Vida después del matrimonio – Capítulo 11: Un buen pasto no es comida para un caballo arrepentido.

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


Soy un buen caballo que nunca volverá a pastar en un viejo prado.

Desde que regresamos de mi hogar paterno, incluso se podría decir que los sentimientos entre Han Lei y yo se intensificaron rápidamente, todos los días fueron súper dulces, mi esposo buscaba diferentes excusas para llevarme a su oficina y besarnos, por supuesto, era durante las pausas para el almuerzo o cuando no estaba ocupado por el trabajo.

Hoy, hace un momento, nos separamos de mala gana de nuestro acostumbrado beso en el estacionamiento de la compañía, y ahora, después de sólo unas horas, recibí una llamada de Han Lei, pidiendo que vaya a su oficina. Continue reading

No quiero ser amada – Historia extra 5: Quería ser amada

Traducido por Maru

Editado por Sharon


Y así, después de pasar un tiempo así junto con Igor, volvió a su oficina en casa. Cuando estaba en la habitación junto con Rihannan, él mismo le daba de comer galletas y hacía otras cosas cariñosas como frotar sus dedos que habían estado sujetando agujas de tejer durante mucho tiempo. Pero incluso mientras hacía esas cosas, Rihannan sintió una leve sensación de inquietud.

¡Definitivamente algo anda mal!

Continue reading

No quiero ser amada – Historia extra 4: Quería ser amada

Traducido por Maru

Editado por Sharon


Ella no sabía cuándo comenzó, pero su expresión comenzó a no verse tan bien un día. Al principio, pensó que era porque tenía mucho trabajo que hacer y estaba ocupado. Se habían estado gestando numerosos problemas entre las fronteras de Arundel y el imperio de Raven en los extremos del sur, y debido a eso, era difícil incluso ver el rostro de Igor durante unos días.

Trabajaba toda la noche hasta caer medio dormido en la cama, y ​​aunque sostenía a Rihannan en sus brazos mientras dormían, cada vez que ella despertaba, su costado siempre estaba vacío. A veces, cuando dormía más temprano en la noche antes que Igor y se despertaba en el medio, todavía veía que él ya se había ido y no estaba a su lado. Su expresión parecía transmitir que debido a la situación no tenía tiempo libre para sí mismo.

Continue reading

No quiero ser amada – Historia extra 3: Hertia Cesca

Traducido por Maru

Editado por Sharon


Una vez que Hertia dio un paso al frente, el plan pareció ir bien. Para construir un reino unido que pudiera enfrentarse al imperio Trulz, Hertia envenenó primero a la familia real de Chrichton. Como era algo que había planeado durante tanto tiempo, nadie pudo darse cuenta de que en realidad no fue una enfermedad contagiosa lo que los mató a todos.

Como la familia real que tenía una línea directa del linaje del rey había muerto repentinamente, Crichton estuvo sumido en un gran caos por el próximo sucesor. Si los nobles que la propia Hertia plantó simplemente insistían en cómo Igor era apto, entonces podría haber terminado bien.

Continue reading

No quiero ser amada – Historia extra 2: Hertia Cesca

Traducido por Maru

Editado por Sharon


Un bebé que acababa de empezar a aprender a caminar abrió la puerta y entró. El niño con el pelo negro brillante miró a Hertia, se rio y caminó hacia ella. La niñera que lo perseguía entró apresuradamente y lo recogió.

—Mis disculpas, princesa. Igor ha estado demasiado activo últimamente y…

Aun así, la niñera no salió de la habitación de inmediato y la miró, estudiando repetidamente su expresión. Esperaba que Hertia se sintiera atraída para que cargara al bebé al menos una vez.

Continue reading

No quiero ser amada – Historia extra 1: Hertia Cesca

Traducido por Maru

Editado por Sharon


—¿Por qué tenía que ser una niña…?

Cada vez que escuchaba el tono decepcionado de su padre diciendo esas palabras, Hertia bajaba la cabeza. No era solo ella, ya que su madre también haría lo mismo. Una mujer que no dio a luz a un niño era una delincuente, y la hija de un delincuente también lo era. Incluso si esa mujer era una princesa de un poderoso país vecino, no significaba que pudieran escapar de esta antigua tradición.

Continue reading

¡No quiero ser princesa! – Historia Paralela 19: Conflicto de amigos de la infancia (3)

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


—Eso es bueno, la determinación de Su Alteza de casarse se ha fortalecido.

—Sí, tienes razón.

—Nn, no estás bebiendo en absoluto. ¡Aquí, bebe más!

Durante la fiesta de la victoria, intenté dirigirme hacia Su Alteza, cuando el Marqués Shallum me atrapó en una conversación.

Cada vez que bebe, el Marqués Shallum se vuelve hablador. Al ser atrapado por una persona molesta, suspiré en mi mente. Como era de esperar, comenzó a hablar, antes de que pudiera decirle algo. Me resigné a hacerle compañía por un tiempo, y aunque fue agotador, lo enfrenté.

—Siempre había estado preocupado de que Su Alteza se casaría por deber sin conocer el amor.

—Haa.

La historia del Marqués Shallum sobre Su Alteza es de lo que todos siguen hablando.

Él está contento, al igual que todos. Entiendo eso, pero desearía que no mencionara ese tema conmigo.

Ciertamente, el que Su Alteza se case por amor es una gran noticia para su reino.

Una persona a la que ama y que lo ama, estará siempre al lado del príncipe heredero quien, hasta ahora, siempre había llevado una vida solitaria, qué historia tan conmovedora para los vasallos.

Si tan solo ella no fuera la mujer que amo.

Sin darme cuenta de que aparté los ojos y le di una respuesta a medias, el Marqués Shallum continuó hablando solo como siempre. Obviamente, merece todo mi respeto y debería formar parte de la conversación, pero, ahora es inevitable que lo encuentre irritante.

—Me sorprendió cuando escuché el anuncio de su compromiso. Además, solo falta medio año hasta la ceremonia, ¿no es una velocidad inusual? Todos estábamos preocupados, pero, cuando Su Alteza, finalmente, abandonó su actitud irresponsable me sentí aliviado, parece que necesita de nuestra ayuda. Escuché que Su Alteza aprecia a su prometida a un nivel extremo. Estoy verdaderamente feliz.

—Eso es correcto.

Escuché la misma historia del Marqués Shallum directamente de Su Alteza, hace algún tiempo. Lo entiendo, así que no podría hacerme más daño.

Al escuchar mi respuesta, el Marqués Shallum pareció insatisfecho.

— ¿Qué pasa con esas respuestas desanimadas? Ah, qué hay de ti. Su Alteza ya se estableció. No pasará mucho tiempo antes de que seas el nuevo objetivo.

Esto es incómodo, la conversación se volvió hacia mí.

¿Casarme? Siempre he deseado casarme solo con Ella, así que con quién me casaría ahora.

—No, aun no es el momento.

— ¿Qué, hay una mujer que te gusta? Si eres tú, podrías tener a cualquier mujer que desees.

Sé que no hay nada malo en sus palabras, pero, aun así, me siento irritado.

¿Cómo se atreve a decir eso cuando la única mujer que amo no me mira?

Estaba a punto de responder reflexivamente, pero, me di cuenta de que sería una tontería tratar con un borracho como este. Contuve la lengua y, después de informarle que iré a ver Su Alteza, dejé el lugar.

♦ ♦ ♦

Aunque llegué al lado de Su Alteza, las señoritas de alrededor eran terriblemente desagradables.

Honestamente, me parece repulsivo que una mujer que no me agrada, me dedique miradas coquetas. Ya estaba irritado por las palabras del Marqués Shallum, así que no pude reprimir mi ira cuando ella fue calumniada.

Para mi sorpresa, Su Alteza se enojó realmente con que ella fuera tratada con desprecio.

A pesar de jugar el papel clave en la victoria, abandonó la fiesta de la victoria sin mirar atrás.

Cuando regresamos a la oficina, mientras bebía alcohol con Su Alteza, me perdí en vagos pensamientos. En secreto, observé a Su Alteza, pero él estaba mirando por la ventana.

La Capital Real está en esa dirección. Cuando vi su expresión llena de tristeza, fácilmente, podía imaginar que estaba pensando en Ella.

Su Alteza parecía querer decirme algo, y fue lo mismo para mí.

Tenía ganas de preguntar algo. Pero, ¿qué debo preguntar? ¿Debo preguntarle si habla en serio sobre ella? No, ya lo sé. No puede haber ningún error, Su Alteza la ama sinceramente.

Aunque me duele, porque amo a la misma mujer que él, lo entiendo.

El resultado ya se ha decidido, y es que Su Alteza se casará con ella, ni siquiera pude entrar al estadio. No hay nada que pueda decir.

Finalmente, Su Alteza se abstuvo de decir algo también. Honestamente, estaba agradecido. No sabría responder. Aunque estábamos en silencio, la habitación se sentía cómoda.

Sentí que intercambiamos lo que no podíamos hacer con palabras.

En este momento, es imposible, pero, espero que algún día pueda darles mi bendición.

♦ ♦ ♦

El día que regresemos. Con los soldados reunidos en la Puerta de Transferencia, la puerta se activó. Gracias a la experiencia en su funcionamiento, la transferencia finalizó sin problemas, y el escenario cambió en un instante, rápidamente, estuvimos en el castillo.

Los soldados regresaron con sus familias de inmediato. Todos fueron notificados que son libres hasta la fiesta de celebración de la victoria.

—Debido a que no debería haber grandes campañas por un tiempo, dale un descanso a tu cuerpo.

—Sí. Estoy planeando darle vacaciones a mis subordinados también, ¿está bien?

Su Alteza me llamó. Cuando le pregunté acerca de las vacaciones, Su Alteza se rió y asintió.

—Por supuesto. Todos quieren pasar tiempo con sus familias. Me pondré en contacto con usted más tarde, pero, creo que la solicitud de vacaciones se aprobará en aproximadamente una semana.

—Todos estarán encantados.

Esbocé una sonrisa al escuchar las palabras de Su Alteza. Estuve limitado por un mes. Quiero una pequeñas vacaciones

Entonces, la figura familiar de mi amada persona apareció en la esquina de mi visión.

—Eh… ¿Lidi?

Ciertamente es Lidi. No hay duda con Alex y el primer ministro a su lado. Aunque se por qué está aquí, levanté un poco la mano para que me notara.

Pero, en respuesta a mis palabras, la mirada de Su Alteza siguió la mía.

— ¡Lidi!

La expresión de su alteza cambio en un abrir y cerrar de ojos, su rostro estaba lleno de alegría, realmente, me sorprendió la dulce expresión de felicidad que nunca había visto antes.

Y luego, una vez más, lo recordé. Solo los novios y parientes pueden venir aquí.

Al darme cuenta de que es natural que ella venga aquí como la prometida de Su Alteza, todo mi cuerpo se puso rígido en un instante.

Su Alteza extendió los brazos y la llamó para que viniera. Ella mostró vacilación por un momento, pero, en el instante siguiente, saltó a sus brazos.

Justo antes de llegar a Su Alteza, su brillante cabello rozó mis dedos.

—Ah…

Lentamente, su cabello se deslizó a través de ellos. Y ella misma, pasó delante de mis ojos.

No tuve más remedio que verlo en cámara lenta.

Ella se zambulló en el pecho de Su Alteza con una cara llena de lágrimas, Su Alteza la abrazó felizmente. Siendo el más cercano a este espectáculo, no pude pronunciar ninguna palabra.

—Freed…

—Lidi, estoy de vuelta.

Su dulce voz tenía un calor, obviamente, diferente. Solo eso dejó en claro a quién desea.

Siempre había deseado que las emociones contenidas en esta dulce voz, algún día, se dirigieran a mí. Ese deseo fue aplastado sin piedad. Una vez que la realidad me empujó, cerré firmemente los ojos.

Aunque mis sentimientos no la habían alcanzado, esperaba poder apoyarla. Quería, algún día, bendecirlos a ambos. Ese deseo no es una mentira.

Pero, me di cuenta de que solo había dicho tales excusas para engañarme. Porque, todavía es muy doloroso. Mi corazón está gritando.

En lugar de Su Alteza, quiero ser yo quien esté a su lado, pensé eso, mientras derramaba lágrimas amargas.

Aun así, lo sé. Entiendo que no podré ser elegido. Porque, incluso ahora, ella no me ha notado. Desde el principio, su mirada solo está en Su Alteza.

Al ver a esos dos, que solo pueden verse como una pareja de amantes que intercambian un abrazo apasionado, ni siquiera pude bajar mi mano levantada, estaba completamente paralizado.