Dinero de consolación – Capítulo 46: La respuesta a dicha presentación

Traducido por Kavaalin

Editado por Nemoné


Para mí, el matrimonio no era algo con lo que soñara o ansiara.

Mi ex prometido era la representación de una persona estúpida, por lo que en lo único en lo que pensaba era en cómo manipularlo.

Pero, ¿y ahora?

Sentía que tendría una vida divertida si me casaba con Su Alteza. Él había tratado de demostrarme apropiadamente que confiaba en mí. ¿Sería esta la felicidad suprema para las mujeres de la que tanto hablaban?

—Señorita Julia, este es el hongo seco que solo se encuentra en mi reino.

—Esto… ¿No es esto una comida de clase alta? ¿Podría importarlo directamente?

—Sí, por supuesto.

Justo en el momento en que estaba en medio de una conversación de negocios con el Príncipe Yufa en la cafetería, Su Alteza se acercó a donde nos encontrábamos sentados.

—Yufa, tu visita de tres meses ya ha terminado, ¿por qué sigues merodeando por aquí?

— ¿No es porque la persona a la que persigo se encuentra aquí?

— ¿No te había rechazado ya?

El Príncipe Yufa sostuvo mi mano con firmeza para hablarme.

—Me gustaría que cambiáramos nuestro estado de socios comerciales a pareja.

—No, gracias.

El Príncipe Yufa había tratado continuamente de cortejarme. Pero no tengo necesidad de tales propuestas de su parte.

—Eres el Príncipe Heredero, ¿no? ¡Deberías regresar y aprender cómo convertirte correctamente en Rey!

—Podría aprender aquí, ¿no? O, ¿estás diciendo que no quieres honrar mi estancia aquí porque te sientes inseguro?

Su Alteza me miró con una expresión frustrada. Realmente me encantaba ver ese tipo de expresiones en él.

—Julia, ¿qué pasó con nuestra conversación de ese entonces?

Le mostré una expresión, como si justo hubiese recordado, para después comenzar a reír.

—Incluso si comenzamos una relación del tipo administrativa, no podríamos redactar el contrato a menos que se indiquen claramente las condiciones de empleo.

—Las condiciones de empleo, ¿eh? ¿Qué desearías obtener de mí?

Miré hacia el cielo mientras lo contemplaba profundamente.

— ¿Libertad en la gestión?

—Entiendo. A cambio, espero que puedas hacer un esfuerzo para convencer a esas personas con respecto a este asunto.

— ¿A quiénes se refiere?

—A ellos.

Su Alteza soltó una risa amarga.

—Entonces, ¿cuáles son sus condiciones, Su Alteza?

Antes de hablar, Su Alteza permaneció contemplativo durante unos instantes.

—No quiero que ames a ningún otro hombre aparte de mí.

¿Qué tipo de adorable condición es esa?

Sentí cómo mi corazón se aceleraba por un momento.

—Su Alteza, ¿le gusto?

— ¿Nunca te lo dije?

Una confesión tan directa hizo que mi corazón se alborotara.

— ¿Entonces? ¿Estás de acuerdo con esa condición?

—Lo siento, pero no puedo aceptar eso.

— ¿¿Qué??

El Príncipe Yufa y Su Alteza parecían estar en sincronía.

Las personas a mi alrededor comenzaron a mirarme con una expresión de incredulidad en sus rostros.

— ¿Sig-Significa eso que no sientes nada por mí?

—Sobre mis sentimientos hacia usted… —Reí un poco antes de continuar—. A diferencia de lo que pueda pensar de mí, no es como si lo odiara ni nada.

—Entonces, ¿qué… pasa con esa declaración de infidelidad?

—Porque no podría cumplirlo.

¿Qué tipo de malentendido tuvo? Espera, no, ¿eso significa que todos los que nos rodean también me malinterpretaron?

—Señorita Julia, entonces ¿a qué se refiere?

Dejé escapar un suspiro antes de continuar.

—Después de casarme con usted, Su Alteza, me convertiré en reina, ¿verdad?

—S-Sí.

¿Realmente lo comprendió o no?

—Su Alteza se convertirá en rey, ¿verdad?

—Sí.

—Entonces, necesitaré dar a luz a un príncipe, ¿cierto? ¿O está tratando de decir que no debería mimar y amar a su hijo?

Su Alteza dejó de moverse por unos momentos, para después encoger el cuello y mirar alrededor con cautela, como lo haría un juguete de hojalata.

— ¿Qué pasa?

—Siento que puedo imaginar un futuro donde mi cuello es estrangulado por Roland.

Después de confirmar que mi hermano no andaba cerca, Su Alteza finalmente dejó escapar un suspiro de alivio.

—Julia, eso fue malo para mi corazón.

— ¿Por qué…? Ahora que estamos en eso, ¿no cree que nuestro hijo sería lindo e inteligente?

—Ah, es tan peligroso… Esto es realmente malo para mi corazón.

Su Alteza comenzó a suspirar cansado.

—Su Alteza, ¿se encuentra bien?

—Estoy bi…

Su Alteza, que estaba a punto de responder, se detuvo cuando mi hermano repentinamente apareció detrás de él y lo agarró por el cuello, apretando el agarre lentamente.

—Explíqueme, ¿por qué está discutiendo sobre la crianza de los hijos con Julia?

—Hermano, no podrá explicártelo si sigues apretando el agarre en su cuello.

Solo podía dejar salir una sonrisa amarga.

— ¿Quiere morir?

—Hermano, no podrá hablar si sigues agarrando su cuello de esa manera.

—Ah…

Su Alteza, que se vio liberado del agarre repentinamente, comenzó a jadear por aire.

Oh, pobrecito.

—Hermano, estoy pensando en convertirme en la reina de esta nación.

La cara de mi hermano se volvió azul de lo pálido que se puso cuando escuchó mi noticia.

— ¿Por-Por qué?

Sí, la expresión de mi hermano se parecía a la de alguien que se sentía frustrado.

—Porque no parece muy complicado.

Sonreí mientras me encaraba a mi hermano.

—Inesperadamente, siento que sería bastante divertido casarme con Su Alteza.

— ¡Ju-Julia! ¿V-Vas a decirme que lo escogiste sólo porque parecía divertido?

Mi hermano me interrumpió con una expresión como si estuviera al borde de las lágrimas.

—Hermano, también es importante que tu pareja sea alguien divertida, ¿verdad? Para mí, hasta ahora, sólo consideraba al matrimonio como un medio para enaltecer a nuestra casa. Pero ahora, lo considero como algo interesante. ¿No crees que ese fue un gran progreso?

No pude evitar sonreír.

—Está bien. Su Alteza seguramente me hará feliz.

Mi hermano le frunció el ceño a Su Alteza mientras le hablaba con voz temblorosa.

— ¿Hará feliz a Julia? O, ¿va a anteponer su propia felicidad?

—Roland, me has malentendido. Comparado con los demás, yo soy el que más garantizará la felicidad de Julia.

—Ah, no podría emitir un juicio justo en este momento. Príncipe, ¿puedo golpearlo sólo esta vez?

—Entiendo que no puedas pensar con calma y no deseas escuchar nada de mí por ahora. Apacíguate. Por ahora, por favor, cálmate un poco.

No podía evitar reír al ver como mi hermano miraba a Su Alteza mientras caminaba hacia él y, este a su vez, parecía listo para salir corriendo del lugar.

—Señorita Julia, ¿no va a reconsiderarlo? No quiero renunciar a usted.

Mientras se desarrollaba esa escena, el Príncipe Yufa sostuvo mi mano con firmeza.

—Por lo que más quiera, por favor, escójame. ¡Le juro que nunca la dejaré atravesar ninguna desgracia! Es por eso que…

—Príncipe Yufa, déjeme decirle algo.

Aparté mi mano de las del Príncipe Yufa mientras le hablaba.

—Creo que sería mejor para usted que dejara de pensar en las mujeres como seres inútiles y que necesitan ser mantenidas. Si pudiera mejorar su opinión de ellas, sin duda, la persona que el Príncipe Yufa necesita aparecerá automáticamente en su mente.

—No necesito ninguna profecía como esa. Lo que quiero es a usted.

— ¿Profecía…?

Hablando de profecías, recientemente no había leído nada relacionado con eso.

Me pregunto, ¿qué cosa en esa profecía pudo haber hecho que el Príncipe Yufa se volviera así?

—Príncipe Yufa.

— ¿Qué sucede?

Le sonreí.

— ¿Príncipe Yufa, estaría dispuesto a mostrarme sus debilidades?

— ¿Debilidades? No, nunca le mostraré mis debilidades.

—Eso no sería nada interesante.

— ¿Qué?

Solo pude suspirar.

—Por favor, conviértase en un joven interesante antes de volver a sacar el tema.

Mientras hablaba con el Príncipe Yufa, Su Alteza de repente corrió hacia mí, me agarró de los hombros y me volteó para convertirme en su escudo mientras se escondía detrás de mi espalda.

—Julia, ¡sálvame!

—Realmente tuvo las agallas de usar a Julia como su escudo. Voy a partirle la cabeza.

—Roland, ¡una persona normal moriría con eso! Julia, por favor, haz algo al respecto.

Reí antes de hablarle a mi hermano.

—Hermano, por favor escúchame con cuidado. Su Alteza es el amigo de la infancia de la señorita Monika, ¿verdad? ¿No crees que podrías casarte más rápidamente con ella si lo tienes como amigo en lugar de como enemigo?

Al oír eso, mi hermano dejó de moverse. Y después de pensarlo un momento, una sonrisa comenzó a aparecer en su rostro.

—Su Alteza, lamento mucho haber perdido la compostura.

—Waah. Esa es una sonrisa en la que nunca deberías creer.

—Por el bien de la señorita Monika, todavía puedo honrarlo con una sonrisa o dos, incluso si quisiera matarlo de inmediato.

Me volteé hacia mi hermano mayor y le sonreí, él hizo lo mismo.

—Por el bien de tu matrimonio con la señorita Monika, Su Alteza es alguien importante. Además, Su Alteza también podría recomendarte como el próximo Primer Ministro, ¿verdad?

—Siempre y cuando jure que no me traicionará, lo recomendaré para el puesto.

—Entonces, hagamos un contrato.

—Julia realmente ama los contratos, ¿no?

Sin mirar hacia atrás, le respondí.

—Eh, pero el matrimonio también es una forma de contrato, ¿no es así? Estoy ansiosa por que llegue.

Su Alteza entonces afirmó su frente sobre mi hombro para después murmurar en voz baja:

—Esto es realmente malo para mi corazón… En este momento, sin importar de qué tipo de contrato se tratara, seguramente lo firmaría sin pensar.

—Me alegro de escuchar eso.

De alguna manera, podía sentir una especie de sed de sangre emerger en el ambiente mientras mantenía esa conversación con Su Alteza. Cuando me fijé, mi hermano sonreía macabramente y el Príncipe Yufa se encontraba parado a su lado.

Lo más posible es que esa sed de sangre proviniera de mi hermano.

—Esto es peligroso. Siento que seré asesinado pronto…

—Bueno, entonces, ¿por qué no me deja dar a luz a un Príncipe tan pronto como sea posible?

No hace falta decir que sentí que la sed de sangre pareció aumentar después de que terminé esa frase, pero creo que solo fue mi imaginación.


Kavaalin
Fin del 2°arco. La verdad es que al principio pensaba que los príncipes del reino vecino cambiarían y todos terminarían como amigos (ya saben, lo típico), pero supongo que sí ayudaron a oficializar los ships, pues que bien. (?) Advertencia: El 3°arco será alto en azúcares y gatos. No lea si es diabético o alérgico a los animales.

Nemoné
Shoooooess, amo cuando hablan de niños. Gracioso porque en la vida real no me gustan... Pero imaginar los de ellos es lindo. Por otro lado, amo la personalidad de Julia x23746, y cómo habla todo eso de una manera tan casual. F para Su Alteza.

| Índice |

15 thoughts on “Dinero de consolación – Capítulo 46: La respuesta a dicha presentación

  1. Ruki V01 says:

    Fue MUY bueno este capítulo jajajajajaja

    Mierda. Ya quiere hijos. Te sacaste la lotería Rudnik. Aprovechalo antes de que te envenenen.

  2. Namy.nya says:

    Dios no puedo parar de reír desde hace varios capítulos, está historia sí que está extremadamente buena, xD oficialmente se convirtió en una de mis favoritas, muchas gracias por traducirla de verdad me han alegrado el día 🤣🤣🤣🤣💖💖💖💖💖💖 los adoro :3

  3. Noona kane says:

    Woah! Por un momento creí que esto llegaría hasta aquí pero no!😱
    Continua!!

    Me encanta esta historia. Me gusta que no sean los típicos personajes pre fabricados.😍

    Julia realmente se esta dando cuenta d ello que siente por Rudy. Eso me gusta. 😍

    La forma en que el le dijo que la quería. Ah~ hijito eso te faltó en la propuesta anterior, estaba claro.

    -.-

    No se cuanto demoran en subir los capítulos pero mientras espero, me pasearé por la pagina… 😘

    Muchas gracias por sus esfuerzos de traducción. 🙇

  4. Nicolle says:

    Waaaajajajajjjajajajaja que risa! Me encanta Julia! Es única jajajajaja csm…..no paro de reír con esa sed de sangre xD y el rechazo de Yufa…que sea más interesante! Eres mi idola jajajaja

  5. Lirio Alicia says:

    Jajajajajaja pobre príncipe Rudnik tiene q asegurarse q Roland todavía lo necesite o su vida puede terminar abruptamente 🤣🤣🤣🤣
    Gracias por la droga 😆😆😆

  6. Alex Rodriguez says:

    ¡Necesito esa dosis de azucar! Quiero leer como sera Julia en el amor de pareja. Sin duda, Su alteza es el mejor marido para esta mujer de negocios, lo espero leer con ansias.
    ¡Gracias por su traducción! >w<

  7. Natalyboirelle says:

    ssssiiiiiii sangre!!!! aaaaaaahhhhhhh sangre, sangre, lo matará???? no creo que esto se quede así!!!! Vamos a ver como se desarrolla el próximo capítulo. No me creo que Julia esté enamorada del príncipe!!! ellla quiere, cash, cash, cash, money.

    • Khrystal MeL says:

      Muchas gracias por el capítulo
      Julia es única me gusta que empieces a sentir algo por el príncipe, ya hasta de hijo esta hablando, que hermoso pero si sigue con eso el príncipe no vivirá mucho jaja, pero antes de eso tendrá que dejarle un heredero a Julia XD, sin duda prepararé mi dosis de insulina para el tercer arco

Responder a Reynis Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *