Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 25: La Pregunta de mi Superior

Traducido por Tomoe

Editado por Sakuya


—Oh, has venido muy temprano.

—Buenos días, Kuroitsu-san.

Quién me llamó era Kuroitsu-san. Una persona que parecía preocuparse de mí a menudo.

Él es el brazo derecho de padre, y es fuerte. Tenía un buen constituido cuerpo, aunque su cara parecía un poco severa, era una persona de buen corazón y amable.

—Hm, esos son unos buenos ojos. Ayer estabas haciendo una mala cara, pero parece que hoy estarás bien.

—…Me disculpo por hacerlo preocupar.

—Me estoy preocupando por cuenta propia. No te preocupes.

Suavemente acarició mi cabeza con ligeros golpes. Sus acciones eran extremadamente naturales y su gran mano se sentía cálida.

No mucho después de eso, el entrenamiento básico empezó.

El entrenamiento básico incluía ejercicios de calentamiento para aflojar el cuerpo o movimientos hechos para incrementar la fuerza física de uno.

Como los caballeros principalmente no participaban en estos tipos de ejercicios, había pocas personas reunidas.

La primera vez que manejé los contenidos del entrenamiento, incluso aunque era lo mismo que ahora, no pude manejarlo del todo.

Aun así, continúe practicando, y ahora los podía hacer como si fuera natural.

Hoy, haré más que ayer.

Mañana, haré más que hoy.

Poco a poco, puliré mi cuerpo.

Poco a poco, me volví capaz de hacer las cosas que anteriormente era incapaz de hacer. En otras palabras, todo lo que he hecho hasta ahora, no era de ninguna manera inútil.

…La razón por la que tenía esa manera positiva de pensar, era gracias a ese chico llamado Rui que conocí ayer.

Una vez que el entrenamiento básico terminó, inmediatamente empezamos las batallas simuladas.

Es en esta parte del entrenamiento donde los caballeros empiezan a participar, pero hoy no vi a Donaldy.

…Bueno, está bien. Probablemente lo veré eventualmente.

Es un hecho que creceré hasta ese tiempo. Volviéndome aún más fuerte de lo que soy ahora.

Mientras pensaba eso, me di cuenta de que mi corazón estaba palpitando con emoción, causándome una sonrisa irónica.

Solo… ¿qué tanto necesitare crecer antes de que haga que ese hombre se arrastre en el suelo?

…En ese tiempo, ¿qué tan fuerte me habré vuelto?

Mi corazón palpitaba más cuando pensaba eso. Mientras tenía esos agradables pensamientos, mi nombre fue llamado, así que me dirigí hacia la arena y una batalla simulada empezó.

Mi cuerpo es ligero.

Mis pensamientos son extremadamente claros.

Mi cuerpo se está moviendo exactamente a como lo imaginé.

Es como había peleado durante el incidente de los bandidos.

— ¡La ganadora es Mel!

Antes de que me diera cuenta, la voz del árbitro sonó.

Como he terminado un poco antes de lo que pensé, me sentí un poco insatisfecha mientras enfundaba mi espada y descendía de la arena.

—Yo, Jou-chan.

Kuroitsu-san me llamó mientras caminaba secándome el sudor.

—…Hoy has estado completamente maravillosa.

—Muchas gracias. Estoy feliz de escuchar eso de ti, Kuroitsu-san. —Le sonreí.

Sin embargo, una arruga apareció en la frente de Kuroitsu-san mientras se acercaba y hacia una expresión seria.

La diferencia entre nuestro entusiasmo es completamente increíble -pensando eso, sentí que hice accidentalmente una sonrisa amarga.

—Para… mirando tu expresión, pensé que estabas bien, pero tu manejo de la espada hoy se ha hecho fría…

Mientras dijo eso, la expresión facial de Kuroitsu-san se volvió más y más seria.

—…Dime, Jou-chan. ¿Te puedo preguntar una cosa? Aunque puede que sea un poco difícil de responder para Jou-chan.

—Hay cosas que puedo responder y hay cosas que no puedo, sin embargo.

— ¿Por qué Jou-chan tomó la espada?

—¿…Nunca he tomado la espada de Kuroitsu-san?

— ¡No ese tipo de “tomar”! ¿Por qué decidiste aprender el manejo de la espada?

Me pregunto porque estaba cuestionando algo así.

Aunque ese tipo de pregunta surgió dentro de mí, no era específicamente difícil de responder.

—…Porque mi madre fue asesinada.

Ese es el por qué respondí de manera despreocupada con la verdad.

Incluso aunque respondí de forma simple, por alguna razón, Kuroitsu-san momentáneamente hizo una cara de sorpresa.

— ¿Dije algo extraño?

—No…

Por un breve momento, él parecía estar perdido de palabras.

—Yo solo quería tratar de preguntar, porque una pequeña niña como Jou-chan, tomaría la espada… mi error.

—No hay razón para que Kuroitsu-san se sienta responsable. —Respondí de una manera ligera.

—No, no puedo. Aunque soy parte de la armada, el hecho de que no pudiéramos proteger a uno de los ciudadanos del país ha sido traído ante mí. Así que, aún si Jou-chan dice eso, no podría ser capaz de perdonarme… incluso aunque sé que es imposible proteger todo por mí mismo, hablando realísticamente… lo siento por retenerte.

Justo en ese momento, escuche la voz de mi padre diciéndole a todos que se reúnan. Parece que las batallas simuladas han terminado.

—No, está bien.

Y así, Kuroitsu-san y yo, nos dirigimos hacia donde se encontraba mi padre.

| Índice |

One thought on “Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 25: La Pregunta de mi Superior

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *