¡No aceptaré una Heroína como tú! – Capítulo 7

Traducido por Mei

Editado por Nemoné


Oficina Principal de Mizushima.

En esta oficina, Haruki estaba haciendo una revisión final de la carta de acuerdo de divorcio que le llegó de su abogado. Aunque ya había preparado una contramedida para cuando se encontrara con algo de resistencia por parte Kurahashi, inesperadamente, él ya se había arrojado de la torre. Parecía ser que finalmente se había dado cuenta de cuán graves eran las cosas que había hecho.

Sin embargo, la amante de Kurahashi, Shuugetsu Naoko, era realmente problemática. Desde su niñez, ella ya era hostil hacia Yuriko, aunque debido a las circunstancias de sus padres, era un poco entendible…

Originalmente, se decía que la madre de Shuugetsu Naoko era una candidata para ser la prometida de Mizushima Souichirou, el padre de Haruki y Yuriko. No había nada de malo con el negocio de esa familia ya que el manejo de sus hoteles estaba yendo bien. La persona en sí, anhelaba a Souichirou, pensaba que era lo suficientemente digna como para ser la esposa del jefe de la familia Mizushima. Sin embargo, Souichirou conoció a otra mujer, Yae.

Al principio, la elección personal de Souichirou para una candidata a ser su prometida, fue Yae. Pero ella misma se negó con una enfermedad como excusa. Aunque la familia de Yae no llegaba a estar en la clase de los plebeyos, aún estaban mucho más abajo que la familia Shuugetsu.

La familia de Souichirou decidió oponerse al matrimonio de la pareja, ya que había sido rechazada la propuesta una vez. Por eso, los Shuugetsu estaban fervientes con el arreglo de matrimonio.

Sin embargo, Souichirou tercamente arrojó lejos la idea de casarse con otra mujer que no fuera Yae. Así que, eventualmente, los dos se casaron.

Llegando a este punto, la madre de Naoko estaba hirviendo a causa de la ira, por lo que comenzó con un alboroto. Debido a esto, las conversaciones sobre el acuerdo de matrimonio entre la familia Shuugetsu y Mizushima, fueron canceladas.

Desde entonces, Souichirou confiadamente proclamó que, haría que la compañía Mizushima creciera, y se doblara en escala, incluso si tenía que utilizar la fuerza en los demás.

Y fiel a sus palabras, exitosamente hizo que el negocio de Mizushima floreciera incluso más que antes. Los demás sólo podían mirar en asombro, mientras lo elogiaban por sus logros.

Luego de su matrimonio, ellos inmediatamente volaron a Francia y comenzaron a expandir la empresa a pequeña escala, hasta una escala más grande, año tras año. Cuando Haruki cumplió 4 años, regresaron a Japón y Souichirou le pasó la antorcha a él.

Por otra parte, la madre de Shuugetsu Naoko se casó con uno de sus parientes y dio a luz a una hija de la misma edad que Yuriko, Naoko. Y siempre, desde que era sólo una niña pequeña, la madre de Shuugetsu Naoko comenzó a lavarle el cerebro con palabras.

[No quiero perder contra la hija de esa mujer.]

Desde entonces, Naoko comenzó a ver a Yuriko como su enemigo y compitió con ella.

Al principio solo era un sentimiento puro de querer ser elogiada por su madre. De hecho, hubo una ocasión en que Naoko superó a Yuriko, y su madre la elogió  exageradamente. Ella continuó con su acoso hacia Yuriko, sólo por los elogios de su madre.

No obstante, Yuriko era una chica amable desde el principio, así que sin importarle los acosos, ella solo la ignoró. Pero, debido a esto, el orgullo de Naoko estaba herido y los abusos fueron aumentando en escala.

Y el resultado fue claro. Ella lo sedujo y tuvo una aventura con Kurahashi. Además, hizo camino para que él se casara con Yuriko y, se tomó el tiempo para exponer todo sobre su aventura después del parto de ella.

Naoko llegó a estos planes mientras miraba a Kurahashi en cierta fiesta. La apariencia de él era casi la misma que la del hermano mayor de Yuriko, Haruki. Su personalidad era exactamente del tipo orgulloso, lo opuesto de las personas alrededor de Yuriko. No era un hombre que se comportaría modestamente, sólo por escuchar el apellido Mizushima.

Por lo tanto, Naoko pensó que si era Yuriko, nunca sospecharía de los motivos ocultos de las personas y caería fácilmente. Entonces, ella comenzó a falsificar su nombre y edad, sedujo a Kurahashi y seriamente comenzó a salir con él.

Desde entonces, empezó a darle sutiles pistas sobre Yuriko a Kurahashi y exitosamente terminó por convertirlo en su aliado. Ella lentamente hizo que Kurahashi pensara que si se convertía en uno de los parientes de los Mizushima, sólo estaría bañado de beneficios, y lo utilizó para seducir a Yuriko. Y, efectivamente, Kurahashi, un tipo de persona que nunca existió a su alrededor, cuando comenzó a flirtear con ella persistentemente, la volvió loca por él.

Además, de vez en cuando ella se aseguró de que Kurahashi ocasionalmente le dijera: Aún no me puedo olvidar de mi novia anterior, a Yuriko. Eso le hizo creer a ella que tenía que dar su todo por él.

Y el resultado fue Yuriko casándose con Kurahashi, exactamente como Naoko había deseado. Después de eso, ella sólo tenía que ajustar su parto por varios meses, cerca del de Yuriko y, luego aparecerse frente a ella con su propio hijo.

Aunque hubo algunas oposiciones y tuvo que huir de la familia Shuugetsu, cuando se enteró de que Yuriko daría a luz a un hijo, llamó a Kurahashi y le dijo que le contara una mentira imaginaria. Todo esto sólo para hacer que ella sufriera por su propia conciencia, al creer que se había llevado la felicidad de la ex novia de Kurahashi, al igual que lo había hecho su difunta madre. Además, la otra parte es la señora de la casa Shuugetsu.

Así fácilmente robó el lugar de Yuriko en la familia Kurahashi.

En ese momento, Naoko estaba sumergiéndose en una sensación de superioridad y un sentimiento de logro. A sus ojos, Kurahashi era solo un peón y para probarlo, en el momento en que sus actos malvados fueron expuestos, ella fácilmente lo arrojó a un lado y regresó con su familia.

En este caso, Mizushima no podía poner sus manos en la familia Shuugetsu, ya que toda la culpa recaía sobre Souichirou. Además, sobre el matrimonio de aquel entonces, había venido de la familia Mizushima y, fueron los mismos Mizushima quienes habían roto lo que ellos mismos habían propuesto.

Acerca del tema de Naoko, no podían denunciar a la familia Shuugetsu por nada. Era completamente el resultado de la semilla que ellos habían sembrado. Para resumir, cosechas lo que siembras.

Haruki estaba arrepentido por no visitar regularmente a Yuriko y a Tsubaki, creyó ciegamente en Kurahashi. Además, pensar que Naoko estaba tan obsesionada con Yuriko para incluso sacrificarse a sí misma de esa manera, estaba más allá de lo que él podía imaginar. Lo que es más, eso ocurrió al mismo tiempo en que la esposa de Haruki tuvo un mal parto y estaba enfermando. Las manos de Haruki ya estaban llenas ocupándose de su esposa.

Él quería romper esta cadena de venganza, pero con Tsubaki y Mio ya con la misma edad, era algo imposible. El corazón de Haruki estaba lleno de culpa, mientras pensaba que los altos mandos lo meterían egoístamente dentro de este conflicto.

—Director Administrativo. ¿El acuerdo está bien de esta manera?

—Ah, lamento arrastrarte a esto.

—No. Por favor no se preocupe.

Hablando con una expresión indiferente, Miyamura tomó los documentos de Haruki y los guardó.

Con esto hemos terminado con Kurahashi.

Con esto en mente, Haruki comenzó a sentirse aliviado. Ya divorciado con Yuriko, Mizushima finalmente podía lavarse las manos de Kurahashi.

Otros podrían pensar que esto era muy ligero. Pero para empezar, el producto de la compañía que Kurahashi manejaba, mayormente eran bienes consignados que ya estaban esparcidos en el mercado. Debido a que tenían conexión con los Mizushima, algunas, o probablemente muchas compañías pequeñas, intentaron consignar sus bienes dentro de Mizushima a través de Kurahashi. Esa es la razón por la que si supiesen que esa compañía ya había perdido su conexión con Mizushima, todas las pequeñas compañías definitivamente se separarían de ahí.

Perder sus bienes es lo mismo que perder su negocio. Las ventas caerían, y de seguro la administración también. Si eso sucede, sería sólo cuestión de tiempo antes de que se encuentren con la línea de la bancarrota.

Si hubiese sido un buen sujeto, ellos probablemente hubiesen evitado esa línea. Pero, para Kurahashi era imposible, si él fuera fuera alguien excelente, debería probablemente haber desarrollado hace mucho tiempo la propia especialidad de su compañía.

Estar divorciado y perder el apoyo de Mizushima. Desde la perspectiva de los demás, era algo que no podía ser solucionado y ya estaba hecho. Entonces, el resentimiento de los empleados iría legítimamente hacia Kurahashi y su equipo directivo.

Aunque me gusta ser excluido de cosas como el rencor de las personas, no significa que dejaré pasar por alto esto. Nosotros, los Mizushima, no somos personas de corazón blando.

En el momento en que Haruki apoyó su espalda en la silla, el teléfono del interior de la habitación sonó. Escuchándolo, Miyamura lo tomó y contestó la llamada. Al escuchar el pedido, suspendió temporalmente la línea y levantó su cara hacia Haruki para preguntar.

—Director Administrativo. Parece ser que Asahina-sama quiere encontrarse con usted. ¿Cómo debería proceder?

—Sólo dile que ahora mismo estoy a mitad de una reunión.

—Entendido.

Miyamura entonces le dijo a la otra parte que Haruki estaba en una reunión y colgó el teléfono. No hay necesidad de encontrarse directamente y solo sería una pérdida de tiempo, probablemente no sea nada importante después de todo.

Entonces, Haruki comenzó a revisar archivos importantes sobre su escritorio, de la reunión con el presidente de la compañía de un cliente, de esta tarde. Pero, repentinamente las puertas se abrieron y una persona apareció.

— ¿¡Ves!? ¡Sabía que esa reunión era una mentira! Haruki, eres demasiado frío.

—Llamaré a seguridad por entrar sin permiso. ¿Entonces, cómo entraste?

—Parecía que estaba perdido en la sala de recepción así que lo traje aquí.

Suzuhara, quien llegó tarde, comenzó a decir una mentira obvia. Aunque ellos han estado asociados entre sí desde sus días de escuela, como siempre, Suzuhara era un hombre que no trataba a su jefe como su superior.

El hombre frente a Haruki es Asahina Kaoru. Ellos se han llevado bien desde la escuela elemental en la Academia Takamine. Es el tercer hijo del presidente de Cerámicas Asahina. Actualmente afiliado al Departamento de Desarrollo de Diseños de Cerámicas Asahina y, está principalmente a cargo del diseño de imágenes de cerámica.

Parece que recibe ingresos por su pintura. Aunque Haruki se preguntaba cómo pueden sus diseños ser tan populares, eran vendidas a un alto precio.

Habiendo estado juntos desde la escuela elemental, las personas alrededor de ellos de alguna manera los veían a los dos como una pareja de mejores amigos. Con una madre de Alemania, él tiene una pigmentación pálida y un rostro profundamente cincelado. Sin embargo, contrario a su apariencia, tiene una personalidad amable y, a veces, poco confiable, pero Haruki sabía que podía garantizar la personalidad de Asahina como la de un hombre porque habían sido amigos por mucho tiempo.

—Entonces, ¿qué tipo de negocios tienes conmigo para venir aquí sin ninguna cita?

—Por favor dame a Yuriko-san a mí.

Espera un minuto, justo ahora, ¿qué acabas de decir? ¿No es sobre el trabajo? ¿Por qué salió de aquí el nombre de Yuriko?

Haruki estaba muy perplejo. Sin siquiera importarle la condición de Haruki, Kaoru continuó hablando.

—Está divorciada, ¿cierto? Si sigo arrastrando mi pie aquí, ella será arrebatada por otro hombre ¿¡sabes!? ¡Golpea cuando el hierro está caliente![1]

—Para empezar, ella no es algo que puedas tener subscribiéndote, tonto. Además, el proceso del divorcio aún no está terminado. E, Incluso si está hecho, ella solo puede volver a casarse después de medio año.

— ¡Escúchame, aún no he terminado! ¿Su hija es Tsubaki-chan, no? ¡También cuidaré de esa chica! Estoy seguro de que puedo amarlas y traerles felicidad a ambas, Yuriko-san y Tsubaki-chan.

Una vez que empezaba a hablar, no se molestará en escuchar a los demás, él ya sabía que Kaoru era este tipo de hombre. Involuntariamente, Haruki estaba hablando con una respiración intimidante pero, allí solo estaban Suzuhara y Miyamura, así que no había ningún problema.

Haruki ya sabía que Kaoru tenía sentimientos por Yuriko desde hace tiempo atrás. Tal vez si ella no se hubiese casado con Kurahashi, su compañero de matrimonio sería Kaoru. Sin embargo, luego de que se casara con Kurahashi, Kaoru fue a un viaje de excursión, llegando a vagar en el extranjero cerca de 2 años. Pero, en realidad era solo un viaje para un hombre con el corazón roto.

Su personalidad, bueno… no había ningún problema. Pienso que no está mintiendo cuando dice que cuidará de Yuriko y Tsubaki. Como hermano mayor, me gustaría que esta vez mi hermana menor sea feliz.

— ¿Es así? Entonces da lo mejor de ti.

—Eeeh, ¿no me ayudarás?

— ¿¡No es obvio!? Si es sólo eso, hazlo por tu cuenta. Si Yuriko desea casarse contigo, yo y nuestro viejo no diremos nada. Haz lo que quieras.

— ¿Ni siquiera un poquito de ayuda?

Detente. Un hombre de mediana edad y ya en sus treinta, poniendo los ojos arriba y rogando de esa manera, no es para nada lindo.

—No.

Cuando Haruki declaró su negativa, Kaoru comenzó a poner mala cara y a abuchearlo. De repente, el teléfono dentro de la habitación sonó una vez más y Suzuhara fue y recibió la llamada.

—Asahina-sama, es una llamada de tu compañía pidiendo que regreses.

Separando el teléfono de su oído, Suzuhara le transmitió el mensaje de la llamada a Kaoru, quien aún se quejaba con Haruki.

—Eeeh, ¿ya?

Aún continuando con sus quejas, reaciamente dio su despedida y se fue de la habitación.

—Como siempre, él es como un tifón ¿no es cierto?

—Él es solo un hombre con alta tensión, eso es todo.

—Pero aun así, es como dice el dicho ¿cierto? Aves de la misma pluma vuelan juntas.

Suzuhara dijo eso, pero Haruki solo lo ignoró.

¿No va para ti también?

Eso era lo que Haruki quería reprocharle a Suzuhara, pero él es un hombre que nunca desperdiciaba tiempo en peleas improductivas.

♦ ♦ ♦

30 minutos habían pasado desde que Kaoru se fue y, una vez más sonó el teléfono dentro de la habitación. Suzuhara levantó el teléfono y escuchó a la persona que había llamado.

—Director de Administración. Yuriko-sama quiere reunirse con usted.

Realmente, que tipo más lamentable eres Kaoru, con ese pensamiento, Haruki escuchó sobre lo que se trataba la llamada.

Varios minutos después, acompañada por Fumiko, Yuriko entró en la habitación. En su rostro, estaba escrito emoción por doquier.

—Me disculpo por tomar tu tiempo mientras estás a mitad de tu trabajo.

—No, tengo algún tiempo de sobra, por lo que está bien. Entonces, ¿qué ocurre?

Era bastante obvio que Yuriko estaba en un apuro. No había manera de que ella vendría a molestar a su hermano en la oficina principal sin una razón. Además, no por vía telefónica, sino por un encuentro directo. Es mejor pensar que había un asunto serio ocurriendo en este momento.

—Um. Vine hasta aquí para entregarte una carta de Kyousuke-san.

— ¿De Kyousuke? ¿Para mí?

—Sí, es una petición de Tsubaki. Yo también pienso que no es algo bueno que estés evitando a Kyousuke-san. Ya que tengo la oportunidad, permíteme decir esto. Hermano mayor, todo conflicto puede ser resuelto con un poco de compromiso, ¿no estás de acuerdo?

Haruki entendió lo que Yuriko estaba sugiriendo. No era como si él estuviese evitando a Kyousuke porque quería.

En el momento de la muerte de su esposa Risa, Haruki no estuvo a su lado. En aquel entonces estaba fuera de la región debido a un trabajo. Aunque él podía regresar casa con solo las palabras de que algo urgente surgió, no lo hizo.

En el momento en que la ambulancia llegó, Risa ya había fallecido y, la apariencia de Kyousuke llorando y aferrándose a Risa no entró en su vista en ese momento. Aunque esto sonará como una excusa, era porque había sido golpeado por un gran shock.

Desde el principio ella tenía un cuerpo débil, pero no era al nivel de ser incapaz de dar a luz a un hijo. Sin embargo, su recuperación después del parto fue mala, y el tiempo que pasaba en cama aumentaba. Sus recuerdos de medio año después de la muerte de Risa eran vagos. Pero parece que su trabajo en su compañía estaba haciéndose diligentemente.

Cuando consiguió reaccionar en sí de nuevo, ya estaba evitando la mirada de Kyousuke. Lo que más temía era que, quien tenía los mismos ojos que Risa, lo mirara. Estaba asustado de mirar a esos ojos. Es como si Risa estuviera mirándolo a través de Kyousuke con condena.

[¿Por qué no regresaste?]

Él estaba aterrado de que Risa le preguntara eso como si lo culpara. Esa es la razón por la cual, incluso si reaccionaba en sí mismo nuevamente, seguía evitando a Kyousuke. En el momento en que se dio cuenta, lentamente, la sensación de querer arreglar su relación con él comenzó a desvanecerse.

Entendía completamente que si dejaba las cosas de esta manera, se convertiría en algo irreparable. Sin embargo, sin saber qué hacer sobre esta situación y, continuando malinterpretándolo, esto es lo que sucedió. Si la oportunidad de arreglar esos malentendidos sólo se presentara frente a él, no era algo por lo que estar en contra, sino algo que llevar a cabo.

Si era una carta en vez de un encuentro directo, incluso él podría transmitir sus sentimientos honestos también.

—Ciertamente, es justo como dijiste, Yuriko. Sin duda leeré la carta.

—Por favor hazlo. Además, no olvides también responder la carta, ¿de acuerdo?

—Ah, entiendo.

Luego de verla en las manos de Haruki, Yuriko, acompañada por Fumiko, regresaron a casa juntas. Mirando a la carta por unos momentos, Haruki la puso dentro de su portafolio.

— ¿No vas a leerla?

—Lo haré después de que regrese a casa.

Ignorando la mirada de reproche de Suzuhara, Haruki prosiguió con su trabajo.


Aclaración Kiara:

[1] Debe ser algún tipo de metáfora sobre que no está actuando lo suficientemente rápido sobre la chica que quiere.

| Índice |

One thought on “¡No aceptaré una Heroína como tú! – Capítulo 7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *