Elmer – Vol 5 – Capítulo 4: A la ciudad (1)


[Elmer]

Acabo de llegar al armario de zapatos cuando recordé que había olvidado algo, así que volví al aula. El aula, donde la luz del sol brilla intensamente, sigue siendo ruidosa. Ha pasado un tiempo desde que terminó el homeroom de la tarde, pero hoy la mayoría de los estudiantes todavía están alrededor.

En el asiento un poco alejado del pasillo, los chicos que se llevan bien en nuestra clase, incluyendo Rent y Shuu, están reunidos, están hablando de algo.

Parece que hay varios tipos de aristócratas – hay niños que sólo se lleva bien con otros aristócratas – pero hay otros como Shuu que juegan con todos sin importar esas cosas.

—… por eso, hoy…

Sin embargo, no puedo escuchar el contenido de su conversación.

—El, ¿te vas a casa?

Rent me notó cuando estaba a punto de caminar hacia la puerta trasera del aula, así que me llamó.

—Sí. Tengo algo planeado. Te veo mañana.

—Adiós, entonces.

—Uh-uh.

Le dije a Rent mientras agitaba ligeramente su mano.

¿Me pregunto si todo el mundo va a jugar hoy?

Estoy un poco envidioso, pero realmente tengo algo planeado hoy así que, traté de convencerme de que no hay nada que pueda hacer al respecto.

—Adiós~

Vi a una chica de la clase de al lado en el pasillo, así que la saludé.

No sé su nombre, pero trabajé con ella muchas veces como guardián.

—Eh…

Yo sólo tenía la intención de saludarla con normalidad, pero ella tenía una expresión realmente perpleja cuando me vio.

—Ad… adiós.

Cuando la muchacha me vio, ella tenía una expresión como “¡mierda!” Y devolvió un saludo como si estuviera desconcertada.

—Sí…

En esa atmósfera incómoda, pasé delante y me enfrenté al armario de zapatos.

Tal vez, ella no me reconoce.

No fue una reacción avergonzada, sino más bien, como si estuviera sorprendida de que un hombre que nunca vio hablara con ella.

A pesar de que ya hemos trabajado juntos un montón de veces, es mi presencia realmente tan tenue…

Sin embargo, esa reacción…

Incluso su amiga cercana estaba asustada, también.

Saqué mis zapatos mientras me sentía un poco desanimado y procedi a cambiarme.

Eché un rápido vistazo a la entrada de cristal del edificio de la escuela, y lo que se proyectó ligeramente, era un niño muy pálido con una cama de flores alrededor del edificio de la escuela que lo rodeaba. Las flores rojas y amarillas están vivamente en plena floración.

Entonces, por casualidad, me di cuenta de algo. Las chicas nunca me hablaban antes.

— ¿Mi cara es tan mal parecida?

Lo sé. La mayoría de las chicas de la clase se agitaron el día que vino Matthias, la persona que saludé hace un tiempo fue también una de las chicas que fueron *kya-kya~*.

—Pensé que mis miradas no eran malas pero…

Lo sospeché un poco desde antes de entrar en la academia, pero la cara de Matthias tiene un alto valor de desviación. No importa cómo lo mires, comparado con mi apariencia infantil, Matthias es un hombre perfectamente guapo. Además, esa no es la única cosa increíble. Tiene una alta estatura, es fuerte, extremadamente rico e inteligente (probablemente)…

Es en la medida en que me hace preguntarme por qué todavía no está casado.

Avancé por el camino, el que normalmente no uso, que conduce a la ciudad.

Es el único camino para llegar a la academia por lo que hay muy poco tráfico peatonal.

Pronto haré a la academia fuera del alcance de Matthias. Por el momento, lo golpearé una vez cuando nos encontremos.

Podría haber sido malo para mi cabeza estar llena de pensamientos tan triviales, mientras estoy en un camino inusual que no estoy acostumbrado.

Había escaleras.

Ya era demasiado tarde cuando me di cuenta.

El pie que piso hacia delante cayó en el aire.

Mi cuerpo lleno de ímpetu fue lanzado en el aire con sorprendente rapidez.

Duele.

Golpeé mi cabeza en la escalera de piedra varias veces.

En particular, la parte posterior de mi cabeza está doliendo como si se estuviera dividiendo.

Vi vagamente el cielo mientras caía.

Voy a moverme al borde, porque parece que voy a convertirme en un obstáculo en el paso.

Por alguna razón, fue lo primero que vino a mi mente. Me puse de pie, inestable.

Me tambalee un poco, no parece que me rompiera ningún hueso.

Desde que caí de ese tipo de altura, siento que debo tener una lesión seria.

—Onii-chan ¿estás bien? ¿Estás vivo~? ¿Estás herido~? ¿Debo curarlo?

Cuando traté de sentarme en el césped, apareció una chica delante de mí.

Está mirando mis heridas mientras sonríe ampliamente.

— ¡Deja a Torca! Quédate quieto ¿vale?

La chica sacó algo de su bolsillo inmediatamente después de eso y comenzó a tratar mi rodilla.

— ¿Duele?

—Solo un poco…

Ella es muy confiable a pesar de que es sólo una niña pequeña, y la forma en que colocó el vendaje con las manos, es como si estuviera acostumbrada a ello.

Fue muy doloroso pero no puedo quejarme delante de una niña tan pequeña, así que fingí ser duro.

— ¡Onii-chan eres increíble! Te caiste de ese tipo de lugar, pero tu cabeza no se rompió como *¡bang!*

—Cómo *bang* tú dices… Tienes razón.

Me reí de aquellas palabras de Torca, que tenía sus grandes ojos abiertos ampliamente como círculos perfectos. Incluso yo, pensé que no viviría después de eso.

Es raro, pero siento que conocí a esta chica antes.

— ¡Está hecho!

—Gracias, Torca-chan… Eso es correcto. ¿Nos hemos visto, por casualidad, en un callejón antes?

— ¿En un callejón~? ¡Ah! El Onii-chan de ese tiempo!

Es cierto.

Ella era la niña que fue abordada por esos hombres durante el tiempo que Matthias y yo fuimos de compras para los útiles escolares.

—Después de eso ¿fuiste capaz de regresar a casa correctamente?

— ¡Uh-hu! ¡Esa vez, me sorprendió así que lo siento por huir!

—Lo siento por sorprenderte también. Ah… tengo que irme ahora.

Pudimos reunirnos después de tanto tiempo, así que quería hablar un poco más, sin embargo, prometí conocer a alguien hoy.

Una vez más, me levanté y expresé mi gratitud por el tratamiento.

—Onii-chan, ese callejón es un camino prohibido para Torca-chan~  Por eso, mantenlo en secreto ¿bien~?

Parece que fue prohibido por su madre porque es peligroso, pero ella todavía utiliza ese atajo.

—A cambio de mantenerlo en secreto, no vayas más por allí —Me fui dandole ese recordatorio.

Ella parece vivir aquí, así que es probable que podamos reunirnos de nuevo.

Agite mi mano hacia mi pequeña amiga, mientras pensaba en eso.

♦ ♦ ♦

— ¡El-sama!

—Te hice esperar.

Mathias ya estaba en el lugar de encuentro.

Parece que tiene la intención de disfrazarse, así que su identidad estará oculta por el momento, pero esa cara con gafas de sol y ese cabello rojo oscuro, está obviamente captando los ojos de la gente en los alrededores.

— ¿Cómo conseguiste esas lesiones?! ¡¿Qué pasó?!

—Sólo me caí un poco. Me caí de las escaleras en el camino hacia aquí.

— ¡Ta… tal cosa! ¿Es por casualidad esa larga escalera de piedra que conduce a la academia? ¡¿De un lugar alto como ese?! Entiendo. ¡Voy a tener que asumir la responsabilidad por las lesiones de El-sama! ¡Lo destruiré de inmediato! Lo voy a transmitir a la persona de la casa en estado de espera. Debería ser el prototipo de la Casa Vern Oeste, el martillo que puede destruir todo… no, debería ser volado. ¡No permitiré que ni una sola pieza de fragmento permanezca! Y el hecho de que El-sama se haya lesionado es mi responsabilidad también. Me caeré de todas las escaleras de la capital imperial antes de explotarlas …

—Sí, sí. No es culpa de Matthias, y también, por favor, no explotes las escaleras. Vamos a darnos prisa e ir de compras.

Nunca acabará si lo dejo solo, así que lo obligue a dejar de hablar.

—Eso es correcto. Por favor, perdóname. Vamonos.

Incluso si está preocupado por mi causa, sigo pensando que Matthias es extraño.

Incliné mi cabeza en contemplación sobre si el personaje del que Rent estaba hablando es realmente el mismo que esta persona.

—Oye, ¿realmente está aquí?

—No hay duda de ello.

La tienda a la que Matthias me guiaba era una casa compacta.

[Nota del trad en ingles: ikken’ya – edificio parecido a una casa, ocupando un pequeño negocio.]

Entré mientras estaba desconcertado, no había productos exhibidos.

Muebles de alta calidad similares a los de la casa de Matthias, estaban ensamblados.

Si esto es una tienda, ¿esta es aún más lujosa que la de antes?

Matthias me guió a la habitación privada del interior de la tienda, a la que entró sin importarle nada, así que también lo seguí.

—Perdón por hacerte esperar. El-sama, Matthías-sama.

—Sí.

La habitación tenía mobiliario de madera a juego, de color oscuro.

Fueron totalmente barnizados en cera de pulir, así que parecen estar algo mojados.

Un hombre nos saludó en esa habitación.

—Es nuestra primera reunión, El-sama. Yo soy el que maneja la empresa Edinnu, el primer hijo de la Casa Eddinu, Risha. De ahora en adelante, tengo el placer de conocerlo.

—Encantado de conocerte, yo soy El. Por favor, trátame bien.

Parece ser el heredero de esta tienda.

No se ve tan diferente en edad en comparación con Matthías.

Su ropa y la manera, son refinados aún más que yo, tengo la impresión de que esta es la marca de esta tienda llamada Edinnu Firm.

Sin embargo, aunque esto es una historia de lujo, lo que quiero comprar hoy no se puede comprar aquí.

—Bueno, entonces haré que el artículo salga inmediatamente. Tendré que mostrar el prestigio de nuestra firma. Incluso si lo digo yo mismo, es algo de suprema artesanía.

—Estoy deseando verlo. (Matthias)

Una mujer de uniforme entró en la habitación y llegó detrás de Risha-san, luego respetuosamente sacó una bandeja con ambas manos. Hay algo como un terciopelo rojo brillante en la bandeja rectangular, me di cuenta de que hay algo que sobresale debajo de ella. Como si fuera algo natural, la cresta de la familia Vern Oeste está bien dibujada en la tela.

—Gracias. Esto es lo que ha pedido.

Risha-san recibió guantes blancos de la mujer, colocó uno en su mano derecha inmediatamente, y luego levantó la tela.

—Esto es…

En el momento en que entendí lo que colocó debajo, mi respiración se atascó bruscamente.

Un cuchillo azul brillante. La hoja está afilada, y parece que puede cortar cualquier cosa que toque sin resistencia. Hay varios tipos de herramientas que no conozco y un estuche de tela está alineado al lado del cuchillo, y todos tienen una cresta dorada. Un pez de cuerpo largo valientemente asciende al cielo, dando un brillo dorado.

… Es totalmente diferente.

Estoy seguro de que le dije ‘Quiero un equipo de limpieza’.

El origen de eso es debido a la propuesta de Sora.

“Su entorno ¿puedo limpiarlo?”

Durante el tiempo en que ambos estábamos jugando como de costumbre en mi habitación, me preguntó bruscamente eso.

La gente de la Casa Vern Oeste siempre limpia perfectamente, pero parece que todavía estaba sucia. Estoy seguro de que a Sora le gusta mucho mantener las cosas ordenadas. Yo soy del tipo que no le importa en absoluto, así que le dije a Sora que podía hacer lo que quiera.

[Nota del trad en inglés: limpiar, es decir, quitar la basura, incluyendo humanos. Sora lo decia por la gente que amenazaba a El, específicamente la que envió el chico llamado Carl.]

Pensé que comenzaría de inmediato, pero luego me dijo ‘Lo haré la próxima vez’ y luego salio.

[Nota del trad en ingles: Sora usó ‘kondo’ que puede significar ‘ahora’ o ‘la próxima vez’. Sora quería decir la primera, pero El pensaba que era la segunda.]

No se puede evitar, ya que Sora siempre viene a jugar por la noche. Pero me siento culpable de haberle hecho creer que quería que lo limpiaran, por eso pensé que daría a Sora, a quien le gusta la limpieza, un equipo de limpieza.

Es por eso que le dije a Matthias que quiero un equipo de limpieza.

Entonces me preguntaron qué color me gustaba. Es para Sora así que pedí azul. Si lo recuerdo correctamente, él también preguntó mi cosa favorita. Le respondí que eran los animales, pero me dijo que fuera más específico. La imagen mental de “azul” seguía en mi mente, así que lo que vino a mí fue, la figura de Kioran. Pero, ¿mi deseo de decir “dragón” se transmitió? Juzgué que era imposible murmurar algo como: “Su cuerpo es largo, grande, y del cielo…” Pero Matthias asintió con la cabeza y dijo “entendido”.

¿Comprendió ese tipo de explicación? Como era de esperar, un humano superior es de hecho diferente, pensé mientras lo recordaba.

Mathias dijo que lo arreglaria, y así llegamos a lo que está sucediendo ahora mismo.

¿Cómo es esto un equipo de limpieza?

—Sólo obtuve algo inusual en una ciudad costera del país vecino…

Risha-san nos dijo con cuidado qué tipo de joya se usaba, el paño de la caja, y que estaba hecho por un solo artesano.

Puesto que pasaron tanto trabajo y tiempo para esto, no puedo decir que esto no es lo que queria. En resumen, aceptar este cuchillo es bueno como muestra de gratitud. Incluso si no tengo ningún uso para ello, creo que es bueno como una decoración, ya que es hermoso. Decidí estar en silencio sobre que este no es un equipo de limpieza y aceptarlo.

Sin embargo, todavía hay otro problema.

Iba a hacer la compra de hoy con mi propio dinero.

Agarré la billetera de mi estrecho bolsillo. Recibí esto de Lucsher-san bajo la razón de que ella consiguió inspiracion después de que pose como modelo.

Parece una bolsa en lugar de un monedero, con la forma de la cara de un animal que es un cruce entre un conejo y un gato.

Es mullido en general y se siente bien al tacto, sus ojos rojos y azules hechos de gemas, son también lindos así que estoy contento con él.

—Matthías, ¿es caro?

Me sentí incómodo, le pregunté en voz baja estando cerca de los oídos de Matthias para que Risha-san no oyera.

—Por favor, no se preocupe por eso. Además ¿hay algo más que quieras?

— ¡No!

Matthias es una persona rica, por eso en primer lugar no parece tener ninguna idea cuando se trata de comprar bienes ya hechos.

Acabo de experimentar el sentido inimaginable de una persona rica y mi cabeza se tambaleó.

Quiero comprarlo solo. Pero sólo tengo este dinero.

Mostré la bolsa que gradualmente se calentó por el calor de mi mano y apelé a Matthías.

—El-sama no necesita preocuparse por esas cosas.

—No. Tengo que comprarlo yo mismo.

Seguimos discutiendo durante un rato cuando Matthias repentinamente dijo que recordaba algo.

—Recuerdo. El-sama también tiene activos adecuados.

— ¿Mios?

No sé nada de eso en absoluto.

Nunca trabajé desde que nací, así que nunca gané dinero.

Incluso si gano cualquier dinero, no creo que pueda comprar algo como esto, incluso si trabajo a lo largo de toda mi vida.

—Así es. Anteriormente, había un hombre que siempre causaba dolor en mi corazón cada vez que lo veía, ya que me recordaba a El-sama. Colocó activos bajo el nombre de El-sama como costo de la disculpa por ese incidente.

Lo supe de inmediato – no hay duda de que ese hombre es un malversador.

— ¿Puedo pagar con eso?

—Sí. Cobre una cantidad suficiente. Aunque su crimen no es algo que el dinero pueda compensar, creo que las propiedades de ese hombre que es más bajo que la basura, son bastante útiles. En todo caso, no puedo perdonarme. Si El-sama me da permiso ahora mismo, esta vida será…

—Lo entiendo, lo entiendo. Yo usaré eso.

—Fufufu… Matthias es…

De repente, la risa de Risha-san resonó en la habitación.

— ¡Risha!

—Lo siento mucho. Espera un momento, quiero reír… ¿qué hacer? Kuku…

—Risha, ¿qué es?

Él está sosteniendo su estómago con una mano, y la otra se coloca en el escritorio para el apoyo. Matthias arqueó las cejas al ver esto. Me sorprendió lo diferente que es de su aspecto de hace un tiempo.

—Risha, ¿qué ocurre?

—Es la primera vez que veo a Matthias perdiendo la compostura de esa manera, es divertido.

Cuando Matthias vio mi mirada en blanco, él me lo explicó.

—La verdad es que Risha y yo éramos compañeros de clase. No es que lo haya ocultado intencionalmente, sino porque es inusualmente serio en cuanto al trabajo y yo mismo iguale el ritmo…

— ¿Eso es así?

—No hay noticias en absoluto sobre Matthias recientemente, así que sólo tenía que ser el encargado cuando llegó la solicitud urgente. Para ver algo tan divertido ¡estoy contento! ¡Muy complacido!

Risha-san mostró una sonrisa que se extendía por toda su cara.

Los tres hablamos de cosas triviales por un tiempo, y luego llegó el momento de salir de la tienda.

—Si hay algo que desees, por favor venga por Edinnu Firm.

Risha-san volvió a su manera anterior cuando él nos vio fuera. Después de verme hablar con Matthías, su aspecto cambió mientras él reía bajo su respiración, diciendo “vengan otra vez.”

♦ ♦ ♦

[Tercera Persona POV]

—Matthías, espera.

La expresión risueña de Risha de antes se hizo seria de repente, y él cogió el brazo de Matthias con un tirón, justo cuando estaba a punto de seguir a El.

— ¿Qué?

Matthias pregunto con una expresión algo sospechosa.

—Eso… ¿Está realmente bien? Alguien como tú debe saberlo, sólo alguien con la sangre de la familia real puede usar ese “azul”.

—Ya he entregado de antemano los documentos de aprobación del propio Rey. No hay problema en absoluto. En cuanto a esos documentos, quiero que los tengas. Es posible que los utilicemos otra vez.

—Esa cresta, también… ¿está bien ese asunto?

—Sí, lo esta. Eso es lo que El-sama deseaba. Puedes decir que él nunca lo eligió hasta ahora. Incluso si se hace público, soy un caballero de un calibre que es capaz de usar esa cresta para El-sama.

Matthias terminó de hablar sin dudar.

—Esa edad y características, el color del cabello es diferente, pero ¿podría ese niño ser hijo de la Princesa Sol? Oí un rumor de que murió en el parto, pero ¿por qué no se revela? ¿Por qué  borró su existencia?

—… Te tengo confianza, así que confiaré en ti.

“Usted no debe estar involucrado más profundo en este asunto.”

—Entiendo. Guardaré los documentos. Dejaré de meterme en esta situación más adelante. Yo manejaré los documentos de tal forma que nadie lo vea.

—Gracias. El día en que se revele todo sobre El-sama vendrá pronto.

Risha no respondió, sin embargo, observó en silencio al amigo que no vio durante mucho tiempo.

— ¿Qué?

Matthias tenía una desconcertante expresión .

—No es nada. Ya entendí todo. Perdón por entretenerte. Cuando no lo seguiste, tu pequeño Maestro caminó hacia la dirección que es completamente diferente del camino a casa. ¿Sabes?

— ¡¿El-sama !? Risha, eres bienvenido a pasar por mi casa en cualquier momento que estés libre.

Matthias persiguió la pequeña espalda de El mientras decía esas palabras de despedida.

—Me alegro. Te has vuelto más interesante que en los viejos tiempos.

Risha murmuró eso y le dio la espalda.

♦ ♦ ♦

[Elmer]

En el camino de vuelta, yo estaba fascinado por las cosas en la ciudad.

— ¿Debería comprar esto…?

Es un ornamento del pelo con un adorno de flor.

Cada vez que la luz del sol golpea el lamé, brilla con chispas.

[Nota del trad en ingles: Lamé: tela tejida con hilos metálicos, a menudo oro o plata.]

Pensé que era perfecto para Shenryl tan pronto como lo vi.

Nunca hablamos personalmente, pero tal vez, nos llevaremos bien si le doy un recuerdo de la ciudad.

Cuando miré a mi alrededor, vi a algunas chicas que llevaban adornos de pelo similares a los que tengo en la mano.

—Disculpe. Por favor, deme esto.

Es vergonzoso para un hombre comprar algo como esto, así que le dije a la linda asistente de tienda, mientras que emitía una atmósfera de “me pidió mi hermana que lo comprara para ella”.

—Una moneda de plata y cinco monedas de cobre.

Saqué una de las monedas de mi bolsa y la entregué mientras estaba de puntillas con todas mis fuerzas.

No sé contar el dinero aquí, pero cuando le pregunté a Matthias, me dijo que esto bastaría.

Cuando la vendedora vio la moneda, la recibió cuidadosamente y luego corrió al interior de la tienda en pánico. Me impaciente y pensé internamente si entrege el dinero equivocado.

— ¡Perdóneme por hacerle esperar!

Después de esperar un momento, el que salió con el cambio no era la linda asistente de la tienda de antes, sino un anciano.

No estoy contento si un hombre tan viejo me dará el cambio y no la asistente linda de la tienda…

Mientras pensaba en eso, me presentó la mano con monedas desbordadas.

Cuando lo recibí suavemente para que no se caigan, el viejo parecía nervioso.

—Voy a recibir el cambio.

No puedo sostener todas las monedas así que Matthias asumió el control.

—No es bueno. No entran más.

En el momento en que salimos de la tienda y fuimos afuera donde hay sólo unas pocas personas, suspiré mientras rellenaba el cambio en la bolsa. A pesar de usar mis dos manos para apilar las monedas, todavía quedan muchas monedas de cobre y plata en las manos de Matthias.

—Parece que se romperá si usted le pone más monedas. Coloquemos el resto en la mansión.

—Sí…

Justo como Matthias dijo, estaba claro que el monedero ya había alcanzado su límite.

Las monedas transformaron su forma, y ​​la cara del lindo animal se volvió áspera.

—Aquí. Vamos a casa. Da la vuelta al carruaje.

—Ciertamente.

Un hombre apareció de la nada después de que Matthias chasqueó los dedos.

Cuando Matthias entregó el cambio restante, desapareció rápidamente en alguna parte.

A diferencia de al principio, no me sorprende más.

Ya se hundió profundamente en mi mente – Matthias es una persona genuinamente rica.

Un montón de asistentes lo siguen, aunque sea sólo de compras en la ciudad.

Incluso nuestras compras de hace un tiempo también fue lo mismo. Era una persona diferente que guardaba el cuchillo.

¿Los ricos nunca compran nada por sí mismos?

“Como esperaba, ¿eh?” Asentí con la cabeza en secreto pensando eso, mientras escondía el adorno del pelo dentro de mi bolso.

Este pensamiento nunca me golpeó hasta que recibí mi dinero de Año Nuevo recientemente.

Su sentido del dinero no parece ser algo que pueda cambiarse fácilmente.

| Índice |

2 thoughts on “Elmer – Vol 5 – Capítulo 4: A la ciudad (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *