Juego otome yandere – Vol 2 – Capítulo 11

Traducido por Devany

Editado por Sakuya


Cuando la última lección del día acabó, nos quedamos en el salón de clases. Mientras lentamente limpiaba los utensilios de costura usados, suspire. En lugar de un suspiro de dolor, este expresaba un ‘desearía poder terminar con esto de una vez’.

La lección de esta tarde ha sido… un calvario.

Después de haber llenado mi estómago durante el almuerzo, mi cuerpo, siguiendo sus instintos, esa tarde dejó en claro que necesitaba descansar.

Francamente, tenía sueño. Me moría por tomar una siesta durante la tarde.

Nadie me llamó la atención por mi constante somnolencia, así que terminar el día sin incidentes, fue excelente para mí.

La escuela llevaba a cabo las clases teóricas únicamente por la mañana, no me quejo, el horario es bastante razonable. Al contrario, sería un problema si las clases teóricas se hubieran impartido por la tarde, dada lo arrulladora que era la voz de mi profesor, no creo poder evitar quedarme dormida.

(Pero, extrañamente, ahora que las lecciones han terminado, cosas como el cansancio quedaron de lado…)

Supongo que ya sea en este mundo o en Japón, algunas cosas nunca cambian, reflexioné sumida en mis pensamientos.

Fue entonces que, desde fuera del pasillo, se escucharon llegar ruidosas pisadas apresuradas.

— ¡Lycoris-oneesama! ¡Es Arutad-kun!

— ¿¡Dónde!?

— ¡En el patio!

Esta comprensión tácita, lamentablemente, se logró gracias a los días anteriores, donde nos acostumbramos a que Art provocara algún tipo de altercado.

La chica, que había sido tan osada como para correr hacia un aula de alumnos de último curso, era alguien que se llevaba bien con una de las seguidoras de Art que se encontraba en el mismo año que él, además de ser una de las chicas a las que ordené que me informaran si pasaba algo.

Mientras nos dirigíamos hacia el patio, escuché su relato.

Según ella, durante las clases de esta tarde, Art y varios otros de su séquito no se presentaron, lo que la hizo desconfiar. Después de eso, justo cuando terminaron las clases, como esa persona en el séquito de Art había estado actuando de manera muy sospechosa, ella la siguió, y por lo que me dijo, la seguidora intentó contactar con Lily.

—No logré entender de qué estaban hablando, pero después de eso, las dos se dirigieron juntas hacia el patio. Se encontraron con Art y sus amigos, y cómo se sintió de alguna manera muy ominoso, decidí notificárselo, Onee-sama…

—Gracias. Has sido de mucha ayuda.

Aunque, preferiría que el uso de『Onee-sama』se detuviera en circunstancias tensas, por esta ocasión, haré la vista gorda.

Con el verdor del patio a la vista, di un suspiro de alivio al ver a Lily de pie cara a cara con Art y su grupo. Parece que aún no ha estallado una pelea.

Pero, una vez que me acerqué, noté que había algo extraño con Lily. Se encontraba ahí, inmóvil, con las dos manos sobre el pecho, mirando a un lugar en particular.

Siguiendo el destino de esa mirada, sentí un vertiginoso caso de déjà vu e inconscientemente detuve mis pasos.

El destino de la mirada de Lily…

Encima de la tierra apilada, había una lápida erigida ostentosamente. Mientras sentía que el color se me iba de la cara, miré fijamente la『tumba』.

—…Por qué… por qué ustedes…

Cuando Lily murmuro esas palabras, con tanta dificultad, que se escuchaban tensas, la risa burlona de Art se hizo presente.

Pero, se suponía que este evento iba a tener lugar mucho, mucho más adelante…

Pensé como si lo explicara en mi mente.

Dentro del juego, ciertamente hubo una escena en la que Art mataba a un animal al que Lily tenía aprecio. En ese momento, así fue también, él empujando una tumba llamativa ante Lily.

Algo así como que no podía perdonar que Lily se apegara a otra persona, fue la clase de razón que dio.

Pero en esta etapa, en la que la relación entre Art y Lily no era ni siquiera cercana a la de conocidos, algo tan cruel no debería haber ocurrido. No, no sucedió en el juego.

Aun así, ante mis ojos, había una pequeña tumba. La punta de la pala se dejó como estaba, colocada horizontalmente en el suelo. Al costado, un agujero que parecía haber sido excavado hace un momento era… ¿mh?

Mientras yo estaba atascada en mis pensamientos, Lily, que finalmente recordó cómo moverse, se acercó tambaleante hacia la tumba. Art, quien la miraba desdeñosamente, se burló cuando ella con suavidad extendía una mano hacia ese trozo de tierra.

—No me digas, ¿estás tratando de desenterrarlo? ¿Realmente quieres estar cara a cara con un amigo en mal estado? Uwaa, que pésimo gusto ~

Lily retiró sus manos con una sacudida asustada. Durante ese retroceso, las lágrimas acumuladas en el borde de sus ojos verdes y brillantes descendieron.

Con eso, se me acabó la paciencia.

Me acerqué a Art a pasos agigantados, olvidando incluso mis modales, y antes de que un nervioso Art pudiera decir algo, le di una bofetada en la mejilla con todas mis fuerzas.

Con ello, se hizo un sonido agradable y satisfactorio mientras mi palma palpitaba de dolor.

Pensé que me devolvería el golpe en el calor del momento, pero Art simplemente me miró a la cara con la boca abierta en silencio, `idiota’ estaba escrito en todo su rostro.

Incluyendo a los espectadores, todos aquí se quedaron en silencio.

Así es, el patio, hasta cierto punto, era un lugar que puede ser considerado llamativo. Viendo que tal conmoción ocurrió en el patio, el hecho de que Art había escogido a Lily como blanco de la intimidación, debe haber circulado ya a toda la población estudiantil. Es probable que esto induzca a otros a intimidarla. Y por supuesto, probablemente lo hizo sabiendo que eso pasaría. Para mi molestia, Art era un chico capaz de hacer ese cálculo.

Estaba furiosa, pero mis pensamientos permanecían tranquilos. Preparándome para lidiar con Art, busque aliados entre los espectadores.

El primero en moverse, fue una persona dentro del séquito de Art. Realmente, qué perro guardián tan inútil era.

— ¡E-estas equivocada, Lycoris-sama! Nunca atrapamos al pájaro al final, esta tumba, ¡sólo amontonamos tierra para engañarla!

Al final, dio una explicación a algo que preferiría no saber.

Lily probablemente no se dio cuenta con toda la conmoción, pero el hecho de que hubiera un agujero justo al lado de la tumba, era un poco extraño. En general, la secuencia normal es cavar primero un hoyo, colocar el cadáver y luego cubrirlo con tierra desde arriba.

Y no sólo eso, atrapar un pájaro salvaje, por muy acostumbrado que estuviera a Lily, seguía siendo una tarea difícil. Hacer una tumba falsa y luego usarla para asustarla, parece más probable.

—Lily, es justo lo que escuchaste. Ese pajarito probablemente esté bien.

Lily levantó su rostro, sorprendida.

—Lycoris, yo…

—Sí. Ve a buscar al pájaro. Me las arreglaré de alguna manera.

Lily asintió con la cabeza ante mis palabras, y luego corrió hacia el bosque donde probablemente se encontraba el pequeño pájaro de color lapislázuli.

— ¡Pu-puesto que cometiste un error, discúlpate! ¡Ser golpeado es muy doloroso!

Cuando Art me gritó por detrás, lo miré por encima del hombro.

— ¿Un error? Estabas planeando matar al pájaro, ¿cierto?

—Así es, pero te dijimos que no pudimos hacerlo al final, ¿no? Esa mujer acaba de ser engañada porque fue lo suficientemente estúpida como para no encontrar nada sospechoso en ello.

—Lo entiendo completamente ahora.

Esta vez, tenía la intención de golpear la mejilla de Art con los puños cerrados. Porque sabía que fue por mi propia indulgencia que terminé inconscientemente abofeteándolo antes.

Pero, por supuesto, la segunda vez, ni siquiera Art se resignó a aceptar ser golpeado. Al momento en que Art me agarró de la muñeca, a quemarropa, le miré fijamente.

—Pensé que incluso tú madurarías un poco si persistía y te regañaba, pero fui demasiado ingenua. En estos tres años, realmente no creciste nada. Estar a cargo de educarte, es realmente imposible para mí.

Exclamando con vehemencia al enfrentarme a él, Art, como siempre, pronunció lo mismo que él solía hacer.

—… ¿Por qué?

—Por qué, ¿preguntas? Hasta que lo entiendas, no hables con ella o conmigo. No te perdonaré. Especialmente si le das a Lily una disculpa que no viene del corazón.

Una vez que declaré esas palabras, una gran sombra obstruyó mi campo de visión. Cuando me di cuenta rápidamente de que era Wolf, solté un suspiro de alivio.

Después de que, a mi parecer, Wolf retorciera el brazo de Art con mucha violencia, me tendió un pañuelo.

Pensé que era porque parecía que estaba a punto de llorar, pero en realidad, mis ojos ya estaban llenos de lágrimas. No era algo de lo que presumiría.

—Wolf, ¿Podrías encargarte de Art? Me gustaría encontrar a Lily.

—No, vamos juntos.

Dada la insistencia de Wolf, dejamos a Art al cuidado de una maestra cercana y nos dirigimos al bosque para seguir a Lily. Sin embargo, aunque no nos separamos por tanto tiempo, no encontramos a Lily por ninguna parte.

Después, reunimos a un grupo de personas para buscar a Lily, pero solo pudimos encontrarla hasta pasada la noche.

Con la cara exhausta, regresó sin rumbo al dormitorio y terminó durmiendo, casi como si se hubiera desmayado.

Siguió durmiendo durante casi un día entero después de eso.

| Índice |

10 thoughts on “Juego otome yandere – Vol 2 – Capítulo 11

  1. Daye says:

    Fue algo fuerte para mi corazón… por un lado, estoy feliz como Wolf cambió radicalmente e incluso Shade. De como Lily y Lycoris son amigas pero siento que Art hizo eso porque tiene celos de que Lycoris sea cercana a Lily, digo, quizás pensó… “no puede almorzar conmigo, ¿pero sí con ella?”.

    Creo que me he vuelto adicta a esta novela también. Gracias por el capítulo. ¿Para cuándo la continuación?

  2. Usagi says:

    Muchas gracias por el capítulo, me encanta como se va desarrollando la historia. Me asusté mucho cuando pensé que habían matado al pajarito… siento que ahora es donde las personalidades yandere comenzarán a despertar…

  3. Lizzy says:

    Enserio me gusto el cap. Espero con ansían el siguiente, gracias por su arduo trabajo…
    Pobre Lily espero que este asunto se arregle

  4. Khrystal MeL says:

    Pobre lily, muy aparte de no haber sido cierto el hecho de al principio haberlo creerlo cierto es un gran trauma. Lycoris es muy valiente, pero Art es un personaje que no creo se rinda y cambie fácilmente.
    Gracias por los capítulos

    • Devany says:

      Lo peor es que Art no entiende la gravedad de sus actos, ni el por que esto llega a afectar tanto a Lycoris como a Lily, esperemos que no haga mas tonterías

    • Devany says:

      Igual, mi corazón empezó a sangrar en cuanto empecé traducir la parte en que escarba la tierra con sus manos 😭

Leave a Reply to Alis Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *