¡No quiero ser princesa! – Capítulo 27: El Amigo de la Infancia y Su Primer Amor

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


¡¡Soy un idiota!!

Sosteniendo mi cabeza en el carruaje, grité al máximo mi propia estupidez.

Fue justo esta mañana, cuando escuché la noticia del compromiso entre la chica que he amado desde la infancia y el Príncipe Heredero, que salí del castillo de inmediato.

Cuando la vi por primera vez, era muy joven. Y, antes de darme cuenta, me había enamorado de ella.

Cuando estoy a su lado me pongo nervioso y ni siquiera puedo decir la mitad de las cosas que hay en mi mente.

Aun así, entendí que con esta actitud, mis sentimientos seguían en las primeras etapas.

Aunque no tenía la intención de ocultar mis sentimientos, de ser posible, había planeado que un día, ella fuera reconocida como mi prometida.

Incluso si no pudiese decirle nada, al exponer mis sentimientos a su alrededor, podría seguir controlando mis restricciones.

Así era como cuidaría de ella. Por el bien de hacerla mía, algún día.

Pero ella no piensa en mí, en absoluto. Ese tipo de cosas, ya la sabía. Después de todo, ella nunca notó mis sentimientos.

Aunque no es de extrañar ya que, nunca hice algo para que se diera cuenta, por así decirlo. Así que es injusto decir, que ella nunca se dio cuenta. Aun así, me alegré.

Cuando su padre quiso que el Príncipe Heredero fuera su prometido, confiaba en que Su Alteza no aceptaría la propuesta.

Por eso, para mí, estaba bien esperar. A su tiempo, haría que mi padre reconociera mi matrimonio con ella.

Entonces, podría proponerme a ella, abiertamente. Eso es lo que había pensado. Finalmente, justo cuando mi padre estaba a punto de rendirse, se anunció su compromiso con Su Alteza.

Además, se dice que la ceremonia de matrimonio tendrá lugar en el plazo más breve posible, que es de seis meses.

Cuando vi que su padre estaba satisfecho, pensé que era una mentira. Mi vista se oscureció y, antes de que me diera cuenta, ya estaba en el carruaje.

Pero, cuando finalmente la vi, mis palabras solo giraban en mi cabeza, sin que una sola cosa de las que quería decir saliera de mis labios.

Como de costumbre, no pude transmitirle nada, solo las líneas de decepción, hasta ahora, permanecieron en mi corazón, fue ese tipo de final.

Aunque no tenía remedio, de alguna manera, al final, quería transmitirle mis sentimientos pero, ella lo entendió como la línea habitual de un hermano.

Si este es el final de mis esfuerzos, por intentar actuar bien entonces, es demasiado cruel.

—William-sama. Hemos llegado.

Al escuchar la voz, rápidamente, volví a mí mismo. Antes de darme cuenta, estaba de vuelta en el castillo.

Mientras me dirigía de forma inestable hacia la torre este, que es la sede de la Orden del Mago, mi hermano menor, que escuchó que regresaba, se acercó a mí.

—Aniue/hermano mayor

—Es Glenn, ¿eh?

Al ver a Glenn mirándome con una expresión preocupada, como si quisiera preguntar algo, rápidamente, caminé hacia la torre.

En este momento, no quería hablar de cualquier cosa que tuviera que ver con ella.

— ¿Fuiste a ver a la princesa?

—Eres molesto, cállate.

—Sin embargo, entiendo los sentimientos de los hermanos mayores.

— ¡¿Qué entiendes tú?!

Con una fuerte mirada, incluso mi hermano pequeño, que se suponía que era el Comandante de los Caballeros, se estremeció.

Yo también estaba frustrado con esta situación.

—Al final. Por fin, justo cuando pensé que sería reconocido, sucede esto. ¿Cómo puedes decir que entiendes mis sentimientos?

Lanzándole esas palabras, mi hermano se volvió con una mirada dolorosa en sus ojos.

¡No quiero tu lástima!

Enojado, mordí mis labios.

—Hermano Mayor…

—No me hagas caso. Está bien si te quedas del lado de Su Alteza.

—Pero…

— ¿Cuántas veces necesito decirlo? No te preocupes por mí.

—Sí.

Declarándolo firmemente, como tal, mi hermano menor se retiró a regañadientes.

Y, con un ritmo rápido, volví a mi habitación dentro de la torre. Ahora mismo no quiero ver a nadie.

—Señor…

La voz de mi subordinado me llamo, pero no lo miré a los ojos. En su lugar, le dije mí petición.

—No dejes que nadie se acerque a esta sala.

—Pero…

—Es solo por hoy, por favor.

Cuando exprimí mi súplica, mi subordinado no dijo nada más y se retiró en silencio.

Sin importar a quién mire, verían que hay algo extraño en mi estado actual, ¿verdad? Sin embargo, es demasiado extraño que ella no pueda verlo.

—Lidi…

Aferrado al escritorio de mi oficina, murmuré el nombre de mi amada.

—Algún día….

Siempre lo había pensado.

Como si el momento fuera malo, parece que no importa lo que haga, mi sueño nunca se hará realidad.

Si ya ha llegado a esto. Pensando en que al menos, ella será feliz en su matrimonio, sonreí desde el fondo de mi corazón.

Si puedo confirmarlo, creo que cuando llegue el momento, podré retirarme galantemente.


Kiara
y esta es la razón chicos, por la que debemos hablar de nuestros sentimientos, hombre no se queden en la friendzone, hagan lo necesario para salir o luego será demasiado tarde. Lo siento por Will pero es que yo soy teamFreed.

| Índice |

6 thoughts on “¡No quiero ser princesa! – Capítulo 27: El Amigo de la Infancia y Su Primer Amor

  1. Lenavamp says:

    Si antes me dolió pues esto lo confirma, se q se altero y se desquito con otros pero es un amor q lleva años guardando, en mi opinión no hizo nada malo hay momentos en q cualquiera deja escapar su frustración x más calmado q sea😔. Yo también soy teamfred pero simpatizo con este personaje
    Gracias x el cap, bella traducción 😘

  2. Mari says:

    Que malo, por muy enojado que estuviera no debió tratar así a su hermanito!!!!

    Todo es culpa de el mismo. Porque debe tratar a otros así?

    Si no es capaz de separar esas emociones y su vida social entonces sigue siendo un crio >:/

    -.-

    Ah~ si llevaba tanto tiempo enamorado de ella. En serio nos e dio cuenta d e que era medio densa y había que decirle las cosas de frente para que entienda?

    Ah~

Responder a Isrla Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *