La poseída hija del duque – Capítulo 16

Traducido por Alice

Editado por Tanuki


Esa conversación no entró en su cabeza para nada. Sus pensamientos se detuvieron por completo, atrapados en un absoluto aturdimiento.

— ¡Lilia! ¡mantén la compostura!

Con el grito de Sakura, sus pensamientos lentamente empezaron a moverse de nuevo. Al mismo tiempo, las palabras del príncipe resonaron en su cabeza ¿Qué es lo qué este chico acababa de decir?

En el momento en que ella lo recordó, el corazón de Lilia se enfrió rápidamente.

—Sakura, estoy bien.

—Pero…

—Bien, fufu, más bien mi cabeza ya se ha enfriado. Me pregunto cómo en el mundo había llegado a amar a un hombre así.

De hecho, el compromiso en sí fue algo decidido por sus padres. Pero aun así, Lilia había amado al Príncipe. Aunque era algo así como amor a primera vista, ella realmente lo amaba. Con ese fin, para que Tina no se lo llevara, ella había efectuado su acoso.

A pesar de todo, ella parecía haber sido una existencia tan intrascendente para este hombre. Ciertamente, Tina también dijo que no podía reconocer a Lilia la primera vez que la vio, pero este hombre, incluso si era niño, debería haber visto a Lilia sin maquillaje innumerables veces antes. Y aún así, él no la reconoció.

Ah~ah, Lilia suspiró en su corazón. Para este hombre, ella era una existencia tan inútil y se le dejó muy claro. Con solo eso, fue más que suficiente.

Y entonces, Lilia sonrió.

—Eek…

Un pequeño chillido se filtró desde los alrededores. Parecía que antes de que lo supieran miradas inquisitivas estaban siendo dirigidas hacia ellos. Y al ver la sonrisa de Lilia, un buen número de personas se llevó las manos a la boca. Incluso Tina y Alisa, al darse cuenta de su sonrisa, tenían las mejillas ligeramente fruncidas.

Lilia se levantó lentamente de su asiento y abrió su boca hacia el Príncipe.

—Ha sido un tiempo, Su Alteza.

— ¿Nn? Esa voz… imposible, ¿¡eres Lilianne!?

Ante la voz sorprendida del Príncipe, Lilia profundizó su sonrisa. Como había pensado, entonces realmente no se había dado cuenta antes de eh.

—Tú, ¿qué estás haciendo aquí? ¿Estás tratando de hacerle algo a Tina otra vez?

—No existe tal cosa, solo tengo una pequeña charla con Tina, es todo, tranquilamente ¿sabes?

—Como si pudiera creer eso.

El Príncipe ni siquiera trató de ocultar el disgusto en su voz. Realmente, ¿cómo se había enamorado de un hombre así?

—Oye, no es como si buscara que me creyeras, simplemente estaba diciendo los hechos. O tal vez, ¿quieres hacerme ser la villana incluso sin haber hecho nada? suena como tu, sí, estoy muy consciente.

Tina y Alisa palidecieron al escuchar cómo hablaba. El Príncipe, por el contrario, tenía el rostro enrojecido.

—Maldita sea … ¡Hay un límite para mostrar descortesía!

—Oh mi… Este es de hecho es terreno de la escuela, no hay tal cosa como lesa majestad aquí ¿o tal vez es eso? ¿Me obligarás a la fuerza a arrastrarme fuera y me acusarán de lesa majestad? Bueno, qué aterrador.

El rostro del Príncipe violentamente se distorsiono con furia. Disfrutando de tal espectáculo mientras se reía, no tardó en soltar una burla y sonrió.

[Traducido por Reino de Kovel]

—Tenga la seguridad, su alteza. No estoy haciendo cosas tales como hostigar a la señorita Tina.

—No importa cómo lo vea, es imposible creer eso…

—Después de todo…

No tengo más interés en ti.

Tal vez sin entender las palabras que se le dieron, el Príncipe se quedó con la boca abierta como un idiota. Lilia se rió con una pequeña risita, todos en el área que los rodeaban habían tenido que dar un paso atrás.

—Entonces, señorita Tina, me dirigiré al salón de clases.

Tina, que había quedado fuera de la conversación hasta ahora, tembló de sorpresa, pero inmediatamente negó con la cabeza mientras una sonrisa flotaba en su rostro.

—Esta bien, muchas gracias señorita Lilia.

—Alisa por favor, asegúrate de ordenar mi habitación, eres libre de hacer lo que quieras después de eso.

—Entendido.

Levantándose, Alisa se inclinó respetuosamente. Después de asentir con satisfacción, pensandolo mejor, Lilia se volvió hacia el Príncipe.

—Buen día, Su majestad. Por favor no me vuelva a hablar.

Diciendo eso con una sonrisa enorme y dejando atrás al príncipe completamente helado, Lilia se fue del lugar.

Al salir del dormitorio, ingresó al edificio de la escuela que estaba al lado. Luego, al encontrar un aula vacía, Lilia entró y cerró la puerta. Estando ahí, ella se sentó como si colapsara.

—…Nn

Las lágrimas se desbordaron de sus ojos, incluso tratando de soportarlo, las lágrimas se continuaron desbordando interminablemente, empapando la cara y la ropa de Lilia. Además, sin ser capaz de controlar por completo su voz, el sonido de su llanto siguió escapando.

—Lilia…

La voz que resonaba en su cabeza, tal vez en preocupación por Lilia, tenía un tono suave y gentil. Pero ella no pudo dar una respuesta.

Su primer amor fue el Príncipe, más allá del simple compromiso, pensó que el Príncipe al menos le tenía cariño. Pero ese era solo el deseo de Lilia, solo una ilusión. Después de todo, el Príncipe no había tenido el más mínimo interés en ella.

—Lilia, tu eres una buena niña, por lo que no debes llorar ¿okay?

Incluso habiendo dicho eso, no podía detenerse a pesar de querer hacerlo. Si pudiera detenerse, ella no estaría llorando en primer lugar.

Por eso, ella continuó llorando por un tiempo y luego también se dio cuenta.

—…Hic.

Sakura también sollozaba.

—Oye, porque estas… llorando…

—Después de todo… Solo el pensar en lo que Lilia está sintiendo me entristece…

Es solo ella haciendo lo de siempre, pensó Lilia. Al final, lo que Sakura tenía era solo su propia imaginación. No parecía que Sakura realmente entendiera sus sentimientos.

Encima, Sakura continuaba.

—Aunque quisiera darte un abrazo… No puedo hacer nada en absoluto.

—…Nn

Lilia involuntariamente abrió los ojos de par en par, ella no había pensado que Sakura estaría pensando en tal cosa, cuando se preguntó sobre el motivo, inmediatamente sintió desdén hacia ella misma. Sakura siempre estaba pensando en Lilia, por eso, esta vez también, probablemente se sentía herida como si fuera ella.

—Perdoname, Lilia… Lo siento, no puedo hacer nada por ti…

—No te preocupes por eso … no es necesario preocuparte…

Los sollozos de Sakura y Lilia se superpusieron. Sakura estaba dentro de Lilia, y Lilia estaba en una aula vacía, las dos continuaron llorando suavemente.


(Nota del autor)

La historia, de un corazón roto.

[Nota Alice: Lesa Majestad es un insulto a la monarquía penado generalmente con muerte, busquen en google para mas información]

[Nota Tanuki: No me duele… ¡me quema, me lastima!]

♥ ❤ ♥

               

| Índice |

3 thoughts on “La poseída hija del duque – Capítulo 16

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *