Viviré con humildad y confianza – Capítulo 21

Traducido por Devany

Editado por Sakuya


Como era de esperar, en cuanto terminó la primera hora de la clase, la gente empezó a amontonarse alrededor de mi escritorio.

— ¿¡Qué en la tierra fue eso, Reika-sama!?

El primer golpe fue lanzado por mi compañera de clase y seguidora número #1, Serika-chan.

—Nunca nos dijiste que eras cercana a Kaburagi-sama, ¿sabes?

Ella también fue mi compañera de clase desde primer grado, seguidora número #2, Kikuno-chan.

Entre todos mis seguidores, ellas dos son las más cercanas a mí, y en momentos como éste, son las primeras en hablar.

—Por favor, cálmense todos. Kaburagi-sama y yo no somos muy cercanos.

—Pero para Kaburagi-sama, salir de su camino con el fin de encontrarse con una chica es…

—La verdad es que se me ha confiado cierto asunto, y simplemente lo estábamos discutiendo, ¿de acuerdo?

— ¿Cierto asunto? ¿Qué clase de asunto?

—Bueno, es algo de lo que no tengo derecho a hablar…

En ese momento, un repentino coro de chillidos vino de alrededor de la puerta de nuestro salón de clases.

—Kisshouin-san, ¿estás dentro?

— ¡ENJOU-SAMAAA!

Las chicas a mi alrededor empezaron a armar un escándalo por su causa.

Por qué diablos está este tipo aquí…

—Ah, ahí estás, Kisshouin-san. Sobre nuestra conversación de antes con Masaya, cuando termines de almorzar, ven al salón Pivoine, ¿de acuerdo?

Esa frase sólo causó un mayor alboroto.

Aahh, mis días de paz están…

—U-Umm, ¿Enjou-sama? ¿Es verdad que Kaburagi-sama le ha confiado algo a Reika-sama?

—Aah, hmn. Es correcto.

Otra vez con los chillidos y las ovaciones.

— ¿Qué es lo que se le ha confiado?

—Lo siento, pero no puedo comentarlo. Si se entrometen demasiado, Masaya se enfadará, ¿saben? ¿No sería eso malo? Kisshouin-san tampoco lo menciona, ¿ven?

—En efecto.

—Nos vemos más tarde- sonrió Enjou, antes de salir del aula.

Aunque las chicas seguían entusiasmadas por la repentina visita de Enjou, su mención de que Kaburagi Masaya se enfadaría si seguían insistiendo les impidió hacer algo más, de lo contrario felizmente hubieran seguido acosándome.

¿Ese tipo vino a visitarme durante nuestro breve descanso sólo para decirme que vaya al salón?

Hm~mm. ¿Podría ser que supiera que la gente me acosaría por mi relación con Kaburagi, y viniera aquí para cubrirme?

Hmm ¿Es lo suficientemente bueno como para hacer eso?

Pero en el manga, siempre encubrió casualmente a la protagonista, ¿no es así? Supongo que eso significa que lo lleva en la sangre.

Hmmmmmmm…

Bueno, de cualquier manera, está bien.

Con esto, quizás hasta las chicas que escucharon que me convertí en un topo se quedarán calladas también. Para empezar, esos tipos comenzaron todo esto, ¡así que ayudarme es su obligación!

♦ ♦ ♦

A la hora del almuerzo, tuve demasiado miedo de lo que podría pasar si no iba, así que, aunque me sentía renuente desde lo más profundo de mi corazón, me dirigí al salón.

El Emperador estaba sentado engreídamente en su asiento especial como de costumbre.

¿No está bastante enérgico comparado con la semana pasada?

A pesar de que hubiera sido genial si hubiera seguido siendo una cáscara como esa…

— ¡Tan lenta!

Honestamente, ya no voy a opinar…

—Kisshouin-san, ¿qué tal si te sientas por ahora?

—Enjou-sama, muchas gracias por lo de antes.

Escuchando mis palabras, Enjou respondió con una sonrisa.

Hm~mm, así que de verdad era ese su objetivo.

Aunque no es que esté realmente agradecida.

—Oi ¿De qué están hablando?

—Nada. Más importante aún, ¿no estamos aquí para discutir lo que vas a hacer?

— ¡Oh, sí! ¿Qué hago para convencer a Yurie de que he reflexionado?

¿En serio estás confiando en otros para esto?

— ¿Qué tal si empiezas diciéndonos que tienes en mente, Masaya?

—Creo que para transmitirle mis sentimientos a Yurie, ¡debería visitarla todos los días para disculparme!

¡¡UNA IDEA DE ACOSADOR!!

Este tipo no ha entendido nada, ¿verdad?

—Masaya, creo que eso tendría el efecto contrario.

— ¿¿POR QUÉ??

Es tan estúpido que casi llega a ser refrescante.

—Entonces, ¿qué crees que debería hacer?

—No la contactes hasta que todo se calme, y luego espera en silencio por su perdón.

— ¡RECHAZADO!

Bueno, es cierto que el señor acosador no sería capaz de manejarlo.

—De acuerdo entonces. ¡Espía! ¿Qué opinas tú?

Honestamente, por favor, para con ese nombre.

—Kaburagi-sama, mi nombre es Kisshouin Reika. Por favor, desista con lo de “espía”.

Sería lo peor si me llamara así en público.

—Es cierto, Masaya. Te está ayudando con consejos, así que al menos usa bien su nombre.

—Hmph.

De verdad que tiene una actitud de mierda. Bueno, ya sabía que era este tipo de persona.

— ¿Bien? ¿Tienes una buena idea o no?

Movió la barbilla para incitarme.

Tsk…

—Le sugiero que escriba una carta cada día.

— ¿Carta?

Bien, una carta.

Aunque creo que la idea de Enjou de comportarse tranquilamente por un tiempo es la mejor, este “chico serio” (léase: acosador) no sería capaz de soportarlo.

—Escribe sobre cuánto has reflexionado, por ejemplo, o qué opinas de la situación y cosas por el estilo. Bueno, lo que llaman un ensayo de reflexión, supongo. Creo que un mensaje a través de su teléfono se sentiría demasiado impersonal, y tampoco transmitiría tus sentimientos. Por esa razón, lo mejor sería una carta escrita a mano. Escribe una carta que transmita tus sentimientos a Yurie-sama. Desde la antigüedad, Japón siempre ha tenido la tradición de que el romance comienza con una carta de amor.

— ¿¡Es eso cierto!?

Bueno, quién sabe.

—Por favor, escríbelo con cuidado y de todo corazón. Escoge el papel y el sobre que creas que le gustaría a Yurie-sama. Hacer las cosas de esta manera también servirá como una forma de demostrar tus sentimientos hacia ella sin presionarla. Quizás un pequeño ramo de vez en cuando, también sería apropiado. Y nunca, jamás envíes uno grande.

— ¿Pero por qué? Si voy a mostrar mis sentimientos por ella, más grande sería mejor, ¿no?

—Eso sería demasiado agresivo. Un ramo más pequeño es una forma de expresar tu primer amor como júnior. Apela a los sentimientos de Yurie-sama.

— ¿¡Pri-primer amor!?

— ¿Qué estás diciendo después de todo este tiempo? Toda la escuela está al tanto. Más importante aún, hoy, una vez que termine la escuela, por favor vaya inmediatamente a comprar un juego de cartas.

Kaburagi se puso rojo y balbuceó durante un rato las palabras “primer amor”, pero finalmente se recompuso y dijo:

— ¡Bien! ¡Usaré tu sugerencia! ¡Después de la escuela vamos a comprar un juego de cartas! Ustedes dos saben qué hacer, ¿verdad?

Eh, ¿de qué diablos está hablando?

—No voy a ir.

— ¿Ha? ¿Por qué?

Eso es lo que debería preguntar. ¿Por qué diablos tengo que ir?

—Tengo clases después de la escuela. Y, además, Kaburagi-sama, creo que estaba escrito en mi informe de antes “Jurará no envolver a otras personas por el bien de Yurie-sama.” Si me involucras en este asunto, Yurie-sama se enfadará de nuevo.

Después de quedarse callado durante un rato, Kaburagi contestó.

—Lo tengo. Buen trabajo.

—Sí. Bueno, entonces me despido. Gokigen’yoh.

Le mostré una sonrisa y salí del salón.

| Índice |

One thought on “Viviré con humildad y confianza – Capítulo 21

  1. Khrystal MeL says:

    Vamos Reika sal de ahí lo más rápido posible para que no quedes dentro de los planes del tonto mayor, por lo menos su amigo tiene el sentido común que al otro le falta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *