Joven esposa del Capitán (de 62 años) – Capítulo 12: Rival en el amor


—L-Lady Carol… ¿por qué estás aquí?

—Oh.

Mientras Wilhelm-sama estaba consternado, me preguntó. Aunque acabo de verlo anoche, no puedo mirarlo directamente porque estoy deslumbrada.

Puse una mano en mi mejilla y miré a Wilhelm-sama desde abajo avergonzada. También se ve muy intrépido hoy.

—Oh, tan formal… por favor, solo llámame Carol.

—¡Albert! ¡¡Qué significa esto!!

—Uh, estoy puramente pensando en dejar a mi hermanita tener un viaje de excursión.

Una gran voz salió de Wilhelm-sama, y mi hermano respondió a eso mientras sonreía agradablemente.

De alguna manera, por su estrecha mirada pereciera que estuviera planeando algo malo.

—He oído la historia de mi padre. Si eso sucediera, Carol va a ser la esposa del Capitán de Caballeros en el futuro. Si es así, ¿no es natural que ella vea la Orden de Caballeros?

—¡T-tu….!

—Oh, Capitán de Caballeros Wilhelm… Sé que esto es absurdo, pero no está diciendo que la visita de Carol, ¿es una molestia?

Dijo mi hermano y le preguntó bruscamente a Wilhelm-sama.

Viendo cómo Wilhelm-sama actúa, parece que no soy bienvenida después de todo. Como lo he pensado, ¿es mejor que una mujer proteja la casa, y espere el regreso del marido?.

Pero quiero entender el trabajo de mi amado Wilhelm-sama, esos son mis verdaderos sentimientos. Podría no ser capaz de hacer cualquier cosa, pero aun así, podría ser capaz de apoyarlo en algo.

—¡Ghu!…. N-no es así…

—Entonces, yo guiaré a Carol por la Orden de Caballeros. Oh, antes de eso… por la llamada de anoche, he oído que tenías algo que decirme.

Si pienso en eso, era cierto.

Hoy es mi hermano vino porque Wilhelm-sama tiene algo de qué hablarle.

—U, mu… eso es cierto, pero…

Y allí, Wilhelm-sama me echó un vistazo.

Yo estaba muy contenta con sólo eso, pero por desgracia, parece que esta mirada tenía un significado diferente.

Wilhelm-sama es el Capitán de Caballeros, y mi hermano es un miembro de la Orden de Caballeros.

Podría haber asuntos confidenciales relacionados con la defensa nacional.

Me pregunto si es algo que no se me permite escuchar.

—Hermano mayor.

—¿Que es, Carol?

—Si tienes algo importante con Wilhelm-sama, Carol dejará la habitación. Si es importante para la defensa nacional, no es algo que deba escuchar.

—… Eso es lo que está diciendo sin embargo. ¿Capitán?

Si fuera posible, realmente quiero estar juntos, pero el Capitán de Caballeros tiene los deberes en la Orden de Caballeros. Con mi egoísmo, no puedo interferir con algo tan importante.

A mis palabras, Wilhelm-sama cruzó sus robustos brazos con un rostro sombrío, y asintió.

—Eso es, cierto… ¿puede Lady Carol, dejar el lugar?

—Entiendo. ¡Oh!, acabo de recordar algo en este momento. ¿El capitán no tenía también el día libre hoy?

—¿Nn?. Ahh, eso es correcto. No es un deber urgente.

¿Wilhelm-sama, vienen a la Orden de Caballeros aunque tiene libre?. Para alguien tener tal motivación para el trabajo, es una cosa maravillosa.

Pero en el futuro, cuando tengamos una familia, me preocuparía si llegara a la guarnición de la orden de caballeros durante sus días de descanso. Quiero tener una cita con él durante los días de descanso si es posible.

Y allí, mi hermano mostró el rostro más villano que hubiera tenido.

—Bien, eso sería de ayuda. Como también estoy fuera de servicio hoy, pensé en que debería terminar un trabajo… así que incluso si quería guiar a Carol, estoy demasiado ocupado con mi trabajo.

—¿Qué……?

—Si es Wilhelm-sama quien es el Capitán de Caballeros, le puedo confiar a Carol. Además de eso, lo que he oído de padre. Anoche dijo que su compromiso fue recomendado por Su Majestad el Rey. Esto ya es, un matrimonio que el país ha reconocido. Si fue con Wilhelm-sama con quien tiene ese tipo de relación, incluso Carol no se negaría a que fuera su escolta.

Oh.

Qué sugerencia tan deliciosa~

Ya estoy feliz de poder ver el lugar de trabajo de Wilhelm-sama, pero para que el propio Wilhelm-sama me guíe.

Como se esperaba de mi hermano mayor. Él sabe exactamente lo que quiero.

—Si es Wilhelm-sama quien es el capitán de caballeros, puedo encomendarle Carol.

—Mm… Q-que estas…

—¿Estás bien con eso Carol?

—Sí, hermano mayor. Carol estará esperando fuera.

Una vez más, cogí el dobladillo de mi vestido de una sola pieza, e hice una reverencia parecida a una dama. Una dama, debe comportarse elegante incluso cuando se va.

Abrí la puerta y salí. Es muy aburrido mientras mi hermano y Wilhelm-sama están hablando, pero si voy a poder pasar tiempo con Wilhelm-sama de ahora en adelante, no hay mayor felicidad que esta.

Espero que la charla de mi hermano y Wilhelm-sama acabe ya.

—Carol-sama

—¿Qué es, Natalia?

—Esa persona… ¿es el Capitán de Caballeros Wilhelm-sama?

—Sí, eso es correcto. ¿No lo has conocido antes?

—Sí. Durante el tiempo en que él había venido a la fiesta en la mansión, yo estaba trabajando detrás de escenas.

¡Ha!

Instintivamente lo noté, y miré a Natalia quien estaba de pie a mi lado.

Wilhelm-sama es un hombre maravilloso. Su Majestad dijo que no tenía relaciones con mujeres, pero creo que es un hombre maravilloso.

Que Wilhelm-sama…. ¡pensar que Natalia… !

*Ha*

Natalia dejó escapar un suspiro de asombro.

—Es una persona maravillosa

¡No puedo creer que….!

Pensar que Natalia, que es la sirvienta en la que más confío, tendría tal sentimiento por Wilhelm-sama. Esto es, una traición en mi contra.

Pero, Natalia es una soltera de 27 años de edad.

Se ve que llega tarde al matrimonio públicamente. Por eso, tanto Padre como Madre, habían introducido un buen matrimonio para Natalia, pero dijeron que Natalia los había rechazado.

Dijeron, en ese momento, ella dijo “soy una sirvienta de la Casa Ducal de Ambrosio, y la sirvienta exclusiva de Carol-sama. Puedo dar toda mi vida a Carol-sama “, pero tal vez, ella sólo lo está evitando, porque ella no tenía a nadie a quien le gustaba.

Y, si el que le gusta, es Wilhelm-sama….

—¿N-Natalia ……?

—Puedo sentir que Ojou-sama es muy querida. Él es un caballero maravilloso.

—¡Uu ……!

Comparé a Natalia conmigo.

Natalia tiene una altura alta. Ella es mucho más alta que yo. Incluso si ella estaba junto a Wilhelm-sama quien es más alto de lo normal, es suficiente. Comparado con eso, no importa cuán alta me hiciera, sólo puedo alcanzar cerca de la cintura de Wilhelm-sama.

Natalia tiene un pecho enorme. Soy plana y no hay muchas ondulaciones. No se sacudirían aunque corriera. Natalia es muy… es muy abultada.

Natalia es hermosa. Dijeron que venía de un país diferente, pero su piel de color marrón está bien tratada. Ella tiene una cara cincelada. Comparada a eso, no importa cómo se mire, yo soy un niña. Mi edad también se puede ver como si fuera tres a cuatro años más joven.

Joven y pequeña yo.

Hermosa y grande Natalia.

Comparándonos, está muy claro, mi única fuerza, es sólo mi caída.

*Poro*, de mis ojos, lágrimas cayeron sin mi voluntad.

—La mayoría de los hombres, me miran el pecho cuando me hablan. El caso de Wilhelm-sama, aunque me mira a la cara, no mira el pecho en absoluto. Creo que es un caballero maravilloso. Si era un abuelo de mierda que tiene un pensamiento humilde, he pensado que iba a informar de ello a Elizabeth-sama… eh, ¿Ojou-sama?

—Yo-yo soy… a Natalia…

—¿U-uhmm, Ojou-sama?, ¿qué ha sucedido?, ¿pisó un clavo o algo?

—¿Natalia piensa en Wilhelm-sama… como maravilloso?

—Eh, ah, sí. Uhmm, No dije eso con ese significado. He sabido que es el hombre que Ojou-sama anhela, y yo sólo pensé que es un hombre adecuado para Ojou-sama, ¿uhmm ……?

De alguna manera, salieron palabras diferentes a lo que esperaba.

Tal vez, Natalia se había enamorado de Wilhelm-sama en el encuentro de ese momento, he pensado. Pero parece que Natalia estaba alabando al hombre que estaría viviendo conmigo hasta el final, es maravilloso.

Estoy sorprendida.

—O-Ojou-sama. Por favor cálmate. Pienso que no hay cosa más maravillosa que Ojou-sama y Wilhelm-sama estén juntos. Lo siento por decirlo de una manera extraña.

—Gu… Lo siento, Natalia. He entendido mal.

En serio, gracias a Dios.

Si mi rival de amor era alguien tan maravillosa como Natalia, no hay ninguna posibilidad de que ganara.

Y allí, parece que finalmente terminaron, y la puerta del Despacho del Capitán se abrió.

Estoy preocupada. No pude evitar derramar una lágrima sin mi voluntad. No puedo dejar que Wilhelm-sama, mira algo como mi cara llorosa.

Pero…

Con la cara que yo había derramado lágrimas y con Wilhelm-sama saliendo.

Nuestros ojos se han encontrado.

♥ ❤ ♥

                

| Índice de capítulos |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *