Hermano de la Villana – Capítulo 15: Hermano mayor encuentra un cómplice en la fiesta


En el corazón de la capital estaba el castillo imperial.

Aunque nombrado el castillo imperial, sus funciones y estructura son más como el de un palacio.

A pesar de que es invierno, la temperatura del jardín es todavía cálido y las flores estaban todavía en flor.

Por supuesto, el fenómeno se creó con el uso de herramientas mágicas.

Se podría decir, que esta fiesta es un espectáculo que hizo olvidar la temporada.

En las profundidades del hermoso jardín, se erguía un edificio de gran glamour.

La única comparación que podría hacer con mi vida pasada, es si agregaron algunas torres altas al palacio de Versalles.

Era como un espectáculo de los cielos, mirando la luz del sol brillando en la estructura.

Como era de esperar del castillo del rey.

Mientras admiraba el castillo, mi familia y yo hicimos nuestro camino dentro.

La fiesta ya ha comenzado.

Mientras que uno podría decir que el banquete de abertura para la celebración había comenzado. Primero, entraron los barones y vizcondes de bajo rango. Entonces los duques, marqués y condes llegaron en orden ascendente. Finalmente, la familia real entró oficialmente para iniciar las festividades.

Puesto que eran iguales o más arriba en el estado de los que entraron antes de ellos, había ya gente charlando entre sí.

Cada nuevo huésped se dirigía al centro del gran salón, pero antes de eso tenían que esperar en una línea que se movía gradualmente hacia afuera.

Ya que éramos una familia de duques, no hicimos nuestra entrada hasta justo antes de que la familia real lo hiciera.

Normalmente habría más formalidades implicadas para cada entrada, pero la fiesta de los Años Nuevos fue considerada como una simple reunión.

Además, niños como Michelle y yo podíamos movernos libremente por el gran salón.

Era un privilegio sólo ofrecido a los que entraban en altas familias nobles.

En primer lugar, los barones sólo podían llevar a sus esposas a este acontecimiento, y los hijos de los vizcondes tenían que quedarse al lado de sus padres.

Sólo los miembros del conde y de las familias podían moverse.

Cuando llegaron a marqués y duques, la libertad era prácticamente ilimitada.

A pesar de ser una fiesta relajada, estas acciones se toman para evitar que el conflicto profundamente arraigado se propague entre los niños.

La sociedad noble parecía preocuparse mucho por socializar.

En la entrada del gran salón. El encargado de la casa Ion informó a las masas de nuestra llegada.

—El duque Alderton y su familia han llegado.

No era una voz fuerte, pero se escuchaba claramente.

Probablemente fue amplificado por el uso de una herramienta mágica.

Después de nuestra introducción, entramos lentamente en el gran salón.

El salón era tan grande como su nombre lo implicaba. Lo estimé a unos 100m x 200m. Entre cada columna había una escultura elaborada hábilmente. Entre cada vitral colgaba una bella pintura. Colgando del alto techo, había un tapiz que representaba una escena mítica. La iluminación de la habitación era una cantidad abundante de candelabros, que eran todos impulsados ​​por herramientas mágicas. Las mesas llenas de comida y bebidas están dispersas por la habitación. Finalmente, había muchos sirvientes del castillo moviéndose elegantemente por la habitación.

Cuando entré en el pasillo, sentí toda la atención enfocada en mi familia. Sin embargo, no había una sola mirada de crítica entre ellos; En cambio, sólo recibimos miradas ocasionales de todos.

De acuerdo con la etiqueta, la gente que parecía ser visconde, vino a saludarnos. Padre simplemente asintió generosamente a esto sin hablar con ninguno de ellos.

¿Me pregunto si residen cerca del ducado Alderton?

Debido al gran tamaño del territorio de mi familia, había un montón de pequeños y medianos propietarios de tierras que venían a saludar. Yo simpatizo con ellos por tener que confiar en un poderoso señor feudal.

En retrospectiva, mis padres parecían tener un montón de visitantes frecuentes.

Padre también parecía un señor feudal muy capaz.

Dejando a un lado el pensamiento, continué dirigiéndome al centro de la habitación.

Los miembros de las otras familias de duques aguardaban.

La diferencia entre ellos y los otros nobles se podía sentir.

La ropa de los nobles era similar a la que llevaban en la Edad Media europea. Los hombres usaban pantalones ajustados, aunque había una falta de hombreras. Las mujeres estaban usando un corsé anticuado, que había caído fuera de uso en mi vida pasada.

El ideal japonés de la belleza no se ve en ninguna parte.

A pesar de estar en trajes tan lujosos, todos los duques actuaron absolutamente natural.

Me pregunto cómo he parecido a los ojos de los demás.

En mi estado actual, el sentido común y la personalidad de otra vida se ha integrado en mi yo actual.

Todavía hay rastros de conductas superficiales dejadas en la superficie, pero las entrañas han cambiado mucho.

El Marcel anterior era más como un cerdo gordo que como una persona. Sin embargo, como el hijo mayor de un duque, hay una incongruencia entre mi posición y acciones ahora. Algunos incluso dirían que la arrogancia de mi yo anterior era una herramienta necesaria en mi vida.

Así que fue muy difícil para mí actuar naturalmente en esta situación.

Cuando trato de actuar de forma natural, se siente artificial. Se necesita el mayor esfuerzo para no colocar ningún esfuerzo en sus acciones. Si no lo hace, solo hará que sus acciones sean antinaturales.

Luego está el hecho de que no hacer nada es también inútil. Es como dicen, no hay cuento sin sus propias dificultades.

… Ya que se va a sentir antinatural de todos modos, yo también podría tratar de ser recordado por las acciones humanas en lugar de los cerdos.

Me refiero a lo peor.

—Si no es el duque Alderton. Mucho tiempo sin verte.

Un hombre alto de unos 30 años habla con una sonrisa en su rostro.

—Bueno, lo mismo le dices a Brensmia. ¿Como has estado?

Padre responde con una sonrisa propia.

Es innecesario tener simpatía, ya que era normal que los nobles del mismo rango interactuaran entre sí.

Madre también hace un saludo sonriente.

—Hay otra serie de saludos por hacer, duque Brensmia, estos son mis hijos Marcel y Michelle.

Estimulado por padre, di un paso adelante.

—Es un honor conocerle. Soy Marcel, el señor de la casa.

Me presento de acuerdo con la etiqueta apropiada.

—Es un honor conocerte. Soy Michelle, la señorita de la casa.

Michelle también dice un saludo adecuado.

—Ah, qué espléndidos niños tienes. Me hubiera encantado que mis hijos se presentaran, pero ya se han ido. Tal vez más tarde.

Duque Brensmia pareció un poco molesto.

—Hahaha, es natural que los niños quieran interactuar con otros niños.

—Padre la señoríta de la familia duque Claudette viene por aquí, ¿puedo ir a hablar con ella?

Después de encontrar a un amigo, Michelle pidió permiso para salir.

—Oh, es uno de los compañeros de correspondencia de mi hija. Por supuesto que está bien irse. Adelante.

Padre sonrió con alegría al permitir su partida.

Michelle parece conocer a mucha gente, ¿no?

Hmm, tal vez podría hacerlo.

—Padre, también hay personas a las que me gustaría saludar, así que ¿puedo ser excusado también? Además, ¿puede venir Ion también?

La expresión de padre era sorprendida.

¿Podría él ser el primero en notar mis cambios?

—Ah, adelante. Ion, dejo a Marcel bajo su cuidado.

—Sí señor.

—Muchas gracias. Duque Brensmia, lo siento mucho, pero me iré.

Mi disculpa dejó al duque Brensmia con una mirada de ojos muy abiertos.

—… Un hijo verdaderamente excelente. Ojalá mi hijo siguiera su ejemplo.

—No, no, los rumores que oigo dicen que tienes un hijo rebosante de brillantez, duque Brensmia.

Parece que padre oyó un rumor sobre el hijo de esa familia, por lo que no hay duda de que  rumores relacionados conmigo se han extendido.

No tengo la fuente de esos rumores, pero tal vez escucharlos me ayudará a recuperar los recuerdos de mi propio cerdo.

Después de todo, es difícil actuar sin ninguna información.

Francamente, cuando se habla cara a cara, el que tiene que ocultar su sorpresa no tiene excusa.

Después de mi despedida, Ion y yo nos dirigimos al borde de la habitación antes de hablar.

—Lo siento, Ion, pero tengo algo que preguntarte. ¿La investigación fue fructífera?

—No se preocupe, he investigado correctamente.

Ion sonrió suavemente.

¡Qué buena sonrisa!

—La persona de la chaqueta verde de mirto es Bruno de la casa del marqués Vaster.

—Oh, entonces vamos.

Me acerco lentamente al chico de mi generación.

—Perdona mi grosería ¿pero tú eres Bruno de la casa de los Vaster?

—E-es cierto ¿y tú eres?

Bruno se sorprendió de mi pregunta.

Hmm, tenía la intención de preguntar normalmente, pero ¿por qué es usted tan cauteloso?

Inmediatamente, un empleado de la casa Vaster murmuró algo en el oído de Bruno, y eso le hizo dar un paso atrás.

Parece haber tomado conciencia de mi identidad.

El encargado parece tener una habilidad para identificar figuras claves de las casas nobles.

—Como has oído, soy Marcel de la familia del duque Alderton. Hace 3 años, parece que le pateé, y me gustaría disculparme por eso. Eso es todo.

Aunque puede parecer un poco exagerado, bajé la cabeza con sinceridad.

El punto de mis saludos es pedir disculpas a las personas con las que hablo.

Incluso pensaba que eran malas acciones que cometí hace 3 años, era malo dejarlas como estaban.

Normalmente, si actúa demasiado fuera de su comportamiento normal, entonces la gente se sorprenderá, pero no voy a tener otra oportunidad de arreglar mis errores si pierdo esta. Quiero evitar dejar las cosas sin resolver, así que tengo que hacer esto.

—Eh,  ¿eh?, ¿¡EH!?

Bruno se sintió aún más sorprendido que cuando lo estuvo hace un rato.

—… Tú, ¿eres realmente Marcel Alderton?

Bruno, sin querer, llamó mi nombre completo en respuesta.

Oh, frente a este inesperado giro del evento, la expresión dandy del acompañante se rompió.

Parecía que no predijo que Bruno cometería tal error.

—Vi la misma reacción el otro día, cuando le dije a algunos que yo era el verdadero Marcel Alderton.

Cuando mostré que no estaba molesto por la reacción, la realidad de las acciones de Bruno finalmente se registró en él, y bajó la cabeza avergonzado.

—… Sé que es egoísta preguntar, pero ¿aceptarás mi disculpa?

— ¡Ah, por supuesto! Aunque tuve miedo y me dolió, no sufrí ninguna lesión importante en ese momento.

Después de reunirme con Gaspar, le pedí a Ion que me hablara de mis errores pasados. Al principio Ion era reacio a decirme, pero después de que le dije mis intenciones para la fiesta del Año Nuevo, él me contó todo con gran detalle. Para resumir, las lesiones eran limitadas a  moretones ligeros, y padre tenía Ion para pacificar a las familias de los partidos afectados, así solucionando el asunto.

Sin embargo, las cosas no eran tan simples como parecían ser. Tengo que disculparme con las víctimas por cualquier medio. De lo contrario, una parte de mí mismo quedaría en desorden.

Así que voy a tener a Ion señalando a las víctimas, para que yo pueda ser dueño de mis acciones. Aunque a la ligera, todavía lesioné a otras dos personas como Bruno.

—Gracias por darme su perdón… ah, siento pedir, pero ¿estarías dispuesto a ayudarme a disculparme con los otros dos? El otro lado probablemente se encogería si yo fuera solo.

— ¿Te disculparas con Nicholas y Enrico?

Bruno me mira con una mirada de sorpresa.

—Ya ves, porque eran víctimas como tú.

Cuando lo dije, Bruno empezó a pensar en algo con una expresión compleja.

—… No puedo creerlo. Que tu eres Marcel Alderton.

Sospechoso, Bruno murmura eso en una voz tenue.

—No sé si ayudará aunque se hable, pero hace medio año mi hermanita fue comprometida con el príncipe Edward. Esto me hizo reflexionar sobre mí mismo. Decidí no discriminar basado en el estado familiar y emular al hermano mayor del rey Raiheart.

—Incluso si acepto eso, hubo un rumor circulando que me sorprendió. Lo que oí fue increíble.

Bruno puso su boca en mi oído para decirme algo.

La voz parecía llegar al asistente, que rodó los ojos con desconcierto.

El dandismo está arruinado.

Este Bruno tenía un ambiente moderado, pero dio la misma sensación confiable de Roy.

—Ah, no me di cuenta. Esto por sí solo acabaría con el miedo de los que visito, le pido de nuevo ¿vendría conmigo?

—…Hmm, ok. Tú, que eres genuinamente sincero, pareces interesante.

Bruno rió alegremente, al aceptar mi petición.

Bueno, yo estaba un poco preocupado por esto, pero ahora tengo un mediador.

Ahora puedo pedir disculpas.

♥ ❤ ♥

                

| Índice |

3 thoughts on “Hermano de la Villana – Capítulo 15: Hermano mayor encuentra un cómplice en la fiesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *