Las personas que comentan, en todos los capítulos que pueden, son tan encantadoras ( ˘⌣˘)♡
    Lirio, Nadia, que bueno que estáis disfrutando la novela (soy quien ha estado aceptando sus comentarios; las dos andan leyendo la novela al mismo tiempo, aunque una va más adelantada que la otra xd). Pero, ¡de aquí ya no pueden pasar, sino hasta el viernes, que saldrá nuevo capítulo! Nos leemos ese día.

    • nadia says:

      ay la verdad cuando la empecé a leer me di cuenta que me salte varios capítulos sin agradecer y me sentí mal, porque se el esfuerzo que hacen, la verdad son geniales, esperaré el viernes el próximo cap, gracias por su esfuerzo.
      y sobre el cap, a mi la verdad me gustan todos, cada uno tiene algo encantador que es difícil elegir, está Julia es suertuda xD. y ni cuenta se da jaja

      • Nemoné says:

        Al menas llegas a comentar, aunque no sea en todos (no tiene nada de malo).
        Esperad ansiosamente el capítulo 39 :))) Allí encontrareis algo bonito.

    • Lirio Alicia says:

      Jaja gracias por el arduo trabajo realizado, yo había leído antes el primer capítulo pero eran pocos q me contuve para poder leer mucho 😀 y lo logré hasta ahora x q en un día lo termine 😅😅, es mi política q como mínimo dar las gracias x todo el esfuerzo q ponen al traer a nosotros estas lindas historias 😉 si no lo hago es x q estaba medio dormida cuando leía o era desde los datos del celular (lo siento mi plan es muy malo 😢) bueno a buscar más en lo q espero el viernes x cap nuevo 😀😀

      • Nemoné says:

        Ojalá Kavaalin llegue a pasar por aquí…
        ¡Suerte! Hay MUCHAS buenas novelas, seguro encontrarás una que te parezca super entretenida 😉

  2. Khrystal MeL says:

    En este capítulo Julia nos mostró a todo su Harem, -todos iniciaron en la línea de meta, su Alteza iba a la delantera por un par de capítulos, Yufa va lento pero seguro, Bahr va por detrás pero puede dar cualquier sorpresa, pero que es eso Michael toma la delantera, con esa gran y hermosa escena de flores, jeje me pregunto quien será el ganador de la carrera por el corazón de Julia-
    Gracias por el capítulo, amo la historia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *