La poseída hija del duque – Capítulo 15

Traducido por Alice

Editado por Tanuki


—Dias, Tina.

—Eh, ah…  ¡Ahh! ¡Buenos días!

Tina se levantó enérgicamente y bajó la cabeza. Lilia dio un pequeño suspiro y miró a Tina con una mirada, solo eso fue suficiente para romper la expresión de Tina.

—Umm, digo… Dias, Lilia.

—Bien.

Con el asentimiento de aprobación de Lilia, Tina dejó escapar un suspiro de alivio.

—Bueno, entonces ¿Qué haces en un lugar como este?

—Ah, estaba esperando por ti, Lilia.

El mal presentimiento era cierto, con sus mejillas rígidas, Lilia de alguna manera logró mantener su sonrisa.

—Ohh ¿Es así?

—Solo quería hablar un poco… Y bueno, me preguntaba si hacerse amigas era solo un sueño o no… Oye, Lilia, somos realmente amigas ahora ¿verdad?

Tina preguntó con los ojos vueltos hacia arriba, esto hizo que los ojos de Lilia flaquearan por un momento antes de regresar su mirada hacia Tina. Para ser sincera, había tenido la intención de evitarla, junto con el asunto del príncipe, ella le había hablado por el hecho de no tener que complicarse si se volvían a encontrar.

— ¿De qué estás hablando? La señora Lilia nunca se hecha hacia atrás de su palabra.

Lilia se congeló ante las palabras de Alisa.

— ¡E-eso es así! Es como Alisa dice ¡No sé qué es lo que me paso!

—Por supuesto, es la señora Lilia de la que estamos hablando aquí, no hay ningún error al respecto.

De dónde vendrá tanta confianza, pensó Lilia.

—Profundo … Eso realmente me golpeó profundamente…

Ah, ahaha… No lo pienses, Lilia…

Parecía que todas sus opciones para evitar a Tina habían desaparecido. Soltando un profundo suspiro, Lilia se sentó frente a Tina, al darse cuenta de esto, Alisa también se sentó al lado y Tina felizmente comenzó a verter el té negro en sus tazas.

—Bueno, entonces ¿De qué vamos a hablar?

— ¿Eh? Ah… todavía no lo había pensado…

Diciendo eso, Tina se calló, Lilia y Alisa también se quedaron sin palabras. Para invitar a alguien sin haber preparado ningún tema para hablar ¿Qué estaba pensando esta chica? Cuando Lilia estaba entrecerrando los ojos por la situación, la voz de Sakura se forzó entre sus pensamientos.

—Lilia, no hay preparaciones para simplemente hablar con un amigo.

— ¿Es así?

—Seh, no para mí de cualquier forma.

—Ahh, es por eso qué eres así, huh.

—Oye, espera un minuto, ¡qué quisiste decir con ser así!

Ignorando las ruidosas quejas de Sakura, Lilia miró a Tina, sus ojos se encontraron y Tina aplaudió con un “Oh, cierto”.

—Maquillaje.

— ¿Que?

—Hoy tu no llevas nada de maquillaje huh, casi no te reconocí.

[Traducido por Reino de Kovel]

Los movimientos de Lilia se congelaron y las mejillas de Alisa se encogieron mientras Sakura se rió divertida.

—Ella fue directo a pisar la mina ¿eh?, Lilia, Tina no sabe nada, así que no te enojes ¿de acuerdo?

—No te preocupes, toda mi ira está dirigida a ti.

—Sin embargo, ¡eso no me pone mas tranquila!

Después de una breve conversación con Sakura, ella logró calmar su agitación. Una vez más arreglando la sonrisa que estaba a punto de caerse de su cara, ella le respondió.

—Me dijeron que realmente no me quedaba bien. Que sería mejor simplemente ir así ¿Se ve extraño después de todo?

—¡Estás equivocada! Tu aspecto actual es mucho mejor. como pensé, parece que Lilia es bastante bella después de todo.

— ¿Eh? Entonces hasta ahora lo que pensabas… ¿Eh?

Los ojos de Lilia se agrandaron, como si se diera cuenta de que había dicho algo inapropiado, Tina rápidamente desvió la mirada, mirando a Alisa, esta misma estaba ocupada bebiendo su té como si no estuviera involucrada en esto. Una voz que decía “¿Qué pasa con esto?” resonó en la cabeza de Lilia.

Lilia pensó bien en las palabras de Tina y al llegar a una resolución sonrió débilmente.

—Sakura, parece que mi sentido de la estética está bastante apagado, así que de ahora en adelante contaré contigo.

—Escapar de la realidad no es bueno ¿sabes? Vamos a trabajar juntas en esto.

Las palabras de Sakura penetraron profundamente en su pecho, aunque una parte de ella estaba contenta de que Sakura le hubiera dejado saber, al mismo tiempo, pensaba que si esta no hubiera dicho nada, no habría tenido que probar tanto dolor. Sin embargo, mirando a largo plazo, todavía era bueno haberse dado cuenta, así que decidió no decir nada.

—Tina y Alisa, si tienen algo de tiempo ¿podrían pensar en un maquillaje más adecuado para mí?

Cuando Lilia lo dijo, Alisa hizo una sonrisa irónica y Tina se puso rígida por la sorpresa por un momento, entonces, ella inmediatamente sonrió y asintió.

— ¡Okay! ¡Dejamelo a mi!

Después de eso, como si la tensión se liberara, su conversación continuó con una charla inútil. La charla sobre la familia de Tina se destacó sobre todo en hablar sobre su mascota que tenía en casa, sin embargo, durante su conversación, estaba claro que se estaba evitando un tema determinado.

—Tina, así que aquí es donde estabas.

De repente, la voz del Sr. Evitado durante los temas de conversación sonó detrás de Lilia. La expresión de Lilia se congeló junto con sus movimientos mientras Alisa echaba un vistazo al dueño de la voz, luego miraba preocupada a Lilia y la expresión de Tina, tal vez por inquietud, se había distorsionado muy ligeramente.

—Majestad… Parece que se ha levantado muy temprano hoy.

Tina dijo, poniéndose un velo de calma, sin embargo, ni siquiera se molestó en tratar de ocultar el temblor en su voz. Tal vez sin darse cuenta o tal vez simplemente fingiendo no darse cuenta, la fuente de la primera voz, el príncipe de este país, simplemente continuó la conversación.

—Seh, escuche qué Lilianne había regresado, por lo que estaba preocupado acerca de ti y vine un poco más temprano, ¿no lo hiciste tú también? Usualmente llegas un poco más tarde.

—Si, eso… Pense, iba a tener una pequeña platica…

—Hmm.

El príncipe dio unos pasos a lado de Tina, entonce vio la cara de Lilia, como ella no huiría del príncipe ella le dio una sonrisa forzada al verlo.

Ella fue vista, desde que asistían a la misma escuela, solo era cuestión de tiempo, pero no había pensado que se encontrarian tan rápido. Su corazón latía rápidamente y su pecho se sintió presionado dolorosamente por el nerviosismo.

Y entonces el Príncipe abrió la boca.

—Una cara nueva huh, ¿eres una nueva amiga de Tina?

Tina y Alisa se quedaron sin aliento, las palabras del Príncipe fueron completamente más allá de sus expectativas. Lilia se quedó en blanco por completo, con una expresión estupefacta en su rostro.

—S-Su Majestad, ¿realmente no sabe quién es?

— ¿Nn? ¿Nos hemos conocido antes? Ahora que lo mencionas, me pareces conocida…


(Nota del Autor: Parece que el príncipe finalmente hace su aparición)

[Nota Tanuki: Para este capítulo y los con siguen yo recomiendo poner esta canción para el ambiente]

♥ ❤ ♥

               

| Índice |

4 thoughts on “La poseída hija del duque – Capítulo 15

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *