¡No quiero ser princesa! – Capítulo 4: Su primera vez


Me guió a una habitación de huéspedes preparada para los asistentes a la fiesta.

Aunque era sólo una habitación de invitados, debido a que es un lugar que los nobles usarían, todavía estaba finamente preparado incluyendo algunos muebles. Después de entrar en la habitación y confirmar esas cosas, me sentí aliviada.

Para mi primera experiencia, quiero abstenerme de usar una habitación sólo por el bien de hacerlo si es posible. Aunque tuve experiencia en mi vida pasada, esta sería mi primera experiencia sexual en mi vida actual. ¿Qué hay de malo en querer soñar un poco?

Para confirmar el estado del interior, di unos pasos hacia adentro y oí el sonido de la puerta que se cerraba detrás de mí. Cuando me di la vuelta, el hombre que cerró la puerta se acercó a mí y lentamente extendió su mano.

Él quería abrazarme.

Al darme cuenta de su intención, me quedé en silencio. No había razón para impedir su acción. Además, el tiempo es limitado y quiero que eso suceda rápidamente.

Después de quedarme quieta, como había pensado, me apretó en un abrazo. Su aliento cálido rozó mi oído. Esa sensación era más agradable de lo que había pensado así que me sentí cómoda.

Bueno, parece que sí puedo hacer esto.

—Finalmente puedo tocarte…

― “Finalmente” dices. No tengo memoria de haberte detenido.

Ante las palabras exageradas del hombre, respondí en un susurro.

De repente, parecía que el tiempo se ralentizaba. El hombre me miró mientras decía, —Oh, es cierto.

― ¿Ese era tu objetivo?

―Bueno, me pregunto.

Ya había llegado tan lejos, así que no había manera de decir que no. Había cambiado deliberadamente mi tono de voz para que coincidiera con el lugar del baile pero me pareció cansado y respondí de una manera un poco más casual.

―Así está mejor. De esta manera se siente como si estuviera hablando con el verdadero tú, y me hace feliz.

―Eres extraño. Esta manera es más fácil para mí así que me ahorra algunos problemas… pero no hace demasiado tiempo usted también cambió su manera de hablar.

Él no había expresado sus intenciones todavía, pero si soy suficiente para él, entonces eso es algo bueno. Aún no había cruzado ninguna línea.

Sin querer, empecé a mirar al alegre hombre, como si estuviera viendo algo extraño.

Notando eso, sonrió con más deleite.

―Así que lo notaste. Esa también era mi intención. Aun así estoy muy sorprendido aquí, ¿sabes? De varias maneras… es cierto, respondiendo a la pregunta que me hiciste antes, desde la primera vez que te ví, te desee desesperadamente. Es por eso que decir “finalmente” no estaba mal, ¿o sí?

Mientras hablaba, la sensación de su aliento contra mi oído me provocó escalofríos en toda la piel.

Al darse cuenta de mi reacción, me abrazó con más fuerza.

― ¿Admirándome mientras llevaba una máscara? Ni siquiera soy lo suficientemente crédula para creer tales palabras.

―No es una mentira. Incluso ahora, te deseo tanto que mi cuerpo se ha calentado con tan solo abrazarte. Tal cosa es la primera vez que me sucede… Si me has seguido en silencio hasta ahora, es por que ya no eres una niña. Algo tosco como querer abandonar en este punto, no lo haría ¿o sí?.

Su dulce voz despertó mi deseo.

Con el dedo índice de su mano derecha, levantó mi barbilla y me preguntó con ternura pero firmemente para evitar que me escapara.

Por supuesto, ‘SÍ’ era mi única opción. Esa fue la razón por la que vine aquí, no podía irme sin cumplir mi objetivo.

―Sí. Yo también te deseo.

Después de que lo dije sin rodeos, él se congeló por un momento mientras seguía sosteniendo mi barbilla.

¿Huh? ¿Está preocupado porque dije algo extraño?, me acerqué tímidamente a su mirada y me encontré con sus ojos teñidos de lujuria.

De repente bajó la cara y se echó a reír. Al darse cuenta de mi estado de sorpresa, levantó la cabeza y me miró.

―Ah, mis disculpas. No es lo que piensas. Es porque estoy muy feliz, me alegro. Me alegro mucho.

― ¿Es así? ¡¡Ah!!

¿qué es exactamente lo que quiere decir?, estuvo a punto de preguntarlo cuando las palabras murieron en mis labios al ser sellados con un beso, él me besó como si intentara devorarme.

Así que este es mi primer beso. Mientras pensaba eso, me callé y lo recibí.

La sensación de sus labios sobre los míos se sintió bien, en un principio fue tierno, pero luego me lamió los labios muchas veces y empujo mis dientes con su lengua, incitando mi boca a abrirse, y en cuanto lo hice su lengua exploró el interior de mi cavidad, sin detenerse.

―Nn….Ahh.

Metió la saliva con todas sus fuerzas, y con prisa me la tragué. Al mismo tiempo, su lengua se retorcía libremente en mi boca y se enredaba con la mía, invitadola a hacer lo mismo, cosa que no tarde en hacer.

Una vez más, sus movimientos se detuvieron.

―¿Mn?

Pensando que su reacción era extraña, abrí mis ojos para encontrarlo mirándome con una cara sonriente. En ese momento, una vez más recordé esa sensación que recorrió todo mi cuerpo y me erizó la piel.

Sólo que ahora es aún más fuerte que antes. En lugar de ser el depredador como yo quería, me sentí como la presa que ha sido atrapada por el lobo.

Sintiéndome intimidada, coloque ambas manos en su pecho para empujarlo lejos. Pero él no me lo permite. Abrazándome con aún más fuerza, empezó a besarme aun mas fuerte. Tanto que el sonido de nuestros labios resonaron por toda la habitación. Cuando finalmente soltó mis labios y mi cuerpo me desplome, la fuerza de mis piernas se había evaporado.

Desde que llegué a ser incapaz de soportar tantas emociones a la vez, él ansiosamente recogió mi cuerpo inestable y me llevó a la cama que estaba preparada.

El colchón crujió ante nuestro peso, él me acostó suavemente en las sábanas y se inclinó sobre mi.

―Quiero besar cada parte de tu rostro, pero esta máscara se está poniendo en mi  camino. No hay problema si te la quitó, ¿verdad?

― ¿Eh?

Antes de que yo pudiera preguntarle qué estaba pensando, empezó a quitarme la máscara.

Por reflejo, lo contuve y exprese frenéticamente mientras sostuve la máscara con mi mano, impidiendo que lograra su cometido.

― ¿Por qué razón crees que se llama baile de máscaras? ¡No tiene sentido si se revela el rostro!

No había manera de que pudiera mostrarme como la hija del duque Vivouare aquí.

Si estuviera expuesta, entonces definitivamente no sería abrazada por este hombre. El plan que había preparado meticulosamente se haría cenizas en mis manos.

Para el yo que estaba desesperadamente reteniendo mi máscara, él hizo una expresión de sorpresa y lentamente retiró sus manos.

―Que pena. Entonces, ¿estaría bien decirme su nombre al menos? yo soy…

― ¡No lo haré, y no tengo interés!

Alce la voz, opacando sus palabras de autopresentación.Por favor, no cambie su objetivo a algo más aterrador que mostrar el rostro.

― ¿Eh?

― ¿Qué quieres decir con “Eh”? Por favor, sólo refiérase a mí con el nombre que desee.

―Quiero saber tu nombre.

―Dije que no te lo diría ¿No es eso también contra las reglas?

Después de que dije eso con la mirada fija, él aceptó a regañadientes mientras asentía con decepción.

Sí entendía, desearía que se detuviera con tal tontería.

Además, ¿de qué serviría saber el nombre de una amante de una noche como yo?

―Entiendo. Ciertamente, estaba equivocado, parece que estaba un poco impaciente. La noche aun es joven. Presionar el asunto poco a poco sería mejor, entonces, ¿estaría bien si me refiero a usted como Diana?

Fingiendo como si no oyera las palabras extrañamente premonitorias que salieron de su boca, reaccioné sólo al nombre.

― ¿Diana?

― Porque tus ojos son de un hermoso violeta.

Era el nombre de la Diosa de la noche de este mundo. Ciertamente, los ojos de la Diosa de la Noche eran violetas.

Mientras miraba por encima de mi máscara, aparte la mirada. No había caído en cuenta que la parte del antifaz destinada a los ojos, está totalmente descubierta, así que nuestros ojos se pueden ver claramente.

―Si es lo quieres, haz lo que desees. Entonces, ¿puedo referirme a usted como Apolo?

―El amante de Diana, el Dios del Sol Apolo. Eso es bonito, me gusta mucho.

Mientras acariciaba mi mejilla, Apolo me mostró una expresión de trance llena de éxtasis.

No era como si lo hubiera dicho con un significado profundo. Era simplemente por su máscara dorada. El avatar del Sol, Apolo, poseía un aura dorada. Como el hombre ante mi, los ojos de Apolo también eran azules. Simplemente había surgido debido al nombre asociado de Diana.

―Diana, querida. Te doy mi amor..

La mano que acariciaba mi mejilla se apartó y su rostro se acercó al mío. Con palabras cursi, una vez más selló mis labios y usó su lengua para jugar conmigo.

Este hombre en serio es muy bueno besando.

Anteriormente, me había dado un beso que me hizo perder las fuerzas, pero este tipo de beso también era agradable. Incluso en mi vida pasada, no había experimentado ningún beso como éste. Esto también era similar a lo que Marianne había oído de los rumores. Si es así me siento aliviada por lo que vendrá.

La intuición de que no me había equivocado brotó en mi pecho y empecé a concentrarme en el hombre frente a mis ojos.

―Nn…. Ah….

Entre mis respiraciones, suaves gemidos escaparon de mi boca. Se sentía tan bien, que no pude evitarlo.

Deseando sentir más, envolví mis brazos alrededor de su cuello y lo empujé hacia mí.

Apolo rió suavemente.

―Eres muy asertiva ¿no?

― ¿Odias a las mujeres asertivas?

Desde el inicio de nuestro encuentro, cada vez que yo hacía un movimiento, él dio una reacción inusual.

Dado que este hombre era del tipo jugador, pensé que le gustaría un enfoque más asertivo, así que no me detuve, pero me pregunto si había calculado mal.

―No, es más que bienvenido.

― ¿Es así?

―Hasta el punto en que está bien ser aún más audaz.

―No sé si podré satisfacer sus expectativas sin embargo, haré todo lo posible…

Mientras respondía a su beso, respondí a sus palabras.

La experiencia sexual que había fomentado en mi vida anterior era bastante normal.

Tener expectativas depositadas en mí por un experimentado en dichas artes, era honestamente algo problemático.

―Esto es demasiado.

♦ ♦ ♦

Antes de que yo lo supiera, mi vestido estaba desabrochado y él ya había colado su mano en la abertura.

Él masajeó mis pechos suaves y un gemido escapó de mi boca. No había necesidad de detenerlo esto es lo que deseo.

―Ah.

― ¿Se siente bien?

No podía articular palabras, así que asentí con la cabeza, y él con una sonrisa dibujó ligeramente el centro de mi pecho con sus dedos.

Ante ese movimiento, me sentía extrañamente más sensible de lo habitual e inconscientemente, mi tono de voz se elevó.

―Que linda.

Murmuró en mi oreja, a la vez que mordía el lóbulo suavemente, y el centro de mi cuerpo empezó a calentarse. Era solo el principio de la estimulación, pero se podía decir que estaba mojada.

Dado que toda mi atención se dirigía a las caricias en mi oído, no me di cuenta cuando me desnudo completamente la mitad superior de mi cuerpo, expuesta totalmente expuesta hacia el. Tener mis pechos desnudos presentados ante otra persona es una situación que no había experimentado desde mi vida pasada y me hacía extrañamente autoconsciente.

―N-no, esto es vergonzoso así que no mires demasiado.

A pesar de que ya estaba hasta este punto, lo dije mientras evitaba su mirada y escuché una voz diciendo “me rindo”.

Abriendo los ojos y mirándolo, tenía la mano en la frente y miraba fijamente el techo.

Dejando escapar un suspiro, me miró fijamente.

―Ojalá no me instigaras más. Incluso ahora me estoy conteniendo, ¿sabes?

―Instigando, ¿Como podria hacer algo así… ¡Ah!

Tomo uno de mis pechos con su boca y mi cuerpo se sacudió de sorpresa.

Apolo, lamió y mordió la cima de mis pechos mientras jugaba con el otro en sus manos.

― ¡Ah! ¡¡Ah!!

Se sentía tan bien que un grito inesperadamente lascivo salió de mis labios. Esta es una sensación agradable que nunca había sentido. Cuando estaba pensando sobre lo que vendría después, mi cintura comenzó a oscilar naturalmente y tomé su cabeza en mis brazos intentando acercarlo más.

En respuesta a eso, el vigor de su lengua y manos creció. Sólo por eso, mi deseo aumentó aún más.

― ¡¡Hah…. Aahh-…. Nn…. Más!!

Era consciente de que estaba actuando indecentemente, pero se sentía demasiado bien. No tenía ni idea de querer retenerme.

Quería que tocara mi área más baja. El centro de mi cuerpo palpitaba a causa de un dolor indescriptible y no podía soportarlo.

―Veo que lo sientes. Estoy feliz… entonces ¿quieres que te toque aquí?

Su mano lentamente se arrastró hasta mis muslos, en una caricia suave y pausada y yo respondí a ese estímulo. Todo mi cuerpo se arqueo a el, el solo me estaba provocando pero es insoportable, necesito más.

Por fin dirigió su mano hasta el centro mi excitación y rozó mi línea con sus dedos..

―Estás mojada…

― Es…Por qué…

Su dedo trazó un patrón circundante alrededor de mi hendidura e incapaz de soportarlo, extendí mis piernas para él.

Al darse cuenta de mi reacción, murmuró algo provocativo, como si intentara excitarme.

― Para abrir las piernas por ti misma… Qué linda. ¿Quieres que te toque más?.

―Por favor….

Mi interior me pedía a gritos estímulo. En respuesta a mi obediente súplica, murmuró “Irresistible”.

― ¿Cómo puedes ser tan adorable? No puedo creer esto. Que tal criatura exista… está bien, te tocaré mucho, toda la noche si es necesario.

Diciendo eso, metió un dedo en mi lugar secreto.

Finalmente, recibiendo el esperado estímulo, mi interior se apretó alrededor de su dedo.

―Tan estrecha, oh no aprietes tanto.

Mientras sonreía con ironía, buscando mi punto dulce, movió inquieto su dedo. Se sentía tan bien que cada vez que lo hacía, mis caderas se mecían al compás.

De repente, sus movimientos se detuvieron.

― ¿Qué sucede?

Al perder sus caricias lo miré con disgusto.

Murmuró algo como de “¿De ninguna manera? No, pero, no puede ser”.

― ¿Apolo?

Después de escuchar mi voz, me miró con una expresión de asombro y preguntó tímidamente.

―Diana… ¿Es esta, quizás, tu primera vez?.

Fui expuesta.

| Índice |

5 thoughts on “¡No quiero ser princesa! – Capítulo 4: Su primera vez

  1. Cerezoo-chan says:

    Ja ja ja ja y en respuesta debería decir: “ya no” ha ha 😏😏😏🔥🔥🔥

    OMG espero que sea el príncipe 🤭

    Muchas gracias por el capítulo 💜🌸💜

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *