Legendaria Esposa – Capítulo 143: Doce Bestias Mágicas

Traducido por Kuro-Neko

Editado por Ayanami


A diez mil millas de la ciudad de Qing hay una ciudad de cuatro lados.

La ciudad de SiFang es famosa por las cosas cuadradas y sus esculturas. Es una ciudad muy extraña. Pero las piedras de evaluación de allí son famosas, ya que los mejores escultores en el continente Long Xiao provienen de ahí.

Kuro-Neko
SiFang = cuadrado

El segundo destino de Ling Xiao y XiaoMo para este viaje es la ciudad de SiFang.

Con el fin de sacudir a la gente que lo sigue, Ling Xiao abrazó a XiaoMo y los llevó a su dimensión, mientras salían de la ciudad de Qing.

Su dimensión no es como la de You XiaoMo. La dimensión de XiaoMo no se puede mover, por supuesto, esto está relacionado con el hecho de que él todavía no tiene el control completo sobre ella. Además de que, la dimensión de Ling Xiao se formó a partir de una grieta espacial y este tipo de dimensiones pueden moverse por la deseo del poseedor. Sin embargo, la distancia que puede moverse depende del nivel de la persona.

Por lo tanto, normalmente, se necesitaría medio día para llegar de la ciudad de Qing a la ciudad de SiFang en un carro de caballos. Incluso en el pájaro alado tomaría una hora. Sin embargo, pasando por la dimensión de Ling Xiao, ni siquiera toma unos segundos. Para cuando salen de la dimensión, ya están fuera de la ciudad de SiFang.

La ciudad SiFang es realmente como su nombre. Uno puede distinguir la forma cuadrada de la ciudad desde el exterior.

You XiaoMo levanta la cabeza y mira la puerta principal de la pequeña ciudad. Es un cuadrado, la longitud, el ancho y la altura son básicamente iguales. Incluso el tablero inscrito en la parte superior es cuadrado, único y llamativo.

Aunque You XiaoMo está poco dispuesto a entrar debido a que fue forzado por Ling Xiao a venir aquí. Ling Xiao no olvidó su intención de dejarle comprar una piedra de evaluación.

Antes, cuando estaban en la ciudad de Qing, XiaoMo vio que Ling Xiao no mencionó el asunto de comprar una piedra de evaluación, así que pensó que se había olvidado de ella, así que tampoco lo mencionó. Resulta que no sólo Ling Xiao no lo olvidó, sino que lo planeó de antemano.

Por un lado, Ling Xiao ve que su boca está formando una expresión exagerada, de tal manera, que uno pronto podría colgar varias libras de cerdo en ella. Así que lo abraza por la cintura y camina hacia la ciudad de SiFang, mientras sonríe: —Hermanito, sé que ahora, estás muy ansioso, pero no importa, muy pronto sabrás cuál es el color de tu alma.

You XiaoMo casi escupe sangre. ¿Así que todavía piensa que está infeliz porque está ansioso por evaluar su talento innato? ¡De seguro este tipo lo está haciendo a propósito!

—Hermano mayor, ¿por qué tenemos que venir a la ciudad de SiFang? ¿Por qué no la compramos en la ciudad de Qing en ese momento?

You XiaoMo cambia de tema, no quiere continuar con lo que estaban hablando porque, definitivamente, se enojara hasta la muerte.

—Es inconveniente ah~

Ling Xiao vigila, mientras habla.

— ¿Por qué era inconveniente?

You XiaoMo pregunta. No tiene ni idea de que eran seguidos por mucha gente desde el momento en que salieron de la ciudad de Qing.

No hay nada que ocultar acerca de este asunto, mientras que Ling Xiao le dice sobre ello, también utiliza la oportunidad para dar un cierto conocimiento general. Cosas como la traición de los hombres y las disputas entre las fuerzas. Le explica su análisis sobre toda la situación en la región sur del continente Long Xiao de manera clara, a You XiaoMo, sin alejarse de las cosas sombrías.

Ling Xiao no tiene miedo de que You XiaoMo aprenda a ser malo. A sus ojos, sería incluso mejor si se volviera malo. Todavía le preocupa que no sea lo suficientemente malo y, en su lugar sea engañado. Por lo tanto, debe dejar en claro este asunto.

Para cuando termina de hablar, You XiaoMo se está limpiando el sudor frío. El camino del mundo, en este mundo, es realmente muy complicado. Parece que debe aumentar continuamente su fuerza y también la fuerza de Xiao Piqiu.

Pero después de escuchar a Ling Xiao, no puede negar que él tenía razón al tener dudas.

Deben ser un poco más cuidadosos con todo. Si, por casualidad, alguien descubre que su alma no es la misma que antes, sin duda les traería muchos problemas.

Caminando a la ciudad de SiFang, los edificios a ambos lados de la calle también son cuadrados, además son muy simples y toscos. No importa si es la ropa de la gente o sus casas, no se pueden comparar con el lujo de la ciudad de Qing. Sin embargo, le da XiaoMo una sensación cómoda.

La ciudad SiFang no es grande, sólo tiene una calle. Con sólo caminar del principio hasta el final de la calle se recorre toda la ciudad de SiFang.

Debido a que la ciudad de SiFang es famosa por sus esculturas, ambos lados de la calle están llenas de tiendas de esculturas. Hay esculturas de piedra, de madera y también de jade…

You XiaoMo elige una de las pequeñas tiendas, justo cuando entra, una pequeña cabeza negra sale de detrás del mostrador. Es un niño de siete u ocho años, viendo que hay un cliente, los ojos del chico pequeño se encienden al instante, su lindo rostro, está lleno de felicidad, rápidamente, sale de detrás del mostrador, frotándose las palmas de las manos en su ropa.

—Hermano, ¿qué tipo de escultura quieres comprar? Mi tienda tiene de todo oh, mira estos, están tallados por mi mamá, la mano de obra de mi madre es impresionante ¿Quieres comprar uno? Una moneda de oro es suficiente.

Las palabras del niño parecen producto del ensayo constante. Era una larga cadena de palabras y, en realidad, no se detuvo a respirar, al terminar su rostro sigue de color rojo brillante, como si estuviera realmente feliz. Pero su tono sigue siendo claramente cauteloso.

You XiaoMo mira la tienda que resulta ser simple y cruda, la ropa en el niño pequeño se ha convertido en blanco debido al constante lavado e incluso muestra signos de parches repetidos en algunas áreas. Inmediatamente, él entiende que, su tienda, probablemente, no tiene muchas ventas. No es de extrañar que el niño estuviera tan feliz al verlos entrar.

Pero, mirando las esculturas expuestas en los gabinetes, el pequeño niño no miente, cada escultura, sin importar de qué está hecha, es exquisita. Se puede decir que el escultor es muy atento y exigente.

You XiaoMo se siente un poco movido, tal vez, puede comprar unas pocas para poner en su habitación o en la dimensión. También puede darle alguna a Xiao Piqiu como juguete para evitar que juegue con cosas que no se debe tocar.

Pensando así, You XiaoMo camina para elegir algo.

El primer gabinete muestra jade tallado. Hay muchos tipos de jade, de arena blanca, hielo púrpura, jadeíta azul y así sucesivamente. La multitud de colores es extremadamente hermosa, al tocarlos se puede sentir un débil flujo de energía espiritual en el interior.

— ¿Una pieza tan hermosa de jade tallada con energía espiritual es realmente sólo una moneda de oro cada uno?

You XiaoMo siente que este precio es demasiado bajo. Para una pieza tan fina de jade tallado, después de deducir el costo de los materiales, el beneficio probablemente sería tan pequeño que sería casi insignificante.

Mientras piensa así, la línea de visión de You XiaoMo se encuentra con los jades tallados en el estante superior, son doce jades tallados por completo, con cada mirada, se siente más y más emocionado, como si estuviese viendo cosas. Esos son claramente los doce animales del zodiaco, también, cada animal es de diferente  color, haciéndolos parecer, especialmente, hermosos.

Ling Xiao se da cuenta de que está emocionado, por lo que sigue su línea de visión, aterrizando en los doce animales. El jade es como hielo frío, sin embargo, están talladas de manera realista, como si estuvieran a punto de tomar vida.

El niño estaba siguiendo a XiaoMo en secreto. Al ver que parece haber tomado un gusto por las doce bestias mágicas que su madre puso en la parte superior del gabinete, sus dedos comienzan a retorcerse firmemente. Después de pensarlo con los dientes apretados, levanta la cabeza. Sus ojos parecen demostrar que ha tomado una decisión, tentativamente, mira a You XiaoMo.

—Hermano, si te gustan estos tallados, te los puedo vender baratos, te puedo vender cada una por tres monedas de oro…realmente no es caro.

El niño pequeño parece estar preocupado de que este precio los asuste, subrayando que no es caro dos veces. Realmente, no son costosos, uno puede decir después de una mirada, que estos tallados no tienen comparación con los otros. El jade utilizado para estos doce tallados es, probablemente, el mejor jade en su tienda.

—Bájalos para que eche un vistazo.

You XiaoMo le dice rápidamente. Tres monedas de oro por cada uno es, realmente, demasiado barato.

Escuchando estas palabras, el niño muestra inmediatamente una cara feliz. Rápidamente, saca una silla de detrás del mostrador. Debido a que es demasiado pequeño, debe usar una silla para alcanzarla. Incluso entonces, apenas es lo suficientemente alto.

Sólo entonces, XiaoMo recupera sus sentidos. Preocupado por el hecho de que se caiga, rápidamente se acerca, diciendo: —Hermano pequeño, desciende, yo mismo los bajaré.

El niño está aturdido entonces, sacude la cabeza, —No, esto es parte de mi trabajo, el hermano es un cliente. ¿Cómo puedo molestarle? ¡Puedo hacerlo!

El niño teme que este hermano se niegue a comprar debido a que no le sirve bien.

You XiaoMo no sabe lo que está pensando, así que reflexiona sobre sus palabras.

Justo en este momento, una mano se extiende por detrás de ellos. Mientras permanecen atónitos, esa mano bajó los doce tallados de jade.

You XiaoMo y el pequeño muchacho se dan la vuelta al mismo tiempo, para ver a Ling Xiao tomar el último tallado de jade, entrecierra los ojos mientras los mira, ignorando por completo sus expresiones aturdidas.

— ¿Estas esculturas de jade fueron talladas por tu madre? —Ling Xiao pregunta, mientras mira al niño.

El niño es aturdido por un momento, antes de darse cuenta de que estaba hablando con él, rápidamente sacude la cabeza, —No. Mi mamá dijo que fueron transmitidos de nuestro abuelo.

—Es un tallado bastante bueno. —Ling Xiao lo alaba.

You XiaoMo camina hacia él y mira los doce animales en la mesa. Su boca se contrae. Bien él realmente está viendo cosas, estos no son simplemente los doce animales del zodiaco, de un vistazo parecen similares, pero en realidad, son doce bestias mágicas. Sólo parecen un poco similares, eso es todo. Algunos de ellos se ven feroces, pero no son los menos difíciles de mirar.

El niño escucha su alabanza y dos manchas rosadas de excitación florecen en sus mejillas, — ¿Hermano ha decidido comprarlos?

—Por supuesto que compraré, compraré los doce, pero…

You XiaoMo todavía se siente como si fueran un conjunto, por lo que simplemente los comprará todos.

El niño escucha las palabras que quiere escuchar, pero luego al oír la última palabra, de inmediato, entra en pánico, pensando que se está quejando de que es demasiado caro. Apretando los dientes, decide bajar un poco el precio cuando, de repente, lo escucha hablando a sí mismo.

—Tres monedas de oro por cada uno es demasiado barato ¿Está usted deliberadamente, dándome este precio bajo? Déjeme decirle yo, You XiaoMo no es alguien que tiene gusto de tomar ventaja de la gente, así que debe vendérmelas en el precio original. Una mirada y es obvio que estos tallados de jade son mercancías de buena calidad.

¡Estas palabras son demasiado falsas!

Mirando su impresionante forma erguida, que parece decir “soy una buena persona”, Ling Xiao recuerda al gerente del hotel de las Siete Estrellas que estafó antes. En ese momento, las acciones de la persona parecen ser de una totalmente diferente de cómo está actuando ahora.

Ling Xiao recuerda que You XiaoMo pronunció algo antes, al parecer…sólo un idiota no tomaría ventaja cuando se le da la oportunidad.

El chiquillo, claramente, no esperaba que él dijera estas palabras, quedándose atónito en el lugar, hasta que XiaoMo agita su mano delante de su cara unas cuantas veces. Sólo entonces, vuelve bruscamente a sus sentidos, ruborizándose de un rojo brillante y tartamudeando, —Hermano… ¿realmente lo dices en serio?

— ¡Por supuesto!

You XiaoMo asiente firmemente. Él puede adivinar que el pequeño muchacho debe estar teniendo un momento difícil y, por eso, redujo el precio. Lo más probable es que tenga algo que ver con su madre, ya que su mamá, realmente dejó que este pequeño niño se encargara de la tienda. Probablemente, algo debe haber sucedido así que necesitan el dinero.

Al final, el chico arroja un precio.

Debido a que se han pasado de las generaciones anteriores, el jade utilizado no es un jade ordinario. Pero la familia del niño tampoco parece saber qué tipo de jade es, por lo que sólo puede dar el precio de treinta monedas de oro cada uno.

Al oír este precio, You XiaoMo se calla un buen rato. Parece que este pequeño está loco respecto al dinero, así que bajó el precio de treinta piezas directamente a tres.

Sin embargo, incluso si se trata de tres monedas de oro, para su familia, también puede considerarse una suma significativa.

You XiaoMo de inmediato le da al niño trescientas sesenta monedas de oro.

Para él, estos pocos cientos de monedas de oro son suficientes para comprar algunas semillas de hierba mágicas pero, para el niño, estas monedas de oro son suficientes para que toda su familia pueda vivir por bastante tiempo. Incluso si no abren la tienda, no morirán de hambre.

Después de que el niño toma las monedas de oro, sus ojos se ponen rojos de emoción. Se da la vuelta abruptamente y corre hacia la parte trasera de la tienda. You XiaoMo no es lo suficientemente rápido para detenerlo. Todavía no ha comprado la piedra de evaluación~.

Justo en ese momento, se escuchan varias llamadas procedentes de la dirección por la que el niño corrió, seguido por una serie de tos. Como XiaoMo lo adivinó, la madre del niño está enferma.

Después de un tiempo, una joven hermosa se apoya en el niño y sale del patio trasero. La cara de la mujer esta pálida de muerte, sin un signo de color, pero su belleza anterior se puede ver. Es probable que haya sido atormentada por una grave enfermedad, dejándola parecer sólo piel y huesos.


Nota: Capítulo 144 en la edición 14 de Kovel Times ♥

| Índice |

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *