Viviré con humildad y confianza – Capítulo 3: Reika-sama

Traducido por Kiara

Editado por Haru


Ahora bien, el club Pivione tiene su propio salón dentro de los terrenos de la escuela.

Es una lujosa habitación que va más allá de ser un simple salón de escuela, más bien es parecido a la sala de estar de una suite real en algún hotel de primera clase.

Además, incluso tiene su propio conserje exclusivo.

El salón Petit Pivione se encuentra dentro de la sección de la escuela primaria, y como miembro, necesito mostrar mi cara de vez en cuando.

Si, nunca me relaciono con otros miembros del Pivione, a pesar de que tuve el privilegio de ser elegida, es muy posible que esta acción me genere algunos enemigos.

Cuando se trata de relaciones humanas y contacto, la comunicación es importante.

Honestamente, no odio ir al salón del club. Hay dulces deliciosos después de todo, e incluso escuchó información sobre la escuela de parte de los alumnos de último año.

Si eso fuera todo, entonces podría haber estado más feliz de visitar este lugar. Pero en el salon lamentablemente también está “esa persona”.

Esa persona

Si, la misma, Kaburagi Masaya, el Emperador.

Para empezar, la familia Kaburagi es un grupo que ha puesto sus manos en negocios alrededor de todo el mundo. Es considerado uno de los grupos más ricos que lidera Japón. Y, por supuesto, al igual que la familia Kisshouin, han heredado un linaje de antiguos nobles.

En términos de pares, los Kaburagi aparentemente están es una posición mayor.

Aparentemente, algunos de sus antepasados ​​tenían una clase social muy importante.

Honestamente, no somos parte del mismo escenario …

Un clan perfecto, sin ningun defecto. Eso es el grupo Kaburagi. Y el descendiente directo de esta noble familia es Kaburagi Masaya.

Incluso el joven miembro, ya ha mostrado el calibre necesario para ser el heredero de la familia. A pesar de que solo es un alumno de primer año, posee un aura que hace que las personas a su alrededor quieran obedecer, y cuando los fulmina con la mirada, en conjunto con la belleza de su rostro, se parece al fuego azul, misterioso, pero atrayente, realmente parece un emperador.

Incluso en este mismo momento, está sentado con elegancia en un asiento especial como si fuera lo más natural. Se nota que la idea de cederle el asiento a otra persona no parece pasar por su mente. Como se espera de un Emperador.

Al igual que las abejas que se reúnen alrededor de la miel, la gente se reúne alrededor de Kaburagi Masaya. Y él parece no importarle, en cambio está mirando por la ventana en señal de aburrimiento.

¿Qué tipo de entrenamiento necesitas para criar a un niño de seis años tan aburrido de la vida? ¿La educación de un soberano? Si le das a un niño la educación de un soberano, ¿es esto en lo que se convierten?

Si es tan aburrido, ¿qué tal si sales afuera y juegas con una pelota?

Pero bueno, desafortunadamente no hay niños en el patio de Zuran.

Me pregunto si este niño realmente puede jugar como un niño normal.

Me viene a la mente la imagen de Kaburagi Masaya yendo de aquí para allá en un monociclo.

No puedo evitar reír por lo bajo, al imaginar lo gracioso que se vería.

O eso estaba pensando mientras lo miraba desde la distancia cuando de repente me miró directamente a los ojos, él me frunce el ceño, como si adivinara lo que pasa dentro de mi cabeza, ¡¿Podría ser posible que el lea mi mente?!

¡ah! lo siento, lo siento —, empecé a disculparme mentalmente, aunque no es posible que puede leer los pensamientos.

Fingiendo el lenguaje corporal de alguien que piensa “¡Dios mío! De repente recordé algo que tenía que hacer en el aula. ¡Debo regresar de inmediato!” Y luego casualmente y delicadamente, desviando la mirada de él, salí del salón como si nada hubiera pasado.

¡Que miedo! No pude encontrar el coraje para mirar hacia atrás.

—–

—Reika-sama, ¿fuiste al salón de Petit Pivione?

Cuando volví al salón de clases, una compañera de clase me hablo.

—Así es, estuve ahí y tomé un poco de té.

—Umm, ¿estaba Kaburagi-sama allí? —, Otra chica se acerco y me preguntó, con un ligero rubor en su rostro.

—Sí. De hecho, estaba allí.

— ¡Que bien!

Las chicas comenzaron a armar un escándalo, dando pequeños saltos de alegría y gritando ¡kya!.

Estas chicas no son miembros del club Pivione, y Kaburagi Masaya está en una clase diferente a la nuestra, por lo que realmente no han tenido muchas oportunidades de acercarse a él.

— ¿Estás cerca de Kaburagi-sama, Reika-sama? ¿Qué tipo de conversaciones tienes en el salón?

No estoy cerca, y no estoy planeando acercarme.

—Kaburagi-sama es una persona taciturna1, y básicamente nunca he hablado con él. La mayoría de las veces que he tenido intercambio verbal con algunos chicos, han sido de cursos superiores.

—vaya, con que es así…

Las chicas inmediatamente perdieron la emoción. Lo siento. Si es posible, me gustaría contarles algunas historias maravillosas también, pero esto tiene que ver con mi futuro, entonces no es algo que pueda decir fácilmente..

—Lo siento. No pude cumplir con sus expectativas. Ah, pero él estaba comiendo chocolate. Tal vez le gustan las cosas dulces.

Para estas pobres chicas deprimidas frente a mí, hice todo lo posible para alegrarles, revelando los frutos de mi observación. Comer chocolate no es nada del otro mundo, pero ¿qué tal si…?

— ¡Wah!, Kaburagi-sama comiendo chocolate, yo quiero verlo.

—También me encanta el chocolate. ¡Soy como Kaburagi-sama!

—Si le gusta el chocolate, entonces será mejor que prepare algunas de la mejor calidad, para San Valentín.

Impresionante, les gustó más de lo esperado. Por ahora, me alegra que estén felices.

¿Pero no es un poco pronto para empezar a pensar en el dia de San Valentín?

—Pensar que ustedes chicas le preguntarian a Reika-sama sobre Kaburagi-sama.

—Honestamente, qué grosero.

¡Oh! Son las seguidoras de Kisshouin Reika, seguidora A y seguidora B, Kazami Serika e Imamura Kikuno, respectivamente.

En “Eres mi Dolce” también adoraron al Emperador junto con Reika y lo persiguieron, pero parece que desde la primaria son sus fanáticas.

Están actuando como si estuvieran enojadas por mi bien, pero en realidad no les gusta el hecho de que otras chicas también escuchen historias sobre él. Son mis seguidoras, así que supongo que quieren que les dé información exclusiva.

—No fue prudente de nuestra parte difundir descuidadamente rumores sobre Kaburagi-sama. Serika-san, Kikuno-san, lo siento también.

—Ah, no, no es tu culpa.

—Para que Reika-sama se disculpe.

Los dos entraron en pánico y siguieron con una sonrisa. Ya que todos son fanáticos, ¿no estaría bien simplemente hablar felizmente sobre su ídolo “Kaburagi Masaya” juntas?

Más tarde, me aseguraré de decirles a esas dos qué clase de chocolate estaba comiendo, así que espero que se lleven bien con estas chicas.


1.Taciturna, persona callada o silenciosa. De poco hablar.

♥ ❤ ♥

               

| Índice |

One thought on “Viviré con humildad y confianza – Capítulo 3: Reika-sama

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *