¡No quiero ser princesa! – Capítulo 15.1: Sus pensamientos (1)


― Uwaa…. tan apretado.

Finalmente entré en ella, mi rostro estaba distorsionado de placer.

Su interior estaba tan caliente, palpitante, y estaba enrollándose alrededor de mí.

Ella gimió de dolor, mientras arañaba mi espalda con las uñas para distraerse del dolor.

Su hermosa apariencia hizo aparecer una sonrisa en mis labios.

Me hizo pensar completamente que ella quiere ser abrazada más.

― Muy bien, eres bienvenida a arañarme más….. Nn…. Aquí, entró todo.

Y así le mostré el lugar donde estábamos conectados, ella pareció suspirar de alivio.

Por doloroso que sea, pensando en ella no debo moverme todavía. Es lo que pensaba, pero tenía el deseo desesperado de moverme.

― ¿Todavia duele?

― ….Un poco, pero estoy bien.

Entiendo que estoy extremadamente retendiendome, pero esas sencillas palabras sólo hicieron que mi razón se derrumbara.

Sus entrañas son demasiado, no puedo resistir.

― De Verdad?.… Me disculpo. No puedo soportarlo mucho más. En la medida de lo posible, me moveré lentamente. Si te duele, solo sigue arañandome la espalda.

Asintiendo con la cabeza, empecé a mover las caderas lentamente.

Parece que el dolor está disminuyendo lentamente, su cara de dolor se convirtió gradualmente en una expresión seductora.

Para tener esa cara que sólo me enciende, inmediatamente mi empuje aceleró.

― Parece que el dolor se ha desvanecido… Tienes una bonita expresión.

Alcanzando el interior, gemía mansamente.

Arrojó su razón, me miró con lágrimas en los ojos cuando empezó a suplicarme.

― Nn…. Apolo, más profundo…. más!!

Me complace que ella pida más.

Una sensación repentina surgió desde dentro de mi pecho.

…..Quiero que llames mi nombre real, no mi alias.

A pesar de mis sentimientos, yo continúo empujándola hacia esos puntos críticos.

― ¿Te gusta profundo? Esta es tu primera vez y todavía, puedes sentirte así.Te daré mucho más adentro.

Al menos si yo le hablo con este tono de voz, sus entrañas se tensan.

En ese momento, debo aguantar o de lo contrario lo liberaría de inmediato dentro de ella.

Sabía por su excelente reacción, que le gusta ser asaltada hablando sucio.

Me hundí profundamente dentro de ella, mientras gritaba de placer.

― ¡¡Bueno, Tan bueno!!

De repente ella movió sus caderas, y estaba comenzando a emparejar mi ritmo.

Sus acciones necias hicieron mi mitad inferior más difícil de aguantar que antes.

La miré fijamente y respire hondo.

Mientras ella se comporta de esa manera, me apreté más intensamente sobre ella.

― Ahh, realmente se siente bien. Sus interiores, son ondulantes y chupa tan duro que no quiere dejarme ir. Fufu…. Incluso sacudiendo las caderas, te sientes bien, estoy feliz.

― Uu… Nn… tan bueno!!!

Siendo fiel a sí misma, esta chica está persiguiendo lo que la hace sentir bien, no debo enamorarme de ella…. Quiero liberarlo.

No puedo aguantar más, por el deseo de querer que ella lleve a mis hijos, acelero mi ritmo.

― Ah!! Ah!! Vengo!! Me vengo!!

― De acuerdo, me vendré contigo. Estoy en mi límite…. Kuh!

Libero vigorosamente mi semen, que también incluye mi magia dentro de ella.

Inmediatamente sentí que intentaba salir con prisa, no te lo permitiré. Me empujé más profundo en ella, vertiendo todo hasta la última gota.

Digo que se sorprendió de nuevo.

― Aaaahhh!!! Caliente! No… Adentro no!!

Aunque ella dijo eso. Ella sigue temblando mientras acepta todo de mí.

Satisfecho en verter todo en ella, le di un beso.

Sentí que mi técnica era exitosa, me reí entre dientes.

…..Ahora, ella me pertenece.

― Para venirte adentro…. tan malo.

Le acaricié suavemente el pelo, aunque ella se quejaba.

Parece que ella no cree que yo asumiría la responsabilidad por esto.

Bueno, si amb as partes no saben las identidades de los demás, no puede ser ayudado si ella piensa de esa manera.

A mí no me preocuparía si me revelara a ella ahora mismo. Pero, como es ahora;ella no desea eso, por más que quisiera decírselo.

Voy a revelar todo en la mañana, después de hacer los preparativos para tomarla cautiva.

Así que cuando pienso en que sus entrañas están cubiertas con mi semen, sentí la fuerza en mí levantarse de nuevo.

Me pregunto, ¿estoy satisfecho? Mi*rda. Quería más.

Decidí rápidamente y una vez más comencé a mover mi mitad inferior.

Por lo general, una vez es suficiente para enfriarme completamente, pero extrañamente,con ella todavía quería saborearla más.

Como mi deseo por ella continúa aumentando sin cesar, me gustaría continuar hasta mañana, pero dicen que hacerlo sucesivamente es muy doloroso.

Me sorprende que las cosas podrían ser tan diferentes si tuviera un cambio de pareja.

― Eeh… Espera un seg… de ninguna mane…. Mou!

― Nn, perdoname. No puedo contenerme.

Le pregunté mientras seguía con hambre por ella, además con mi semen todavía dentro de ella el empuje se hizo mucho más fácil.

― Una vez más…. okay?

…..No puedo prometer que lo haría sólo una vez.

Dirigiéndose a esos ciertos puntos dentro de ella, su voz se había convertido rápidamente en la voz febril que puede embrujar a otros.

Los choques de nuestras caderas pueden escucharse en voz alta, como los sonidos de nuestros fluidos que se mezclan juntos están resonando en la habitación.

En respuesta, ella desesperadamente sostenía mi cuello con sus dos brazos, mordiéndome además, ella comenzó a mover sus caderas con mi ritmo.

Viendo sus acciones, la codicia que tenía dentro que pensé que había olvidado regresó.

―――― Me gustaría probar esa posición.

Y con eso, inmediatamente lo puse en práctica.

Al retirarme de su entrada temporalmente, la volteé y sin darle la oportunidad de hablar, de una sola vez me metí por detrás.

― Aaaahhhh!!

Hace algún tiempo la sensación era buena, pero ahora se volvió increíble por la fuerza de su interior.

Nuestra posición es similar a cómo las bestias se aparean, sentí mi mitad inferior crecer más grande.

Me desperté mucho más de lo que pensaba que haría, hasta el punto en el que olvidé cuántas veces la he penetrado profundamente.

Una sonrisa escapó de mis labios ante la presión de sus entrañas en mí.

…..Aah, parece que le gusta esto también.

― Increíble, te estrechaste de nuevo. ¿Te gusta esta posición?

― Hi-yaah!… Ah!…. ¡Está golpeando!!

― Aah. Ese fue tu punto bueno ¿eh? ¿Qué tal aquí?

Al mismo tiempo que jugaba con sus pechos, ella obedientemente respondió moviendo sus caderas aún más.

Golpear sus puntos-g causó que su fuerza se desvaneciera mientras enterraba su cara en las sábanas de la cama.

Naturalmente, parecía que me estaba pegando su cintura.

Inconscientemente me tragué la escena obscena.

Ella jadea mientras sigue aceptando mi empuje.

¿Podría ser, pero pensando eso, incluso algo como esto, me permitiría aceptar esto tan fácilmente?

Haciendo esto a la muchacha que responde fácilmente mis movimientos, mi deseo por ella se intensifica cada vez más y más.

Después de todo, ella me interesa personalmente.

― Fufu…. Es bueno. Especialmente para que usted responda de esta manera. Una vista bastante bonita, realmente.

― Ah! De ninguna manera…. Mou…. Imposible!

― Oh, por favor, no digas eso, acompáñame un poco más, ¿de acuerdo?

Todavía quiero comerla.

Después de pacificarla, al mismo tiempo, sigo cambiando nuestra posición muchas veces, continúo implacablemente golpeando mis caderas contra ella, vertiendo todo mi semen dentro de ella.

Y así, la puse de nuevo encima de mí, pero noté que ya se había desmayado. Extrañamente, ya era medianoche.

| Índice |

5 thoughts on “¡No quiero ser princesa! – Capítulo 15.1: Sus pensamientos (1)

Responder a Doris peraza Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *