Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 18: El encuentro de padre (1)

Traducido por Tomoe

Editado por Sakuya


—…Discúlpeme.

A la habitación a la que fui sin ninguna cita, era de alguien que incluso yo, tenía dificultades para lidiar.

Entré empujando la puerta fuertemente, pero aparte de la persona que estaba buscando, había varios funcionarios civiles en la habitación. Incluso cuando pasé, la persona estaba extremadamente calmada.

—Marqués Anderson, ¿no es así? Lo siento, pero espere un poco más… usted, distribuya estos documentos alrededor de cada uno de los departamentos relacionados. También, este papel puede pasar tal cual, pero los otros dos tienen que ser devueltos. Hay una contradicción aquí y aquí. Puede haber sido un error simplemente haberlo enviado, o quizás hubo una insuficiente cooperación… también, miré este programa, pero es demasiado optimista. Probablemente, solo obteniendo la confirmación con esta cantidad, tomará al menos una semana. Está bien animarlos, pero intenten adaptarse a la situación en sí.

El amo de la habitación a la que llamé mientras trabaja de una manera tranquila… era el Duque Romel Jib Armelia. Él era exactamente opuesto a mí, un noble con nobles rasgos faciales. Uno de los principales nobles del país, él es la cabeza de la Casa del Duque Armelia, y el Primer Ministro.

Al contrario de comportamiento suave, es evaluado como alguien con un agudo sentido para la política, y justo ahora, en este momento, él estaba mostrando una majestuosidad apropiada para sus títulos.

En realidad, los ojos del hombre al que le estaba dando órdenes estaban brillando. Las otras personas que se encuentran en la habitación, estaban esperando por órdenes, escuchando con atención para evitar perderse una simple palabra.

Era una señal de que ellos sentían orgullo de ser capaces de trabajar como sus manos y pies.

—El resto de ustedes también vayan a casa, consideren los respectivos temas que les di, y denme una propuesta mañana.

Después de que dio sus últimas órdenes, todos se inclinaron y dejaron la habitación uno por uno, luego, los únicos que quedaban en la habitación fueron su amo, Romel, y yo.

—Mi error, te hice esperar.

En ese momento, el tono de voz de Romel cambio a uno que uno escucharía de un chico en un bar, y la majestuosidad que tenía hasta ahora, voló.

—Como lo digo, aún no me puedo acostumbrar al repentino cambio de actitud tuyo…

Mientras Gazelle dejaba salir una sonrisa irónica, Romel se rio estruendosamente.

— ¿De verdad? Incluso aunque dices eso, la última vez estabas muy calmado, ¿sabes?

…Fue una coincidencia, que vi a Romel en su forma actual, en un bar situado en una esquina de la Capital en la que había sido invitado por mis subordinados, vi a un hombre que sentí que había visto antes en algún lugar… es lo que pensé, y ese hombre resultó ser Romel. Increíblemente, él estaba mezclado junto con unos plebeyos y bebiendo.

…Incluso aunque él es el Primer Ministro, y el jefe de una noble familia.

—Iyaa, las caras de sorpresa de todos en ese momento eran un espectáculo para ver, ¿sabes? Es bastante admirable que no hayas terminado gritando mi nombre.

—En ese momento, sino hubieras cubierto mi boca y dicho que explicarías todo después, habría gritado.

—Incluso si dije que explicaría todo… es lo que parecía. El hombre justo frente a tus ojos ahora es Romel Jib Armelia. Eso es todo.

— ¿…El normal tú usa una máscara?

Ante mi pregunta, Romel se rio como si estuviera teniendo diversión. Después de reírse por un tiempo, la mirada en sus ojos de repente se volvió aguda. Era aguda hasta el punto en que uno se sentiría amenazado por ella.

El tono de su voz permaneció como estaba, amable como siempre. Como se esperaba del Primer Ministro, suspiré desde el fondo de mi corazón.

—Oi, oi, como el infierno hay alguien en este palacio que no esté llevando una máscara. Es la guarida de demonios, es una ocurrencia cotidiana investigar las intenciones de los demás, mientras al mismo tiempo, se hacen conspiraciones para sabotear a otros. Ohh, que aterrador… mi mascara es solo un poco densa, eso es todo.

[Traducido por Reino de Kovel]

—Ya veo… sin embargo, ¿por qué estaba el Duque en ese tipo de bar?

—…En ese tipo de bar dices. ¿Es realmente tan raro para mí estar ahí?

Daba la impresión de que estaba clasificándome, pero entre yo y Romel estando en un bar, el último era definitivamente más sorprendente de una manera abrumadora.

—En lugar de extraño… sí soy franco, diría que es inesperado.

—Mi viejo solía decirme que “conociera a las personas”. Es lo mismo que las tácticas militares. Conoce a tus enemigos, ¿correcto? Si tú quieres dirigir correctamente sobre las personas, y no sabes sobre la otra parte del todo, entonces no irás a ningún lado. Ese es el porqué, desde que era joven, me escabullo por lugares por toda la ciudad y escucho todo tipo de cosas. Bueno, en algún punto, terminé atascado con este tipo de habla, porque lo encontré mucho más cómodo estar ahí en su lugar.

—Es realmente respetable de tu padre decir ese tipo de magníficas frases. Que pongas eso en práctica real también es algo admirable. No obstante, al mismo tiempo es aterrador.

Ante las palabras de Gazelle, Romel sonrió ampliamente mientras levantaba las comisuras de su boca. Era una sonrisa como si la travesura de un niño hubiera tenido éxito. Si para Romel, su “guerra” era “gobernar”, entonces sus “enemigos” consisten en todos los demás excepto el rey viviendo en este país, porque él es un duque, él familiar con los nobles, y él también estaba aprendiendo sobre las personas comunes así.

Para empezar, tenía un sentido agudo para la política. Poniendo eso junto con su conocimiento de los “enemigos”, si él lo siente así, entonces puede fácilmente tener a sus oponentes alrededor de la palma de su mano, pensé.

— ¿…Así qué? ¿Por qué has venido a mi casa hoy? No me digas, ¿solo viniste a hablar de algo así?

—Eso…

Viéndome vacilar con mis palabras, Romel dejó salir un suspiro.

—Ya veo… estaba seguro que venias a consultarme, pero… creo que solo era yo siendo presumido.

— ¿Consultar…?

—Quizás lo debería decir de esta manera… “General Gazelle, realmente lo siento por adivinar sus preocupaciones. Yo, a cualquier hora, estoy dispuesto a ser su fuerza. Con relación al arresto de los bandidos. Por favor siéntase libre de hablar conmigo sobre eso”.

— ¡…Ahh!

Ante mi reacción como si recién recordará, Romel dejo salir una sonrisa irónica.

— ¿Qué? sa~bía que se te olvido. Fue lo correcto que fuera a ese bar en ese momento.

Escuchando las últimas palabras que Romel murmuró, involuntariamente deje que una reacción se mostrara en mi cara.

—No me digas… tú estabas en el bar para hacerme venir… ¿aquí?

Ante mi pregunta, Romel sonrío de oreja a oreja mientras una sonrisa sospechosa aparecía en su cara.

♥ ❤ ♥

               

| Índice |

3 thoughts on “Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 18: El encuentro de padre (1)

  1. Mery (@Sumiri01) says:

    Yo vi a Iris completamente en el Romel, serio. En el primer habla de él, las formas que sus subordinados actuaban y se sentían ante su presencia es igual a Iris. Ahora sabemos por qué el padre de Iris la dejó como señora de Armeria.
    Como ese abuelo maravilloso no está vivo para ver su clon caminando.
    Me encantó, quiero ver a Iris llegando a ese nivel.
    obligada por el capítulo

Responder a Mery (@Sumiri01) Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *