Vampiro – Capítulo 58: La portadora del ataúd, Satsuki-chan

Traducido por Naiarah

Editado por Tanuki


—Pero, bueno, esto fue un desastre. Aunque vine hasta aquí para disfrutar de un baño con chicas lindas, pensar que algo así pasó, las aguas termales secas. Tu joven maestra debe de sentir lo mismo.

Dijo Satsuki-san tomando el quinto pinchito del plato.

Ahora mismo, estamos almorzando en el comedor de la posada, nos encontramos al fondo del mismo porque Satsuki-san es una vampira que no puede tomar directamente la luz del sol.

El resto del comedor está bastante lleno, aún puedes disfrutar de la comida sin entrar a las aguas termales, ya entraremos a las aguas termales en otra parte. Así debería estar bien.

Es lo mismo para Kuzuha-chan, quien está a mi lado y se come el octavo pincho. Hace ya un rato que Satsuki-chan se acabó el suyo, oh, ahora va a por el noveno.

—No. De hecho aunque estoy vistiendo un traje de criada, es porque es la única ropa que había, no somos criada y maestra.

—Oh, ¿entonces qué son?

—Bueno, uh… Amigas.

Todavía tengo ciertas dudas sobre la palabra amiga, pero Kuzuha-chan es tan seria al respecto que decidí decirlo así.

— ¿Es eso así? Es genial… Fu fu fu. De todas formas, esto es un desastre. Las aguas termales de aquí son famosas.

—Bueno, no esperaba esto.

—Es horrible, realmente lo estaba esperando.

—Kuzuha-chan, vamos a hablar después de comer, tienes manchas alrededor de la boca.

Las aguas termales que ella estaba esperando se han secado, sé que está triste pero esto son malos modales.

Kuzuha-chan asintió honestamente y empezó a limpiar su boca con un pañuelo, Satsuki-san nos mira y se ríe animada.

—Que lindo… ser sermoneada por una vampira loli con el cabello plateado… Es una bonita recompensa… Oh pero si puedes. Espero que amablemente limpies la boca de esta niña con una frase como “Jeez… aquí, permítame limpiar esto por usted señorita” quiero decir… como una criada cuidaría de su joven señorita.

—Lo siento, pero no entiendo lo que estás diciendo.

—…

—Kuzuha-chan, no lo limpiaré por ti si te ensucias a propósito.

Kuzuha-chan me está mirando, tenía el ceño sutilmente fruncido. No lo haré porque es problemático y porque no conozco el significado, las dejó solas y doy el último mordisco a mi tercer pincho. Muerdo suavemente el dango con mis afilados colmillos que son la característica de un vampiro y sacó el jugo.

La rica elasticidad, el dulce sabor, así es más divertido y la dulzura del dango sale. No puede ser, pensar que puedo comer dango en otro mundo.

Realmente lo estaba esperando porque la impresión cuando entré en el pueblo fue: estilo japonés; pero podía realmente, comer dulces japoneses como esperaba.

Es el tipo de dulzura de estilo japonés, familiar para los japoneses. Es simple y en algunos casos parece ser pegajoso pero aún así es nostálgico. Aunque no he estado mucho tiempo en este mundo, quiero comer esta salsa de soja única, su amargura y su dulzura es un sabor terriblemente adictivo.

—El dango aquí es delicioso, hay varias tiendas que sirven cocina y dulces del mismo nivel por aquí. Y también puedes pasear por el pueblo todo lleno de Sakura-zaka, este es el mejor lugar de la República.

—Seguro, es delicioso ¿no?

Yo estaba satisfecha, pero Satsuki pidió una segunda ronda.

Ella es grande, me refiero a su altura, pero no solo la longitud de su torso, sino que básicamente todo en ella tenía un tamaño distinto al mío. Mi altura no le alcanzaba ni el pecho, si quería hablar con ella tenía que mirar hacia arriba.

Satsuki-san pone su pecho sobre la mesa, así puede relajar sus hombros. En su pecho, puedo ver una rara cresta como la de mi estómago. Parece que la ubicación de la misma es diferente en función del individuo.

Por supuesto, el ataúd que cargaba a su espalda está en el suelo, sino no puede sentarse. Lo que atrae muchas miradas curiosas ya que destaca a pesar de estar en el suelo, pero ella no le da mayor importancia. Cojo el dango y hablo con ella.

—Bueno, por la vista de los pétalos de Sakura, estas aguas termales son un importante lugar turístico, así que si esperamos unos días, la causa será investigada y solucionada.

—Oh ¿por qué de eso?

—Bueno, las aguas termales no pueden de repente secarse, así que debe haber una razón para ello, es bastante problemático para todos así que intentarán arreglarlo lo antes posible.

—Bueno entonces, Kuzuha-chan, ¿nos quedaremos en la posada hasta que podamos tomar un baño termal?

—Vale, pero quedarse más es…

—Bueno, yo no tengo prisa.

[Traducido por Reino de Kovel]

Es cierto que quiero tener una vida parasitaria y calmada lo antes posible, pero una persona lo suficientemente amable como para alimentar a la gente no es fácil de encontrar. No es malo pasar el tiempo aquí y dormir por unos días, es cansado buscar cosas que no son fáciles de hallar, es algo que prefiero posponer.

Ya que he llegado tan lejos, creo que será bueno tomárselo con calma hasta que pueda entrar en los baños termales.

—Chicas, ustedes son realmente buenas amigas.

Satsuki-san asiente hacia mí, Kuzuha-chan está también muy feliz pero realmente no entiendo lo que quiere decir.

No he tenido amigos, así que no sé muy bien qué tipo de acciones y palabras son adecuadas para una amistad. Sólo quiero hacerla sentir satisfecha, porque no quiero verla triste. Bueno, sólo lo dejaré y tomaré té. Oh, es té verde, es nostálgico.

Quizás los ciudadanos de la República son gente similar a los japoneses, mientras pensaba en ello, Satsuki-san se levantó y dijo:

—Bien, entonces ¿nos vamos?

— ¿A dónde van?

—He dicho que podemos esperar varios días… pero no puedo esperar tres días, así que si puedo quiero arreglarlo ahora.

—Resolver… ¿Puedes hacer tal cosa?

—Si puedes o no hacerlo, será un placer ver el espectáculo. Y si no puedes hacerlo, será más fácil después de investigar la causa.

Mientras respondía, Satsuki-san recogía el ataúd.

El trato del ataúd es cortés y parece que el interior no está vacío, aunque es difícil de creer que alguien cargue cuerpos, tal vez sea ropa para cambiarse.

—Bien entonces, ya que Satsuki-chan está feliz de tener una comida con dos chicas lindas, Satsuki-chan pagará la cuenta.

No sé su motivo para pagar por nosotras, pero aparentemente parece obtener cierta satisfacción. No es ninguna pérdida si ella me da algo, en este caso hay algo que debo hacer, mostrar mi gratitud inclinando mi cabeza.

Esto parece darle algún tipo de gratificación, Kuzuha-chan también inclina su cabeza a mi lado.

—Muchas gracias, uhm sobre esto. Satsuki-san ¿puedo preguntarte algo?

—Bueno ¿qué es?

—Me gustaría ir contigo a investigar la causa del secado de las aguas termales… ¿te importa?

Sorprendente ¿no?

Kuzuha-chan también quiere ir con ella. Satsuki-san dijo que intentará arreglar los baños pronto, pero es la palabra de una persona que acabamos de conocer. No hay confirmación, ni fundamento. Estoy incómoda, sé que no es una mala persona pero ¿podemos creer todo lo que dijo?

Ya que no hay razón para detener a Kuzuha-chan, debería dejarla ir con Satsuki-san.

—Bueno… Ya que sólo iré a los baños para investigar la causa no hay peligro, así que no será un problema si vienes.

—Sí, gracias. Arge-san ¿vamos?

— ¿Qué? ah, sí.

No pensé que se suponía que también iría con ellas, pero si lo pienso, Kuzuha-chan espera tomar un baño conmigo tan pronto como sea posible, así que es natural que ella quiera llevarme. Justo cuando estaba a punto de ir a dormir en un suave y lujoso futón después de tanto tiempo, estaba un poco perpleja.

…Es inevitable, parece que Kuzuha-chan ya ha tomado una decisión, parece que no tengo opción, aunque casi por reflejo me sonrojé, asentí, así que las seguiré obedientemente.

—Muy bien entonces, pago y nos vamos.

Sonriendo animada, Satsuki-san sacó algo que parecía una billetera de su escote. Pensé que era grande pero es la primera ver que veo a alguien sacar cosas de ahí.

—Oye… ¿quieres algo?

—No, nada de nada.

Sólo tengo impresiones personales así que no tengo nada especial que decir. Confirmé lo plano que es mi pecho y sentí que no podía entenderlo. Y seguí a las dos chicas.

♥ ❤ ♥

               

| Índice |

2 thoughts on “Vampiro – Capítulo 58: La portadora del ataúd, Satsuki-chan

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *