Creo que mi prometido se ha rendido – El Príncipe – Historia Secundaria 1

Traducido por Shisai

Editado por Ayanami


Es una historia sobre cuando fue a la mansión del duque para recoger a su prometida, que acababa de cumplir catorce años y hace poco había tenido su debut social. Al verla envuelta en un vestido que expresaba su madurez, cuando apareció en el hall de la entrada, Alberto vaciló.

Ella, como de costumbre, sonrió dulcemente y lo miró con sus brillantes ojos.

─Gracias por venir a recogerme, Su Alteza Alberto.

─Mmm…

Alberto no pudo hacer otra cosa que responder vagamente. ¿Cómo luzco hoy? Ella, que parecía hacer esa pregunta a través de sus ojos, había sufrido un cambio completo del aura a su alrededor.

Estaba usando un maquillaje sugestivo que resaltaba sus labios y ojos. Además, a pesar de que Alberto siempre se había sentido inquieto al ver los vestidos que había usado hasta ahora y que mostraban su clavícula hasta cierto punto, pero el vestido de esta vez mostraba más que eso y expuso generosamente su escote. Limitando su deseo de mirar esos senos amplios, que parecía que en cualquier momento iban a saltar, Alberto desvió la mirada.

¡Tengo que calmarme! Seguramente, ella solo está usando un vestido nuevo, enfatizando el diseño, seguramente es…si siguiera mi instinto y mirara sus pechos, ¡ya no podría llamarme un caballero……!

Alberto se dijo a sí mismo que, definitivamente, no le estaba haciendo una invitación y finalmente, sonrió de forma caballerosa.

─…Es un vestido muy bonito, Christina.

Para no mostrar agitación en su voz, se tomó un tiempo antes de finalmente pronunciar ese comentario, sin embargo, Alberto logró elogiar a su prometida con el mismo tono de voz de siempre.

¡Lo logré!

Sin embargo, Christina inclinó la cabeza y lo miró perpleja.

Su expresión en blanco, reveló a la persona inmadura que tenía dentro de su cuerpo desarrollado, provocando un encanto desequilibrado. Era una expresión llena de apertura, que casi hace que se aproveche de su inmadurez y la empuje hacia abajo sin más…

Mientras conducía a Christina al carruaje real, Alberto suspiró en secreto, al experimentar una fuerte melancolía por dentro.

A pesar de que soy su prometido, dejar que muestre esta apariencia, que haría que cualquiera babeara, a los demás hombres que asisten a la fiesta es…

¿Debería decirle que evite mostrar este tipo de apariencia? Alberto pensó abatido cuando la vio sentada frente a él.

Es demasiado maravillosa…

Su rostro, que miraba por la ventana. La piel lisa y pálida, sus labios brillantes, su cuello delgado y sus delicados hombros expuestos. Dan una sensación de translucidez que coincide con la de un hada.

Alberto apoyó el codo en el marco de la ventana, puso la barbilla sobre él y dejó escapar un suspiro.

A-ah…quiero casarme con ella rápidamente…

Alberto rezó al dios del tiempo.

Por favor, deja que el tiempo fluya rápidamente.

Al no tener idea de las oleadas crecientes del destino, que sucederían después de esto, Alberto miró distraídamente a Christina, mientras tenía un corazón palpitante y deseos mundanos.

Te amo, Christina.

Las palabras que Alberto había repetido miles de veces dentro de su corazón, también se susurraron hoy.


Comienzo de Epílogos (1 y 2) en la edición 29 de Kovel Times.

| Índice |

One thought on “Creo que mi prometido se ha rendido – El Príncipe – Historia Secundaria 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *