¡No quiero ser princesa! – Capítulo 25: Ella y La Bruja

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


La discusión con mis padres, me atrasó demasiado para salir de casa.

A pesar de haber pensado en irme, inmediatamente, después de desayunar, así que comencé a prepararme, con prisas. De debajo de la cama, saqué la ropa usé la vez anterior, cuando fui a la ciudad.

No se parece en nada al vestido que llevo ahora y que muestra mi estatus como la hija de un Duque. No podría caminar sola en la ciudad con eso puesto. Me quité, mi vestido favorito y me cambié a un vestido marrón claro de una pieza que se extiende por debajo de las rodillas.

Me desaté el cabello y lo até todo junto en la base de mi cuello. Con esto, mi preparación está completa.

Ahora, solo necesito salir sin que me vean los sirvientes, así que, naturalmente, no usaré la puerta de entrada.

Sacando la cuerda y los guantes que guardé con la ropa y, después de verificar que no hubiera nadie bajo de la ventana, con manos experimentadas, até el extremo de la cuerda al marco de la ventana y descendí con cuidado.

En cuestión de minutos, alcancé el suelo con éxito, sin ningún contratiempo.

Por cierto, esta habilidad, no es algo cultivado de mi vida anterior. Es, simplemente, un método que aprendí para escabullirme desde una edad temprana.

Si piensas en el incidente con mi padre antes, quizás esto ya se ha descubierto pero, como no se ha dicho nada, debería estar bien.

Decidí no pensar demasiado en ello y rápidamente continué mi viaje.

♦ ♦ ♦

Después de salir de los terrenos de la mansión que residen en la capital real y pasar por la puerta interior, me dirigí a la ciudad.

El lugar donde estoy ahora es el área donde residen las fincas de los aristócratas.

Si caminas por un tiempo, hay una puerta central y, al pasar por allí entras en la ciudad del castillo.

Ya que durante el día no hay portero, puedo pasar libremente. Estoy familiarizada con las calles, por lo que me dirigí, directamente, a mi destino.

Al hacerlo, finalmente, llegué a la calle que se siente fuera de lugar.

Todavía me siento extraña, igual que siempre.  No es como si sintiera los poderes mágicos allí. Es solo intuición.

Cuando vine la última vez, noté una sensación incómoda, extendí mis manos y apareció un camino oculto, sin embargo, hoy no fue necesario. Antes, incluso de llegar, el camino apareció por sí solo.

— ¿Eh?

Como si me invitara a entrar, el camino se sacudió varias veces. Frustrada, salté dentro.

Caminando por una niebla que cubre un camino, durante unos minutos, en la parte del fondo, se logra ver la puerta de una tienda con un letrero que tiene una botella de medicina.

Es la misma apariencia acogedora de antes golpeé, ligeramente, la puerta, mientras relajaba mis mejillas.

—Adelante.

De inmediato, hubo una respuesta y entré sin dudarlo. La puerta soltó un viejo rechinido, y se abrió fácilmente.

Directamente, frente a la puerta, había un conjunto de escaleras que se extendían hasta el sótano. Debido a que era espacioso, se puede mirar hacia abajo desde la parte de arriba.

—Delris, buenas tardes.

Mirando por las escaleras y al ver una figura que está, completamente, cubierta desde la cabeza, con una capucha negra, la saludé.

Delris, mirándome desde la abertura de su capucha, me hizo una seña. Siguiendo eso, bajé las escaleras a mi lado.

La habitación, que no era diferente a la de cuando vine antes, estaba llena del olor de las hierbas medicinales que no conozco.

Alcanzando el fondo, me acerqué al lado de Delris.

—Parece que no pudiste escapar eh.

Antes de que abriera la boca, Delris habló. Sin querer, miré su cara sin parpadear.

— ¿Lo sabías?

—No lo sabía, pero puedo oler en tí, un fuerte poder mágico que no es tuyo.

Al decirme algo tan desagradable, reflexioné y olfatee mis brazos. Pero, aun así, no lo entendí.

— ¿Mi medicina no fue efectiva?

Al oírla preguntar eso, sacudí la cabeza en confusión.

—Eso no es verdad. Fue muy útil. Porque como pensaba, no usó anticonceptivos. Estoy muy agradecida, ya que no quería asumir el riesgo de un embarazo y un parto.

—Pero, ¿aun así, al final te sorprendieron?

Señaló mi pecho y enseguida, mi mano derecha lo presionó.

Delris me mira como si sintiera lástima por mí. Después de todo, sabía que ella lo descubriría instintivamente. Mis hombros cayeron abatidos.

—Sabes acerca de eso, ¿no?

Mirando a Delris con amargura, le contesté.

—Lo supe más o menos, hasta lo de que te marcó el príncipe heredero.

Ante su manera franca de hablar, mis ojos se abrieron. Es cierto que eso es lo que sucedió pero, ¿no está siendo demasiado casual al respecto?

—De todos modos…muchas gracias por la explicación fácil de entender. Más allá de eso, no hay nada más que agregar…pero, de momento, ¿puedes escucharme?

—Incluso si escucho, no creo que haya nada que pueda hacer. Sin embargo, si quieres, siéntete libre de hablar. Escucharé lo que tengas que decir.

En lugar de un rechazo, recibí palabras cálidas y solté una sonrisa. Sacando un taburete de madera para sentarse, aparecieron dos tazas de té.

—Bebe, el color es terrible, pero es bueno para el cuerpo.

Mirando al té, varias hierbas de color verde, que no reconocí, flotaban en la superficie.

Si solo fueran hojas, habría hecho la vista gorda, pero…cómo puedo describirlo…incluso el tallo y las raíces flotan en ella.

Quizás es, principalmente, té pero, es difícil llamarlo té verde…el líquido también es de un verde extraño.

Inconscientemente, me lo llevé a la cara. Esto… ¿es solo una cuestión de coloración?

Mientras pensaba que algo estaba mal, me quedé mirando a la bebida misteriosa, no parece ser un tipo de acoso, probablemente, es sólo la buena voluntad de Delris.

Para escuchar las quejas de una chica, con la que no está cerca y para responder con buena voluntad, no puedo evitar retirarme.

Con una expresión rígida, mire la especie de té, cerré los ojos y preparé mi resolución.

— ¡Gracias!

Agarrando la taza de té, la tome de una vez. Hacía un poco de calor pero, de alguna manera, el calor de la bebida, realmente ayudó.

Sintiendo que la bebida caía, inexpresivamente, me volví con seriedad. No fue, inesperadamente, delicioso ni nada. Sólo sabe a su gusto. No, puede ser peor de lo que imaginaba.

De todos modos, fue terrible para tragar y empecé a sentir náuseas. Los tallos que quedaban en mí boca eran insoportables, las hojas se aferraban a la parte posterior de mis dientes.

Cuando miré a Delris con desesperación, después de beberla, ella me miró con asombro.

—No esperaba que te bebieras todo.

—Eh…

Mirando las manos de Delris, con ojos llorosos, la vi sosteniendo algo como una herramienta.

—Es una bebida medicinal para suprimir el exceso de poderes mágicos. Normalmente, lo bebes lentamente, mientras dejas de lado las hierbas flotantes…es la primera vez, que veo a alguien bebiéndolo de una vez  y con todo.

—Por favor, debe explicarme eso antes.

Como si cayera sobre las palabras de Delris, me agarré la garganta. Sentí algo de hormigueo, ya que las hojas se aferraban a las partes internas de mi garganta.

—Agua…por favor.

—De alguna manera, siento que entendí parte de la razón por la que no lograste escapar de ese hombre.

Sirviendo el agua, mientras suspiraba, Delris hizo esa declaración.

¿Cómo es que llegaste a esa conclusión por el té?

Bebiendo el agua, de la taza que estaba llena hasta el borde, la sensación de irritación, en mi garganta, finalmente desapareció.

— ¿Mejor? ¿Ahora puedes hablar?

—Sí

Respiré hondo y comencé a contarle a Delris todo lo que ha sucedido hasta ahora.

♦ ♦ ♦

—Y esas son las circunstancias hasta ahora.

Después de explicar todo lo que sucedió esta mañana en orden, Delris asintió con un:

—Después de todo.

— ¿Después de todo?

—Ya conocía la historia del príncipe heredero, yendo al baile de máscaras, utilizando magia para camuflarse. Cuando dijiste que también irías. Pensé que seguro te atraparía.

—Entonces, ¿por qué…?

—Porque es algo que ya se ha decidido.

No pude comprender sus palabras. Cuando terminó de hablar, Delris se levantó de su asiento y abrió un botiquín cercano.

—Aquí.

Cogí, torpemente, lo que me había lanzado.  Al mirarlo, es una botella que contiene un polvo plateado, brillante.

— ¿Qué es esto?

—Estamina, restaura la vitalidad del cuerpo.

— ¿Eh?

Ladee mi cabeza, mientras sostenía la botella, sin entender por qué me dió, tal cosa. Fue entonces, cuando Delris me lanzó una bomba.

—El príncipe heredero es, sin duda, sin igual, ¿verdad? Úsalo si tu cuerpo no puede mantenerse fuerte.

— ¡¡¿QUÉ?!!

Quería tirar, reflexivamente, la botella.

¡¡Eso no es…no es correcto!!

—Espera… ¡Delris! ¡¿Por qué, de repente, me dices ese tipo de cosas?!

— ¿De repente dices? ¿No es esto de lo que querías hablar?

— ¡¡NO!!

Estuve tentada a decir algo más pero, recordé sí podría necesitar esto o no. En ese momento, recordé el acto con él y el número de veces después…

—Lo aceptaré con gratitud.

Vamos a mantener esto por ahora. No creo que tenga la fuerza física para igualar a Freed. Mirándome, mientras guardó la medicina, obedientemente, Delris, que parecía divertida, soltó una carcajada.

¡Oh, ya cállate!

—Después de todo, lo necesitas, ¿eh?… ¿así que? De lo que quieres hablar es de la Flor del Rey, ¿no?

— ¿Si ya lo sabes…?

Delris me miró con una expresión, inesperadamente, seria. Naturalmente, enderecé la espalda.

—Lidi.

—Sí.

—La Flor del Rey no se puede borrar.

Era la primera vez que decía mi nombre. Pensando eso, mi corazón se hundió.

— ¿Delris-san?

—La Flor del Rey, es una técnica secreta que se transmite solo, a través de la familia real. Incluso yo, no soy capaz de tocarla.

Mirando a Delris, que parecía disculparse, noté que me sentía un poco decepcionada. Ah, mi estómago esta en un nudo. Aun así, esto era de esperar.

—Me dijeron que era algo de una vez en la vida.

—Sí, es una técnica secreta que te une a ti y a tu pareja. Un hijutsu que solo se puede usar una vez en la vida.

Ante la explicación de Delris, solo pude asentir.

—Me engañaron, pero…

—Creo que incluso para tu compañero, fue algo así, como una apuesta. Si no fueras virgen entonces, ese hombre, seguramente, hubiera perdido su posición actual como Príncipe Heredero.

— ¡Ah!

Dicho esto, recuerdo haber escuchado algo así.

—No puedo hacerlo pero, si alguna vez hubiese una forma de borrar la Flor del Rey entonces, se convertiría en un asunto terrible.

Delris me informó para advertirme.

—Si la Flor del Rey, pudiera borrarse entonces, la realeza que borró su flor no podría tomar otra esposa e incluso sería exiliado del trono…si este asunto se trata mal, podría morir.

— ¿Morir?

De repente, no pude comprender lo que me decía.

—Si significa que existe tal posibilidad… ¿aún crees, que querrías borrarlo?

—No, no creo…

Respondí, antes de que pudiera pensar en ello.

¿Puede Freed, realmente, ser exiliado de la familia real? De hecho, si él, el Príncipe Heredero, fuera exiliado del trono entonces, morir es una posibilidad.

De ninguna manera.

—Desde que tú eres como una fuente de poder, si no me equivoco, la Flor del Rey comienza a influir dentro de tu cuerpo. Supongo que será difícil, ya que al parecer la condición para la activación es por el toque entre pareja.

Al parecer Delris estaba diciendo algo, pero ya no escuchaba.

Esto no está bien…no está bien.

—Delris.

— ¿Qué es?

Llegué a una conclusión dentro de mí.

—Por el momento, está bien dejar la Flor del Rey, tal como está. Voy a pensar en cosas más productivas.

No creo que quiera borrarla, solo para llevar la desgracia a alguien. Dicho esto, Delris señaló mis manos con satisfacción.

—Es por eso que te di la medicina de recuperación, ¿vez?

— ¡Ah!

Instintivamente, mis ojos se perdieron en la distancia pensé, mientras asentía en el proceso.

Al final, anticipando que llegaría a esta conclusión, la medicina ya estaba preparada…eran ese tipo de cosas.

— ¿No estás convencida?

—No es así pero, una vez más, siento que mi estómago está en un nudo.

En algún lugar, sentí que la parte de mí, que creía que había una  manera de escapar, fue aplastada. Pero por el contrario, esto puede ser refrescante. Si solo hay un camino, entonces me abriré paso.

Sintiéndome un poco herida, dejé escapar un fuerte suspiro.

—Como era de esperar, fue algo bueno venir a la casa de Delris. Me siento algo más clara.

—En el pasado, me han llamado cosas como demonio o una persona obstinada pero, es la primera vez que me dicen que fue bueno conocerme. Sabía que eras una niña extraña.

Guiñándome un ojo, Delris sacó otra botella de su pecho.

—También quiero que tengas esto.

— ¿Qué es?…Esta vez, no es un afrodisíaco, ¿verdad?

A pesar de que estaba preocupada por eso, hice una expresión inesperada.

— ¿Lo quieres? Está bien si él lo toma, aunque no es, realmente, necesaria…es la medicina que el Príncipe Heredero buscaba.

— ¿Freed estaba buscando esto?

Cuando Delris asintió con la cabeza, recordé algo. Cuando le hablé a Freed sobre mí encuentro con Delris, se sorprendió muchísimo. ¿Se debió a que también buscaba a Delris?

— ¿Fue porque, aunque él te estaba buscando, no querías verlo?

—No es para jactarme, pero han pasado muchos años desde que un cliente vino antes de ti. Es problemático ser fácil de encontrar.

De todos modos, parece que esta tienda es muy difícil de encontrar.

Asintiendo, miré la botella.

—Entonces, ¿qué tipo de medicina es?

—Tal vez, ya no sea necesaria pero, es la razón por la que el Príncipe Heredero iba al baile de máscaras. Si alguna vez surge la oportunidad de preguntar sobre esto, intenta hacerlo.

— ¿Qué?

Al mirar dentro de la botella, las bolas de color rosa estaban muy bien empacadas.

—Si alguna vez lo usas, que tomé una tableta a la vez. Es diferente de la medicina anterior y más o menos, tiene algunos efectos secundarios, pero si es ese hombre, no debería haber ningún problema. Vuelve otra vez cuando te lo acabes…te daré un té más efectivo que el de esta vez.

Recordando el sabor del té, mi cara se torció.

Delris sonrió, como si viera algo interesante.

—No necesito un pago. En su lugar, ven aquí de vez en cuando y déjame escuchar tus historias.

No había razón para negarse.

| Índice |

4 thoughts on “¡No quiero ser princesa! – Capítulo 25: Ella y La Bruja

  1. Lenavamp says:

    Um todo tiene sentido ya q es una vez en la vida si ella borrara la marca el jamás podría tener una princesa heredera, en resumen no tendría reina y por ello más adelante no hubiera sido reconocido como rey😔, x ello fue como una apuesta para él.

  2. Isrla says:

    Oooooooooo gracias a Dios no puede borrar la marca
    Ya me iba morir 😅😄😆😫😣😭
    No sé ustedes pero yo quiero al príncipe 💦💗💗💕

  3. GobliaGF says:

    No se pero…q capitulo para mas bonito :’)
    No se a q me recuerda…pero es por su personaje de buenos sentimientos y emociones 🤔
    Gracias por los caps!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *