¡Vamos a romper este compromiso! – Capítulo 17

Traducido por Kavaalin

Editado por Nemoné


[Nota del autor: Nos desviaremos un poco del camino.]

—Madre, ¿hay algo con lo que podría ayudar ahora mismo?

Pregunté esto antes de salir de su habitación. Si es posible, querría ser de ayuda, ya que estoy de vuelta en el feudo para un cambio de aires.

—Veamos…

Mientras mi madre pensaba, y murmuraba, — ¿Habrá algo? —Se escuchó el sonido de un golpeteo en la habitación.

—Es Sally. ¿Puedo molestarla, mi señora?

—Vaya, Sally. Está bien, por favor entra.

Diciendo —Disculpe —Sally entró a la habitación.

— ¿Qué pasó? Pareces inusualmente nerviosa.

—Sí, a decir verdad, un mensajero acaba de llegar diciendo que han aparecido monstruos cerca de la aldea Nan, y que varios lugareños resultaron heridos. Parece que han sido avistados alrededor de veinte monstruos.

—Cerca de la aldea Nan… Si estoy en lo correcto, no han habido avistamientos de monstruos por esa zona desde hace varios años. Estoy segura de que los habitantes deben haberse sorprendido, ya que no habían encontrado a ninguno por tanto tiempo. Tenemos que reunir y enviar de inmediato a un grupo de subyugación. En cuanto a los grupos que pueden partir de inmediato… Esa sería la unidad de Thomas.

— ¡Madre! ¡Por favor, déjame ir también! —Se lo pedí inmediatamente.

—Lilyna… Cierto. Necesitamos a cada persona que pueda partir ahora. Pero ha pasado un tiempo desde que fuiste a subyugar monstruos, ¿estarás bien?

— ¡Sí! Debido a la pelea con esos hombres enmascarados, tengo una idea de cuán bien puedo moverme actualmente. Además, si hay heridos, cada mano de ayuda será necesaria. Tampoco olvidaré llevar la medicina.

—En ese caso, te pediré que actúes con la unidad de Thomas, por favor. Y no hagas nada demasiado imprudente, ¿me oyes?

— ¡Si, entendido! Por cierto, ¿dónde está Thomas actualmente?

Me respondió Sally.

—Señorita Lilyna, si se trata de Thomas, él está siendo llamado por Sana. Deberían de llegar aquí en cualquier momento.

Justo cuando lo dijo, un golpe resonó desde la puerta. Desde afuera se podía escuchar una voz.

—Es Thomas.

—Entra, por favor —respondió mi madre.

— ¡Disculpe!

—Thomas, has escuchado la historia de Sana, supongo. Quiero que vayas a la aldea Nan de inmediato. Lilyna te acompañará.

Thomas murmuró como si estuviera sorprendido, — ¿La señorita Lilyna… también irá?

Le declaré a Thomas:

—Thomas, deberías conocer mis habilidades muy bien, ¿no? En cualquier caso, tener más personas ayudando debería ser mejor.

—Eso es verdad. Entiendo. Señorita Lilyna, por favor ayúdenos. Sólo tenga cuidado de no hacer nada demasiado imprudente.

¿Por qué se preocuparía por lo mismo que mi madre? Ser imprudente o algo así, solo haré lo que pueda mientras pueda.

Y así se había decidido que Thomas, su unidad y yo, partiríamos enseguida.

Cuando nos reunimos, resultó que la gente de su unidad era gente con la que anteriormente había luchado codo con codo. Así que, a pesar de que se sorprendieron cuando me vieron, por alguna razón todos dijeron, —Después de todo, la señorita Lilyna siempre será la señorita Lilyna —cuando les avisaron que iba a ir con ellos a cazar monstruos.

De alguna manera no puedo aceptar esto.

En cualquier caso, es cierto que el que todos nos conociéramos hacía las cosas más fáciles. Preparamos rápidamente todo lo que necesitábamos, montamos los caballos y partimos. La aldea Nan estaba a unos treinta minutos a caballo. En total, toda nuestra tropa consistía de diez personas.

Dicho esto, que hubiera un avistamiento de hasta veinte monstruos, creo que era el mayor número que habíamos escuchado en los últimos años. Que haya tantos en un solo lugar, es similar en tamaño al brote de ese entonces. Dado que tan solo el avistamiento contó de alrededor de veinte, cabía la posibilidad de que en realidad hubiera más monstruos que esos, así que tendríamos que prepararnos.

Mientras tanto, llegamos al pueblo. El portón de la aldea estaba cerrado herméticamente. Le dimos una señal al guardia de vigilancia en la parte superior del portón. Con eso, rápidamente lo abrieron para nosotros.

Cuando atravesamos raudamente la brecha que apareció y entramos al pueblo, el guardia corrió hacia nosotros.

—Ustedes son los refuerzos del Señor Feudal, ¿verdad? ¡Gracias por venir hasta aquí! Escucharán los detalles de la situación en la casa del jefe de la aldea.

Fuimos guiados por el guardia y nos dirigimos a la casa del jefe.

— ¡Ooh! ¡Han hecho bien en venir! Muchas gracias. Como este fue nuestro primer encuentro con monstruos después de mucho tiempo, nuestras reacciones fueron demasiado lentas, lo que provocó heridos. En verdad, debo disculparme.

—No, en absoluto. Envió un mensajero al Señor Feudal de inmediato, razón por la cual pudimos llegar tan rápido. Con respecto a esto último, ¿cuál es el informe de daños? —preguntó Thomas.

—Sí, afortunadamente, aunque tenemos algunas personas heridas, estas son leves. Pero aparte de repeler a los monstruos del interior del pueblo, no logramos derrotarlos en absoluto. Hubo siete monstruos que ingresaron. En cuanto a los que vimos afuera, fueron avistados alrededor de veinte.

¿Eh? Lo que significaba que habrían alrededor de treinta en total… esos son bastantes.

Mientras pensaba, el jefe de la aldea me habló.

— ¿Eh? Tal vez, ¿podría ser que la de allí sea la señorita Lilyna? Oh, ¡es la señorita Lilyna, después de todo! Cuando la aldea fue atacada por los monstruos en el pasado, también fue usted quien vino a salvarnos. Y otra vez, la señorita Lilyna vino personalmente a ayudarnos…

Por alguna razón, el jefe de la aldea parecía emocionado. Ahora que lo pienso, cuando estaba trabajando duro para subyugar monstruos en el pasado, hubo un momento en el que vine aquí también. Y pensándolo bien, incluso entonces tenía más o menos el mismo ambiente.

—Jefe, por ahora volvamos al tema de los monstruos, ¿de acuerdo?

—Oh, correcto, correcto. Parece que los monstruos nos han estado observando desde el bosque cercano. Así que estamos preocupados porque ahora no podemos entrar allí. Los monstruos de esta vez consisten en tipo mono y tipo lobo.

Tipo mono y lobo, ¿eh? De los cuales, ambos son rápidos y ágiles.

—Bueno, jefe, ahora iremos a subyugar a esos monstruos en el bosque, por eso asegúrense de que nadie salga de la aldea mientras tanto. ¡Todos, prepárense! ¡Nos vamos!

Con las palabras de Thomas, nos preparamos rápidamente y nos dirigimos al lugar.

Cuando entramos en el bosque, pude sentir muchas presencias que nos miraban desde todas partes; y enseguida un monstruo nos saltó encima desde un árbol.

Esto me recuerda a mi hermano en el pasado… En ese momento lo bloqueé con mi espada, ¡pero esta vez no mostraré consideración!

Atravesé al monstruo tipo mono antes de que siquiera pudiera tocar el suelo. Mis compañeros al verme dijeron, —Como se esperaba, incluso si ha crecido, la señorita Lilyna sigue siendo la misma — ¿Qué quieren decir con eso?

Al ver cómo su camarada era derrotado, los otros tipo mono saltaron a la vez. Estaban descendiendo de los árboles, rodeándonos.

Como se esperaba de los demás, también estaban acostumbrados a las batallas y derribaban un monstruo a la vez.

Por otro lado, yo seguía atacando a los tipo mono, que intrépidamente descendían desde las alturas. Mirando alrededor, parece que ya habíamos derrotado a alrededor de quince de ellos. Sin embargo, no nos habíamos encontrado con ninguno de los tipo lobo de los que nos habían informado. Probablemente se encontraban ocultos.

En ese momento, se pudo escuchar algo desde lo más profundo del bosque. Eso fue…

¡La voz de un niño!

Me puse a correr en el momento en el que lo identifiqué.

♥ ❤ ♥

| Índice |

One thought on “¡Vamos a romper este compromiso! – Capítulo 17

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *