No quiero ser amada – Capítulo 102: La doncella

Traducido por Maru

Editado por Sharon


—Al principio le dolerá, mi reina, pero pronto se sentirá mejor.

Ella recordó las palabras de la duquesa cuando el sonido de la ropa cayendo en el piso hizo eco. Los movimientos sutiles en la habitación pronto se calmaron y el peso de Igor empujó la ropa de cama hacia abajo, cerniéndose sobre su cuerpo.

Como no lo miraba, él ahuecó su mejilla y la miró a los ojos conmovedores en los que podía perderse.

—Mmmmm… ¿Rihannan? Al principio… dolerá… —Se inclinó hacia delante, su frente la tocó—. Pero más tarde, se desvanecerá y te sentirá mejor…

Ella asintió, pero tenía pocas esperanzas. Sus hábiles dedos tocándola la mojaron, pero un hombre de su tamaño la destrozaría.

Respiró ruidosamente y se relajó mientras sus manos trabajaban para abrirle las piernas. Él se paró en medio de su sexo, el grosor de su virilidad acariciando sus labios hinchados.

Y luego, lo empujó dentro.

Su virilidad haciendo su entrada no le dolió tanto como esperaba. Los recuerdos del pasado le dijeron que sería igual de doloroso, pero esta vez estaba mojada y el proceso fue tranquilo. Sin embargo, rápidamente sintió un dolor punzante cuando se clavó más profundo en su interior.

—¡Ah!

Había tratado de contenerlo, pero finalmente, un doloroso gemido estalló. Se agarró a la colcha con una mano y se cubrió la boca con la otra. Pensó que se familiarizaría con el dolor porque lo había experimentado antes. Pero… el dolor seguía siendo dolor. Su virilidad forzaba dentro de su estrecho camino y la desgarró a través de su virginidad.

Igor agarró su mano y luego su hombro. Le secó las lágrimas burbujeantes y susurró:

—Relájate… Rihannan…

—Pero…

No podía. Lo intentaba, pero el dolor hormigueante no se iría. Su cuerpo se encogió y ella gimió de sufrimiento.

Igor le frotó los labios hinchados y Rihannan gimió por el repentino estímulo.

Él empujó su cintura hacia adelante y apuñaló sus entrañas más profundamente que antes.

Hacía calor, era doloroso y ardía.

Rihannan jadeó e inconscientemente le mordió el hombro.

—No puedo… me duele mucho…

Recordando el consejo de la duquesa, hizo un llamamiento desesperado, pero él no se retiró.

—Lo siento, no puedo soportarlo más… —murmuró con una voz entrecortada.

Respiró hondo y cavó en sus partes más profundas. El dolor atrapado se hizo insoportable y una vez más gimió. Pero su voz desapareció. Sus labios habían sido atrapados por Igor, su boca la exploraba.

Un momento después, él se apartó y la miró. Rihannan lo miró llena de resentimiento.

—¡La duquesa dijo que podía pronunciar mi voz cuando se volviera insoportable!

Igor sonrió amargamente ante su voz llena de injusticia.

Ella gimió en voz baja al sentir el ligero movimiento en su interior.

Él acarició su cabello plateado que se aferraba a su frente por el sudor frío.

—Estoy seguro de que me meteré en problemas una vez que se entere… La señora Cessley me enfatizó varias veces que yo también debo ser amable contigo —dijo mientras frotaba su pulgar en círculos sobre su mejilla—. ¿Todavía tienes dolor? ¿Es insoportable?

Su voz era suave y amigable y ella sintió un repentino impulso de emoción desconocida. Lo miró con ojos complejos. No sabía cómo mirarlo.

El Igor que conocía nunca la acariciaría cálidamente ni le hablaría con suavidad. Cada vez que se dedicaban a la pasión, su rostro carecía de calidez. Siempre parecía enfadado, siempre frío. La empujaría a un lado después de eso sin decir ninguna palabra.

Era un hombre sin emociones, pero ahora… era dulce y estaba más que dispuesto a escucharla.

Fue un hombre cruel con su esposa y había elegido el poder sobre ella, pero esto fue antes, ahora era tan diferente que hacía que ella se preguntara si eran la misma persona.

Ante este pensamiento, la tristeza la llenó.

¿Dónde se equivocaron?

| Índice |

6 thoughts on “No quiero ser amada – Capítulo 102: La doncella

  1. Yuki says:

    Técnicamente yo lo acepte desde el principio aunque fuera malo ,será porque eh leído demasiado drama jajaja pero si piensas bien es un papasito .
    PD. no me odien

    • Liz says:

      Igual yo, ya se que a medio camino o al final explicarán muchas de las malas acciones y casi siempre son malos entendidos. Asi que yo solo observo, espero y no grito odio a lo tonto, algunas veces serán justificados y otras no, pero siempre espero a tener las dos versiones (lados) de la historia.

  2. Carlys says:

    Pero que hubiera pasado si el no recordaba entonces igual, el si se llegarán a encontrar de nuevo la trataría mal…no sé no me cuadra

Responder a Yuki Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *