La poseída hija del duque – Capitulo 6

Traducido por Alice

Editado por Tanuki


Manteniendo ese estilo de vida durante toda la semana. Lilia aprendió muchas cosas de Sakura. Naturalmente, no todo podía ser aprendido en solo una semana. Solo sería eso, estar ausente de la escuela mucho más podría ser malo. A partir de ahora, ella planeaba continuar sus estudios en los momentos en que se levantaba en la mañana y antes de dormir durante las noches.

Lilia vistió su uniforme de la escuela después de tanto tiempo. Era un uniforme tipo marinero en blanco.

—Me lo he estado preguntando desde antes, ¿Pero desde cuando existen este tipo de uniformes?

—De acuerdo con la historia, estos uniformes han sido tradición aquí desde hace cientos de años.

—Hmmm… Entonces significa que probablemente hubo otras personas como yo antes, huh…

Lilia frunció el ceño ante las palabras de Sakura. Parecía como si estuviera insinuando que había existencias similares a ella en el pasado. De hecho, era imposible negar al completo que cosas como estas hayan existido en el pasado.

Después de todo, Lilia ni siquiera podía confirmar la existencia de Sakura del todo.

Después de cambiarse, Lilia se dirigió hacia el comedor para el desayuno.

En el comedor, el resto de la familia ya se encontraba presente. Todos volvieron sus miradas hacia Lilia en el momento en el que entró, y al verla en uniforme, sus ojos se abrieron en sorpresa. Sintiéndose ligeramente complacida ante tal reacción, Lilia tomó su lugar en la mesa.

—Lilia, ¿Irás a la escuela?

La primera persona en preguntar fue su padre. Lilia le respondió asintiendo.

—Si. Iré a los dormitorios hoy. Me disculpo por los problemas y preocupaciones que cause.

Al decirlo Lilia bajo su cabeza, la boca de su padre se abrió en sorpresa, completamente estupefacto. Mientras tanto ella se preguntaba en su cabeza si tal cosa era en verdad tan sorprendente, notó que Sakura trataba de disimular su risa, y se enojó un poco.

—Pero, tan repentinamente, las preparaciones para qué te escolten, es…

—Por favor, restale importancia. No quisiera provocar problemas a padre por cosas tan pequeñas, por lo que ya lo prepare todo. Aunque en realidad los que arreglaron todo fueron Alisa y los sirvientes…

—A–así que es así … Pero al final debería enviar un aviso… No, supongo que así está bien, pero…

Los hombros de su padre cayeron. Todo el aire de autoridad que normalmente mostraba, parecía haber abandonado su cuerpo. Mientras que pensaba en lo raro qué era, la comida fue puesta en la mesa por lo que dejo de darle importancia aquello.

—Bueno entonces, comencemos. Antes de eso… ¡Klaus! ¡Guarda todos esos papeles!

Ante el regaño de su padre, Klaus solo se encogió de hombros. Junto a Lilia, aunque en realidad había bastante espacio entre ellos, se encontraba su hermano mayor leyendo algún documento como solía hacer todo el tiempo.

[Traducido por Reino de Kovel]

—¡Klaus!

El padre de Lilia lo llamo esta vez enojado.Su hermano solo le dio un vistazo ofendido, y con un pequeño chasquido de su lengua guardó sus papeles. Pensaba que su padre mostraría alguna reacción ante la grosería de su hermano como si no tuvieran nada que ver con ella, Lilia pensaba sobre lo ruidosas que esas personas eran desde temprano.

—Bueno entonces… Empecemos a comer.

Completando su oración antes de comer, Lilia extendió su mano, tomando un trozo de pan frente a ella.

Durante el desayuno, Sakura estaba de buen humor. Ahora qué sabía qué Lilia era del tipo qué escucha, tarareaba todo el tiempo. No era como si el sonido acaparara completamente su atención, por lo que Lilia prefería ignorarlo. Pero se preguntaba por qué Sakura estaba tan feliz.

— ¡Comida sabrosa!

Fue una corta pero fácil de entender respuesta. Con sus sensaciones compartidas, parecía que cualquier cosa deliciosa qué Lilia comiera, Sakura la saboreaba sintiéndose bien y convirtiéndose en alguien más feliz.  

Teniendo esos despreocupados pensamientos, no se dio cuenta cuando paso.

— ¡Klaus! ¡Es suficiente!

De nuevo, la voz del padre de Lilia se escuchó enojada. Pensando que solo eran personas ruidosas, volteo hacia su hermano mayor. De nuevo él tenía aquellos documentos en sus manos y su ceño arrugado.

— ¡Cuántas veces tengo que decirte para qué pares de trabajar cuando estamos en la comida!

—Debo decirte, Padre. Estos son documentos que tienen que tratarse con urgencia. Si lo que estos documentos muestran es cierto, esa persona está usando indebidamente las finanzas de nuestra familia. La comida debería esperar hasta que arregle esto.

—Pero no debería convertirse en un gran problema durante nuestra comida.

—Eres muy inocente, Padre. Con respecto a las acciones inapropiadas, debemos ocuparnos rápidamente de ellas.

Se trataba de sacar un ejemplo de ello como una advertencia para los demás.

Ante las palabras finales de su hijo, su padre hizo una mueca. Parecía que padre e hijo tenían maneras muy distintas de pensar.

—Bueno, es algo que no tiene que ver conmigo después de todo.

—Lilia, ¿No deberías detenerlos?

—Oh mi. ¿Debería hacerlo? Si tu lo dices, Sakura, lo intentare.

A pesar de que dijo eso, la respuesta de Sakura fue obvia. Si Sakura juzgaba que tenía que detenerlos en ese momento, Lilia recibiría algunas instrucciones antes de poder preguntar para confirmarlo por ella misma.

—Yo no dije eso. Incluso si dices algo, probablemente te digan qué las mujeres solo deben quedarse calladas y permanecer fuera de esto, o algo así.

—Eso es cierto huh. Es fácil imaginar qué es lo que pasaría.

—Sip. Deberíamos solo continuar nuestras preparaciones para la escuela. Después de terminarlas, debemos estudiar todo lo que podamos.

—Si, si, si….

Lilia observó a su padre y hermano, antes de pasar su mirada a su madre. Al notarla, su madre le dio una sonrisa torcida y asintió comprendiendo sus intenciones. Dando una ligera reverencia hacia su madre, Lilia se levantó de su asiento, El dúo seguía peleando verbalmente por lo que no se percató de aquello.

—Hermana mayor. Yo también iré.

Su hermano pequeño, Theo, tomó tímidamente la manga de Lilia. Mientras su ceño se fruncía ligeramente, Sakura lanzó una advertencia, forzándola a plasmar una sonrisa en su rostro. Incluso ella creía que su falsa sonrisa había mejorado en los últimos días.

—Bien, entonces. ¿Nos vamos?

—Si.

Theo también se levantó, y en su camino hacia la puerta, los documentos sobre la mesa entraron en su campo de visión.

—Gosh… No son estos problemas de aquí en un diferente nivel de los que están peleando.

Gastos e ingresos estaban escritos en el documento.  Las entradas no tenían concordancia y difícilmente eran claras, haciendo del contenido un caos casi imposible de leer. Era como si la cosa pidiera que los errores en cálculo pasarán.

De hecho, la persona que había realizado ese documento y su hermano que se encargaba de revisarlo, estaban equivocados y eran culpables.

Dado que no parecía progresar, Lilia dejó escapar un pequeño suspiro, y abrió su boca para hablar

—Hermano Mayor*.

—Qué es esto. Las mujeres abstenerse de estar aquí.

Ante la actitud cortante e indiferente, Lilia frunció el ceño. Su padre también parecía encontrarse molesto con las palabras de su hermano, por lo que antes de que comenzara una discusión que la hiciera quedar atrapada en sus riñas, dio una rápida respuesta evasiva.

—Como la ocupada persona que soy , solo dire una cosa. Aquí, aquí y aquí. Los calculos estan mal.

—De qué estás hablan…

Su hermano regresó su vista a los documentos. Después caer en un incómodo silencio, los ojos de su hermano se abrieron en shock.

—Bueno entonces, me voy yendo.

Diciendo aquello, Lilia bajo la cabeza y se dirigió hacia la puerta del comedor. Sin tener más interés en las discusiones entre su padre y su hermano, se llevó a Theo y salió de la habitación.


*[Alice: En realidad “Onii-sama”,pero la traductora lo puso así por qué no le gusta mezclar el idioma, y pues yo tampoco soy fan de eso, por que yolo :v]

♥ ❤ ♥

               

| Índice de capítulos |

One thought on “La poseída hija del duque – Capitulo 6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *