La poseída hija del Duque – Capítulo 17

Traducido por Maru

Editado por Tanuki


—Lilia, ¿te calmaste?

Luego de escuchar la voz de Sakura, Lilia levantó el rostro. ¿Cuánto tiempo había pasado desde que vino aquí? Por lo menos, las clases ya deberían haber comenzado en ese momento. Verdaderamente ella debería haberse dado prisa, pero Lilia solo cerró los ojos con pesadez y suspiró.

—Me he calmado. Pero no puedo ir a clase.

—Se ven rojo brillante, eh; están hinchados también. Una cara muy lamentable después de decirle todo eso al Príncipe.

—Oh, cállate. Soy consciente de ello.

Poniéndose en pie, sacudió ligeramente la suciedad de sus ropas. Mirando con cuidado desde la puerta, examinó los alrededores. Podía oír levemente sonidos de conversaciones, pero al menos parecía que no había nadie cerca. Sería fácil regresar a su habitación del dormitorio, pero hacer eso ahora probablemente haría preocupar a Alisa

—Estamos perdiendo el tiempo, así que, ¿qué tal si estudiamos en la biblioteca o algo así?

—Tienes razón… hagámoslo.

Abandonando silenciosamente la habitación, Lilia mantuvo la atención sobre su entorno cuando comenzó a moverse. Aunque no era como si fuese a ser devuelta a clase si alguien reportaba su ausencia, no quería que nadie viese su cara después de llorar. No era algo de lo que quería que la gente hablase más tarde.

Tal vez debido a que la mayoría de estudiantes se encontraban en sus clases en ese momento, logró llegar a la biblioteca del segundo piso sin toparse con nadie. Abriendo con cuidado la puerta, se deslizó dentro. Inmediatamente después, exhaló un largo suspiro de alivio.

La biblioteca de esta academia era bastante grande. Naturalmente, debido a las extensas estanterías alineadas, sería difícil ser visto si alguien se internaba en ellas. Especialmente en mitad de las clases, probablemente no sería encontrado por ningún estudiante. Aunque debería haber profesores por aquí, en este momento estarían revoloteando alrededor organizando las estanterías. Dado que los libros más demandados generalmente se encontraban en la zona frontal, la parte posterior se había convertido en un punto ciego sin gente.

Lilia se adentró en la biblioteca. Cuando llegó al lugar más lejano, tomó aliento. Mirando las estanterías a su alrededor había un montón de libros de historia nacional. Si era ahí, definitivamente no debería haber nadie cerca.

—Bueno, no hay papel o lápiz, ¡pero es tiempo de estudio! Me pregunto qué debería enseñarte.

Cuando Sakura enseñaba a Lilia, su voz siempre estaba llena de energía. Aun con una voz alegre, era bastante estricta también. Aunque hubo dificultades también, solo escuchando el tono alegre de la voz de Sakura, Lilia podía sentir la motivación para trabajar un poco más. Cada vez que Lilia respondía correctamente una de las dificultosas preguntas preparadas por Sakura, se sentía feliz como si fuera su propio éxito llegando el momento donde Lilia comenzó a sentirse avergonzada.

Esta vez también estaba pensando en algo felizmente, pero Lilia lo interrumpió.

—Sakura, antes de esto, me gustaría tener tu opinión sobre algo.

—¿Nn? ¿De qué se trata?

—A partir de ahora… me pregunto cómo debería enfrentarme a Tina.

“Ahh…” Sakura gimió y guardó silencio. Probablemente estaba pensando en algo como eso. Lilia trató de darle más vueltas, pero todavía no sabía qué clase de cara debía mostrar la próxima vez que viera a Tina.

Se puede asumir que al príncipe le gusta Tina, del mismo modo que a ella no le desagrada él. Tina no había dicho exactamente que le gustaba, pero probablemente era correcto pensar de esa manera. Al menos si ella no pensara eso, estaría quedando mal en tal situación.

Lilia había roto todo con el Príncipe. Lilia fue la única que rechazó a los demás, por lo que cualquier reconciliación era ciertamente imposible. Tina, que se había convertido en su amiga, fue involucrada en medio de Lilia y el Príncipe. Ella acabó sintiéndose bastante mal por haber creado esa situación.

[Traducido por Reino de Kovel]

—¿Preocupada por Tina?

Ante la pregunta de Sakura, Lilia bufó.

—Esto no tienen nada que ver con esa chica, ¿vale? Solo no quiero sentirme responsable por meter a alguien en el fuego cruzado.

—Yup. Solo déjalo entonces.

—¿Qué quieres decir con eso…?

—Ja, ja, ja. Volviendo al tema principal, probablemente está bien no preocuparse demasiado. Tina seguramente, para evitar discusiones, tendrá en mente actuar con precaución; es lo que creo. Lo más probable es que el Príncipe también evite tu tema,  de modo que mientras no te alteres, no creo que haya ningún problema.

¿Podría ser tan simple? Lilia todavía no sabía qué temperamento tenía Tina, por lo que no podía llegar a una conclusión sólida.

—Más bien, creo que si mantuvieras las distancias solo haría que Tina pensase de más. ¿No podrías simplemente actuar normal?

—Aunque puede ser bastante difícil.

—Yup. ¡Da lo mejor!

—Hablando como si no tuviera que ver contigo…

Aunque estaba sonriendo con ironía, no protestó. Lilia no pudo encontrar otra respuesta después de todo.

—Bueno, está bien ahora, ¡comencemos a estudiar!

Justo cuando Sakura estaba emocionada.

—¿Oh…? ¿Quién podría ser?

Una voz se escuchó al mismo tiempo.

Tragando saliva, Lilia se dio la vuelta lentamente. Había un chico que no reconoció. Era un joven de cabello corto plateado, y por el uniforme que llevaba puesto debía ser un estudiante de la academia. A pesar de que ella no tenía recuerdo de él, era posible que no fuera lo mismo para el muchacho. No había casi nadie en esta academia que no supiera de Lilia.

Eso fue lo que ella pensó, pero:

—Ummm, ¿Senpai? ¿Está bien no estar en clase?

Parecía que no la reconoció, pero si él no sabía o solo estaba actuando, Lilia no pudo comprobarlo.

—Sakura. ¿Conoces a este niño?

—Lo siento, ni idea. Aunque no parece un mal chico…

—Entonces…

“En ese caso, veamos cómo resulta esto por un momento” Lilia así lo decidió y le dirigió una sonrisa.

—Tenía algo que buscar, por eso estoy aquí. ¿Qué hay sobre ti?

—¡Qúe inocencia tan convincente! ¡Es inocente, Lilia!

—Tú cállate.

Presentando una queja a Sakura, quien le gritó en la cabeza, buscó una respuesta por parte del chico. Éste rápidamente respondió:

—Bueno… Estoy estudiando aquí. Realmente no encajo con la clase… Afortunadamente, las calificaciones de mis exámenes  no son tan malas, así que me dejan quedarme aquí.

—Eh, ¿está eso realmente bien?

—Así es. Siempre que pueda conseguir resultados en los exámenes, ellos me permitirán ausentarme de las clases. Si no fuera así, no abandonaría la escuela por dos semanas enteras.

—Ahh, ya veo. Ahora que lo mencionas, es así.

“Sin embargo” pensó Lilia “Puedes estudiar por tu cuenta, pero no creo que eso sea muy eficiente.” Incluso aunque no pudiera encajar en la clase, ella sintió que al menos debería asistir a las clases.

Cuando ella expresó alguna de esas cuestiones, el chico solo sonrió vagamente.

—Quizás hay otras circunstancias, huh.

—¿Qué harás?

—No es como si él me estuviera pidiendo ayuda, así que solo lo ignoraré.

Ella solo se encontró con el chico por casualidad después de todo. No tenía ninguna responsabilidad con él, y la misma Lilia no era alguien que hiciera ese tipo de cosas después de todo. Ni por falta de tiempo ni más importante, ganas.

“No profundizaré más. Haz tu mejor esfuerzo.”

♥ ❤ ♥

               

| Índice |

3 thoughts on “La poseída hija del Duque – Capítulo 17

  1. Isabel Cruz (Minimis) says:

    Nooo!! tontaaa~! cuando ves a un kohai tan lindo tienes que ayudarlo! piensa en grande! un harem inverso es el sueño por excelencia! *dice todo esto mientras alza su puño y mira el horizonte*

      • Resa Rin says:

        Sospechoso localizado con las manos en el teclado. Procederemos con el arreso: Señorita Darkeztblue468 por favor acompáñenos a la estación por una violación grave al código de la novela Otome. Todo lo que diga puede y será usado en su contra.
        Ahora, repita después de mí: Los Shoutas y las lolis son intereses románticos válidos y juguetes sexuales en potencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *