La poseída hija del duque – Capítulo 13

Traducido por Alice

Editado por Tanuki


Las calificaciones de Lilia en magia podrían describirse como superiores a la media o más bien menos que excelentes, no eran malas como tal, pero era desafortunado que su objetivo de comparación fueran sus parientes. La madre de Lilia, Ascha, dio a luz a innumerables nuevas magias como cuestión de rutina, parecía que sus calificaciones en la academia estaban siempre en la cima, con una madre así Lilia constantemente era comparada con ella por otros.

Si fuera Madame Ascha, ella entendería rápidamente cualquier cosa.

Si fuera Madame Ascha, podría escribir una formación mágica de un gran grado incluso sin mirar.

Si fuera Madam Ascha, si fuera Madame Ascha, si fuera madre.

Comparada con ella, la señorita Lilia es… Comparada con ella, soy…

—Señorita Lilia.

A la llamada de Alisa, Lilia volvió a sus sentidos con un grito ahogado, Alisa parecía preocupada mientras miraba su rostro.

— ¿Se encuentra bien? No parece que estuviera enferma…

Lilia negó con la cabeza y sonrió amargamente.

—Estoy bien. Alisa ¿podrías enseñarme?

Alisa pestaño muchas veces antes de asentir con entusiasmo.

Sakura escuchó las palabras de Alisa a través de Lilia, la base existente de Lilia en magia no era mala. Mientras escuchaba, Sakura recordó una parte de las cosas que había escuchado antes de venir aquí, cosas con respecto a la magia.

La magia en este mundo no era omnipotente como las que se encuentran en las novelas o los juegos. Lo que se conocía como magia aquí, era interactuar con los espíritus que formaban parte del mundo, atrayendolos y haciendo uso de sus poderes a través de formaciones mágicas. Para los espíritus, unidos a todas y cada una de las magias estaban sus condiciones específicas para prestar su poder, romper incluso uno de estos requisitos haría que todo sea nulo, incluso si hubiera preparado la formación mágica.

La idea de “Poder Mágico” no existía en este mundo, donde la capacidad se mide solo por el talento de uno para interactuar con los espíritus y la cantidad de conocimiento que se tiene al escribir formaciones mágicas, esta era la “magia” del mundo.

Al conversar con los espíritus y la creación de la formación de magia como requisitos, no era necesaria la habilidad de “usar” la magia, en realidad, era algo bastante simple en cierto sentido.

—Qué agradable…

Sakura escuchó a Lilia a través de las explicaciones de Alisa. Ella escuchaba, parecía con gran interés y aparente envidia.

—Desearía poder intentarlo también…

Qué cosa tan maravillosa es tener una formación mágica preparada, significaba que cualquiera podía usarla. En ese caso, sin duda, incluso ella misma podría hacerlo.

Alisa abrió una especie de libro y procedió a explicar las formaciones mágicas contenidas una a una. Mientras que Lilia parecía simplemente escuchar la explicación, Sakura estaba mirando fijamente a las formaciones como si las consumiera, metiéndose todas en la cabeza.

—Sería genial si pudiera usarlos algún día.

Esas palabras entusiastas, si uno pudiera ver su rostro, fueron murmuradas a través de una sonrisa penetrantemente fría.

Con la puesta de sol, las calles comenzaron a calmarse en el anochecer, y con esto, Lilia finalmente cerró el libro ante ella. Alisa estaba sentada frente a ella y, a pesar de estar frente a su propio amo, se había postrado, tendida sobre la mesa. Lilia misma estaba sin cuidado, simplemente dando una sonrisa irónica pensando que era inevitable.

—Alisa. Ya es hora, vamos a cenar.

—Si, ire… Traeré algo del comedor…

Levantándose, se dirigió a la puerta con pasos inquietos, Lilia la miró con preocupación, silenciosamente viéndola hasta que finalmente se fue. Echando un vistazo al pequeño reloj colocado en la parte superior de la mesa, ella inclinó la cabeza, como si estuviera un poco sorprendida por lo temprano que todavía era.

[Traducido por Reino de Kovel]

—Qué lamentable, para estar agotada con solo esto.

—Ahaha. Qué confusión tan grande del sentido común, para una persona normal, estudiar sin descanso durante seis horas seguidas los dejaría exhaustos de seguro.

—Espera un minuto, suena como si estuvieras diciendo que no soy normal, además, en primer lugar fuiste tu la causa de todo esto .

— ¿De qué podrías estar hablando?

Ante la voz encantada de Sakura, Lilia presionó su frente mientras suspiraba.

La vida de Lilia en la mansión comenzaba con levantarse temprano todos los días, aparte de comer y bañarse, consistía únicamente en estudiar. Al menos doce horas se dedicaron a estudiar todos los días. Al principio, Lilia también estaba completamente exhausta al final del día, pero comenzó a acostumbrarse después de tres días, por lo que ahora no tenía ningún problema con este estilo de vida..

—Bueno, el lado positivo es que no odias estudiar, ese es el por qué puedes aprender tan rápido y seguir adelante.

—No he expresado exactamente mis disgustos en general, de cualquier forma.

—…Ahora que lo mencionas, es cierto.

Sakura susurró a sí misma preguntándose si esto también era diferente de su conocimiento previo, pero por ahora, Lilia eligió no prestarle atención .

Poco después Alisa acompañada por otra persona vestida con traje de sirvienta trajeron la comida, la empleada era empleada de la academia, por lo que no tenía un solo maestro, haciéndose cargo de todos los residentes que viven aquí. Naturalmente, ella no estaba sola en su trabajo y no eran empleados de los residentes, por lo que los estudiantes como Lilia no podían darles órdenes. A lo sumo, si necesitaban la ayuda de las sirvientas, simplemente sería más una petición.

—Señorita Lilia, gracias por su espera.

Alisa preparó la comida sobre la mesa frente a Lilia. En la mesa se veía una comida parecida a la que solían servir en el desayuno la familia Aldis.

—Qué es esto…

—Mis más sinceras disculpas, señorita Aldis. Al haber regresado con tan poca anticipación no hemos podido preparar más.

La mujer bajó la cabeza profundamente. Ella permaneció en esa posición esperando la respuesta de Lilia, como si esperara que el grito enojado de Lilia estallara en cualquier momento. Y así, con las arrugas reuniéndose entre sus cejas y a punto de gritar como si fuera lo más natural de hacer…

—Lilia.

Al ser llamada por Sakura, se calmó.

—Aquí, respira profundo.

Con la insistencia de Sakura, ella tomó aire lentamente y lo dejó salir. Una vez más llevando su mirada a la mujer, se encontró con los ojos de la confundida doncella.

— ¿Señorita Aldis?

Tal vez incapaz de comprender a la silenciosa Lilia, la mujer la miró con duda en sus ojos, Lilia firmemente le devolvió la mirada y habló.

—No te preocupes No es razonable de mi parte pedir una cena elaborada tan rápidamente.”

Los ojos de la mujer se abrieron de par en par, y Alisa estaba sonriendo ampliamente. Bajando la cabeza otra vez, la mujer salió de la habitación.

— ¿Esto esta bien para ti?

— ¡Eso fue perfecto! Como se esperaba de Lilia, ¡pareciera que volví a enamorarme de ti!

—Eh, imposible.

—Hey hey, no rechaces mi broma con una cara tan seria, me lastimas …

Ante la respuesta quejumbrosa de Sakura, las comisuras de la boca de Lilia se alzaron un poco.

—Bueno, entonces empecemos, debes sentarte ahí Alisa.

—Como en … Frente de usted ¿verdad?… ¿Está realmente bien?

—Ya dije que estaba bien.

—Si, con permiso.

Alisa parecía feliz de arriba a abajo, mientras pensaba que era algo extraño simplemente extendió sus manos para comenzar su cena tarde.

♥ ❤ ♥

               

| Índice |

One thought on “La poseída hija del duque – Capítulo 13

  1. Dany says:

    Lilia tiene al mejor consejero que pueda pedir, perooo al fin y al cabo no es perfecta Sakura, habrá momentos en donde ambas no sabrán que hacer y alisa o la heroína talves salven el día, o eso creo, gracias por el.cap.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *