Juego otome yandere – Vol 2 – Capítulo 10

Traducido por Devany

Editado por Sakuya


Siguió un día tranquilo.

Ayer, durante la lección de baile, las impredecibles palabras de Wolf fueron eficaces para devolverme a mis sentidos. Para mí, esa simple frase me hizo creer en él.

Pero, realmente fue embarazoso. En el momento en que mi mente procesó lo que acababa de decir, mis neuronas parecieron evaporarse.

Fue agradable que después me haya invitado a la pista para un último vals, aunque, con mi cabeza completamente en blanco, mi baile debe haber sido un espectáculo completamente terrible. Solo puedo rezar para que, de alguna manera, me haya dejado guiar por el liderazgo de Wolf.

En cualquier caso, en lugar de cosas como los desarrollos del otome que había jugado en mi vida pasada, decidí creer en sus palabras.

Además, incluso si se trata de Lily, si ella supiera que escondía una duda como está dentro de mí, seguramente quedaría desconcertada por mi anterior descortesía.

En este momento, la yo de ahora, tiene el lujo de reírse de lo preocupada que había estado antes.

♦ ♦ ♦

Los estudios de Lily también iban según lo planeado.

Por supuesto, todavía no hemos llegado al punto de haber recuperado cuatro años de atraso. Sin embargo, la mayoría de los maestros ya empezaron a mostrarse más comprensivos en cuanto a explicarle los temas esenciales durante la clase, para que pueda entenderlos más fácilmente. Entre ellos, algunos fueron aún más proactivos que el resto, hubo quienes sugirieron temas adecuados para Lily, e incluso otros que prepararon libros de texto de bajo nivel para ella.

Al final del día, a los maestros les gustan los estudiantes trabajadores. Eso era algo por lo que alegrarse.

Conforme avanzaban sus lecciones de magia, la aptitud mágica de Lily iba quedando clara. Para ser precisos, ella mostró una fuerte aptitud para la magia de sanación, además de tener el potencial para manejar una amplia variedad de otras magias. Bastante OP, lo sé.

Cuando digo que “tiene el potencial”, es porque, hasta este momento, Lily no ha usado ninguna otra magia además de la de sanación.

De hecho, a causa del accidente que provocó en el pasado, por medio de un arrebato mágico, generó una fuerte aversión psicológica contra el uso de cualquier magia fuera de la curación.

No sé si llegará a superar esa circunstancia o no, pero esto puede resultar ser la clave de la maestría mágica de Lily en el futuro.

De todos modos, dicha condición era un problema que no podíamos tratar en este momento, incluso si insistimos.

♦ ♦ ♦

Ese mismo día, desde temprano, esperé a que llegara la hora del almuerzo, mi corazón palpitaba de emoción.

Mi entusiasmo por comenzar el almuerzo de hoy supera la de cualquier día. Si me preguntaran qué tan emocionada estoy, diría que llegue hasta el punto de asistir a las clases de la mañana sin desayunar.

Como las clases eran relativamente tranquilas, una vez que entré en el aula, me di cuenta que, si mi estómago gruñía mucho aquí, estaría en problemas. Al final, atendí las lecciones mientras temblaba de miedo, afortunadamente no me encontré con la muerte social. De verdad es un alivio.

Si tuviera que decir la razón por la que deseaba tanto almorzar, sería porque para el almuerzo de hoy, nuestro cuarteto, compuesto por Lily, Wolf, Shade y yo, teníamos planeado almorzar al aire libre.

Un lugar discreto, pero de aspecto agradable fue acordado. El lugar que elegí era muy apreciado, desde un hombre de clase alta que servía a la cabeza de un dormitorio, hasta un hombre de clase baja, todos lo transmitían de boca en boca.

Yo estaba a cargo de decidir y asegurar el lugar, Wolf estaría cocinando, Shade se ocuparía de transportar el equipaje y Lily estaría actuando como invitada. Ésa era la asignación de responsabilidades.

Siendo sincera, Wolf era infinitamente mejor cocinero que yo. No es que fuera particularmente mala cocinando, pero cuando Wolf lo hace, la habilidad y el gusto eran, sin exagerar, del mejor nivel; referente a esto, admito mi derrota.

Aunque en el pasado hubo una época en la que fui yo quien le enseñó a cocinar, nunca hubiera imaginado que, desde entonces, Wolf acabaría interesándose en la cocina. Tal vez se debió a la personalidad seria de Wolf, que tiene la tendencia a apegarse a las cosas una vez que decide hacerlo. Incluso ahora, parece que trajo un equipo de cocina bastante decente a su habitación en el dormitorio. Por supuesto, él no hizo algo como traer una cocina de su casa e instalarla en el dormitorio. Pues, aunque tenga un lado rebelde, Wolf seguía siendo un joven maestro rico de una familia renombrada.

Bueno, como mujer, estaba un poco desanimada por pensamientos complicados con respecto a la brecha entre nosotros sobre nuestras habilidades de cocina. Pero, cuando consideré el intento de envenenamiento que le ocurrió en el pasado, el simple hecho de que accediera a una invitación para “almorzar fuera” con una sonrisa en la cara, debería ser suficiente para alegrarse.

Por cierto, Shade era un experto en comer. Y, ya que parece que Lily está dispuesta a mostrarme sus habilidades culinarias un día de estos, estoy deseando que llegue.

En todo caso, hoy debería haber sido un almuerzo maravilloso.

Justo cuando salía del aula para dirigirme apresuradamente hacia el lugar especificado, hubiera sido mejor que no me hubiera involucrado con el rubio.

— ¿Eh? ¡Jefa! ¡Jefa! ¡Señorita jefa!

¿Crees que me daría la vuelta sólo porque quieres que lo haga? Ignorándolo mientras caminaba, Art, sin rendirse, corrió hacia mí. Naturalmente, llevó a su séquito detrás de él.

Como era de esperar, cuando te involucras de esta manera con una masa de gente en enjambre, lo único que puedes hacer es detener tus pies.

—… Ya te había dicho que no iba a responder si usabas ese apodo, ¿no es así?

—Entendido, jefa de dormitorios Lycoris.

Cómo era raro que Art cambiará obedientemente sus palabras, solté un “¿oh?” y me puse a pensar.

Art, que sonreía y parecía estar de buen humor, entrecerraba sus ojos marrones claros, que eran la viva imagen de los de su hermana mayor, con amplio encanto; sólo su apariencia externa era indiscutiblemente como la de un ángel.

—Hoy eres terriblemente obediente, ¿no?

—Siempre soy obediente. ¡Vamos a la cafetería juntos!

—Lo siento, pero tengo algo más planeado. Tal vez la próxima vez.

— ¿Cuándo será la próxima vez?

—Estoy bien con cualquier día. Siempre y cuando me avises de antemano.

—Pero nos encontramos hoy ¡así que ahora debería estar bien!

A pesar de que era problemático, estaba acorralada.

—Ríndete por hoy. Esto debería estar bien, ¿verdad? De todos modos, no es como si estuvieras solo.

Implícitamente insinué a su séquito mientras lo decía, pero él se opuso de inmediato.

— ¡No quiero! ¡A menos que vengas conmigo, moriré de soledad!

¿Está tratando de actuar como un conejo? Este bribón.

Incluso si es del tipo lindo, no obstante, ¿es este comportamiento realmente aceptable para un hombre en su adolescencia? Ojalá prestara un poco de atención a su honor como hombre.

—…No morirás. Fin. De. La. Discusión.

Cuando dije esto, sin dejar ninguna opción para responder, Art inflo sus mejillas.

¡Ahh, si sólo Wolf o Shade estuvieran aquí! Habrían podido inmovilizar a Art por la fuerza o algo así, pero conmigo sola, eso es imposible.

El plan de ir al lugar designado individualmente para que no nos destaquemos, ha sido contraproducente.

Por supuesto, en esta situación, el perro guardián “solo por apariencia” de Art era inútil.

—Por favor, escucha a la razón, Art.

Cuando intenté decírselo implorantemente, la expresión de Art cambió ligeramente.

—…H~~mm. Debes estar haciendo algo importante.

—… ¡Así es! ¿Lo entiendes ahora?

—Bueno… está bien. Siempre y cuando vengas conmigo a la cafetería la próxima vez.

— ¡Entiendo! Nos vemos, Art.

Supongo que Art finalmente ha exudado la conciencia de ser un hombre de clase alta, ¿eh? Qué cosas tan optimistas he empezado a pensar.

Me retiré con gran ánimo.

Por supuesto, hubiera preferido salir corriendo, pero no puedo correr imprudentemente dentro de la escuela con los ojos del público puestos en mí, sin embargo… ¿No se vería mal que la persona responsable de asegurar el lugar fuera la última en llegar?

Al final, fui la primera en llegar al lugar acordado.

Al cabo de un rato, Lily apareció, y ambas empezamos a preparar las cosas necesarias para el almuerzo.

Con lo concentradas que estábamos, nunca nos dimos cuenta de la mirada de ojos marrón claro que nos observaban atentamente.

| Índice |

One thought on “Juego otome yandere – Vol 2 – Capítulo 10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *