Elmer – Vol 4 – Capítulo 5: Retén y placer


[Matthias]

Capital Imperial, en una cierta habitación en la propiedad de la familia Vern Oeste.

Matthias suspiró mientras se preguntaba cuánto tiempo había estado despierto.

Por lo general, ya está durmiendo durante este tiempo.

Sin embargo, cada vez que comienza a reflexionar sobre su Maestro por un momento, deja de tener sueño.

Matthias se dio por vencido y se puso de pie, vertió el agua que quedaba en la jarra de habitación al vaso.

No puede entender lo que su Maestro está pensando. ¿Otros servidores también piensan en este tipo de cosas?

… al menos, no hay servidores como yo entre mis conocidos.

Por no mencionar, Fernando entiende a cada persona en su casa, incluso si no era servidor de Richard.

Él fue capaz de hacer las cosas hasta ahora, siempre y cuando haga un esfuerzo. Incluso cree que tiene una capacidad más que los demás, además, siempre cumple las expectativas de las personas que lo rodean.

Sin embargo, ¿qué pasa ahora? Él está constantemente sorprendido por cada acción de El-sama.

Aunque se sorprendió durante el incidente de asesinato, El-sama pasó su tiempo en la residencia principal como un niño que parece ser un poco precoz, y pasaban todos los días felizmente.

Por eso, casi lo olvidó. Es decir, la verdadera forma de El-sama. Más bien, decir que nunca supo cuál era, qué es más correcto.

En el camino a la Capital Imperial, vio accidentalmente la expresión de El-sama al entrar en el carro.

Matthias bebió rápidamente el contenido del vaso.

Vamos a disfrutarlo a fondo~

¿A quién murmuró El-sama esas palabras? La única persona que podía oír eso era yo, que estaba a su lado. El-sama estaba mirando a otro lugar, pero luego se volvió hacia mí.

El-sama tenía una sonrisa cruel que no había visto antes, y un destello insano sacudió sus ojos.

En el momento en que se dio cuenta de que era algo que no debía ver, ya era demasiado tarde. No pudo quitar los ojos de este El-sama que acababa de ver por primera vez.

… no te mostraré.

El-sama declaró mientras recuperaba repentinamente sus sentidos cuando notó a Matthias.

¡Qué está diciendo! Matthias estaba interesado pero era imposible preguntarle. Porque esa expresión que tenía, lo contó todo.

Como era de esperar, El-sama sigue siendo una parte de la familia real. Nació con el poder de un gobernante. Él está por encima de todo y si es por el bien de proteger a su gente preciosa, que tiene tanto la gentileza y la capacidad de utilizar la crueldad como un medio para lograr eso.

Es probable que haya captado una visión de esa parte de él.

Y luego, el incidente en la tienda. Ciertamente, Matthias desplegó más Sombras en la ciudad ese día. Por supuesto, todos tenían la capacidad de borrar completamente su presencia, incluso aquellos que se hacen pasar como vendedores o transeúntes. Sin embargo, El-sama se fijó en ellos de inmediato. Debe haber confirmado cuál de las personas son Sombras en ese tiempo cuando caminaba por el interior de la tienda, eso es lo que naturalmente pensaba Matthias.

No es sólo eso. En aquella época, El-sama, que debía haber pasado por la gente sin detenerse, se quedó inmóvil durante mucho tiempo frente a un vendedor común que no estaba bajo el patrocinio de Matthias. Matthias hizo investigar a esa persona y resultó que era un espía de otro país.

Estoy seguro de que ser consciente de la presencia de las Sombras debe ser irritante. Hice una orden para que lo vigilaran en silencio hasta que la vida de El-sama estuviera expuesta al peligro. ¿Pero está realmente bien?

—Matthias-sama, ¿puedo?

Oyó la voz de la sirvienta mientras tocaba.

—Entra.

—Perdóneme por entrometerme. Algunos ladrones entraron no hace mucho tiempo ¿cómo le gustaría resolver esto?

—Hazlo como de costumbre.

—Entendido—Comprendía las intenciones de Matthias con sólo esos breves intercambios de palabras, y así la excelente criada desapareció tranquilamente.

El número de agresores en la residencia estacionada en la Capital Imperial es notablemente grande en comparación con la residencia principal. De hecho, él realmente no los entiende.

Sin embargo, era verdad que había muchos de ellos, quienes entraron en el edificio apuntando a ellos y los tesoros. ¿Qué hacen entonces?

Si son ladrones, las sirvientas o los mayordomos los someten. Si es un asesino, debe ser atendido por el objetivo. Hay una regla que usted tiene que tomar el cuidado de uno mismo si algo le sucede.

Eso sólo es posible hacer cumplir debido a las habilidades de todos, incluyendo a su hermana pequeña.

Sobre ese tema, apenas encuentro a ese niño a pesar de que vivimos en la misma casa.

¿Los ladrones visitarán su habitación esta vez?

Ya que sólo son ladrones, es probable que no los conozca a menos que salga.

Por lo tanto… no es realmente… ¿una gran cosa…?

En ese momento, Matthias recordó a su Maestro que había ocupado su mente hasta hace algún tiempo.

—¡El-sama!—Matthias salió de la habitación sin prestar atención al cristal que golpeó cuando se levantó con fuerza.

Durante ese tiempo, nunca encontró a los ladrones. Aun así, la posibilidad de que El-sama sufriera daño no es alta. Además, El-sama puede usar magia. Comprendió eso en su mente, a pesar de eso, su rápido camino se había convertido en una carrera completa antes de que él lo supiera. Nunca se había sentido tan irritado por el tamaño inútil de esta mansión, hasta ahora.

—Esta… —Matthias había perdido las palabras cuando finalmente llegó al frente de la habitación de El-sama.

Varios hombres se amontonaban.

Cuando se apresuró a mirar a los hombres, se dio cuenta de que fueron tratados con el mismo método de El-sama utilizado cuando él rescató a la niña de esos rufianes en ese momento. Simplemente pierden su conciencia. Sin embargo, las caras de los hombres estaban deformadas de terror, como si hubieran visto algo terriblemente aterrador y se desmayaron de golpe.

No tengo ninguna duda de que El-sama hizo esto.

Después de eso, Matthias abrió silenciosamente la puerta de la habitación de su Maestro. La luz se había apagado y él podía oír la respiración normal de una persona dormida.

Posteriormente de asegurarse de que su Maestro está a salvo, Matthias ignoró a los hombres y caminó por el pasillo.

No pasó mucho tiempo desde que la sirvienta vino a informarle de la invasión de los ladrones. Muestra que el combate había terminado a una velocidad sorprendente.

… El-sama está seguro por encima de todo.

Sin embargo, el corazón de Matthias no se aclaró por alguna razón, mientras caminaba distraídamente por el pasillo iluminado por luces naranjas.

♦ ♦ ♦

—¿De nuevo…? —Matthias suspiró después de caminar un rato.

Innumerables pétalos de rosa se esparcen por debajo de sus pies. Algo con un color rojo oscuro se quedó atrás y había cenizas completamente quemadas, también.

El hermano mayor probablemente se encargó de ellos.

Estaba perdido en sus pensamientos mientras miraba las habitaciones a su izquierda y derecha que estaban completamente expuestas, debido al hecho de que las puertas que originalmente estaban allí desaparecieron. La puerta y la pared han sido ahuecados pulcramente. Las cosas que estaban dañadas parecía que ya estaban siendo limpiadas por las criadas.

El que tiene la posición de la siguiente cabeza de West Vern House no es sólo para mostrar. Pocas personas saben de su verdadera fuerza desde que el hermano mayor de Matthias es una persona malhumorada, por lo que no tiene muchas oportunidades para mostrar su poder en público. Tal vez los ladrones de hoy deben haber pensado de esa manera.

Incluso si Matthias pertenece a la familia número uno en términos de fuerza, Cashbar es el más cruel de ellos cuando está disgustado. Aunque no entiende lo que son los estándares de Cashbar, el trato para aquellos que no son guapos es especialmente trágico.

Aun así, me gustaría mucho si él deja de destruir las cosas a su alrededor.

Sin embargo, esto mejorará las habilidades de reparación de los mayordomos.

Matthias se rindió al pensar en dormir y volvió a su habitación a trabajar.

♦ ♦ ♦

—Buenos días.

—Buenas…

Le dio la bienvenida a la mañana sin dormir. Los ladrones y la habitación fueron tratados como si nada realmente fuera de lo común hubiera sucedido.

—El-sama, ¿has cambiado tu ropa…?

El-sama está usando pijamas diferentes de los que Matthias eligió para él ayer. Matthias no sabe si a El-sama le desagradaban los que él eligió o si se interesó por la ropa, pero eso no tenía precedentes.

—Se ensució con eso.

¿Eso… los ladrones de ayer? Matthias sabía que él no recibió ninguna lesión del incidente ayer. ¿Quería decir que estaba manchado cuando fue tocado por esa gente?

—Muchas gracias por su arduo trabajo anoche.

—Uh-uh, Matthias realmente puede ver a través de todo —El-sama dijo esas palabras riendo entre dientes.

Matthias sintió un ligero temor de saber que ese chico con una inocente sonrisa había matado a esos ladrones ayer.

—Eso no es cierto, El-sama.

El-sama es fuerte, así que estará bien aunque no esté con él.

—Eso me recuerda, el permiso de admisión de la academia llegó hace algún tiempo

No había razón para que El-sama no pasara, pero él lo reportó por si acaso.

—¿¡De Verdad!?

—Si por supuesto.

—¡Me alegro! ¡Gracias, Matthias!

—No hice nada en absoluto…

El-sama logró todo por sí mismo.

—Eso está mal. Es por ti que pasé, y siempre estoy a salvo porque Matthias hizo muchas cosas por mí. Estoy verdaderamente agradecido con Matthias. Gracias.

Como pensé, soy un fracasado como un servidor. Las pequeñas acciones de mi Maestro siempre me hacen alternar entre tristeza y alegría.

Sólo las pocas palabras de El-sama son suficientes para hacerme sentir tanta felicidad.

—Seguiré a El-sama durante toda mi vida.

Estoy bendecido con una alegría que nunca tuve antes en mi vida, excepto que vino como algo más de lo que esperaba.

Entonces Matthias recordó algo que siempre le había molestado.

No sé por qué El-sama quiere aprender a cocinar, pero él debe haber planeado viajar en el futuro, así que él está entrenando para ser independiente, en cualquier caso, tenía la intención de ser alguien que pueda pararse sobre sus propios pies.

Está bien. También debe aprender a cocinar. Un servidor siempre debe caminar en el camino elegido por su Maestro, por lo que es absolutamente necesario que haga mis propios preparativos, también.

| Índice |

2 thoughts on “Elmer – Vol 4 – Capítulo 5: Retén y placer

  1. Pamelita^_^ says:

    En serio, esto está tan lleno de malos entendidos XDD, cómo se pondrá si supiera que lo único que quiere El-Sama es vivir tranquilo y seguir su camino, como no lo pudo hacer en su vida anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *