La poseída hija del duque – Capítulo 7

Traducido por Alice

Editado por Tanuki


—Parece que fue nuestra falla, huh.

Kelvin suspiro y arregló su postura. Klaus seguía teniendo una expresión complicada en su rostro mientras miraba los documentos.

— ¿Qué? ¿Hay algo más?

Ante la pregunta de Kelvin, Klaus le paso los papeles.

—Padre. ¿Eres capaz de calcular esto rápidamente?

Dándole solo una mirada a los documentos que le había pasado, Kelvin negó rápidamente con su cabeza.

—Imposible. Probablemente me llevaría algún tiempo, y hacerlo sin ayuda sería difícil.

—Entonces, ¿con respecto a Lilia?

—…

Kelvin volvió a bajar la vista a los documentos. Trato de hacer algunos cálculos, pero usar la aritmética sólo mentalmente resultó ser algo bastante imposible de resolver al final.

—Escuche por el reporte de Alisa, la sirvienta de Lilia, que esta se había recluido en su cuarto para estudiar, pero… ¿Es acaso posible llegar a este resultado?

Además, aquello había sido solo autoestudio. De acuerdo con Alisa, parecía que estaba usando una gran cantidad de papel, pero aparte de la doncella, nadie más parecía haber entrado a la habitación de Lilia.

—Como uno esperaría de nuestra hija. ¿No es acaso algo maravilloso?

Ascha río felizmente. Naturalmente si su hija empezará a tomar una mala dirección, ellos harían todo lo posible para enderezarla, pero los cambios para bien eran bienvenidos.

—Aunque pareciera que ella se está esforzando demasiado duro.

Kelvin también compartía la preocupación de Ascha. De cualquier forma que se viera, se había recluido en su habitación durante dos semanas enteras, después de todo. Podría verse la mejoría en ella durante la segunda semana, mientras hacía jardinería y comía con su familia, aún así, la preocupación estaba ahí.

—Klaus, ¿hay alguna persona disponible en este momento?

—Si, por supuesto. Todo ha sido arreglado.

A la pregunta de Kelvin, Klaus esbozó una sonrisilla algo inquietante. Entendiéndolo, una sonrisa apareció en la cara de Kelvin. Las sonrisas que compartían eran un tanto espeluznantes. Uno no imaginaría que hasta hace algunos momentos estaban peleando.

—Ella es mi encantadora y querida hija después de todo. Te lo dejo a ti, Klaus.

—Ella es mi amada hermanita después de todo. Por favor, dejamelo todo a mi, padre.

A pesar de como actuaran, ellos realmente se preocupaba por Lilia.

Ascha, ante el extraño comportamiento de sus acompañantes, simplemente le indico a la criada que le trajera más té rojo.

Lilia le pidió a Alisa ue guardará su equipaje en el carruaje, mientras iba a dar un paseo en el jardín con Theo. No recordaba haber tenido alguna conversación de verdad con su pequeño hermano. Eso era porque la misma Lilia había mantenido constantemente la distancia con el.

Después de todo, su pequeño hermano podría hacer cualquier cosa. Un genuino genio. Por lo tanto, la razón de mantenerse apartada de ese tipo de hermano, era simplemente sus celos. Pero aún así, por alguna razón, este hermanito siempre buscaba a Lilia y le hablaba con una sonrisa, como si lo estuviera disfrutando de alguna manera. Era bastante molesto.

Hoy también, Theo se encontraba caminando junto a Lilia con una sonrisa resplandeciente.

—Hermana mayor. ¿Cual de estas es tu maceta? Realmente deseo verla.

— ¿Por qué estás esperando a ver esa tontería? De cualquier forma, no me importa  mostrartela.

Mientras pensaba que él era algo extraño, Lilia le mostró a Theo el patio trasero del terreno.

Entre el montón de macetas con flores, se veía una en la que los brotes apenas empezaban. Esa era la maceta de Lilia y Alisa. Aunque probablemente cualquier otro podría haberse burlado de ella, las palabras de Theo dijo fueron completamente diferente a lo que esperaba.

— ¿Quien trabajara en ella mientras Hermana Mayor se encuentra en la escuela?

—Ni idea… No había pensado en eso todavía. Alisa vendrá conmigo después de todo.

—Entonces, ¡déjame ayudarte con ellas!

Los ojos de Lilia miraron con sospecha la petición de Theo. “Por que” fue la primera pregunta que surgió en su cabeza. Sin duda, si se trataba de Theo, podría aprender rápidamente todo lo que necesita saber sobre jardinería, por lo que debería estar bien dejarlo en manos de él. Sin embargo, Lilia no podía entender si sus intenciones eran del todas puras..

—Incluso si no son mías, probablemente podrías tener tus propias macetas y cuidarlas si se las pidieses a padre.

— ¡Yo deseo cuidar las flores que mi Hermana mayor planto!

Era demasiado para poder comprenderlo. Tanto que sus ojos miraban a Theo como si fue un extraño animal. Al recibir aquella mirada de Lilia, Theo bajo la cabeza. Luego, subió su mirada con ojos suplicantes.

— ¿Es…algo malo?

Mientras pensaba qué era completamente injusto enseñarle aquella expresión, Lilia apretó los labia, manteniendo sus pensamientos dentro de su boca.

—Solo dejaselo, lo hará bien.

—Bueno, supongo que no tengo problemas con eso, pero… ¿Sabes lo qué Theo está planeando realmente?

—Más que un objetivo se su razón. ¿No lo entiendes Lilia?

De qué hablaba, incluso si Sakura no tenía una figura podía ver a una chica joven con una expresión burlona flotando en su cabeza. Mientras la irritación crecía en ella, Lilia sintió que el responder a su pregunta solo la frustraba más, llevándola a su derrota, por lo que terminó la conversación ahí.

—Esta bien, entiendo. Te lo dejo a ti, Theo.

— ¡¡…!! ¡Si! ¡Muchas gracias hermana mayor!

Theo dijo eso con una radiante sonrisa, comparada solo con flores en plena floración. Incluso sus parientes lo verían como algo completamente encantador.¿Cuantas mujeres caerían por esta sonrisa?

—Lilia. Deberías enseñarle a Theo como funciona la jardinería.

—Incluso sin mi ayuda, podría aprender de cualquiera de las sirvientas.

—Solo hazlo, ok.

Con la insistencia en la que Sakura lo decía, quizás aquel era un paso más para qué las personas la quisieran.

—Theo. Entonces te enseñaré como hacerlo, por lo que debes escuchar cuidadosamente.

— ¡Si! ¡Por favor! ¡Estoy a tu cuidado!

Theo se paró derecho. Lilia le dio un gesto de satisfacción y continuó.

—Primero, para plantar las semillas, haces un hoyo en la tierra, pones la semilla y luego la tapas. Eso es todo.

— ¡Creo que estás siendo un poco descuidada con tu explicación!

Sakura gritó en voz baja mientras

—Señorita Lilia…

Sin saber cuándo había llegado, un poco lejos se encontraba Alisa quien hablo al mismo tiempo, con las cejas fruncidas con tristeza.

—… Estaba bromeando.

Con la expresión desconcertada de Theo y la mirada compasiva de Alisa, Lilia apartó su mirada como si tratara de escapar de ellas.

Después de aquello, junto con Alisa, Lilia enseñó a Theo el arte de la jardinería. Dicho esto, el conocimiento de Lilia era algo limitado, por lo que la enseñanza fue principalmente a través de la asistencia de Alisa. Aún así , Theo por alguna razón se concentraba mucho en las enseñanzas que recibía de Lilia, mientras prestaba poca atención a las palabras de Alisa qué completan las explicaciones de Lilia.

Incluso ahora seguía sin comprender qué clase de situación era esa.

Mientras se zarandeaba en el carruaje que la llevaría a la academia, Lilia pensó en lo qué había sucedido en ese momento. Después de darle mil vueltas a sus pensamientos, trato de obtener respuestas de Sakura, pero esta solo le dio una fría negativa.

—Realmente deberías esforzarte en tratar de entender los sentimientos de los demás, Lilia. ¿Qué tal si lo piensas bien mientras llegamos a la academia?

♥ ❤ ♥

               

| Índice de capítulos |

3 thoughts on “La poseída hija del duque – Capítulo 7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *