Renacimiento / Retorno de la tumba

Traducido por Chessire

Editado por Ayanami

Corregido por Sharon

Autor: Wu Yan Se

Género: Drama, Romance, Tragedia, Xuanhuan.

Sinopsis: Estoy a punto de morir, mi único deseo es cerrar los ojos y fundirme en la tumba.

Pero esa vergonzosa mujer se apoderó inesperadamente de mi cuerpo y de mi esposo.

¿Por qué es ella? ¿Por qué ella? Estoy molesta…no estoy dispuesta…


Mentí en la cama. Mi cuerpo se ha debilitado tanto, hasta el punto en que mis ojos ya no pueden abrirse.

Sé que estoy a punto de morir.

Mi cuerpo ha sido herido internamente. Tener la suerte de vivir cinco años puede ser considerado un milagro. Pero…pero estoy insatisfecha, no estoy contenta de morir así.

No he dado a luz para él, un niño nuestro. Sé que le gustan los niños. Es una lástima que, al ser gravemente herida hace años, un deseo tan pequeño llegó a ser imposible y no podré alcanzarlo.

— ¿Estás despierta? —preguntó mientras se sentaba junto a mí. Sus dedos ásperos tocaron mi rostro, suave y cálido, haciendo que mis lágrimas cayeran.

— ¿Por qué lloras de nuevo? —Él suspiró, limpiando suavemente las lágrimas en las comisuras de mis ojos.

Es realmente difícil abrir los ojos. Confiando en la luz del sol fuera de la ventana, finalmente vi su rostro. Su aspecto se mantiene igual, un rostro hermoso, ojos profundos y serenos. Es lo único que puedo ver con claridad.

La mano que estaba ligeramente levantada fue agarrada por él y presionada contra su rostro.

—…Realmente lo siento… —Mi garganta se sentía como si estuviera seca, las palabras que dije, no pude escucharlas claramente. Pero, sé que las escuchó claramente y sólo fingió no saber. Volvió la cabeza y recibió el recipiente que traía el sirviente.

—Bebe rápidamente la medicina. El doctor dijo que has cogido un resfriado, en dos días  te recuperarás —dijo, mientras se inclinaba, levantó mi cuerpo, con el tazón de medicina en sus manos, y lo acercó a mi boca.

Me mintió, pero también se mintió a sí mismo. Es extraño que en nuestros corazones entendamos, es sólo que no quería hablar francamente, en el fondo de su corazón todavía se aferra a un poco de esperanza, tan delgada como la niebla.

Mientras lo escuchaba,bebí todo el plato de medicina, y fui llevada por él a la cama.

—Descansa bien.

Él amortiguó la manta para mis pies. Asenti.

—Tú también estás cansado, ve a descansar.

Siempre le ha gustado estar limpio, su apariencia es ordenada y limpia. Pero ahora, su ropa estaba arrugada y en su barbilla la barba le crecía.

—Está bien, estar a tu lado es suficientemente bueno. —Él negó con la cabeza.

—Tú, siendo de este modo, ¿cómo puedo estar segura? —Las lágrimas aparecieron en las comisuras de mis ojos y cayeron. Normalmente no soy difícil, pero los últimos días soy tan débil como un niño.  Incluso siento desprecio de mí misma.

—Tú eres…Ai —El que se comprometió todavía era él. Siempre me mimó, cuando pedía algo sin importar lo irracional que fuera, al final lo hacía por mí.

Acomodó de nuevo la manta hermética y me besó la frente antes de irse finalmente.

Miré su sombra retirarse, y volví a derramar lágrimas. Pero esta vez no dejé que lo notara, de lo contrario querría quedarse y no se iría.

La habitación se oscureció, delante de la puerta se levantaba la figura de una persona.

Estoy demasiado cansada, mi mente antes estaba alerta pero ahora se ha dispersado.

Cierro lentamente los ojos y me hundo en el olvido.

♦ ♦ ♦

— ¿Usted dijo que quiere llevarme a su cuerpo? —Una voz femenina vibró en mi interior.

— ¿No era éste el cuerpo que tú habías elegido? —Sonó la voz de hombre mayor. —Querías riquezas, una hermosa apariencia y también ser joven.

— ¡Pero ella ya está casada! — A esa mujer parece no gustarle.

— ¿No dijiste que querías entrar en Jianghu, querías artes marciales altamente calificadas y fuertes seguidores para ayudarte a recoger los resultados? —continuó el anciano. —Esta mujer no es sólo la más hermosa doncella del Círculo marcial, también es la esposa del maestro del Palacio Xiao Yao, una secta con diez millares de seguidores, incluso el Emperador le daría siete porciones de poder. Además, ¿no era usted la que quería casarse con el maestro de artes marciales? Es su marido. ¿No estás satisfecha con ese hombre?

—…Correcto, realmente no está mal. ¡¿Por qué me miras?! Bien, voy a decir la verdad. Es genial, frío y guapo, amoroso y gentil. Yo, lo admiro en gran medida, entonces, entonces, ¿qué…?

— ¿Entonces has confirmado que es esta mujer? —preguntó el anciano.

—Vamos…vamos a recogerla entonces. —A pesar de que en sus palabras hay un poco de renuencia, básicamente no puede ocultar su entusiasmo y satisfacción en su tono.

Escuchando gran parte de su diálogo, puedo adivinar lo que es.

Jie Shi Huan Hun (reencarnar en el cuerpo de otra persona). Estará en mi cuerpo, aunque el alma será la suya.

Pero, ¿cómo podría sólo sonreír y satisfacerlos?

Sin ninguna duda,  abrí los ojos. De repente, sentí que mi cuerpo se relajaba y podía levantarme ligeramente.

—Te separaras temporalmente de tu cuerpo. —El hombre mayor parece entender mi sospecha y me explicó.

Al oírlo decir esto, me volví para mirarlos. Un anciano y una joven. La apariencia del hombre mayor era amable y llevaba el Qi celestial. Pero la chica… muy joven, su apariencia es ordinaria, se esconde detrás del anciano, obviamente es débil, pero pensó que tiene un respaldo, sus ojos me miraban con escrutinio.

Su mirada me causó despreocupación. Yo que viví en jianghu y construí mi fama durante muchos años, no he conocido a alguien que se atreva a darme este tipo de mirada. Y mucho menos, esta chica, que no diferencia entre lo bueno y lo malo, se atrevería a conspirar por mi cuerpo, por mi marido.

—Usted será condenada. —La miré fríamente, acumulando mi energía para cargar en su contra, pero me detuve.

Ahora mismo estoy separada de mi cuerpo, básicamente no tengo ninguna fuerza. Por lo que yo, no tengo la habilidad de matarla…

—Usted, usted ya ha muerto. —con una voz pequeña, murmuró humildemente. Ella retiró su cuello, su cuerpo escondido por completo detrás del anciano.

—Señorita… —El hombre mayor abrió su boca y estaba a punto de hablarme acerca de algo, pero yo lo interrumpí.

—Sé lo que quieres decir. Quieres que mi cuerpo [físico] la deje revivir (regresar de la tumba) —dije. Vi que los dos asintieron, y me burlé en mi corazón. — ¿Pero en qué se basan?

Al hablar, vi que quedaron conmocionados.

— ¿Qué? —Dijo la chica alarmada.

— ¿Cuál es la razón por la que te dejaré tener mi cuerpo?

—Usted ha muerto —pensó ella en voz alta, pero el anciano cambió su cara y no me dio ninguna mirada.

—Es verdad que he muerto. En la vida de un ser humano, uno muere, lo he comprendido en una época anterior y lo he aceptado. ¿Pero sobre qué base te dejaré tener mi cuerpo?.

—Incluso si has muerto, dejar atrás ese cuerpo no tiene sentido.

Bajo mi mirada resentida, ella estaba asustada y no podía dejar de temblar. Estoy satisfecha, porque ella realmente debería estar asustada. Después de tantos años, he aprendido un método para volver a otros obedientes y temerosos de mí.

—Yo morí y quiero llevar mi cuerpo a la tumba. Ese es mi cuerpo, he vivido por más de diez años y lo he utilizado durante ese tiempo. ¿Qué otra razón debo darle y basado en qué debo permitirle residir dentro de mi cuerpo, siendo que solo es para tomar el corazón de mi marido, mandar a mis subordinados y disfrutar de la felicidad que obtuve de sacrificarlo todo? ¡¿En base a qué?! ¡¿Eres incluso digna de ello?! —Pregunté furiosamente.

Mi origen es el de la pobreza y desde muy joven no tengo padres. A la edad de cinco años me vendieron a un burdel y soporté la humillación. Cuando tenía doce fui rescatada por una mujer y me convertí en su discípula. Apreté los dientes para continuar, acepté todo tipo de tortura y dolor para tener éxito. Me uní al círculo jianghu, he sido insultada como un demonio por unos, perseguida por otros, mi reputación e integridad fueron empañadas. He agotado mi propia fuerza para probarme a mí misma, hice que ese frío hombre me notara, se familiarizara conmigo durante tantos años y me amara. Originalmente era arrogante, he logrado que finalmente, aceptara mi existencia en sus actividades diarias, en su vida… ¡Sin embargo, ¿en este momento debo regalarle todo injustificada y desafortunadamente?! ¡¿A alguien que no sabe nada, es estúpida, débil y sin talento?! ¿En qué se basa para decir que es digna?

¿Todos los obstáculos que soporte en mi vida? ¿Alguna vez has experimentado mi dolor?

Todo… Todo lo mío, lo que aún no he visto, lo que todavía no ha pasado.

Y así, sin más, con una sola frase  ¡Has muerto!”, puede recibir abiertamente todo lo que es mío, reemplazar mi cuerpo humano y alegremente aceptar todo lo que es mío. ¡No estoy de acuerdo, no puedo aceptarlo! ¡Incluso si todo es destruido, no se lo daré a ella!

—Ah, ¿por qué tienes que hacer esto? —El anciano suspiró suavemente y sacudió la cabeza.

—Eres un Inmortal Celestial, sabes todo sobre mí. Los Inmortales Celestiales en el Reino Celestial están aislados y son fríos hacia los asuntos del mundo [mortal]. Ahora, ¿cómo puedes cometer un acto tan cruel como este?

Sé que él me entiende y sé que me vio antes.

¡Estoy insatisfecha, descontenta, ah! Por probarme a mí misma, he desgastado mi propio cuerpo, en toda mi vida no hubiese logrado casarme. Por haber salvado a mi esposo, recibí una herida interna. Cada día que viví fue un milagro.

Como puedo…como puedo, simplemente, intercambiar todo.

¿Cómo puedo irrazonable y desgraciadamente regalarlo todo a alguien más…cómo?.

—…Aun así, cuando mueras…ese cuerpo será mío —susurró ella. Lo entendía y a pesar de temerme, la arrogancia llenó sus ojos

— ¡No estoy de acuerdo! —No la miré, sino al anciano.

— ¡Hey! Tú [anciano] tienes que resolver esto por mí! He muerto por ustedes. Me has dicho que me ayudarás a revivir.

La chica tomó su mano, agarró el cinturón del anciano y me miró con orgullo.

—Ah, esto, esto…—El anciano vaciló. Su mirada se alternó entre ambas.

— ¡No me importa! Dijiste que me dejarías elegir. ¡La he elegido! —Pareció notar que el anciano estaba vacilando, orgullosa de sí misma. Caminó lentamente en mi dirección dando círculos a mi alrededor.

—Um…um…no está mal, no está mal. Realmente es hermosa. Sí, este cuerpo pronto será mío. ¿El Palacio de Xiao Yao? Ha ha~ La mejor doncella marcial y también ese maestro de artes marciales…tenga la seguridad de que, ciertamente, cuidaré de él.

Cuando menciono a mi esposo, su rostro se puso rojo, como si estuviera pensando en algo grande.

¿Está segura de que mi marido será suyo? Tal estupidez me hizo sentir asqueada.

Miré a la estúpida chica que estaba frente a mí, la intención asesina surgió del corazón. Debo matarla…

Levanté mi mano y usé la velocidad más rápida para ahogarla. Mi mano apenas le tocó el cuello, usando poca fuerza y ​​de inmediato la vi llorando de dolor.

— ¡Duele! —se retorció. — ¡Anciano, rápido ven a ayudarme!

—Ella merece morir. —Miré fríamente al anciano. Incluso si mi alma vuela y se dispersa, todavía quiero matar a esta basura que subestimó mi fuerza.

—Señorita, señorita esto…

— ¡Ah! —Un suspiro, la niebla blanca me cubrió, delante de mí todo se tornó blanco.

♦ ♦ ♦

Desperté debido al dolor en los huesos de mi cuerpo.

Sé que es la última vez.

Lo vi mirarme con tristeza, y noté que sus ojos estaban húmedos. Dijo que los hombres no lloran. Dijo que no derramará lágrimas, incluso si se enfrenta a la muerte.

Pero…pero ahora mismo, ha llorado por mi culpa. Porque estoy a punto de irme, por mi culpa…

—Esta, esta vez…me temo que de verdad te dejaré mi querido… —lloré trágicamente, gota a gota las lágrimas cayeron, haciendo que las limpiara, aunque no puedo borrarlo todo.

—Tú…tú estarás bien. —Su voz se hizo temblorosa, sus dos manos me abrazaron.

—Te deseo felicidad, todavía quiero estar a tu lado. Pero, pero…realmente lo siento…no he dado a luz un hijo para ti…

—No necesito un hijo, sólo necesito que estés conmigo, eso es suficiente. Solo te necesito a ti. Prométeme, que vivirás, debes vivir…

Sacudí la cabeza y me eché a reír. Siempre atesore las promesas. Prometí permanecer a su lado para toda la vida, para que ya no se sintiera solo.

Pero esta vez, me temo que la promesa realmente se romperá.

—Date prisa y muere. —La voz alegre y encantada durante la calamidad y el desastre viajó a mis oídos.

Mi rostro se giró en a la dirección de la voz. Sólo vi a un anciano y a una joven parados no muy lejos del borde de la cama.

Ella miró fijamente a mi esposo, una cara hipnotizada. Realmente quiero sacarle los ojos, quiero matarla. ¡Estoy molesta, tan molesta!

— ¿Estás bien? ¿Por qué de repente te has agitado? Tú no eres así —Me acarició la espalda. Quería ayudarme a acostarme, pero lo detuve.

—Cuando muera, inmediatamente quema mi cuerpo —dije mientras lo miraba.

— ¡No! —Sacudió dolorosamente la cabeza.

—Quema mi cuerpo, en cuanto deje de respirar, ¡inmediatamente me incineras! —Vi temor en su rostro. Vi que un anciano la atraía.

De repente me sentí alegre al verlos entrar en pánico.

—Déjame convertirme en ceniza dentro del viento, a tu lado, junto a ti. —Cogí su túnica, para dejarle mirar cuidadosamente mis ojos, para ver mi resolución.

Deseo la felicidad para él, espero que pueda encontrar a alguien a quien amar.

Pero, no puedo soportar que mi cuerpo sea robado por otra persona. No perdonaré que mi amor sea fácilmente reemplazado.

Es mío, lo llevaré a la tumba, lo llevaré al ataúd.

— ¡Ugh! —Escupí un bocado de sangre, es como si las llamas estuvieran dentro de mi cuerpo.

Es doloroso.

—Prometelo, prométemelo…te lo ruego… —Sé que está sufriendo, pero realmente no quiero que eso suceda.

—Está bien…bien, yo, estoy de acuerdo, te lo prometo… —Al final es él quien se comprometió, todavía cediendo a mí.

—Yo, debo irme. Si no recupero la conciencia. Quema mi cuerpo, no puedo permitir que nadie me reemplace.

Me incliné sobre su cuerpo, acurrucada en su abrazo.

Burlonamente la miré, mientras me gritaba con locura y exhalé un último suspiro.

♦ ♦ ♦

Cuando mi alma se separó, me hicieron a un lado de inmediato. La vi reírse en voz alta en dirección a mi cuerpo.

Quería detenerla, pero todo mi ser ha sido atrapado. ¿Debo ver cómo me reemplaza?

¡No, no quiero!

Dolorosamente, miré cómo mi cuerpo restauraba sus latidos. Vi una expresión sonriente en su dulce rostro. Vi que ese cuerpo saltó a su abrazo y vi como se abrazaban.

— ¡No quiero! ¡No quiero! Todo eso es mío, ¡mío! ¿En qué se basaron para que ella me sustituya, cuál es el motivo de estos tipos? ¡Que alguien me responda!

Comencé a luchar. Acepté el dolor por mi resistencia al hechizo del anciano para encarcelarme. Empecé a debilitarme, cada vez más…después de eso, vi que mi esposo la empujaba.

— ¿Quién eres? —gritó fríamente. Vio que ella ya no podía sostenerse y cayó, llena de ánimo.

—Yo, yo soy… —Es tan estúpida, ni siquiera sabe mi nombre todavía y aun así busca reemplazarme.

Su rostro estaba pálido e inmediatamente recuperó los sentidos.

—Yo, he perdido mis recuerdos… —dijo lamentablemente. —Yo, sólo recuerdo estar en un puente, después, después de eso bebí un cuenco de algo…

— ¿La sopa de Meng Po?

Vi sus ojos felices, se burló y sacudió mi cabeza.

¿Piensa que le creerá? Dijo algo como eso a propósito. Sus expresiones, conozco todas con claridad.

Él está jugando con ella. Realmente gracioso. Después de perder sus recuerdos entonces, ¿cómo recordaría que ha cruzado el río del olvido?

Nadie creería una mentira así. No lo hará. Además de ella, las otras personas lo notarán.

—Cierto, cierto, es esa sopa…después, después un inmortal dijo que no debía morir…así que entonces volví…tú, eres mi esposo ¿cierto señor…? —Ella se levantó débilmente y estaba a punto de saltar a su abrazo, pero él la esquivó fuera del camino.

—Dijiste que debía quemar ese cuerpo, que querías convertirte en cenizas junto a mí —dijo.

—No, no, no…por supuesto que no. No, yo, antes pensaba de esa manera, pero eso fue porque pensé que iba a morir. Pero no lo hice, ¿verdad? No morí, así que, por lo tanto, no…

—Pero ya lo he prometido. He acordado contigo, quemar tu cuerpo. Ya que me amas, te convertirás en ceniza con el viento y estarás a mi lado. —Cuando dijo esas palabras, él no la miró. Miró cada rincón de la habitación, menos  a ella.

Sé que él está hablando conmigo. Está hablando para que yo escuche.

—Lo prometo, lo prometo… —Asentí con la cabeza y lloré alegremente.

—Pero tú, ya que te gusta este cuerpo, entonces también te convertirás en cenizas con este cuerpo. —Cuando terminó de hablar, hizo que  los criados abrieran la puerta y salió de la habitación.

— ¡No! ¡Por favor para! —Ella se arriesgó y golpeó la puerta, pero nadie la abrió.

De todos los que estaban en el cuarto, ninguno le creyó. Sabían que alguna criatura desconocida y demoníaca me había robado el cuerpo. Nadie quería rescatarla, nadie.

—Anciano, Anciano… ¡Rápido ven a salvarme, rápido ven a salvarme! ¡Ellos quieren matarme, quieren matarme!

Ella no puede vernos, de modo que comenzó a buscar frenéticamente en la habitación. Buscó, pero nadie le contestó.

Levanté la cabeza para mirar al anciano que estaba a mi lado. Él todavía emite una apariencia amistosa, una mirada suave, y la esquina de su boca tiene una leve sonrisa. Sin embargo, se quedó en silencio, miró con compasión, pero no hizo nada.

Después, encendieron el fuego y quemaron la habitación. Primero la madera, las cortinas y luego ella.

Gimió, gritó, maldijo, enloqueciendo, hasta que finalmente se quedó en silencio.

Vi cómo el anciano se llevaba su alma, y la escuché hablar molesta.

—Dijiste que me dejarías revivir.

—Ya te he dejado revivir.

—Pero yo morí, fui quemada hasta morir.

— ¿Qué tiene eso que ver conmigo?

— ¡Tú!

—He accedido a dejarte revivir y has revivido. Querías elegir el cuerpo y lo elegiste. Lo que te he prometido, ya lo he cumplido, ¿todavía no está satisfecha?

—Yo…yo…yo ¡No lo necesito! ¡Quiero vivir, quiero vivir! —Comenzó a llorar, y a luchar.

Pero la existencia en blanco y negro ha llegado.

Usaron una cadena de hierro para contenerla y la arrastraron lejos. Los miré mientras se alejaban, y me sorprendí porque yo seguía aquí.

— ¿No le has prometido que te convertirías en cenizas dentro del viento y te quedarías a su lado? —me dijo el anciano.

Levanté la cabeza con sorpresa. En mi corazón pensé en algo, pero no me atreví a verificar.

—Vé con él. Cuando estés segura de que ha muerto, vendremos a llevarte. —El anciano sonrió, su aspecto era amistoso como antes, su sonrisa calentó mi corazón.

—Gracias inmortal… —Bajé mi cabeza para hacer una reverencia y me arrodillé.

★Volver a One-shots★

4 thoughts on “Renacimiento / Retorno de la tumba

  1. solirysa says:

    Estoy llorando TToTT es como que ganó y y murió… y él sabía… y le dolió y aún así la quemó… TnT lloro. …
    Gracias Por traducirlo, muchas muuuhas graciosas ♡♡ está genial la cohesión y todo ♡♡

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *