Dinero de consolación – Capítulo 49: Chasqueo (POV del Caballero Escolta Richard)

Traducido por Kavaalin

Editado por Nemoné


Mi nombre es Richard. Al principio vivía en un orfanato antes de ser adoptado como el segundo hijo de un vizconde. Mi hermano mayor y el vizconde que vinieron a reclamarme eran personas verdaderamente amables y, para resumirlo, crecí siendo mimado por la gente de esa casa.

Mi cabello es rubio y corto y mis ojos son azules. Me sentía un poco acomplejado con mi apariencia infantil, ya que la gente a menudo me llamaba lindo a pesar de que era hombre.

Como Caballero, mi tarea actual es escoltar a la prometida de nuestro Príncipe Heredero, la señorita Julia.

Aparte de mí, también hay otro tipo con un largo cabello azul trenzado. Su nombre es Bärg y es el tercer hijo de una familia de comerciantes. Cuando nos conocimos, pensé que era una hermosa muchacha, pero su voz era tan profunda que terminó asustándome.

—De ahora en adelante, nos encargaremos de escoltar a la señorita.

Cuando la conocimos, la señorita Julia, quien poseía un rostro aún más hermoso que Bärg, nos miró antes de soltar una risilla encantadora.

—Para ser escoltada por tan maravillosos caballeros, parece que me he hecho enemiga de todas las mujeres en este mundo.

A ambos nos habían confundido siempre por mujeres. Aun así, la señorita Julia se había dado cuenta inmediatamente de nuestro género.

Me sentí realmente feliz en ese momento. Y parecía que Bärg sentía lo mismo.

—Estoy feliz de poder convertirme en su caballero.

Creo que Bärg se había enamorado de la señorita Julia. Me di cuenta porque, cada vez que este la miraba, sus ojos siempre parecían brillar.

—Bärg parece haberse enamorado de la señorita Julia.

—Como comerciante… No, como persona que ha hecho negocios con la señorita Julia, es imposible no enamorarse de ella.

A pesar de que Bärg dijo eso, como si fuera un hecho incuestionable, sentía que eso no era algo tan común.

—Cuando la señorita Julia se comprometió, ¿sabes cuántos hombres derramaron sus lágrimas?

—Ya veo… ¿Tú también, Bärg?

A pesar de que Bärg solo sonrió amargamente ante mi pregunta, creo que realmente había llorado.

La señorita Julia realmente se movía bastante. Hubo una ocasión en que quiso visitar el mercado de los plebeyos y yo sólo quería que se rindiera ante la idea. No podía pensar en una razón para que una dama aristócrata, que no sabía nada del mundo, visitara el mercado plebeyo solo para pasear con sus caballeros escoltas.

Bärg también parecía mostrarse reticente.

Aun así, la señorita Julia fue al mercado. Estaba desesperado cuando imaginaba lo que podría llegar a pasar. Pero me equivocaba.

Cada vez que los plebeyos veían a la señorita Julia, estos sonreían alegremente mientras la saludaban. Incluso los maleantes inclinarían la cabeza vigorosamente cada vez que pasaban por delante de ella.

—Señorita Julia, hoy tenemos una buena carne, ¿le gustaría un poco?

—Eh, claro que sí. ¿Cuánto cuesta?

— ¡Nunca podría tomar su dinero, señorita Julia!

— ¡Oh! Pero es de tan buena calidad. Déjeme pagar por ella.

—Entonces, ¡se la dejaré a mitad de precio!

Con eso, la señorita Julia también nos compró a nosotros una brocheta de carne recién horneada. Era una persona realmente buena.

—Señorita Julia, solo somos sus perros, así que no tiene que preocuparse por nosotros.

Bärg pronunció esas palabras con una expresión inquieta.

Lo miré con la boca llena de carne.

—El joven Bärg no es un perro. Incluso, en la ínfima posibilidad de que se convirtiera en un perro, yo no soy ninguna noble empobrecida incapaz de siquiera alimentar a su propia mascota.

La señorita Julia le entregó la brocheta de carne a Bärg con una sonrisa en su rostro.

—Muchas gracias. Voy a atesorar esta carne.

—Mejor cómasela rápido…

—Ah, sí…

En ese momento, me di cuenta de que Bärg era en realidad un tipo bastante gracioso.

El siguiente lugar al que fue la señorita Julia era en realidad un lugar nostálgico para mí. A diferencia de en el pasado, el edificio del orfanato había sido reconstruido y los niños pequeños jugaban mientras vestían ropa normal.

— ¡Es la Princesa!

— ¡Princesa!

Los niños se apresuraron a darle la bienvenida a la señorita Julia. Mientras les acariciaba la cabeza, la señorita les sonreía a los niños a su alrededor que hablaban con entusiasmo sobre varias cosas que les habían sucedido.

Sentía que esta persona era en realidad la Virgen María.

— ¡Sirius le hizo a propósito un agujero a esa pelota!

— ¡Tonto! ¡Te dije que no hablaras de eso!

Una vez que se escuchó esa voz, todos los niños se separaron rápidamente de la señorita Julia. Pude ver cómo una persona estaba tratando desesperadamente de correr.

—Capturen a Sirius, ¡ahora!

Una vez que salió esa orden de la boca de la señorita Julia, los niños se movieron rápidamente en una especie de estrategia cooperativa, mientras rodeaban rápidamente al niño que intentaba huir y lo sometían.

—Sirius, ¿qué te gustaría decir en tu defensa?

—L-Lo siento.

— ¿Aparte de eso?

Parecía que la señorita Julia estaba realmente enojada. Los niños de los alrededores comenzaron a palidecer.

—La pelota rota no va a arreglarse solo porque te disculpes conmigo.

El niño que había sido capturado comenzó a llorar. Los niños que nos rodeaban también comenzaron a llorar al verlo.

—Aunque solo era una pelota, las personas que la hicieron trabajaron duro. ¿Cómo te sentirás Sirius, si alguien destruyera algo en lo que has estado trabajando arduamente?

—Nunca lo volveré a hacer. ¡Lo siento!

La señorita Julia abrazó al niño mientras continuaba hablando.

—No te perdonaré la próxima vez que actúes así.

—Sí. Lo siento.

Cuando era pequeño nunca hubo un adulto que me regañara apropiadamente. No, ¿siquiera teníamos pelotas con las que jugar? De alguna manera, este orfanato parecía haber cambiado con respecto a cómo era en el pasado.

Al ver a una persona como la señorita Julia, sentía que debía poner todo mi esfuerzo en mi tarea como su escolta.

♦ ♦ ♦

La señorita Julia finalmente se dirigió al castillo. Parecía que quería reunirse con Su Alteza, el Príncipe Rudnik.

A pesar de que ya estaban comprometidos, aún se consideraba vulgar que estuvieran completamente solos en una habitación, así que Bärg se había quedado vigilando al otro lado de la puerta mientras yo esperaba dentro de la habitación detrás de una mampara [1].

— ¿Fuiste al orfanato?

—Como de costumbre… Me enojé y regañé a uno de los niños por pinchar una de las pelotas.

— ¿Todos temblaron de miedo cuando te enojaste, Julia?

Podía escuchar la voz de Su Alteza, el cual parecía estar divirtiéndose cuando de repente se escuchó un chasquido.

¡¿Eh?! ¡¿Se están besando?!

Poco después, el sonido continuó resonando dentro de la habitación.

¡¡Su Alteza!! ¡¿Qué está haciendo?!

Cuando decidí echar un vistazo, la distancia entre los dos haría imposible que realizaran cualquier clase de acción íntima. Estaban a unos tres metros de distancia el uno del otro. Pero aún se escuchaba el chasquido.

En ese momento, cuando el sonido finalmente se detuvo, Su Alteza dejó escapar un suspiro.

— ¿Tanto te molesta?

— ¡Tsh!

Ah, no era porque se estuvieran besando. Estaba chasqueando la lengua.

Parecía que la señorita Julia había estado chasqueándole la lengua al Príncipe Rudnik.

—Donaré nuevas pelotas, así que tranquilízate.

—Usted dijo que estaba bien que actuara de esta manera cuando estuviéramos los dos solos.

—Sí, lo dije. Pero… ¿no estás exagerando un poco?

—Sólo acéptelo.

La señorita Julia reía alegremente.

De un vistazo, podías ver cuánta confianza depositaban en el otro. Sentía que era inevitable que te enojaras si te chasqueaban la lengua constantemente. Pero la señorita Julia no dudaba en hacerlo y el Príncipe Rudnik la perdonaba sin pensarlo.

Los dos eran tal para cual.

Con una sonrisa en mi rostro, volví a mi posición detrás de la mampara para que no me descubrieran espiándolos.

Cuando terminaron de conversar, seguí a la señorita Julia afuera de la habitación solo para encontrarme a un Bärg con lágrimas brotando de sus ojos. Supongo que él también tuvo un malentendido similar al que yo había tenido anteriormente. Pero, con el fin de no estorbarle a aquellos dos, decidí enterrar la verdad dentro de mi corazón.


[1] Una mampara es una esctructura que se utiliza para separar o dividir una habitación. Puedes ser de madera, cristal o otro material.

Kavaalin
Sé que es cruel, pero cuando leí que Bärg había estado llorando afuera de la habitación, no pude evitar echarme a reír. (Además, no quiero implicar nada pero… Richard parece fijarse bastante en Bärg ewe)

Nemoné
Justo venía a escribir que los shippeaba :v

| Índice |

18 thoughts on “Dinero de consolación – Capítulo 49: Chasqueo (POV del Caballero Escolta Richard)

  1. Ecle Chan says:

    Waoo… hasta los maleantes se inclinan hacia ella… y muchos lloraron con su compromiso, además los plebellos en serio la tratan mejor que a la realeza… ¿cómo demonios consiguió todo eso?
    El Rey, en serio que fue un hombre sabio al quererla en su familia.

  2. Arbraavos says:

    Jajajajaja eso es maldad pura!! Como se atreve a hacer tal maldad! Fuera él el que hubiera esperado afuera estoy segura que tampoco te hubiese gustado 😤

    • Adely says:

      Jaja Julia deja un camino de corazones rotos, pero todo sea por qué se cumple el mejor ship de esta historia 😂😂
      El príncipe y Julia son tan perfectos, me encanta este arco 😍♥️

  3. Mari says:

    Richard deja de molestar a Bärg o no dudaré en shippear te con él ;v
    La virgen maria? Dioses, Richard. Que Roland no te escuche o seguro lo usa como excusa para que Rudnik no la toque jsjsjsjsj
    Ajaja a Richard no le pareció extraño que Julia chasqueara la lengua… Además que frente a su alteza :p

  4. Lirio Alicia says:

    Nemone-sama, Kavaalin-sama yo aquí haciendo mi mejor esfuerzo x controlar mis delirios fujoshis y ustedes hechan x tierra mis esfuerzos 😥😥😥
    Gracias por la droga 😆😆😆

  5. Khrystal MeL says:

    Estoy de acuerdo son el uno para el otro.
    Me encanta como el mundo ve a Julia como una santa, pero no hay por qué dudarlo ya que ella es perfecta.
    Lo último me mato de risa, imaginando lo llorar detrás de la puerta jeje
    Gracias por el capítulo

  6. Nicolle says:

    Aaahhh!!! Me muero…me encantan!!!! Me gusta como la ven otros!!! Siempre querré más de esta novela jejejejeje
    Gracias por la traduccion!!!

  7. Reyna says:

    Jajajja soy la única que se río en este capítulo??! 😂😂😂
    En serio son tan lindos!!!❤❤
    Gracias por otro capítulo más!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *