La poseída hija del duque – Capítulo 9

Traducido por Alice

Editado por Tanuki


—Si… Por favor, no te contengas.

—Está bien — dijo Alisa mientras se aclaraba la garganta.

—Para ser franca, usted era una persona muy egoísta. Además, junto con ese mal temperamento, también solía ser violenta. Uno se sorprendía de lo irrazonable qué podía llegar a ser. Además, siento qué hacer cualquier cosa para tener en sus manos lo que quería era horrible. Sin importarle las consecuencias ya que usaba el nombre del maestro sin reservas. Honestamente, hubo un punto en el que me arrepentí tomar este trabajo en primer lugar.

— ¿…Que pasa?

Al notar el pálido semblante de Lilia, Alisa preguntó ladeando su cabeza ligeramente. La cara de Lilia estaba en blanco mientras negaba con la cabeza.

—No es nada… Continua…

Diciendo aquello, Alisa continuó su cínica crítica en combo. Llegó el punto en el que el enojo de Lilia se transformó simplemente en ganas de llorar. Había recibido críticas similares por parte de Sakura antes, pero escucharlo de nuevo, y directamente en su cara sin duda alguna era algo duro de soportar.

—Sin embargo.

Alisa paró sus palabras ahí. Mirando los ojos sin vida de Lilia, por alguna razón Alisa sonrió.

—Yo se que la señorita Lilia en realidad es una amable persona. Es lo que creo.

— ¿Ha…?

Amable. Quien era amable. Incluso Lilia tenía una diferente opinión sobre eso. Para Lilia, algo como amabilidad era solo visto como una herramienta para hacer que las personas bajaran la guardia. Tal pensamiento no había cambiado incluso ahora, por lo que si las palabras de Alisa se refieren a la Lilia de ahora, era simplemente del resultado de seguir las instrucciones de Sakura  .

Pensado que aquello era algo que no se podía evitar, se sintió un poco decepcionada. Sin embargo, Lilia inclinó su cabeza al escuchar las siguientes palabras de Alisa.

—Cuando era pequeña, fui salvada por la señorita Lilia.

Cuando Alisa vio a Lilia fruncir el ceño con duda, le explico con una sonrisa.

—Cuando era todavía muy pequeña, fui a un viaje a la Capital Real con mi familia, y fue ahí cuando me separe de mis padres… Perdiendo mi camino, antes de que me diera cuenta me había metido en una gran propiedad.

—Es eso… De qué familia era aquella propiedad.

—Uh, Lilia, Cómo podría venir cualquier otro nombre que no fuera “Aldis” aquí …

— ¿De verdad?

—De verdad. Por favor piensa.

Aunque no estaba del todo satisfecha con la explicación, Lilia continuó escuchando la historia de Alisa.

—No sabía lo qué estaba pasando por mi cabeza en aquel momento, pero termine entrando en su propiedad… Por supuesto, inmediatamente fui atrapada.

—Pero… ¿No fuiste ejecutada?

—Uh, Lilia. Ser ejecutada por eso sería ridículo, ¿cierto?

— ¿De verdad?

— ¿Es la persona frente a ti un fantasma o algo así? ¿Es esta una linda historia de terror?

—Ahh…

Tal vez finalmente entendiendo lo que Sakura trataba de decir, Lilia dijo “ya veo” y asintió en comprensión. Sakura se preguntaba si realmente estaba bien y estaba algo preocupada, pero por ahora Lilia regresó su atención hacia Alisa.

—Por Ley, incluso siendo una niña , no habría sido extraño que me mataran ahí, pero, fue justo en ese momento que fui salvada por la señorita Lilia.

— ¿Lo hice? ¿Cómo?

—Bueno, ya ves… Tener cuidado con una niña hasta el punto de terminar su vida, están tratando de mancillar el nombre de los Aldis’ es lo que dijo.

—Eso es, menos sobre amabilidad y más sobre tu orgullo, cierto…

[Traducido por Reino de Kovel]

—Después de eso, para evitar que me mataran en algún callejón, la señorita Lilia me acompañó junto con una escolta para ayudar a encontrar a mis padres. Y aunque diga escolta, en realidad fue el maestro quien nos acompañó..

Alisa entrecerró sus ojos recordando con nostalgia, luego dejó salir una pequeña risa.

—La reacción de mis padres al regresar fue verdaderamente divertida.

—Lilia, ¿no lo recuerdas?

—No estoy segura de tener esos recuerdos o no… Aunque al final, no pienso que mis sentimientos en aquel momento fueran por pura buena voluntad.

—Bueno… Alisa  probablemente sabe eso también. Es por eso que antes, creo que ella trataba de transmitirle que cree en ti apesar de todo, además…

Sakura detuvo sus palabras. Parecía que de alguna forma estuviera mirando hacia Alisa. Alisa mientras tanto, la estaba mirando con una expresión sería, pareciendo esperar a qué Lilia hablara.

—Para Alisa, el hecho de que la salvaste no cambiará, aunque no fue de esa manera. Aunque es una interpretación que nos conviene a todos, ¿cierto?

— ¿Es así?

—Alisa. Diciéndote la verdad, no recuerdo exactamente lo que sucedió en ese momento. Solo, creo que mis sentimientos en aquel momento no eran simplemente por buena voluntad.

—Si. Entiendo eso ahora. De cualquier forma, para mi el hecho de que fui salvada no cambiará. Es el por qué, si es para mostrar mi gratitud hacia la señorita Lilia, felizmente le daré mi humilde ayuda.

Alisa lo declaró con confianza. Lilia quedó estupefacta por un rato, pero al poco tiempo, sin darse cuenta su expresión se convirtió en una sonrisa.

—Estaré a tu cuidado.

—Si. Por favor permítame ser de ayuda.

Alisa hizo una gran inclinación y Lilia asentía con satisfacción .

El dormitorio era el edificio más grande dentro de los terrenos de la academia. Como todos los estudiantes vivían ahí, se podría decir qué era lo natural. El dormitorio tenía tres pisos de altura, en el primero se encontraban cosas de casa como la cafetería o las tiendas, para satisfacer todas las necesidades comunes. Al entrar en la sala habían mesas, sillas y demás que estaban preparadas alrededor, creando un oasis para los estudiantes.

Alineadas en el segundo piso se encontraban las habitaciones de los plebeyos, comerciantes y nobles de bajo rango, y los nobles superiores tenían sus habitaciones en el tercer piso.

Lilia y Alisa entraron a los dormitorios a través de la gran entrada. Habría una gran cantidad de estudiantes apiñados alrededor del edificio antes y después de la hora de clases, pero ahora que el almuerzo acababa de pasar y las clases de la tarde ya habían comenzado, todo estaba tranquilo y vacío. La entrada estaba desprovista de gente, y solo el sonido de los pasos de Lilia y Alisa resonó a través del edificio.

En la parte posterior del vestíbulo había una escalera de caracol, y cuando Lilia dio el primer paso, Alisa abrió la boca..

—Ummm… Señorita Lilia…

— ¿Qué pasa?

— ¿Yo en verdad…también estaré en la habitación de la señorita Lilia?

“Pregunto de nuevo” pensó Lilia mientras miraba a la doncella. Los ojos de Alisa temblaban inquietos.

— ¿Hay algún problema con eso?

—Un problema, por así decirlo… Es decir, hacer eso es inaudito, ¿cierto? Para qué una doncella humilde permanezca en el piso cuarto que una noble…

♥ ❤ ♥

               

| Índice de capítulos |

One thought on “La poseída hija del duque – Capítulo 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *