Modo Automático Apagado – Capítulo 26: Ser una sombrilla que protege contra la lluvia.

Traducido por Kiara

Editado por Raine


Esta persona ciertamente se mueve a su propio ritmo. La configuración del personaje es, esencialmente, la de un jefe con una mentalidad malvada, así que tal vez es mejor seguir mi propio ritmo… ¿O es que es un jefe que se mueve a su ritmo porque todavía es joven?

El silencio duele. Él no dice nada y yo tampoco, me preocupa que pueda decir algo innecesario. Aunque traté de pensar en una buena idea de conversación para esta situación, al final, decidí concentrarme en el té negro ante mis ojos.

Es delicioso. Está muy rico… No. En realidad estoy demasiado tensa y no reconozco el sabor.

—Es inesperado.

Tuvalu, que estaba sentado en una silla a mi lado, de repente habló. El silencio tiene su propio dolor, pero tampoco quiero que me hables.

Como sea, no puedo ignorarlo. Coloqué la taza medio vacía en el platillo y luego me di la vuelta para mirar a Tuvalu.

—¿Qué cosa?

—Estaba pensando que como hija de la familia Tempest serías más… noble, como los reyes.

“Más noble como los reyes”… Es obvio que no es un cumplido. Esta dicho de una manera educada, pero esencialmente pensó que yo sería similar a Francia-sama.

Es cierto que es la imagen generalizada de la nobleza. También mi configuración de carácter original sería así, por lo que no es exagerado decir que estaría dentro de mi experiencia.

—Francia-sama dijo algunas cosas bastante imperdonables. En verdad, eso fue todo lo que ella hizo.

“En ese caso, ¿por qué la perdonaste tan fácilmente?”: es es lo que Tuvalu está tratando de decir. Incluso sin decirlo en voz alta, hay muchas espinas al final de sus palabras, creo que sus palabras son prácticamente la encarnación de un erizo de mar.

La imagen que Tuvalu tiene sobre los nobles es mala. Como conozco las razones, creo que no se puede evitar. De hecho, muchos nobles son más o menos difíciles, incluidos mis padres, por supuesto. De frente, son personas puras, limpias y virtuosas que viven en su propio mundo especial llamado nobleza. Los padres de Greyest-sensei son un buen ejemplo.

Debido a que están en la parte superior, son un tipo de humano que no puede ver las mismas cosas que otras personas. Incluso si son buenos para usar a las personas, no son buenos para cuidar a las personas.

Aunque Mariabell es una exageración, incluso como noble, no hay muchas personas con el mismo tipo de carácter que ella. La realidad es que la mayoría de las personas lo ocultan bien y tienen una buena distinción sobre lo que deben y no deben hacer. Mariabell no lo tenía.

Así que Tuvalu se sorprendió por mi reacción como alguien de la familia del duque. Parece que, por lo general, después de haber sido abusados ​​verbalmente de esa manera, los nobles no permanecerán en silencio.

Sí, es verdad. Si fuera la anterior Mariabell, no sería comprensiva con alguien que me insultó. Ella usualmente los vencería y humillaría hasta la muerte. Incluso para la heroína que no había hecho nada malo, ella la atormentó y acosó incondicionalmente. Pero la Mariabell actual no es la hija villana. La Mariabell de ahora soy yo, quien ha experimentado cinco rondas.

—No veo el significado de presumir mi posición social.

Hasta ahora, Tuvalu me había estado mirando con una suave sonrisa, pero después de escuchar mi respuesta, su expresión cambió. Su boca sigue sonriendo pero sus ojos no. Es una impresión que viene de mi memoria, pero me transmite un escalofrío. Después de decir eso, pensé que esto es malo pero ya es demasiado tarde, no tiene sentido lamentarlo ahora. Continúo.

—Como noble y  como alguien de la línea de sangre de un duque, creo que hay ciertas responsabilidades. Tampoco debo olvidar el sentimiento de respeto hacia los ancestros cuyos méritos lograron esta posición…

Soy parte de la nobleza en este momento, no por mí misma, sino por los logros de mis antepasados ​​y sus sucesores que han protegido dicho estado hasta ahora. Uno no debe perderse en sus propios engaños, por lo que tampoco puedo actuar como si no tuviera nada que ver con ellos.

—Uno no debe olvidar la responsabilidad y el orgullo de vivir como un noble. Pero tampoco debe usar su posición social como escudo y razón para despreciar a los demás.

Como una persona que se encuentra en la parte superior, no te olvides de los que están debajo de ti. No olvides que tu posición es más alta que otras personas y, como la persona parada encima de los demás, no olvides las responsabilidades.

Debajo de la nobleza están los plebeyos. Los plebeyos están destinados a ser controlados. Sin embargo, como subordinado, la nobleza también debería de ser honorable. No significa que los plebeyos sean desechables y que deban eliminarse, porque no están destinados para eso. Los nobles emplean plebeyos. Y cuando algo ocurre, deben protegerlos como parte de su responsabilidad. Usando su poder como escudo para protegerlos de las calamidades, y actuando como un paraguas para protegerlos de la lluvia.

Como noble, esa debería ser mi actuación.

—En ese momento, Francia-sama dijo que mis ojos son desagradables. Ésa es su impresión personal, una diferencia de valores. No debe usarse para juzgar a los nobles en su conjunto.

Éso no es un abuso, simplemente una diferencia de valores. No es algo que pueda lastimar. El hecho de que el estatus social sea diferente no significa que haya necesidad de responder violentamente… Aunque, en realidad, mi verdadera intención es “No volver a tocar ese tema”.

Tuvalu es un amigo de la infancia del príncipe Runa, y tenía la sensación de que incluso el mismo príncipe Runa sentía que lo que dijo Francia-sama fue una falta que no podía ser ayudada, por lo que sería problemático pensar pobremente de esta persona. Así que paremos aquí.

—Con que es así.

Tú fuiste quien lo inició, acabo de dar mi opinión. Sin embargo, por un instante, por alguna razón… sentí un escalofrío.

Me puse rígida ante la sensación desagradable que corría por mi espina dorsal, pero luego esa sensación desapareció de repente.

La expresión de Tuvalu es la misma que cuando nos conocimos, los sentimientos no se transmiten pero él se está riendo.

Justo ahora, ¿era solo mi imaginación…?

—Como era de esperar, Mariabell-sama es muy talentosa. Tu forma de pensar está más allá de tu edad.

—Ah… no, es solo algo que aprendí de los adultos.

—Pero, ¿no es eso evidencia de que estás aprendiendo correctamente?

—Muchas gracias.

¿Has entendido mal? No lo sé, pero no tengo ganas de volver a hablar. Prácticamente estaría cavando mi propia tumba.

Aunque solo tenía nueve años, dije algunas cosas difíciles y olvidé descuidadamente mi edad. Después de eso, traté de no hablar lo más posible, sólo respondiendo lo que se me preguntaba hasta que la fiesta terminó.

Aunque estuve sentada todo el rato, estaba muy cansada… apenas puedo recordar el contenido de la conversación.

♥ ❤ ♥

| Índice |

2 thoughts on “Modo Automático Apagado – Capítulo 26: Ser una sombrilla que protege contra la lluvia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *