¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 54: Ella y el tiempo que pasan juntos

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


—Lidi, Su Alteza regresará mañana. Prepárate para que puedas ir al castillo a primera hora de la mañana.

—Sí

Cuando la cena llegó a su fin, mi padre lo mencionó, como si acabara de recordarlo. Ha pasado, aproximadamente, un mes desde que Freed se fue a Tarim.

—Incluso si Lidi no va, ese Free, simplemente, vendría corriendo aquí…huh, esto es increíble.

Mientras comíamos el postre, Alex se unió a la conversación. Por cierto, el postre es daifuku de fresa, como el que le regalé a la señora Delris el otro día, cuando fui a visitarla. Compartí la receta con el jefe de cocina Thomas, y dio a conocer sus resultados hoy.

Aunque me cueste aceptarlo, coincido con mi hermano, oficialmente, regresó y decidió volver a ser el ayudante personal de Freed de inmediato. Pareciendo, extremadamente satisfecho con el daifuku de fresa, se echó otro en la boca.

Al escuchar el comentario de mi hermano, Padre frunció el ceño, sin embargo, no sólo su expresión es severa, la rigidez de su expresión solo se ve empañada por el daifuku en su boca.

—Qué estás diciendo. Lidi es la prometida de su alteza. Es natural que ella vaya saludarlo.

—Bueno, él estaría, absolutamente, encantado si ella va, pero, eso no está bien.

Al escuchar el tono ligero de mi Hermano, Padre levantó la vista al cielo.

—Eso es verdad, además, también tienes que ir mañana. Cuando regreses, tienes que saludar a Su Majestad y a Su Alteza.

Mientras decía esto, padre recogió, el nuevo sabor, un daifuku de frijoles salados. Traté de sorprenderlos al debutarlo junto con el daifuku de fresa, y parece que se ha convertido en el favorito de mi padre.

Hermano asintió fuertemente, a las palabras de padre.

—Iré, iré. Sería estúpido perderme el evento principal de está emocional reunión. ¿Por qué crees que regresé? De todos modos, me haré cargo de Glenn después, incluso si no quiero…por cierto Lidi, esto es realmente delicioso

—Gracias.

¿No acabo de ser tratada con indiferencia? Intente fruncir el ceño, pero él recogió otro daifuku de fresa.

Me da un ardor de estómago con solo mirar. ¿Ya ha comido 5?

A pesar de su expresión exasperada, Padre se llenó las mejillas con daifuku de frijoles salados. Son iguales…ciertamente, son padre e hijo…ugh.

—Qué es lo que estás esperando…

—Es que la calma habitual de Freed se romperá. Tengo ganas de reír solo de imaginarlo.

Fue divertido escucharlo hablar de eso, después de estas palabras, esta vez, mi hermano alcanzó un daifuku de frijoles salados. Pero, padre lo detuvo.

—Ah, pero qué fue eso…

Levantando sus hermosas cejas, mi hermano le reprochó al padre.

—Eso es grosero con Su Alteza. Y, esto es mío.

—Viejo, eres un tacaño.

Aunque no fue gran cosa, mi hermano se opuso. Habiendo arrebatado el daifuku salado de mi hermano, el padre se rió con satisfacción.

Pero, espera un minuto. Lo que están haciendo no es más que una lucha de bajo nivel por el daifuku.

¿Qué están haciendo estos dos hombres adultos con un alto estatus social?

—De todos modos, será mañana por la mañana. Su Alteza llegará cansado, así que cuídalo como su prometida.

Mientras masticaba el daifuku, padre me dijo con una expresión seria.

En serio, tengo ganas de dejar de escuchar.

— ¿Con cuidar, quieres decir con su cuerpo? Jaja. Si eso sucede, no la dejará ir a casa, ¿verdad?

Tomando un daifuku recién traído por el cocinero, mi hermano hizo una sonrisa radiante.

Hermano mío, ese chiste no es cosa de risa. Imaginándolo un poco, me quedé en silencio y, con un daifuku en la mano, las cejas de mi padre se torcieron.

—Alex, todo lo que estás diciendo es demasiado vulgar.

—Ji, ji, viejo, no te preocupes por detalles menores. Si esos dos se encuentran, eso es inevitable.

Esquivando fácilmente la ira de padre, mi hermano rápidamente comió un daifuku de frijoles salados.

Mientras decía —ah, esto es bueno —tomó otro. ¿Cuántas ganas tiene de comer?

Al ver que a mi Hermano no le importaba en absoluto, la voz de mi padre se endureció.

—Se trata de la disciplina del sucesor de la casa ducal. ¿Cuándo te acostumbraras?

No, enojarse o comer. Asombrada por la actitud de Padre que, a pesar de su furia, nunca soltó el daifuku, lo llamé. Por cierto, dejé de comer hace mucho tiempo.

Al ver cómo comen esos dos, perdí el apetito.

—Padre, por favor, cálmate. La naturaleza del hermano mayor es así. No creo que su actitud, un tanto vulgar, cambie.

—Mi Lidi y Alex son muy especiales.

Cuando dije mis verdaderos sentimientos, mi madre, que está frente a mí, dejó escapar una risa aguda. Madre también terminó de comer. Ella solo comió un daifuku de fresa. Así es, normalmente, eso sería satisfactorio.

—Madre, solo dije la verdad.

—No hay problema, la inocencia fingida de Alex no pierde con la tuya. Solo me preocupa por el cuándo, Alex traerá una novia a casa.

Estuve totalmente de acuerdo con mi madre, suspire pensando en el momento en que empiece a molestar con querer nietos.

—Esta es una pregunta difícil, madre. No importa cuán audaz sea la persona, creo que ella huiría, incluso descalza.

—Por lo tanto, mírate a ti misma. O más bien, hablando de actitud, Lidi, tú también, pero incluso el viejo es completamente diferente en el castillo.

Mientras hablaba con mi madre sobre el problema de la esposa de mi hermano, él interrumpió por la fuerza nuestra conversación.

De repente, es difícil creer que el padre frente a mí, sea la persona llamada el primer ministro de cabeza fría. Insistente, ruidoso. El es completamente diferente.

Pensé que sí, pero mi padre se opuso.

— ¡Porque ustedes dos siempre usan ese tono, termino gritando!

—Que desagradable. Por favor, no me molestes con el hermano mayor

De nuevo, me agruparon con mi hermano. Como no podía permitir que protestará, mi hermano respondió que no podía estar de acuerdo.

—No, no recuerdo haber manipulado mi entorno tanto como Lidi.

—Lo mismo digo

Me frunció el ceño con irritación y, tal vez, encontrando molesto continuar hablando, mi hermano me ignoró y recogió otro daifuku de fresa. Me sentía cada vez más disgustada y desvié la mirada.

Creo que hay un estómago separado para los dulces, pero creo que debe haber un límite.

¿Por qué no sube de peso?

—Eei, ustedes dos se parecen entre sí. ¿Por qué no se dan cuenta de cuánto me siguen preocupando…?

Desearía que mi padre, al menos, se limpiara de la boca el polvo blanco, antes de decir una frase tan importante con un suspiro.

Es realmente patético, pero esta es la verdad de la casa ducal número uno en este país.

El padre es el primer ministro audaz y sagaz, el hermano mayor es el sucesor de una casa ducal con un futuro prometedor como ayudante personal del Príncipe Heredero.

Normalmente, sólo disfrutarían de una conversación sofisticada, entonces, ¿por qué esta sala descendió al caos?

Padre y hermano están luchando infantilmente por el daifuku, de lo que están hablando, también es más que ridículo.

Es completamente, como una charla en la mesa de la gente común.

No, ciertamente, están hablando del Príncipe Heredero, pero, si esto fuera conocido por otros nobles, no tengo dudas de que estaríamos tan avergonzados que no podríamos mostrar nuestras caras en público. La razón por la cual nuestro sistema de seguridad es tan extrañamente fuerte, podría ser para que nuestros servidores no expongan la desgracia de su empleador. Tengo una corazonada de que se debe a eso.

—Querida, está bien dejar de preocuparte en exceso, ¿sabes?

—Rosina…

Con el consuelo de mamá, papá finalmente se calmó. Aprovechando la pausa en la conversación, rápidamente, abandoné mi asiento.

—Entonces, me disculparé con esto.

Por favor, coman daifuku a gusto. Me pregunto cuánto tiempo puedes seguir.

Dejando a los dos que todavía querían comer, regresé a mi habitación.

♦ ♦ ♦

— ¡Jajajaja! La conversación de la princesa fue muy divertida

Cuando volví a mi habitación, Caín estaba riendo. Parece que escuchó la estúpida conversación hace un momento.

Cuando le pregunté dónde demonios estaba, respondió ligeramente que estaba por encima del techo.

¿Es él un ninja? Si, debe ser uno.

Me pregunto a dónde va y qué hace cuando no está conmigo. Ahora que lo pienso, desde que formamos el contrato, Caín desaparece, casualmente, de mi lado muchas veces. No es que no me preocupe a dónde va, pero no lo mencionaré deliberadamente. No quiero atarlo, creo que está bien si hace lo que quiere.

—Que incluso el Primer Ministro y el sucesor de una casa ducal actúan así. Que desastre. Debes haberte sorprendido.

Mientras suspiraba, Caín que seguía riéndose, sacudió la cabeza.

—En lugar de sorprenderme, no podía creerlo. A menudo me colaba en las mansiones de los nobles por trabajo, pero, es la primera vez que veo algo tan interesante. Bueno, pensándolo bien, como son la familia de la Princesa. Esto es natural, ¿eh?

Ese “trabajo” que mencionó debe ser su trabajo de asesino anterior. Recientemente, aprendí que la moralidad de Caín es, para ser honesta, nula.

Cuando escapó del gremio de asesinos, pensé que se debía a que se cansó de matar, pero ese no parece ser el caso. Dijo que solo quería cumplir el último deseo de su padre, y que no tiene reparos en matar.

Por el contrario, ¿no está bien deshacerse de los obstáculos? El es así. Matar es la primera opción que se le ocurre.

— ¿Vas a ir al castillo mañana?

Mientras me sentía un poco complicada, Caín confirmó mi asistencia. Parece que también lo escuchó allí.

—Sí, ya que Freed regresa, lo saludaré a primera hora de la mañana.

—El prometido de la princesa. Lo pensé antes, pero lo llamas por un apodo. ¿Te llevas bien con él?

—Es porque me lo pidió tan insistentemente, que no pude negarme, pero, Freed por fin regresa de la supresión de Tarim.

—La costumbre de Wilhelm, la supresión de Tarim en invierno, eh…

En cuanto lo dijo, Caín cruzó los brazos como si tratara de recordar algo.

—El príncipe heredero de Wilhelm…ah, eso. El tipo con el apodo del príncipe heredero sin defectos.

— ¿Entonces, conoces al príncipe heredero?

—Después de todo, tengo el apodo de Shinigami rojo, parece que mi suposición era correcta, así que ese tipo es el prometido de la princesa —dijo con ojos brillantes llenos de admiración —según los rumores, el Príncipe Heredero es absurdamente fuerte, ¿no es así? Incluso en Sahaja, a menudo, escuchaba sobre él. Más bien, se dice que Sahaja no puede atacar descuidadamente este reino, debido a ese Príncipe Heredero.

He oído de mi hermano que es fuerte, pero es algo para alardear tanto, ¿eh?

Quizás interesado, Caín se inclinó hacia delante y preguntó.

—Hey, ¿qué tipo de hombre es ese Príncipe Heredero?

— ¿Qué tipo…?

Preocupada, repetí. ¿Cómo debería responder? ¿Mi impresión de Freed?

En primer lugar, su apariencia es sobresaliente. Cada parte está terriblemente bien proporcionada, es una clase de belleza rara vez vista. Pelo rubio, ojos azules, cuerpo alto, delgado y entrenado con músculos bien definidos. Su personalidad tiene un aspecto perverso, pero es fundamentalmente gentil. Ah, pero es una pena que su disposición sexual sea inigualable, pervertida y brutal.

Es hábil en el sexo, pero ataca sin piedad, incluso cuando digo que me es imposible continuar, no se detiene.

Ah, pero una vez que termina, me mima con todo su corazón. Es cómodo ser abrazada por él, y me gusta que me acaricie cabello. Cuando me sonríe con la cara encantada… ¿Eh…?

— ¡Uwaaaaaaa!

—Oi, oi … ¿Princesa?

¡¿En qué estaba pensando ahora mismo?!

Quiero golpearme la cabeza contra la pared. No puedo creer que haya tenido pensamientos tan terriblemente eróticos. He sido corrompida, no puede ser, tengo que calmarme.  ¡¡Cálmate Lidi!!

Caín me miró respirando con dificultad, preocupado.

— ¿Está todo bien?

—Estoy bien, no hay problema.

Aparte de lo que hay en mi cabeza.

—Ya veo.

Recuperé el aliento y sonreí torpemente. Vamos a pasarlo por alto.

—Bueno, la situación de Freed no importa. Caín, ¿también vendrás mañana?

—Es natural que acompañe a mi maestro. Es la primera vez que iré al castillo del reino de Wilhelm, así que seguiré investigando tranquilamente

—La primera vez en este país, ¿eso significa que te has infiltrado en castillos en otros países?

—Ah, sí.

Como si fuera algo normal Caín lo afirmó fácilmente, dejé caer mis hombros, así que después de todo es alguien sobresaliente. Al final, no le he dicho a mi padre sobre Caín.

Hay demasiadas cosas turbias sobre él, ya que, sinceramente, me preocupa que sea investigado, tengo la intención de permanecer completamente en silencio hasta que lo descubran. Mientras Caín no se equivoque y se exponga, todo está bien, además, ya me acostumbré a su presencia.

—Incluso si digo que no puedes, no escucharás, ¿no es cierto? No voy a evitar que vengas, pero asegúrate de que no te descubran los guardias del castillo.

—Hah, quién se equivocaría así.

Caín se rió, así que le advertí.

—Incluso si por casualidad te descubren, tienes, absolutamente, prohibido hacer cosas como borrar a los testigos.

Sin respuesta. ¿Por qué se queda callado?

— ¿Caín?

Cuando lo presioné, chasqueó la lengua y luego asintió de mala gana. Peligroso. Este niño, absolutamente, tiene ganas de matar.

—Si la princesa lo dice. Entiendo. Cuando no se pueda evitar y tenga que deshacerme de mis testigos, me detendré antes de matarlos.

—Gra…gracias

Él no parece entender mucho. Si aparece un guardia del castillo medio muerto, atacado por una persona sospechosa. Causaría muchos problemas. Y el culpable es alguien relacionado conmigo. Convencí a Caín con una cara seria.

—Realmente, te lo suplico. No puedes ser descubierto, ¿de acuerdo?

—Sí, sí.

Cuando puse mis manos sobre los hombros de Caín y lo dije, mientras ponía fuerza en ellos, su rostro tembló levemente, aun así, respondió con firmeza.

Me pregunto si Caín realmente no se equivocará de alguna forma. Aunque lo prometió, me sentí extrañamente preocupada y apenas pude dormir esa noche.

| Índice |

8 thoughts on “¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 54: Ella y el tiempo que pasan juntos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *