Rehabilitando al villano – Capítulo 19

Traducido por Maru

Editado por Sakuya

Corregido por Sharon


Ling Xia inmediatamente se ahogó en la vergüenza. No importaba si ésta triste figura de él era vista por otra persona, pero ser descubierto por Yu ZhiJue o Song XiaoHu era espantoso a otro nivel. Él era su hermano mayor, y esto lo hacía parecer inútil… Con gran dificultad, se apresuró a tirar de la delgada colcha para cubrirse; sus mejillas ardían de vergüenza mientras murmuraba:

—Es porque rompí una regla de la secta… Estas heridas solo dan miedo, no duelen en lo absoluto.

Desde que se lesionó, había permanecido sobre su estómago en esos días, y su voz aún estaba seca y áspera. En este momento, su cuello también estaba adolorido por tener que levantar la cabeza por un periodo prolongado de tiempo, y no pudo evitar dejarla caer hacia abajo.

Al escuchar a Ling Xia decir tales palabras, Yu ZhiJue sintió que su corazón se encogía. Estaba cada vez más enojado pero no sabía cómo descargar esa oleada de enemistad que amenazaba con desbordarse. Respiró hondo y obstinadamente apartó esa delgada colcha, dejándola a un lado.

Las piernas de Ling Xia eran largas y delgadas, y Yu ZhiJue movió incómodamente su mirada hacia arriba. Sus nalgas y una pequeña parte de sus muslos estaban inmensamente hinchados, los morados moretones aún más siniestros y aterradores contrastaban con la piel clara y lisa de abajo. Todavía quedaban restos de manchas de sangre, y cualquiera podía imaginar lo trágico que fue.

—Ya han pasado cinco días. Me preguntaba por qué no viniste a visitarme, y esto termina siendo lo primero que veo cuando llego. —Yu ZhiJue trató de mantener la calma lo máximo posible, pero no pudo contener su ira en su voz mientras exigió: —¿Quién hizo esto exactamente? ¡Preguntaré al que maneja este lugar!

Esas últimas palabras estuvieron llenas de rastros de una potente furia que inesperadamente hizo que Ling Xia se contrajera de miedo. Arduamente se apresuró a levantarse y tiró de una esquina de la ropa de Yu ZhiJue, instando:

—¡Ah’Jue, no vayas!

Yu ZhiJue tenía miedo de que Ling Xia rasgara sus heridas, por lo que dejó de moverse de inmediato. Solo después de borrar la expresión despiadada de su rostro, se dio la vuelta y dijo:

—Olvídalo, primero te pondré medicina.

Mientras hablaba, se quitó la bolsa de almacenamiento de la cintura, sacó una pequeña botella de jade y untó un poco de ungüento blanco en la punta de sus dedos, preparado para extenderlo sobre las heridas. La bolsa de almacenamiento y la botella le fueron entregadas recientemente, y el medicamento de dentro era el mejor de la Secta ShaoYang.

Ling Xia lo esquivó rápidamente e insistió:

—Lo haré yo mismo. —Sus heridas estaban ubicadas en un sitio demasiado incómodo, e incluso si era alguien muy cercano a él, todavía era demasiado humillante.

Yu ZhiJue también estaba algo nervioso. Pero, cuando vio que Ling Xia se movía con terrible dificultad, no pudo resistirse a presionar el brazo del otro y asumir la tarea. Sus movimientos eran ligeros y concentrados, y con algo de vergüenza, Ling Xia se mordió los labios y no hizo ningún sonido. Esa pomada era muy refrescante, y los lugares que tocó se sentían extremadamente bien.

¡Joder! ¡Qué vergüenza! Además de su padre y su madre, han pasado diez años desde que alguien vio mi culo. Genial, ahora se lo mostré a tanta gente…

Cuando Yu ZhiJue terminó de aplicar el ungüento, para deshacerse de la incómoda atmósfera, Ling Xia buscó un tema de conversación lo más rápido que pudo y le preguntó:

—¿Qué tal XiaoHu? Deben de estar muy ocupados, ¿no?

—No tiene tiempo libre —respondió Yu ZhiJue, sin querer revelar que se había escabullido sigilosamente.

Los nuevos discípulos como él estaban increíblemente ocupados esos días, y como Feng ShuMing era extremadamente estricto, les pidió que memorizaran los tres libros fundamentales de la cultivación en un plazo de diez días. Además de eso, tuvieron que escribir un ensayo de reflexión con sus pensamientos. Song XiaoHu no sabía cómo leer una simple palabra, pero por suerte para él, esa Feng Luo estaba ayudándolo a memorizar. Y debido a una extraña sensación, Yu ZhiJue no quería venir aquí con Song XiaoHu, ni esperaba encontrar a Ling Xia con aspecto tan trágico…

Ling Xia tosió, luego continuó.

—¿Cómo has estado estos días? Nadie te ha molestado, ¿verdad? Esas personas de la ciudad YunXiao… ¿se fueron?

Yu ZhiJue le dio una mirada; esta persona ya estaba herida hasta este punto, ¿por qué era tan hablador e inquisitivo? Él asintió con la cabeza y respondió:

—No vi a esa loca mujer en varios días, por lo que ellos deben haberse ido. Y no soy como tú, ¡los demás no me molestarían tan fácilmente!

Esa última declaración contenía un poco de su arrogancia habitual, y Ling Xia sonrió abruptamente. Después de no ver a este niño por varios días, pensó que había madurado bastante, pero tras unas pocas palabras, es obvio que aún no ha crecido.

Los dos conversaron durante un tiempo, y a medida que la medicina hacía efecto gradualmente, Ling Xia se sintió mareado y pronto se durmió de nuevo. Yu ZhiJue ayudó a taparlo, y en un instante, la expresión de su rostro cambió mientras caminaba sin la menor vacilación hacia la sala principal del Pabellón de Bienvenida Inmortal.

Guang XuZi ya había escuchado de los discípulos vigilantes que un discípulo directo del maestro de la secta se acercó para encontrar a Ling Xia, lo que lo llevó al instante a dar vueltas en círculos frenéticos. ¿Quién iba a saber que ese muchacho de aspecto pobre tenía ese tipo de apoyo? ¡Un patrocinador cuya posición estaba por encima de Xu Yan!

Su Pabellón de Bienvenida Inmortal tenía el estatus más bajo en la Secta ShaoYang, por lo que no podía permitirse ofender a ninguno de esos peces gordos. En silencio lloró la injusticia en su corazón. Si lo hubiera sabido antes, definitivamente no habría sido tan torpe, pero ahora, solo podía pensar en una manera de empujar la responsabilidad a otro lugar…

En ese momento, un sonido vino desde la puerta, y un joven vistiendo todo de negro deambuló dentro a paso lento, como si estuviera observando las decoraciones de la sala. A ver la edad de Yu ZhiJue, Guang XuZi se tranquilizó un poco, pensando que este niño ignorante sería fácil de engañar. Rápidamente plasmó una gran sonrisa, caminó hacia delante y saludó:

—Hace mucho escuché que el maestro captó a varios jóvenes talentos con aptitudes sorprendentes, y con solo ver al Hermano Mayor Yu hoy, ¡me he dado cuenta de que los rumores eran ciertos! ¡Como se esperaba de un genio prometedor!

Toda la piel de Yu ZhiJue se puso de gallina al escuchar las alabanzas del otro, y fríamente interrumpió:

—Vine a buscar al gerente Guang porque tengo un asunto sobre el que deseo preguntar. Mi hermano mayor, Ling Xia, tuvo la suerte de ser asignado bajo tu noble cuidado y, al no saber dónde reside, me preguntaba si podrías permitirnos que nos reunamos.

—Esto… —Guang XuZi sabía que Yu ZhiJue acababa de venir de visitar a Ling Xia, y deduciendo que el niño estaba siendo contrario a propósito, tartamudeó de inmediato —Hace unos días, su hermano mayor fue… informado por los otros discípulos que violó las reglas de la secta, requiriendo un castigo de treinta golpes… Ah, pero este humilde tomó en consideración que era su primera ofensa, y por lo tanto lo redujo a la mitad.

De repente, Yu ZhiJue sonrió, un par de ojos negros como la tinta que miraban directamente a Guang XuZi mientras siguió preguntando:

—No sé qué regla de la secta violó mi hermano mayor. Si es posible, ¿podría el gerente Guang aclarármelo? Además, en realidad está durmiendo en el cobertizo de leña, lo cual es bastante extraño. Después de regresar e informar al Maestro, le preguntaré si el Pabellón de Bienvenida Inmortal es tan indigente, hasta el punto de no tener habitaciones vacías.

Esa parcela de Hierbas de Niebla Vespertina solo necesitaba que se regara dos veces al mes, pero cada vez se necesitaban a diez personas juntas para trabajarla. Además, el patio trasero todavía tenía cuatro o cinco cuartos vacíos, y el castigo por robar alimentos era solamente tres días sin comida… Así que en ese momento, al ser mirado cruelmente por Yu ZhiJue, Guang XuZi tartamudeó y murmuró, incapaz de defenderse en lo más mínimo mientras un sudor frío bajaba fervientemente por su cabeza y espalda.

Yu ZhiJue ya había adivinado que Ling Xia estaba siendo acosado aquí. Creció en el Pico de la Santa Doncella desde una edad temprana, y vio muchos tipos de negocios turbios realizados en esas sectas ortodoxas. Justo en ese momento, un carámbano de hielo triangular comenzó a formarse poco a poco en su mano, y con una voz que contenía rastros de malicia, declaró:

—Ayer, el Maestro me enseñó cómo transformar el agua elemental de mi cuerpo en hielo. Echa una mirada, gerente Guang, ¿lo estoy haciendo correctamente? Aquí, tu eres mi mayor, mientras que yo soy un recién llegado, y aún necesito mucha orientación.

Ese carámbano era extremadamente afilado, y bajo la luz del sol, reflejaba hermosos rayos de colores, haciendo que la mano de Yu ZhiJue pareciera aún más pequeña y atractiva; sus uñas brillaban como jade.

Aun así, Guang XuZi sintió que su sangre se enfriaba por una razón desconocida, e involuntariamente retrocedió dos pasos.

—Hermano Mayor Yu, tú… lo estás haciendo muy bien… Sí, tu hermano mayor está actualmente gravemente herido y débil; este, este humilde dejará que los otros discípulos lo cuiden sin falta. En realidad, hay una habitación tranquila en el patio trasero, ¡así que haré que la gente la limpie de inmediato y dejaré que tu hermano mayor se mude! —balbuceó.

—Entonces tendré que molestar al gerente Guang —comentó Yu ZhiJue, curvando sus ojos mientras giraba el carámbano y lo agitaba bajo el sol; una imagen de inocencia infantil. El lunar en la esquina de su ojo brillaba escarlata como la sangre.

Guang XuZi contuvo el aliento y saludó, luego se apresuró a salir por la puerta para lidiar con este asunto, asustado hasta el punto de tambalearse y casi caer. Basándose en su intuición, sabía que aunque Yu ZhiJue era joven, era mucho, mucho más aterrador que Xu Yan…

Por lo tanto, cuando Ling Xia se despertó de nuevo, pensó que estaba soñando. La habitación en la que se encontraba, estaba limpia y ordenada, contenía todos los muebles necesarios, y con el sol de la mañana brillando a través de las cortinas, parecía tranquilo y cálido. Yu ZhiJue estaba actualmente acurrucado y durmiendo a su lado. Los dos estaban muy cerca, y casi podía sentir la respiración del niño en su rostro.

Ling Xia se arrastró hasta ponerse de rodillas y sacudió sus extremidades, descubriendo entonces que la condición de su cuerpo había mejorado mucho. Esas heridas suyas no dolían tanto.

No pudo evitar mirar a Yu ZhiJue, perdiéndose en sus pensamientos. Los ojos de Yu ZhiJue estaban fuertemente cerrados, y las bolsas bajo sus ojos parecían un poco oscuras… ¿Le estaba costando cultivar a este niño?

Como si notara su mirada, las pestañas del niño temblaron unas cuantas veces antes de que sus ojos se abrieran lentamente, puros, claros y brillantes. Ling Xia, impulsivamente, extendió la mano y le revolvió el cabello, preguntando con una corazonada:

—¿Le dijiste algo a Guang XuZi? ¿Cómo es que estoy aquí?

Yu ZhiJue saltó de la cama al instante, se alisó el cabello y, después de echarle un vistazo a Ling Xia, caminó hacia la puerta e insistió:

—¡Encontró su conciencia por su cuenta! Necesito apurarme y volver.

Ling Xia sabía que el otro no quería admitirlo, por lo que solo le dedicó una sonrisa y respondió:

—Entonces debes tener cuidado y no trabajar demasiado… Una vez que mis heridas curen, iré a visitarte, y también a XiaoHu. —Aún recordaba que Yu ZhiJue le dijo que no había ido a verlos durante cinco días enteros.

La espalda de Yu ZhiJue se tensó imperceptiblemente, y después de un momento de silencio, bufó y salió por la puerta.

Después de que Ling Xia se curó por completo, la actitud de Guang XuZi hacia él cambió 180 grados, asignándole la tarea más liviana y preguntándole por su bienestar de vez en cuando. Ling Xia no solo no estaba acostumbrado a ese trato, sino que la forma en que lo miraban el resto de discípulos tenía diversos grados de envidia.

Ling Xia no sabía qué decir. Solo unos pocos discípulos aventajados con relativo alto estatus y antigüedad estaban calificados para tener su propia habitación privada, por lo que era extraño que él, como un nuevo discípulo, se quedase en una habitación individual. Pero las cosas que tenía que hacer a partir de ahora serían inconvenientes si se quedara con alguien más, por lo que Ling Xia no tenía otra alternativa que soportar esas miradas peculiares y seguir viviendo ahí.

Los días en los que se recuperaba, estuvo pensado bien las cosas. ¡Debe hacerse fuerte! No hay manera de que él pueda seguir confiando en dos niños más pequeños, ¿sabes? De lo contrario, ¡no tendría la cara de seguir siendo su hermano mayor!

Ling Xia pensó repentinamente en el pequeño animal que encontró en la montaña cuando asaba pescado en secreto. Joder, ¿cómo olvidó el encuentro fortuito que Song XiaoHu tuvo ahí?

¡Ese pequeño animal no era en absoluto una bestia salvaje común, sino una bestia mágica de nivel 7, un Snow Flamma! Un sabio de la Secta ShaoYang vivía recluido en uno de los valles cercano al Pabellón de Bienvenida Inmortal, y debido a que le gustaba la sencillez y la ingenuidad de Song XiaoHu, le dio algunos métodos de cultivo e indicaciones. Por supuesto, Song XiaoHu no estaba aquí en este momento, así que naturalmente, ya no era posible que esta parte de la trama sucediera.

En la novela, Song XiaoHu esencialmente trató al Snow Flamma como un gato callejero, persiguiéndolo por el pez robado, lo que lo llevó a encontrarse con el sabio. Aunque este anciano tenía una disposición perezosa y no tomaba a Song XiaoHu como un discípulo, más tarde, incluso se preocupó porque él era demasiado problemático y se alejó. A pesar de ser solo un transeúnte que no volvía a aparecer en la novela de nuevo, todavía era considerado como el primer maestro del protagonista.

¡Debería saber que el primer paso para el crecimiento del protagonista comenzó aquí!

Ling Xia lloró internamente lágrimas de alegría. ¿Podría ser que estaba aquí por orden del destino para arreglar la trama?

| Índice |

2 thoughts on “Rehabilitando al villano – Capítulo 19

  1. Lirio Alicia says:

    Me pregunto si realmente le será tan fácil agradar al maestro ermitaño 🤔🤔 Yu Zhi Jue es lindo ☺️ ☺️
    Gracias por la droga 😆😆😆

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *