¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 36: Ella y su alimentación

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


Cuando todo finalmente estuvo listo para desayunar, intenté mover mi cuerpo cubierto con una manta para levantarme de la cama. La comida se preparó sobre la mesa, así que pensé en, al menos, ir hacia ella. Sin embargo, justo cuando me moví para separarme de Freed, un dolor parecido a una descarga eléctrica viajó a mis caderas. — ¡¡Uuu!!

—Lidi, no te esfuerces.

Inclinando mis caderas hacia abajo reflexivamente, Freed extendió sus brazos y rodeó mi cuerpo una vez más. El dolor me hizo inclinarme sobre Freed y respirar bruscamente. Duele…

De alguna manera, la fatiga de todo mi cuerpo se sintió peor que cuando me desperté. Sentí que mis ojos se llenaban de lágrimas. Levanté la vista a la razón de mi sufrimiento, pero Freed desvió su mirada. Su cara estaba roja. Arqueé mis cejas ante su reacción fuera de contexto.

—Umm, estoy realmente enojada, ¿sabes?… ¿Freed?

—Lo siento, el rostro lloroso de Lidi es demasiado lindo

— ¿Quién crees que me hizo incapaz de moverme y me dejó con mucho dolor?

Lo fulminé con la mirada haciendo un puchero, pero él solo me dio unas palmaditas en la cabeza, mientras murmuraba continuamente “linda~, linda~”.

—Aquí tiene, Su Alteza…

Cuando una voz tranquila llegó a mis oídos, miré por encima del hombro. Clara le estaba tendiendo un plato a Freed.

Pequeñas porciones del desayuno estaban distribuidas en él.

—Su Alteza, teniendo en cuenta el estado de la Princesa, pensé que sería mejor comer en la cama hoy.

El único testigo de mi incapacidad es la Dama de la Corte, quien guió la comida a donde estamos, Freed estuvo de acuerdo.

—Está bien. Eso será lo mejor. Lidi, no tienes que forzarte a moverte. Es un poco mal educado, pero comamos nuestro desayuno en la cama.

Freed aceptó el plato de Clara. Sin querer, dejé que mis ojos lo sigan. Freed notó mi movimiento y soltó una carcajada. Tomó una uva pelada del plato y la acercó a mis labios.

—Aquí, di aahh~. Muerde~.

Kiara
Yo tambien quiero que me den de comer, y más aun si es un chico guapo

Mordí la uva ofrecida, sin ninguna duda. Estaba fascinada por el sabor fresco que se extendía en mi boca.

Aaa, como se esperaba, los frutos del palacio son diferentes.

Mi casa, la residencia del duque, recibe deliciosas comidas, pero, como es de esperar, las comidas del palacio real son más extraordinarias.

Mastiqué la fruta hasta que estuvo bien tragarla. Debido a la uva, sentí que la sensación de hambre se hacía más fuerte.

Queriendo comer más, miré fijamente a Freed. Salió de su aturdimiento y rápidamente me ofreció una más.

—Aquí, muerde. Yum…~♥

Al sentir una profunda felicidad, mis labios se aflojaron en una sonrisa.

Coloqué ambas manos en mis mejillas, inmersa en el sabor de la uva. Y luego, me di cuenta de que, por alguna razón, Freed estaba temblando a mi lado.

—Freed, ¿qué pasa?

Cuando lo llamé y le pregunte al respecto, Freed, que me estaba mirando, se puso rojo y se tapó la boca con la palma de la mano.

—No…no había pensado que lo comerías obedientemente…hablando de eso, Lidi, ¡qué pasa con esa cara! ¡¡Eres demasiado tierna!! ¡¿Hasta dónde me vas a torturar?!

— ¿Torturar? Solo hazlo una vez más…quiero decir, no puedo moverme, así que si me vas a alimentar, entonces comeré.

No sé de qué estaba agonizando, pero debido a esta situación de él alimentándome, parecía estar contento. Incliné mi cabeza ante los inusuales gustos de Freed. En cuanto a mí, realmente no importa si soy alimentada por él o por mi misma. Puede sonar extraño, pero ya estaba acostumbrada a este tipo de actividad. Por lo tanto, no lo pensé como algo vergonzoso.

—Entonces, ¿qué te gustaría hacer?

A mi no me importa…si me van a dar de comer de todos modos, me gustaría comer esa ensalada a continuación. No tenía la intención de contenerme. Le conté de mi deseo, tal como era. Mientras lucía una cara complicada, Freed habló.

—Por supuesto que te alimentaré. Pero, Lidi, quiero preguntarte algo. No me digas que, ¿estás acostumbrada a este tipo de cosas?

Continué comiendo la ensalada, mientras asentía con la cabeza a la pregunta de Freed, sin tener idea de cuál era su intención. Tragué virtualmente la comida, antes de recordar y decirle.

—Sí, bueno. A Will parecía gustarle alimentarme. Siempre me alimentaba después de que volvía a casa de una fiesta vespertina y estaba demasiado cansada para moverme.

Fue cuando estaba completamente agotada y no podía comer. Durante esos tiempos, Will me cuidaría heroicamente. Diciendo “come apropiadamente”, con una cara inexpresiva. Creo que casi era como un papá pájaro.

— ¿Quién es Will? —Freed preguntó en voz baja.

—Creo que Freed ya lo conoce, es el comandante de la división mágica de este reino. De hecho, en realidad, es mi amigo de la infancia. 「

—Hooo, él es…

Revelé mi afiliación de Will como una respuesta. Por los rumores, parecía que los dos tenían una relación de confianza, por lo que, naturalmente, Freed lo conocería. Sin darme cuenta de la voz, cada vez más suave de Freed, rápidamente, tomé la comida que quería comer a continuación.

En silencio, él acercó el sándwich a mi boca. Me alegré al instante y le di un mordisco.

Ah, este sándwich de huevo es excelente. “Delicioso~”. Me alivió la existencia de la mayonesa en este mundo. Cuando me di cuenta de que existía, quise saltar de alegría.

Como poseía recuerdos de mi vida pasada, no podía perdonar un mundo sin mayonesa. ¡Si la mayonesa no existiera en este mundo, seguramente, hubiera sido una evangelista, difundiendo la grandeza de la mayonesa en todo el mundo!

La mayonesa es indispensable en un sándwich de huevo. Debido a su rico sabor, puedo decir que esta mayonesa es casera.

— ¡Como se esperaba del chef del palacio real! Ciertamente, me gustaría conocerlos de primera mano y expresar mis felicitaciones.

Mientras me sumergía deliciosamente, en el sabor de la comida, no me di cuenta del cambio en las palabras de Freed.

Como si fuera un interrogatorio, seguía haciendo preguntas, una tras otra.

—Eso es tranquilizador escuchar. El chef principal estará encantado, también…y luego, Lidi. Ese amigo de la infancia…te refieres al hijo mayor de la casa del duque de Pejegreeni, ¿verdad?

—Sí. Mi padre, realmente no dejaba que nadie se me acercara, así que es mi único amigo de la infancia. Aunque también tenía amigas, ninguna de mis relaciones superaba en longitud a la que tengo con él.

—Acabas de decir “fiestas vespertinas”, ¿verdad? Lidi, ¿asistías a ese tipo de fiestas?

Mordí la siguiente comida que me trajeron.

— ¿Hm? ¡Ah sí! De vez en cuando, sólo cuando no podía rechazar una invitación, Will me acompañaba y asistía. Sin embargo, siempre nos íbamos temprano porque quería evitar ver a la familia real.

A pesar de mis esfuerzos, al final, todavía terminé en esta situación.

—Hmmm, él te acompañó, ¿eh? ¿Asististe a la fiesta de noche del Duque Muller?

Cuando escuché las palabras Duque Muller, al instante, recordé la hora en que regresé a casa. Fruncí el ceño ante el desagradable recuerdo.

— ¡¡Aaaa!! Ese momento fue el peor. No había anunciado que asistiría un miembro de la realeza, y como se solicitó mi presencia con entusiasmo, asistí. Entonces, de repente, escuche que Freed vendría como un invitado sorpresa.

— ¿Por eso te fuiste a casa? Entonces, es por eso que no he visto a Lidi en una fiesta vespertina ni una sola vez. Si nos hubiéramos encontrado, seguramente no te habría dejado ir —murmuró Freed, pero lo ignoré por completo y le pedí otro plato.

Al ver mi actitud desinteresada, Freed dejó escapar un suspiro y me dio la comida que pedí.

Las preguntas insistentes continuaron.

—Entonces, ese día, ¿Will te alimentó también?

—No lo sé, no puedo recordar cada cosa sencilla como está.

Cuando regresamos a casa, los dos estábamos agotados, mi memoria de ese momento es borrosa

No creo recordar si Will me había dado de comer o no.

Eso fue lo que pensé, pero Freed asintió con la cabeza, mientras me miraba como si hubiera comprendido algo.

—Lo hacías lo suficiente como para no recordar…no se sí, debería discutir esto con él, al menos una vez…. ¿Estás satisfecha?

— ¿Hmm?

Estaba agotada por sus continuas preguntas. Entonces, pensé en molestar a Freed un poco, mientras miraba su cara.

—Oye, Freed, has estado hablando de Will desde hace un tiempo y es agotador. No me digas, ¿estás celoso?

Su rostro se enrojeció, una vez más, estaba sin palabras. Me quedé mirando su reacción con perplejidad.

No esperaba esa clase de reacción por parte de él. Estaba estupefacta.

— ¿Freed?

—Eso es correcto.

Aaaa, escucharlo de la persona misma es bastante intenso. Levantó la vista y soltó un gran suspiro, mientras peinaba su cabello hacia arriba. Después, se echó a reír con cara de preocupación mientras me miraba.

—Te digo que estoy celoso. Podrías pensar en mí como alguien sin compostura, pero monopolizar a Lidi en un momento en que no estaba presente es algo que no puedo perdonar.

—Haaa

— ¿Qué pasa con esa reacción indiferente? ¿Lo entiendes? Lo que estoy diciendo es que quiero desgarrarlo de extremidad a extremidad.

—Me molestaría si dices eso. No puedes hacer nada al respecto, y no siento nada por Will. Además…quiero decir, ya se ha decidido que Freed y yo nos casaremos dentro de medio año, ¿no es así?

Además de eso, me entregaste la Flor del Rey. estoy fuertemente unida a ti, ¡de qué podría estar inseguro?

—No es algo que pueda explicar. Simplemente, me siento disgustado por ello. No quiero que ningún hombre se acerque a Lidi.

Me apretó la mano, mientras me veía con una mirada intensa.

Incapaz de manejar su mirada, cambié mi línea de visión a otra parte. En ese momento, vi a Clara y recordé que Freed y yo no estábamos solos en la habitación.

— ¡Freed! ¡La Dama de la Corte!

Cuando declaré su puesto como tal, ella inclinó su cabeza silenciosamente.

—Princesa, por favor, no te preocupes por mi presencia.

Por supuesto que me importa

La excelente dama de la corte no cambió, ni una vez, su expresión facial. Honestamente, estaba asombrada de su actitud profesional, sin embargo, aparte de eso, por favor haga que Freed se detenga. Me miró fijamente, mientras se acercaba. Si no hago nada, seguramente, me devorará otra vez. ¡Comida! Quiero comer…bien, ¿tomar más comida? Usaré todo lo que tenga a mi disposición, le dedique una dulce mirada, moviendo mi cabeza lentamente, indicando que aún tenía hambre, como se esperaba, Freed se puso nervioso.

—Lidi…eso es injusto. Lo estás haciendo a propósito, ¿no?

Lo que sea que quieras decir, déjalo. Incliné mi cabeza tan tímidamente como pude, mientras lo miraba fijamente. Rápidamente, evitó mis ojos.

Por supuesto, yo era consciente de mí misma.

Me reí con un ‘jeje’, mientras me alejaba del tema. Freed abrió mucho los ojos antes de decir: —No se puede evitar…

—Haaa…bien, sigamos comiendo. Pero, Lidi, nunca dejes que Will te alimente de nuevo, ¿vale?

—Mmhmm…lo haré lo mejor que pueda.

No podía prometerlo definitivamente, lo que me impulsó a decir algo similar a un político de algún lugar.  Por eso, Freed pellizcó mi mejilla.

Duele~.

—En momentos así, confía en mí. De ahora en adelante, seré yo quien te acompañe. ¿No es así de simple?

— ¿Es así? ¿No estás ocupado?

Freed negó con la cabeza, mientras le daba a entender que no debería obligarse a hacerlo.

—Ya que soy el prometido de Lidi, es un hecho. No lo confiaré a ningún otro hombre. Asistiré a todas las fiestas nocturnas que Lidi no pueda rechazar.

—De cualquier forma, no asisto a muchas, así que no tienes que preocuparte por eso.

Ya que rara vez asisto a las fiestas nocturnas, es como si el público hubiera venido a verme como a un raro animal. No pensé en salir de mi camino para cambiar su opinión en este punto. Sin embargo, Freed negó con la cabeza.

—No se debe a su baja asistencia. Es por mi propia decisión. Por lo tanto, sé obediente y déjame acompañarte, ¿de acuerdo? Además, dado que eres mi novia, el número de veladas a las que deberás asistir aumentará inevitablemente.

—Ahora que lo mencionas…

Hasta este momento, había estado usando mi supuesta enfermedad como una razón para permanecer en lugares cerrados y lejos de las fiestas, aunque la realeza no asiste a una gran cantidad de fiestas nocturnas, mi estado actual como la Princesa Consorte no me permite evadir esas reuniones sociales. Sin lugar a duda, los rumores acerca de mi condición débil están a la vista.

Al entender esto, me siento cada vez más abatida, Freed, que me había estado observando, me abrazó más cerca.

—Oye, quiero alardear de mi Lidi a todos…aunque la sensación de no querer mostrarte es igual de fuerte. Por eso, hagamos nuestro mejor esfuerzo —dijo en un susurro

—Entonces, ¿volverás a usar tu uniforme?

—Por supuesto, si Lidi lo desea. Sin embargo, a cambio, no te dejaré dormir, ¿vale? —Como le pedí algo, obviamente me exigirá una recompensa, eso era claro. Las implicaciones trajeron a mi mente, las acciones de ayer y no pude evitar sonrojarme.

A pesar de que ya había reflexionado sobre los resultados de mis acciones, por alguna razón, di un pequeño asentimiento y, aunque mentalmente, estaba en desacuerdo, debo estar volviéndome loca.

—Fufu~, buena chica.

Mi reacción hizo que su estado de ánimo fuera completamente alegre y lo impulsó a reírse de una manera encantada. Así, me quedé en sus brazos, mientras continuaba dándome el desayuno.


Capítulo 37 ya disponible en la edición 32 de Kovel Times

| Índice |

2 thoughts on “¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 36: Ella y su alimentación

Responder a Gaby Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *