No quiero ser amada – Historia extra 3: Hertia Cesca

Traducido por Maru

Editado por Sharon


Una vez que Hertia dio un paso al frente, el plan pareció ir bien. Para construir un reino unido que pudiera enfrentarse al imperio Trulz, Hertia envenenó primero a la familia real de Chrichton. Como era algo que había planeado durante tanto tiempo, nadie pudo darse cuenta de que en realidad no fue una enfermedad contagiosa lo que los mató a todos.

Como la familia real que tenía una línea directa del linaje del rey había muerto repentinamente, Crichton estuvo sumido en un gran caos por el próximo sucesor. Si los nobles que la propia Hertia plantó simplemente insistían en cómo Igor era apto, entonces podría haber terminado bien.

El problema era Igor.

Una vez que se enteró del plan de Hertia, se enfureció enormemente y se opuso fuertemente a él. Antes de que ella se diera cuenta, el niño al que le había dado tanto poder político ahora había envuelto su mano alrededor de su cuello a través de mensajes secretos enviados y recibidos a los nobles de Crichton. Atada de manos y pies con toda su autoridad despojada y entregada a Igor, pensó que sería su fin, cuando ocurrió un incidente que nunca pensó que podría suceder: Igor y Rihannan se cayeron juntos por las escaleras.

—¿Cuál es su estado? —le preguntó al médico mientras miraba a Igor que estaba inconsciente en la cama del paciente, moviendo la cabeza de lado a lado. Al escuchar que sería difícil verlo despierto de nuevo e incluso si lo hiciera, tendría dificultades para volver a la normalidad, Hertia sintió que la cabeza le latía de dolor—. Entonces, ¿qué hay del niño dentro del vientre de Rihannan?

Había hecho que Rihannan se casara con Igor en caso de que esto sucediera después de todo. Si el niño todavía estaba sano y salvo, todavía había esperanza. Sin embargo, las noticias que escuchó poco después fueron sombrías. La condesa Egaile informó a Hertia que hace un momento había muerto el niño dentro del vientre de Rihannan.

Por ahora, trató de mantener en secreto la noticia sobre el estado de Igor para todos, pero se descubriría tarde o temprano. El hijo del rey anterior, el conde Clovis, sabría lo que estaba sucediendo, e inmediatamente presionaría para convertirse en el próximo rey. Pase lo que pase, no debía permitir que eso sucediera. Hizo tanto para ganar este poder político. ¡Pasó por tanto solo para ganar esa única cosa!

—Tengo al bebé de su majestad dentro de mí.

Justo cuando pensaba que no había forma de salir de esta situación, Leticia, que estaba en el lugar del incidente, habló mientras miraba directamente a la cara de Hertia. Como si supiera exactamente lo que la propia Hertia deseaba en su interior.

—Está bien incluso si verificas si mis palabras son ciertas o no.

El médico que diagnosticó a Leticia concluyó que definitivamente estaba embarazada. Aunque no estaba seguro de quién era la semilla, ya que había rumores de que ella era la concubina del rey, el público terminaría creyendo que el rey la había concebido.

—Sin embargo, si el niño nace en este estado actual, se convertirá en ilegítimo. Si eso sucede, entonces este niño que tiene la sangre real de usted naturalmente será entregado al conde Clovis.

Definitivamente era una mujer manipuladora. Todo este problema había sucedido por su culpa, pero ni siquiera parpadeó una vez cuando amenazó a la reina madre del país. Leticia esbozó una sonrisa roja como la sangre.

—Estoy segura de que su majestad usará este caos para deshacerse de Rihannan y nombrarme reina en su lugar, ¿o me equivoco?

Si Hertia hubiera podido, la habría hecho colgar del cuello por sus amenazas, pero viendo que no había otra forma de escapar de esta situación, al final no tuvo otra opción. Igor parecía estar al borde de la muerte, y Rihannan había perdido al niño que seguía en la fila en su vientre. Era el momento de tomar una decisión. Incluso si era algo que le dolió hasta la médula.

—Pon estas cartas dentro del buzón de la reina sin avisarla.

Mientras Hertia entregaba y enviaba las cartas de conversación de Crichton a la condesa Egaile, la doncella de la reina tomó la correspondencia y cumplió sus órdenes sin decir nada. Mientras se recuperaba de perder a su bebé, Rihannan fue arrojada de repente a la cárcel.

—Asha, lo siento. No pude proteger a tu hija.

Mientras Hertia se burlaba de sí misma, soltó una risa exasperada. Ni siquiera podía atreverse a disculparse con Rihannan. No podía soportar verla llorar por la traición que sufrió, a pesar de que era una niña tan amable. Hertia sintió que no podría pararse si Rihannan la maldijera mientras lloraba de dolor como lo hizo su esposo en el pasado.

Planeaba enviarla en secreto a un lugar lejano una vez que la situación se hubiera calmado un poco. Como Rihannan aún era joven, no estaría mal para ella mudarse a algún lugar para comenzar de nuevo. Después de todo, no era apta para vivir en este palacio.

Sin embargo, el destino no fue tan amable con ella. Una vez que Igor se despertó, todo volvió a cambiar. Desafortunadamente, Leticia usó su ingenio para hacer que Rihannan bebiera veneno y muriera dentro de la prisión. Una vez que Igor recuperó la conciencia y vio que ella había muerto, perdió por completo la cabeza.

—¿Por qué has hecho eso?

Fue un grito doloroso como si fuera de una bestia herida. Al ver que Igor se enfurecía, Hertia gritó su respuesta antes de que pudiera siquiera pensar.

—¡Has traído todo esto sobre ti!

Si Igor no hubiera entrado en su estómago en primer lugar, ella no habría matado a ese hombre y el duque Rankas tampoco hubiera robado su posición en la corona. Eso es lo que Hertia creyó en su interior todo el tiempo. . ¡Cómo se atrevía Igor a decir eso cuando se había llevado todo lo que ella siempre había querido por el simple hecho de que había nacido de su cuerpo!

—Yo tampoco quería ser así. ¡Sabes cuánto amaba a esa chica!

Rihannan era una joven completamente inofensiva y amable, siendo como su madre tanto en apariencia como en personalidad. A pesar de que todos la llamaban una mujer de sangre fría, ella todavía derramó todo su amor en Rihannan. Por eso era preciosa para ella. En este palacio donde todos eran bestias sedientas esperando la oportunidad de hacerse cargo de todo, ella era la única que la consolaba. A pesar de que ella misma nunca le dio mucho amor a su hijo relacionado con la sangre, sintió que si Rihannan diera a luz a un niño, sería diferente. El niño definitivamente sería un hermoso bebé con la sonrisa del cálido sol después de todo.

—Si hubieras seguido exactamente lo que te dije, esto no habría sucedido. Si simplemente no hubieras difundido esos rumores de que Leticia era tu amante, entonces no habría resultado de esta manera. Al final, ¡fue tu culpa que Rihannan hubiera muerto!

Si Leticia simplemente no hubiera hecho nada más que dar a luz al niño como el plan original, Rihannan todavía estaría viva. Como ahora había un niño listo para estar en la siguiente línea para el trono, Rihannan podría irse y encontrar su propio camino. Si ella realmente quería proteger al hombre que amaba, necesitaba no solo mostrar sus emociones, sino pensar en lo que ese hombre realmente había querido desde el principio. Igor hizo difícil el camino sencillo que ella le dejó por su rebeldía, y eso fue lo que llevó a este colapso.

—Creo… que puedo empezar a entenderte ahora, madre.

Hertia pensó que discutiría con ella hasta el final, pero en cambio, Igor dijo algo inesperado. No pudo evitar tener lágrimas calientes corriendo por su rostro. Eran lágrimas de alivio, al darse cuenta de que finalmente podía ser liberada de la culpa que tenía por Rihannan y que esta enemistad de toda la vida entre ella e Igor ahora terminaría.

—Sí. Gracias, Igor. Gracias por tu comprensión. Ahh, es algo tan desafortunado que las cosas tuvieran que salir de esta manera.

Hubiera sido mejor si Rihannan todavía estuviera viva, pero lo que sucedió en el pasado no se podía deshacer. Ella le pagará a Igor todo el dolor que sufrió mucho más de lo que jamás hubiera pensado. Lo convertiría en un rey que gobernaría tanto Crichton como Arundel, finalmente persiguiendo a todos los bárbaros que se establecieron en la tierra, y se convertiría en el verdadero gobernante de un reino que recordaría al gran reino Lisia en el pasado.

—Pero me alegro de que al menos estés despierto y sano. Es una pena lo que le pasó a Rihannan, pero incluso estas cosas, después de mucho tiempo…

En ese momento, sintió la agonía del dolor ardiente atravesar su abdomen. Hertia ni siquiera pudo dejar escapar un grito mientras miraba a Igor con una mirada en blanco en sus ojos. La mirada de Igor que no tenía ninguna emoción la petrificó. Esos ojos estaban más cerca de ser un maniquí que un humano. De repente tuvo un pensamiento. Quizás, ¿sus propios ojos se veían así cuando mató a su marido? Quizás esto fue como los últimos momentos que estaba viendo en su vida.

Justo cuando Hertia iba decir algo, la espada que había penetrado en su estómago se deslizó hacia afuera.

—¡Uf!

Cayó al suelo directamente. La sangre fluía sin cesar por el agujero de su estómago. Intenta bloquear el flujo con sus manos temblorosas, pero la sangre seguía saliendo entre sus dedos y pintó el piso.

Mientras eso sucedía, una sombra oscura apareció frente a Hertia. Igor miró a Hertia tirada en el suelo jadeando por última vez y habló con voz fría.

—Tú y yo somos el tipo de personas que nunca pueden perdonar a nadie si se les quita lo que desean desesperadamente. Ahora me doy cuenta de que era la sucesión al trono para ti, y para mí, esa mujer.

Solía ​​ser un chico amable. Hasta que de repente comenzó a distanciarse, Igor era un niño que seguía sus palabras y hablaba con amabilidad. A pesar de que ella nunca le brindó suficiente amor e interés como debería haberlo hecho una madre, Igor la siguió y siempre anheló su afecto. Y la primera y última persona a la que este chico le había entregado su amor fue Rihannan. Así que era comprensible lo profundo que sería su amor por ella. Sí, tenía razón. Para él, Rihannan era todo en el mundo. Al igual que la corona para ella.

Una sonrisa amarga apareció en el rostro de Hertia. Lágrimas calientes rodaban por sus mejillas. Ya había ganado muchas cicatrices profundas a través de sus numerosas batallas en el pasado como soldado. Hertia sabía que esta era la última comprensión que tendría.

En ese momento, las últimas palabras de su esposo vinieron a su mente.

—Mujer lamentable. Un día, encontrarás el mismo final que yo. En este mundo en el que ya no depositas la fe en nadie, al final morirás miserablemente de las manos de la persona más cercana a ti.

Tal como pensaba, esa última voluntad era su profecía. Al igual que mató a su marido con una espada, la única persona que llevaba su sangre, Igor, la asesinó apuñalándola en el estómago.

—I-Igor…

Hertia gritó su nombre mientras jadeaba, pero todo lo que Igor hizo fue mirar a su madre moribunda de la misma manera en que estuviera mirando a un insecto.

| Índice |

2 thoughts on “No quiero ser amada – Historia extra 3: Hertia Cesca

  1. Bessy says:

    Esa mujer fue cruel hasta el final, lo más probable es que su esposo haya estado ayudándola para conseguir más aliados pero ella solo lo mató e hizo cosas malas por su obsesión a la Corona. Se merecía ese trágico final

  2. Emihud says:

    No siento pena por ella
    Ella solo se amaba asi misma
    Era el centro de su propio universo
    Vulpa a alguien mas por sus wrrores y situaciones
    No confia ni en su propia sangre
    Es lamentable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *